El Padre nos habla sobre «Moralidad»

105284771_10158468394119182_5264455806270235349_n

Debemos mantener la etiqueta propia de la ley del amor. Cuando tus suegros vienen a verte, ¿puedes decirles: «Padre, madre, por favor, esperad a que terminemos de besarnos»? Debemos tener modestia y observar la etiqueta adecuada. Un hombre debe guardar la etiqueta propia de un esposo, y una mujer la cortesía propia de una esposa. (112:65, 29 de marzo de 1981)

Los hijos de las familias respetables son educados para ser prudentes en todas las cosas. Cada paso que se da, cada palabra que se pronuncia, cada acción que se contempla debe ser prudente. Los modales son complejos y no es fácil dominarlos. ¿A qué niño le gusta cuidar sus modales?

En esta época de permisividad nadie se preocupa mucho por los modales y, sin embargo, son fundamentales. Si no enseñamos modales a los jóvenes, es nuestra propia ruina: nuestra familia no tiene futuro. Las familias con tradiciones nobles contienen muchos recursos educativos útiles para enseñar a sus hijos a relacionarse bien con los adultos, con los hermanos y con los padres. (42:17, 19 de febrero de 1971)

Las mujeres perseguían a Elvis Presley allí donde actuaba. Intentaban tocarle, agarrarle e incluso saltar sobre él. Si él hubiera anunciado: «Cualquier mujer a la que le guste puede venir a verme esta noche», sin duda habría una larga cola de mujeres en su puerta, muchas de ellas dejando atrás a sus esposos.

¿Cumplen los cantantes como Elvis Presley y los campeones deportivos un propósito bueno o uno malo? Por lo general, estas superestrellas influyen en el mundo de forma satánica. Los hombres y las mujeres que arreglan cuidadosamente su apariencia y se visten a la moda más elegante generalmente tienen un efecto satánico en el mundo. (122:263, 21 de noviembre de 1982)

Violar y abusar del amor es el más grave de todos los pecados. Los hombres y las mujeres que han sido víctimas del amor a menudo quieren suicidarse. Por lo tanto, debemos saber que cometer un pecado contra el amor es peor que el asesinato. (92:79, 20 de marzo de 1977)

El punto crítico de la vida en el que Adán y Eva e innumerables héroes y maestros espirituales a lo largo de la historia han fracasado es el asunto de la pureza de su amor sexual. Es un problema que hoy nadie puede resolver, ni la familia, ni la escuela, ni la iglesia ni el gobierno.

 Yo enseño el mejor plan para mantener la pureza: el «sexo absoluto». ¿Qué es el sexo absoluto? Una vez unidos en matrimonio, tu relación con tu cónyuge es eterna. Formas una relación de amor absoluta que nunca cambiará bajo ninguna circunstancia. ¿Cómo puede ser eso? Es porque como esposo y esposa se aman dentro del amor eterno y absoluto de Dios.

El sexo absoluto no es una obligación solo para las mujeres; también se aplica a los hombres. Es un principio del Cielo que todos los hombres y mujeres deben guardar. Por otro lado, el sexo libre es una tendencia perversa que debe ser erradicada completamente del planeta tierra. Las cosas asociadas con el sexo libre: drogas, violencia, homosexualidad y VIH/SIDA solo conducen a la humanidad por el camino de la destrucción. (288:283-84, 30 de noviembre de 1997)

El sexo libre es como una serpiente venenosa. Su cabeza es como el órgano sexual del hombre y su boca abierta es como el órgano sexual de la mujer. Una mordida de esta serpiente venenosa puede propagar el VIH/SIDA. Una sola mordedura corta para siempre el mundo ideal… ¿Cómo puede la gente vencer a esta serpiente, empleando solo su conciencia?

En su ayuda, las religiones del mundo siempre han enseñado a dominar la carne. Siempre han ordenado: «¡No bebas, no fumes, no practiques el sexo libre!».

