La Federación para la Paz Universal, ¿Una fachada de Moon o una ONG respetable?

1

La Sra. Osterheld comparte conmigo un mail enviado originalmente por Peter Zoehrer desde Europa. En ese mail, el Sr. Zoehrer comparte un artículo compartido nada menos que por la Rights Without Frontiers International.

Lo que sigue es una traducción de parte de ese contenido compartido por la Human Rights Without Frontiers International.

Para tener en cuenta:

Bitter Winter es una página especializada en libertad religiosa y derechos humanos.

White Paper: (En el Reino Unido) Hace referencia a un informe gubernamental que ofrece información o propuestas sobre un tema específico.

ong

Bitter Winter (07/02/2022)- El 12 de septiembre de 2021 se organizó en Corea del Sur un evento llamado «Think Tank 2022 Rally of Hope». Debido a la situación del COVID-19, fue un evento virtual, transmitido en directo a todo el mundo. También debido a los diferentes husos horarios, la mañana del 12 de septiembre en Corea del Sur correspondió a la tarde o noche del 11 de septiembre en diferentes partes de Estados Unidos. Uno de los oradores (virtuales) del acto, que se centró en la situación de la paz mundial y la posibilidad de una reunificación pacífica de la península de Corea, fue el expresidente estadounidense Donald J. Trump.

El organizador del acto en Corea del Sur fue la Federación para la Paz Universal (UPF), entidad fundada por el Reverendo Sun Myung Moon (1920-2012) y su esposa Hak Ja Han Moon. Trump fue criticado en Estados Unidos por no asistir a la conmemoración oficial de las víctimas del atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001, como si él considerara más importante el acto coreano. De hecho, la fecha del Rally de la Esperanza era el 12 de septiembre, y el día había sido recogido como el aniversario de la fundación de la UPF en 2005, aunque se emitió en Estados Unidos el 11 de septiembre. Según la UPF, Trump había grabado su discurso en agosto, dos semanas antes del evento.

Las críticas de los medios de comunicación se hicieron rápidamente internacionales. Se intensificó hasta llegar a una campaña que unía a dos grupos no precisamente de los más populares entre la mayoría de los medios de comunicación: Trump y sus seguidores y las «sectas», ya que los fundadores de la UPF fueron también los fundadores de la Iglesia de la Unificación, uno de los principales objetivos del movimiento anti-sectas.

2

Extracto

«Las grandes conferencias de la UPF reunieron a antiguos (y a veces actuales) presidentes y primeros ministros de diferentes países, así como a líderes religiosos y culturales. Estos encuentros incluyeron la Cumbre Continental de la Paz de África 2018, inaugurada en Dakar, Senegal, el 18 de enero de 2018; la Cumbre de la Paz del Sudeste de Europa, inaugurada en Tirana, Albania, el 26 de octubre de 2019; la Cumbre de Asia Pacífico, que comenzó en Phnom Penh, Camboya, el 19 de noviembre de 2019; la Cumbre Continental de África Níger 2019, cuya ceremonia de apertura se celebró en Niamey, Níger, el 28 de noviembre de 2019; la Cumbre Mundial 2019 en Seúl, Corea del Sur, del 7 al 9 de febrero de 2019; la Cumbre Mundial 2020, que también tuvo lugar en Seúl del 3 al 8 de febrero de 2020. También se organizaron reuniones regionales, incluida la reciente Conferencia de Liderazgo de los Balcanes, organizada en Tirana, Albania, los días 20 y 21 de noviembre de 2021, que condujo a la firma de un Memorando de Cooperación entre la UPF y el Club Podgorica, una organización establecida en 2019 por expresidentes de países del sudeste de Europa.

