Discurso de la Madre Verdadera en el Rally de Oración por una Corea Celestial Unificada

1

Discurso de la Madre Verdadera en el Rally de Oración por una Corea Celestial Unificada

Centro Mundial de la Paz Cheongshim

5 de diciembre

Oro para que la infinita gracia del Dios Creador esté con los distinguidos líderes religiosos y con todas las personas que en esta hora nos acompañan en este anhelo por la salvación nacional y una Corea Celestial Unificada.

Dios, el Creador, es padre y madre de la humanidad. El Creador hizo este hermoso planeta y todas las cosas en pares, hasta en el mundo animal, y luego creó un varón y una mujer para que fuesen los (buenos) ancestros de la humanidad. Les dio a los seres humanos un período de tiempo para que crecieran en libertad. Desgraciadamente, ellos no alcanzaron su plena madurez, cayendo (en el pecado) y dando así origen a una humanidad caída.

La historia humana, durante miles de años y hasta la actualidad, nos muestra un mundo egoísta, falto de unidad, con guerras y conflictos en todas las áreas. Y especialmente hoy día, a causa de la pandemia del coronavirus, hemos perdido libertad de comunicarnos en muchos otros aspectos.

Debido a que las grandes potencias anteponen sus propios intereses, los países pobres enfrentan cada vez a más y más dificultades. ¿Habrá un país de esperanza que escuche el desesperado anhelo de la humanidad? ¿Será que Dios, como padre y madre de la humanidad, puede dejar a la desdichada humanidad así como está?

Tendrán que conocer mejor la esencia del Creador. Él es omnisciente y omnipotente. Creó todas las cosas dotadas de eternidad, de modo que la responsabilidad de los humanos aún queda por cumplir.

Con el propósito de salvar a una humanidad caída que quedó huérfana al perder a sus padres, Dios permitió el surgimiento de religiones acordes a las diferentes regiones, y hoy en día tenemos cuatro grandes religiones. A esta altura, en la que se puede dar cumplimiento a la Divina Providencia, han llegado al punto final al que se dirigieron desde su inicio.

Así como un rio que con sus afluentes forman una cascada y fluyen unidos hacia el océano, las religiones, que hasta hoy han sido una guía para la humanidad caída, tienen que conocer la esencia de Dios y unirse en un mismo camino, solo así podrán alcanzar su objetivo final.

Dios condujo la obra providencial de la salvación de la humanidad caída. Ejemplo de ello es que Dios escogió al pueblo de Israel y guio la restauración por indemnización durante 4000 largos años.

Cuando ese pueblo finalmente logró un fundamento nacional, Dios les envió a Su hijo unigénito, Jesucristo. Entre toda la humanidad, Dios tenía a quién llamar “mi hijo”. El problema fue que, en el entorno de Jesús, María, la familia de Zacarías, los judíos israelitas no reconocieron al Mesías por el que tanto habían esperado.

No alcanza con el Mesías. La Creación de Dios consiste de un hombre y una mujer. Si había nacido un varón, hijo unigénito de Dios, tenía que encontrarse con la hija unigénita. Sin embargo, no lo pudo hacer y, habiendo perdido todo, Jesús no tuvo otra opción que ir por el camino de la cruz. Antes de ser crucificado, Jesús dijo que volvería y se celebrarían las Bodas del Cordero. Eso significa que la misión de Jesús era salvar a la humanidad desde la posición de “Padre Verdadero”.

Dios sin falta debe cumplir Su voluntad, por eso es que, desde hace mucho tiempo, el pensamiento mesiánico ha venido transmitiéndose en el pueblo coreano, en la Península de Corea. El pueblo coreano jamás ha invadido a otro país vecino. Durante el período de Gojoseon, fue un país que ocupó casi toda la China actual. Detestaba la guerra, respetaba al Cielo y se lo llamaba el pueblo de vestiduras blancas. Evitando la guerra fue que llegó a la actual Península de Corea.

Dios trabaja de maneras misteriosas. Este país nunca pudo tener tranquilidad. Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, la Península de Corea se dividió en Sur y Norte, en democracia y comunismo. Debido a que este pueblo profesaba el pensamiento de respeto al Cielo, abrazó al cristianismo con mayor fervor que cualquier otro país.

Bajo la opresión japonesa, la joven mártir Yu Gwan-sun, quien a los 16 años representaba al movimiento que anhelaba la independencia, lo exclamaba a viva voz. Dios recibió como ofrenda a esta jovencita pura y sin pecado. Sin embargo, el cristianismo coreano no conocía la esencia de Jesús, no conocía claramente cómo es el Dios Creador.

El cristianismo se inició por la reanimación del Espíritu Santo luego de la crucifixión de Jesús. En el año 313 fue reconocido oficialmente en Roma para luego cruzar el continente europeo hasta Gran Bretaña. Desde allí comenzó la evangelización del mundo.