Solo el amor que es absoluto, único, inmutable y eterno puede erradicar el sexo libre. La sensación que se obtiene de las drogas o del alcohol o del sexo libre no puede compararse con la alegría y la estimulación absolutas del sexo absoluto. En el sexo absoluto todas las células del cuerpo y de la mente se activan y se conectan al centro único. Es el éxtasis supremo, mucho más allá de la intoxicación del alcohol o las drogas. En su esencia se encuentran la libertad absoluta, la felicidad absoluta, la esperanza absoluta y el cumplimiento absoluto de todos los sueños. Esto es el amor verdadero.

¿Dónde está el lugar donde todas las células quieren unirse? En el órgano sexual [de la pareja]. Todas las criaturas desean llegar al órgano sexual de su pareja como destino final. Los órganos sexuales son el punto de unión del amor, la vida, el linaje y la conciencia. [Según el uso que se haga de ellos] son el punto de partida del cielo o del infierno. (279:174-75, 4 de agosto de 1996)

¿Por qué decimos que un hombre debe amar a una sola mujer? ¿Qué hay de malo en el estilo de vida americano de las aventuras de una noche? ¿Por qué debemos tener un solo amor? ¿Por qué debe haber un solo hombre para una sola mujer? ¿Qué hay de malo en que un hombre ame a varias mujeres diferentes y una mujer ame a varios hombres diferentes? Está mal porque carece de amor verdadero. ¿Qué es el amor verdadero? El amor verdadero de un hombre y el de una mujer es el mismo. El amor verdadero no pertenece al hombre ni a la mujer, sino que es un amor que une a ambos. Por eso, todo hombre le pregunta a su pareja: «¿Me amas?» y toda mujer le hace la misma pregunta a su hombre. Todos preguntan a su pareja: «¿Cuánto me amas?» y se responden mutuamente: «Te amo más que al universo». (118:291, 20 de junio de 1982)

Algunos hombres casados, cuando ven a una mujer bonita, piensan en lo bonito que sería que fuera su esposa. Tal persona tiene dos mentes. Lo llamamos un hombre con mente de ladrón. Satanás comenzó con dos mentes; por lo tanto, es correcto llamar a tal hombre con dos mentes «tipo Satanás». Él no es diferente de Satanás. (Bendición y familia ideal 1.2.6)

El órgano sexual es el más temible de los sentidos, porque el amor fue la causa de la Caída Humana. Por eso las religiones tratan al adulterio como el pecado más grave. El sexo libre que vemos hoy en el mundo moderno es una extensión del infierno. Es el infierno en la tierra y el infierno en el mundo espiritual. (261:303-04, 24 de julio de 1994)

El amor, la vida y el linaje quieren adherirse a los órganos sexuales de los hombres y las mujeres. Son el lugar para conectarse con Dios. Son el lugar donde el Padre Original de todos los seres humanos viene a visitarnos. Los órganos sexuales son el palacio del amor, el palacio de la vida, el palacio del linaje y el palacio de la conciencia. Son el punto de partida. Sin ellos, no podemos encontrar el amor; sin ellos, no podemos encontrar la vida. Sin ellos, no habría forma de que la vida en un hombre y la vida en una mujer se encontraran como una sola. En ellas se encuentran el hombre y la mujer y nace un linaje. También tu conciencia debe estar en concordancia con tu órgano sexual o no podrá manifestarse correctamente.

Cada uno de nosotros tiene amor; cada uno de nosotros tiene vida y cada uno de nosotros tiene un linaje. Preguntando de dónde vienen, aprendemos que están vinculados a los órganos sexuales de nuestros padres. Están vinculados al amor que hay en los órganos sexuales de nuestros padres. Así de preciosos son estos órganos. El núcleo de todas las tradiciones ideales del universo fluye a través de sus puertas. El agua viva de la vida eterna fluye de ellos. Para convertirse en agua viva eterna, debe haber amor. Así que el amor es lo más importante. Así de preciosos son estos órganos. En la naturaleza, las cosas preciosas, los tesoros, no están a la vista. Por el contrario, están ocultos. ¿No es esto cierto para el oro? Está oculto, distribuido en capas de feldespato u otras rocas.