 La UPF actúa a través de una serie de organizaciones especializadas, cada una de las cuales celebra sus propios eventos:

-La Asociación Internacional de Parlamentarios para la Paz (IAPP)

-El Consejo Internacional de Cumbres para la Paz (ISCP)

-La Asociación Internacional de Primeras Damas por la Paz (IAFLP)

-La Asociación Interreligiosa para la Paz y el Desarrollo (IAPD)

-La Asociación Internacional de Medios de Comunicación para la Paz (IMAP)

-La Asociación Internacional de Académicos por la Paz (IAAP)

-La Asociación Internacional para la Paz y el Desarrollo Económico (IAED)

La Asociación Internacional de Parlamentarios por la Paz (IAPP) se lanzó el 15 de febrero de 2016 en la Asamblea Nacional de la República de Corea. Reúne a parlamentarios de todo el mundo y organiza foros de promoción de la paz y la democracia y de lucha contra la corrupción. Se han organizado reuniones nacionales de miembros de la IAPP en lugares tan diversos como Manila, Londres, Roma y Asunción, y la asociación se ha convertido en una de las ramas más grandes y activas de la UPF. En Estados Unidos, la reunión inaugural fue organizada por el entonces presidente pro tempore del Senado, Orrin Hatch. (…)

Conclusión: ¿Por qué lo hacen?

La UPF es una red enorme, y los Embajadores para la Paz proceden de naciones, culturas y religiones muy diferentes. Quienes han estudiado este tipo de organizaciones saben que es difícil, si no imposible, reunir a un gran número de personas diversas bajo la bandera de una ideología común.

Sin embargo, si no hay una ideología completa, sí que hay valores propuestos por la UPF. Una idea básica es que la paz mundial llega a través del diálogo, la cooperación, el servicio a los demás y las acciones guiadas por la moral. Evidentemente, la UPF es consciente de que en nuestra sociedad pluralista coexisten ideas de moralidad muy diferentes. La UPF trata de promover el principio general de que la moral tiene una dimensión espiritual, y todos somos parte de «una familia humana bajo Dios». Esto puede desagradar a los ateos, aunque el diálogo con humanistas y ateos no está excluido del ámbito de actividades de la UPF.

La fórmula «una familia humana bajo Dios» forma parte del legado del Reverendo Moon, al igual que el énfasis en la familia como escuela donde se puede aprender el amor y la paz. Sin embargo, la fórmula puede ser interpretada de manera diferente por los unificacionistas y los no unificacionistas. Los miembros de la Iglesia de la Unificación conciben la «familia única» como una comunidad que reconoce al Reverendo Moon y a su esposa, la señora Moon, como los Padres Verdaderos, con un papel mesiánico para nuestra era. Por otro lado, reconocer el papel mesiánico de los Moon no es necesario para creer que todos formamos parte de una sola familia humana y que debemos comportarnos como tal. Este es un ideal que puede atraer a mujeres y hombres de todos los credos.

No hay que confundir las motivaciones de quienes promueven ciertas actividades de caridad y paz con la naturaleza y los efectos de esas actividades. Para utilizar de nuevo un ejemplo que mencionamos anteriormente, los ejecutivos del Vaticano y los sacerdotes católicos que lanzaron y dirigen Caritas Internationalis estaban y están motivados por una idea cristiana de responsabilidad hacia los pobres, a los que consideran como hijas e hijos de Dios que han sido redimidos por Jesucristo. También podemos especular que los obispos y sacerdotes católicos que trabajan hoy en día para Cáritas esperan que sus buenas acciones beneficien a la imagen de la Iglesia católica, que ha recibido su buena cuota de publicidad negativa en otros temas. Por otra parte, las normas de Caritas Internationalis estipulan estrictamente que la entrega de ayuda humanitaria no debe utilizarse como instrumento de proselitismo para convertir a los no católicos al catolicismo, ya que muchos que no son católicos trabajan con Caritas y sus actividades son generalmente elogiadas como muy eficaces.

Del mismo modo, los unificacionistas que dirigen la UPF, trabajan para la UPF y hacen donaciones a la UPF (para lo que son importantes las contribuciones de donantes privados, tanto miembros como no miembros del Movimiento de Unificación) están ciertamente motivados por las ideas espirituales del Reverendo y la Sra. Moon. No lo ocultan, como demostró nuestro análisis del evento de 2020. También son conscientes de que los eventos de la UPF benefician a la imagen de la Sra. Moon como líder con ideas valiosas sobre cuestiones internacionales, que pueden ser apreciadas también por muchos que no comparten su teología. Por otra parte, también es cierto que la mayoría de los voluntarios de la UPF y de los Embajadores para la Paz no son miembros de la Iglesia de la Unificación, y que la UPF no pretende ni es utilizada por sus miembros unificacionistas como instrumento de proselitismo.

Tampoco se utiliza la UPF para promover ideologías o partidos políticos partidistas. La expresión «reductio ad Hitlerum» se utiliza ampliamente para indicar que para desacreditar a ciertos movimientos o políticos sus oponentes tratan de asociarlos, con razón o sin ella, con el nazismo. Hoy puede parecer a veces que también hay una «reductio ad Trump». El expresidente norteamericano es tan impopular entre muchos medios de comunicación mayoritarios que parece que para descalificar a una organización basta con asociarla con Trump. Es lo que le ocurrió a la UPF tras el Rally de la Esperanza de 2021. Los ataques basados en la participación de Trump en el vídeo del evento estaban mal informados o eran malintencionados. Políticos de todas las tendencias políticas participaron en este y otros eventos de la UPF. Y, sea cual sea la opinión que se tenga de Trump, en una conferencia en la que se discutían las relaciones entre otros países y Corea del Norte, invitar a un expresidente estadounidense que había estado muy involucrado en los asuntos coreanos no debería haber sido sorprendente.

3

Al final, nos quedan dos relatos irreconciliables sobre la UPF. Una es que se trata de una ONG y un think tank a cuyos actos asisten prestigiosos líderes como Ban Ki-moon y José Manuel Barroso, y que ofrece interesantes documentos de posición, conferencias y documentos sobre temas de paz y desarrollo internacional, incluso sobre las relaciones entre Corea del Norte y del Sur. Como muchas otras organizaciones similares, ha sido promovida y está dirigida por religiosos que no ocultan sus motivaciones religiosas. Sin embargo, incluye a muchos que no comparten sus creencias religiosas, y no se utiliza como herramienta de proselitismo. Para convertir a otros a la teología unificacionista, la UPF sería una herramienta muy poco eficaz. Los invitados a las actividades de la UPF son en su mayoría líderes políticos, religiosos y de la sociedad civil con ideas y visiones del mundo bien establecidas. Están lo más lejos posible del tipo ideal del «buscador» que busca una nueva religión.

Esta narrativa es compartida por dos organizaciones que probablemente no se dedican a la promoción de «frentes» para «cultos»: las Naciones Unidas y el Vaticano. Muchos nuevos movimientos religiosos crearon organizaciones benéficas y de promoción de la paz. Si son lo suficientemente activas, y ningún Estado miembro de las Naciones Unidas decide oponerse a ellas, pueden conseguir un estatus consultivo especial en el ECOSOC (Consejo Económico y Social) de la ONU. Sin embargo, solo había 140 ONG con estatus consultivo general (ECOSOC 2022).

El estatus consultivo general está reservado, según el ECOSOC, a «ONG internacionales bastante grandes y establecidas con un amplio alcance geográfico», que han ofrecido «contribuciones sustantivas y sostenidas» a los objetivos de las Naciones Unidas en «varios campos». En 2018, la UPF obtuvo el estatus consultivo general en el ECOSOC, una posición que ciertamente no se permite a la ligera y sin una larga y precisa observación y evaluación.

Los líderes de las ONG, e incluso de los nuevos movimientos religiosos, piden rutinariamente ser recibidos en el Vaticano y tener una oportunidad de foto con el Papa. Si tienen patrocinadores a los que el Vaticano quiere complacer, normalmente se les invita a participar en las audiencias generales en las que el Papa se reúne colectivamente con cientos de personas (y puede hacerse fotos con algunas de ellas).