Sin embargo, como resultado de la Caída humana, todo esto se puso al revés. Cada mujer piensa ahora que su órgano sexual es suyo, pero no es suyo. Un hombre nunca puede perfeccionar su amor sin el órgano sexual de su mujer. Del mismo modo, una mujer no puede mantener su amor para siempre a menos que tenga el órgano sexual de su esposo para llevarle amor a ella. Mientras los hombres y las mujeres consideren sus órganos sexuales como propios, no podrán realizar el amor eterno. Más bien, deben intercambiar sus órganos sexuales. El dueño del órgano de un hombre es su esposa, y el dueño del órgano de una mujer es su esposo…

¿Una llave nueva encaja en dos cerraduras diferentes? Hoy en día, algunos profesores con cabeza de chorlito hablan de sexo libre y dicen que esto representa la liberación del amor, o la emancipación del sexo. Son ladrones, y este mundo se ha convertido en un infierno en la tierra por culpa de esa forma de pensar. (300:320-21, 15 de abril de 1999)

Cuando una niña crece y se convierte en una joven, busca a un hombre joven. Pero, ¿encontrará realmente el amor verdadero en él? ¿Puede un joven estar seguro de que puede confiar en su novia? Sin amor verdadero, los hombres y las mujeres no pueden confiar el uno en el otro. ¿Por qué? No entienden que un hombre y una mujer existen por el bien del otro. En cambio, están acostumbrados a utilizar a sus parejas para servirse a sí mismos. Las personas utilizan al sexo opuesto como sirvientes o esclavos porque no conocen el valor del amor verdadero. El primer amor debe durar eternamente. (297:145, 19 de noviembre de 1998)

Cuando eres una persona joven que se acerca a los veinte años, ¿a dónde llevas tu pureza limpia y sin manchas, toda envuelta? La llevas al altar, donde Dios estará encantado de recibirla. Entonces te unes a tu cónyuge, que también ha guardado su pureza. Entonces, cuando Dios los une en el lugar santo [sus órganos sexuales], se convierten en un esposo y una esposa santos.

Tu pureza debe ser tu orgullo. Sin embargo, si piensas que puedes usar tu órgano sexual libremente a la manera de los perros o de los cerdos, sería mejor cortarlo o desenterrarlo. (64:85, 24 de octubre de 1972)

No debes manchar tu inocencia durante la adolescencia. Es el precioso período en el que puedes superar e indemnizar la pena de Adán y Eva, que perdieron su inocencia durante su juventud. Debes conservar tu inocencia preciosa y limpia. Debes tener la integridad y la resolución de decir: «Aunque tenga que vivir solo durante mil años, no permitiré que nadie viole mi amor».

Mi tradición y enseñanza es que no puedes sostener a tu pareja de amor a menos que hayas amado a tu pueblo y a tu nación. No puedes sostener a tu pareja de amor a menos que hayas amado al mundo.

No puedes mantener tu pareja de amor a menos que hayas amado a Dios. Una vez que has amado a Dios, has amado al mundo y has amado a la nación, entonces puedes amar a tu pareja. Esta es una regla fundamental. (37:108, 22 de diciembre de 1970)

Ha llegado el momento en que tanto los hombres como las mujeres deben guardar su castidad. Si un hombre da un paso equivocado y pierde su castidad, es como si todo su clan cometiera una grave ofensa contra la Voluntad de Dios.