Las audiencias privadas son un asunto totalmente diferente, y pasan por un proceso de selección muy complicado. El Vaticano es consciente de que algunas organizaciones pueden utilizar los encuentros y las fotos con fines publicitarios. Cuando una reunión es aprobada por la Secretaría de Estado del Vaticano, y por el propio Papa, se hace pública a través del boletín diario de la Santa Sede. El boletín de la Santa Sede del 1 de julio de 2019 informó debidamente de que el Papa Francisco se había reunido en audiencia privada con el «Dr. Thomas G. Walsh, presidente de la Federación Universal de la Paz» (Ufficio Stampa della Santa Sede 2019).

Tanto en las Naciones Unidas como en el Vaticano, la UPF pasó las pruebas de selección de más alto nivel. Sería inconcebible que los hábiles diplomáticos de la ONU y del Vaticano involucrados no estuvieran al tanto de la conexión de la UPF con el Reverendo y la Sra. Moon. Sin embargo, concluyeron, en nuestra opinión correctamente, que la UPF no era un brazo proselitista o publicitario de la Iglesia de la Unificación, sino una respetada ONG que había demostrado su utilidad y calidad a lo largo de los años.

La segunda narrativa, de la que Paris Match ofreció un ejemplo, es que la UPF no es lo que dice ser, sino que no es más que una «fachada» del «culto a Moon» (secte Moon), que esconde objetivos proselitistas y publicitarios bajo una fachada de atención a los asuntos internacionales y ayuda humanitaria.

4

Este White Paper debería haber persuadido a nuestros lectores de que la segunda narrativa es injusta y objetivamente falsa. Es injusta porque las actividades culturales y de paz similares de las religiones mayoritarias no reciben las mismas críticas. Se da por sentado que sus actividades en favor de la paz, el diálogo y el bienestar social se promueven de buena fe, por un deseo sincero de un mundo mejor, y no con fines de autopromoción o proselitismo. Solo las actividades de los nuevos movimientos religiosos son acusadas de disimular motivaciones ocultas.

Se crea así un círculo vicioso. Si los nuevos movimientos religiosos solo dedican su tiempo a actividades misioneras y religiosas, se objeta que esto es típico de las «sectas», mientras que las «verdaderas» religiones se preocupan por cuestiones más amplias y ayudan a sus semejantes. Si se dedican a actividades caritativas, sociales o culturales, se argumenta que solo son «frentes» para el proselitismo y la publicidad.

La teoría de que la UPF organiza sus actividades con fines de proselitismo en nombre de la Iglesia de la Unificación también es falsa desde el punto de vista de los hechos, y está abierta a la desconfirmación empírica. Por lo que sabemos, ninguno de los presidentes, primeros ministros, premios Nobel, líderes religiosos y otros participantes en las actividades de la UPF se convirtieron a la Iglesia de la Unificación. Esto no solo es teóricamente improbable, simplemente no ocurrió en la práctica. También sería difícil argumentar que, debido a las actividades de la UPF, los que acusan a la Iglesia de la Unificación de ser «una secta» se volvieron menos agresivos y, de hecho, puede ser cierto lo contrario.

La conclusión nos parece ineludible. La UPF es una organización fundada por el Reverendo y la Sra. Moon y que mantiene entre sus dirigentes a miembros de la Iglesia de la Unificación, pero que se sustenta en el trabajo voluntario de decenas de miles de personas que, en su mayoría, no son unificacionistas. Su objetivo no es convertir a otras personas a la Iglesia de la Unificación ni apoyar ninguna perspectiva política partidista, sino promover debates de alto nivel sobre cuestiones relacionadas con la paz mundial y apoyar de diferentes maneras iniciativas caritativas y humanitarias.

La calidad de su trabajo ha sido reconocida, entre otros, por las Naciones Unidas y el Vaticano. Considerar a los líderes mundiales que participan en sus conferencias y a los más de 100.000 Embajadores para la Paz como «marionetas» de una «secta» es más que ofensivo. Es una teoría ridícula, fruto de los mismos fanatismos y prejuicios que las organizaciones internacionales y los amigos de la paz y el diálogo deberían trabajar incansablemente para eliminar.

6

4ee0450d7783e8ff60aa3df0e0f2af71

Artículo completo (en inglés)

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.