Ha llegado el momento en que ya no es aceptable que un hombre mayor tenga una aventura secreta. La promiscuidad de un hombre arruinará a todo su clan. Una vez que se entienden las enseñanzas unificacionistas no se puede hacer eso. (Bendición y familia ideal 1.2.6)

Pienso que sus hijos deberían casarse a una edad temprana, porque quiero que estén seguros de casarse con su primer amor. Si cada uno de ustedes hubiera conocido a su cónyuge durante la adolescencia con su primer amor intacto, serían tan felices. ¡El primer amor es tan puro! Se acercarían a su cónyuge como un niño puro que ama a su madre y a su padre. Un hombre y una mujer tan amorosos crean una pareja ideal y dan a luz a hijos maravillosos. (118:310, 20 de junio de 1982)

En el mundo occidental, los hombres y las mujeres se dan la mano y se abrazan de forma tan casual que no sienten ninguna sensación especial. En Oriente, sin embargo, los hombres y las mujeres rara vez tienen contacto físico entre sí. Por eso, si simplemente se rozan, sienten una chispa eléctrica.

¿Qué es mejor, que los hombres y las mujeres tengan un contacto físico frecuente o que se abstengan de tocarse hasta que sean completamente maduros? Cuando la electricidad chispea, ¿prefieres que sean 50 voltios o 100 voltios? Por lo tanto, hay que esperar. ¿Qué opinas? ¿Deben los jóvenes salir juntos, tomarse de la mano y besarse antes de casarse? Deberían esperar y abstenerse de tocarse hasta que estén completamente maduros, como una manzana que se ha vuelto totalmente roja. Entonces, incluso al tocar la mano de tu pareja sentirás una excitante chispa eléctrica. Sin embargo, la mayoría de las mujeres estadounidenses nunca experimentan la sensación completa del primer amor, porque, habiendo disipado su electricidad, la carga restante está solo a 50 voltios o incluso a 30 voltios. ¿Ahora qué piensas del amor al estilo estadounidense?

Satanás utiliza este y muchos otros métodos para invadir el reino del amor de alta intensidad. Para un adolescente puro, una chica es como un palacio de los misterios. Del mismo modo, para una adolescente pura, un chico es como un palacio de misterios. Pero hoy en día, ¿dónde está el misterio? Los chicos y las chicas se comportan como animales. Se aman como perros y gatos, sin ningún amor vertical. (125:103, 13 de marzo de 1983)

La vida religiosa es aquella en la que tu conciencia tortura a tu cuerpo hasta que se rinde. Una vez que la carne está completamente muerta, tu conciencia debe ocuparla para que nunca pueda volver a la vida. Así, la mente debe dominar a la carne.

Por lo tanto, debes darle la vuelta a tu forma habitual de ver y mirar al frente. Tus ojos, que han estado mirando las cosas 180 grados en sentido contrario a como deberían hacerlo, deben ahora girar 180 grados en sentido contrario a su anterior forma de ver. Mientras que antes, cuando estabas en el lado satánico, mirabas por el ojo izquierdo, ahora debes mirar por el ojo derecho. En otras palabras, tus ojos, que no podían ver bien porque estaban desviados 180 grados, deben unirse a tu conciencia y volver a su lugar original, regresando al lado derecho después de haber girado 360 grados. A partir de ese momento, tus ojos pueden ver cualquier cosa porque ves con los ojos de la mente original. (261:303-04, 24 de julio de 1994)

El sexo libre, la homosexualidad, el movimiento lésbico y otros similares destruyen los derechos humanos y la dignidad. (Camino de la Unificación 5.2.4.2)

El sexo libre es lo que más le gusta a Satanás. Dios es todo lo contrario. Dios quiere «sexo absoluto». Los arcángeles no tienen pareja, por eso ha surgido la homosexualidad y el lesbianismo. Con Dios, en cambio, hay pareja absoluta.

Ahora son los Últimos Días, cuando estamos cosechando las semillas del sexo libre que Adán y Eva sembraron en el Jardín del Edén. Es por eso que el sexo libre es desenfrenado en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. Es por eso que las familias se están rompiendo. Estos son los frutos satánicos de los Últimos Días. En este mundo lleno de sexo libre, la gente dice: «Está bien que los hombres se casen entre sí» porque no tienen una pareja absoluta de amor. (282:27, 16 de febrero de 1997)

Satanás ha trabajado para romper la base del amor duradero; de ahí que el sexo libre, la homosexualidad y el lesbianismo sean desenfrenados. La homosexualidad y el lesbianismo crecieron de las semillas del arcángel; por eso no tienen compañeros de amor eterno. Satanás está haciendo que la gente de todo el mundo exponga más sus cuerpos y los arrastra en dirección a la muerte. La humanidad está experimentando su destino final como descendientes del arcángel, que instiga la muerte a todos. (279:121, 1 de agosto de 1996)

¿Podría existir la homosexualidad en un mundo que se rige por los principios del Cielo? El lesbianismo, el alcoholismo y otras cosas similares existen porque las personas sufren de desajustes emocionales. Sufren en este mundo, que es un infierno en la tierra. Nosotros, en cambio, nos esforzamos por vivir en el Reino de Dios, por lo que nuestro modo de vida es 180 grados diferente al de ellos. (243:191, 10 de enero de 1993)

Si practicabas la homosexualidad antes de unirte a la Iglesia de la Unificación y todavía no has terminado con esas relaciones, irás directamente al infierno. Una vez que te sientas profundamente conmovido por la verdad, todo ese viejo estilo de vida debe huir de ti. Has nacido de nuevo. Ahora, por mucho que antes lo disfrutaras, tu corazón te dice que no. Por lo tanto, no tienes nada que ver con ello. Si no puedes subyugar esos sentimientos, debes arrepentirte, orar y lamentarte con lágrimas. (219:233, 8 de septiembre de 1991)

Sabes en tu conciencia que la bebida, el libertinaje y el juego están mal. Por eso también la sociedad restringe estas actividades. Son las que arruinan la base de la vida. Las transgresiones del amor arruinan la familia y el juego arruina la sociedad. (320:135, 1 de abril de 2000)

Satanás despliega sus armas. Primero, despliega su arma aérea: el tabaco. A continuación, despliega su arma líquida -el alcohol- y, por último, su arma sólida -las drogas-. Con estas armas pudre los espíritus de las personas, pudre sus cuerpos, y a través de las fosas nasales pudre los pulmones. Por lo tanto, no bebemos alcohol. No fumamos. No tomamos drogas. Estas tres son las armas de Satanás para destruir a la humanidad. Son armas temibles porque impiden que el espíritu se comunique con el Ser Divino. (126:71, 10 de abril de 1983)

El tabaco es un arma de tentación. Cuando una mujer le pide a un hombre un cigarrillo, el resultado habitual es el sexo casual. En Oriente, los hombres fuman, pero se considera que una mujer no puede fumar. Una mujer que pide un cigarrillo a un hombre le está invitando indirectamente: «¡Tengamos sexo!». El cigarrillo es el cebo. Un hombre que invita a una mujer a compartir una bebida es otra forma de pedir sexo. Lo mismo ocurre con el consumo de drogas. Una vez que están intoxicados, el hombre hace lo que quiere con ella, y ella hace lo que quiere con él. ¿Qué hacen? Practican el sexo libre. (287:118-19, 19 de septiembre de 1997)

Un hombre puede ser un esposo y un padre con muchas responsabilidades en el hogar y, sin embargo, continuamente descuida a su esposa e hijos y se va al bar local, buscando solo su propio placer. ¿Es esa persona más susceptible a Satanás o a Dios?

Mientras está bebiendo, puede ser muy feliz. Puede que incluso salte encima de la barra y baile para expresar su alegría. Sin embargo, esa alegría nunca puede durar. No tiene ningún elemento de futuro, de eternidad. Su momento feliz de embriaguez pasa y, al poco tiempo, su familia y su mundo están en ruinas. (124:244, 20 de febrero de 1983)

En Oriente tenemos un dicho, Ju-saek-jab-ki: «El licor, las mujeres y el juego conducen a la maldad». El licor, las mujeres y el juego son las causas de todos los crímenes del mundo. ¿Hay algún caso criminal importante en el que no estén implicados el alcohol, las drogas, las mujeres o el juego?

Las drogas son simplemente una forma más fuerte de licor. En una intoxicación inducida por drogas no tienes control sobre nada, incluyendo tu comportamiento con las mujeres. La bebida y las drogas destruyen cualquier relación sana entre hombres y mujeres. Y en el casino de juego miles de años de logros pueden desaparecer de la noche a la mañana. (230:115-16, 26 de abril de 1992)

Cuando los chinos juegan, a veces lo apuestan todo. Si un hombre se queda sin dinero, puede apostar su casa e incluso su esposa. Puede perder a su mujer. Si un amo apuesta con su sirviente y pierde con él, el amo no tiene más remedio que pagar el dinero que apostó, incluso toda su propiedad. ¿Qué hace entonces? Bebe tranquilamente veneno y muere. Entonces su criado puede reclamar su casa, su mujer y todo lo que tenía. El juego es así de peligroso. (124:157-58, 6 de febrero de 1983)

¿Tienes amor verdadero en tu casa? No percibo mucha confianza en tu respuesta. Dices que sí, pero tienes manchas amarillas de tabaco en los dedos y olor a alcohol en el aliento. Si tuvieras amor verdadero, tu cuerpo estaría perfumado. (215:244, 20 de febrero de 1991)

En las familias de hoy en día, los esposos y las esposas se pelean, los padres se pelean, los hijos se pelean; todos están enfrentados entre sí. Esto conduce inevitablemente a un mundo en el que la gente solo encuentra alegría en el sexo libre; todas sus emociones superiores están empobrecidas. Para reavivar sus emociones, la gente recurre a los alucinógenos y a la heroína. Primero se estimulan con la marihuana y, para continuar la estimulación, se drogan con el opio y los narcóticos. (243:251, 17 de enero de 1993)

El intenso poder del amor activa todas las células, estimulándolas todas con una vibración. En el momento en que la mente y el cuerpo, el hombre y la mujer, están completamente comprometidos en dar y recibir… el poder del amor explota al cien por cien. La intensa electricidad del amor es tan embriagadora; por eso el amor es bueno. Es mucho más estimulante que la intoxicación artificial que se produce al beber alcohol o tomar opio. (117:76, 1 de febrero de 1982)

Ya sea en Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Alemania o en cualquier lugar del mundo desarrollado, la gente carece de dirección en la vida; no sabe qué camino tomar. Habiendo perdido el amor verdadero vertical, la gente busca desesperadamente el amor en este plano horizontal. Al no poder encontrarlo, acaban recurriendo al sexo libre. Todo ser humano tiene una antena que capta la emoción del amor. Podría enlazarlos con el universo de alta dimensión del amor verdadero, pero ese mundo ha desaparecido. Por eso, para complementar la mísera estimulación del amor caído, la gente toma drogas y practica el sexo libre.

Sin embargo, las drogas y el sexo libre no sustituyen al amor verdadero. Cuanto más los persiguen, más lejos están del amor. En consecuencia, descubren que tener sexo libre no es satisfactorio. Entonces recurren a las drogas, anhelando sentir ese momento de arrebato amoroso. A través de las alucinaciones inducidas por las drogas, pueden sentir un amor imaginario, pero la sensación solo dura hasta que la droga desaparece.

El efecto estimulante de la droga más fuerte no se puede comparar con el amor verdadero. Incluso las drogas se apoyan en el amor verdadero, podemos verlo. El amor crea una vibración eléctrica entre el cielo y la tierra. El toque de la vibración del amor resuena en el universo como si fuera a través del altavoz de una radio gigante.

[Conectarse con el mundo de las drogas es como encender una radio estropeada y escuchar un débil ruido, pero con el amor verdadero sintonizamos la señal clara]. Cuando el altavoz del amor verdadero retumba, «Wah-ah», el mundo entero se excita. Todo el mundo en el universo se levanta y baila al ritmo de su música. Puedes pensar que el Twist es un baile emocionante, pero en el baile del amor verdadero ¡hasta vuelas! (247:126-27, 1 de mayo de 1993)

Texto tomado y traducido de World Scripture

104825114_10158468390554182_356392531557653284_n

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.