No obstante, mirando la historia del cristianismo y considerando que la Biblia (el Nuevo Testamento) fue escrita por los apóstoles, eso causó muchos conflictos y problemas dividiéndolos en varios campos. Por eso surgió el movimiento de los puritanos, devotos de buena conciencia que adoraban a Dios.

En vez de estar bajo las restricciones eclesiásticas de Europa, los Padres Peregrinos decidieron ir al Nuevo Continente para poder adorar libremente a Dios. Ese fue el inicio de los Estados Unidos. Ellos ponían en práctica el poner a Dios por sobre todo. Primero construyeron la iglesia, luego construyeron las escuelas para educar a los más jóvenes y por último construyeron sus casas. De esa manera, contribuyeron al crecimiento de la gran nación de los Estados Unidos.

Dios se puso del lado de Estados Unidos, pero no por el propio bien de los Estados Unidos, sino que los bendijo para que cumpliesen la responsabilidad que tenían para con Dios. Pero, al cumplirse el cuadragésimo centenario de la fundación de los Estados Unidos, el país tenía muchos problemas, estando al punto de convertirse al comunismo.

No fue ninguno de los millonarios de Estados Unidos sino el Reverendo Moon, alguien de este pequeño país en guerra, quien inició un movimiento para salvar al inmenso país que es Estados Unidos. En ese tiempo, EE. UU. sufría el colapso de la familia, las adicciones juveniles, enfrentaba una crisis indescriptible.

El Reverendo Moon dijo: “Vengo como un doctor a un Estados Unidos enfermo, vengo como un bombero a apagar el incendio de los Estados Unidos”.

En una gira de discursos por los 50 Estados, el Padre Moon encontró muchas personas justas y el apoyo de muchos. Un desconocido de Asia, al poco tiempo de ir allí, sacudió a la juventud estadounidense. Educamos con el espíritu cristiano a hippies y a rebeldes, a jóvenes que vivían como les daba la gana y que luego fueron de misioneros a 40 países, a poner en práctica el amor verdadero.

Era el año 1985. Hasta el día de hoy, muchos de ellos están haciendo un gran trabajo de evangelización, estando a punto de cumplir 80 años de edad. Ellos aún continúan muy activos, porque los mueve el anhelo de cumplir el deseo del Dios Creador, quien obra la providencia ansioso por abrazar a Sus hijos.

Dios diseñó el Reino de los Cielos terrenal para cumplir Su sueño de vivir en la tierra con los Padres Verdaderos y todos Sus hijos gozando de amor y felicidad. La humanidad caída no puede relacionarse directamente con Dios. La única manera que los humanos tienen para poder ir ante Dios es por medio de los victoriosos Padres Verdaderos.

Nosotros anhelamos la unidad. Anhelamos la libertad, la igualdad, la felicidad y la unidad que hemos perdido. Ya hemos dicho que el ser humano tiene limitaciones. Un mundo de paz no viene de la mano de las personas. Únicamente sirviendo a Dios, el origen del universo, padre y madre celestial de la humanidad, vendrá la paz. Los Padres Verdaderos son quienes nos abren el camino a Dios. En otras palabras, la única manera de que este país y el mundo sobrevivan es asistiendo a los Padres Verdaderos.

Hace un momento les dije que las religiones han llegado a su punto final. Si llegaron a la terminal, tienen que bajarse. El que no se baja se queda en el pasado. Tienen que bajarse. Los Padres Verdaderos ya proclamaron una nueva era, la fundación y el arraigo del Cheon Il Guk.

En el año 2023, impulsado por los Padres Verdaderos, estará terminada la constricción del templo para poder asistir a Dios en la tierra. Es algo que no existió en las eras del Antiguo y Nuevo Testamento, algo que solo los Padres Verdaderos pueden hacer.

Ahora ustedes, líderes interreligiosos que guían espiritualmente a este pueblo, que ya han conocido la providencia y los secretos de Dios, ¿qué deberán hacer? Una humanidad que vivió huérfana durante 6000 años ya ha encontrado a sus padres, ¿qué podría detenerlos? ¿Por qué les falta coraje? ¿Qué es lo que los hace dudar?

Hoy mi vestido es verde porque anhelo que todos ustedes lleguen a ser ciudadanos del Cheon Il Guk, una hermosa y preciosa joya Cheonbo. Unidos debemos unificar este pueblo y hacer algo por el mundo. ¿Acaso no está sufriendo el planeta por culpa de la ignorancia humana?

Los países desarrollados se esfuerzan por neutralizar el carbono; pero nosotros, unidos y asistiendo a Dios, por vivir en esta era, tenemos la responsabilidad de corregir una por una las cosas que están mal y retornarlas a su estado original.

La historia nos está hablando. Hasta ahora, la historia de la humanidad ha estado dominada por los hombres. Lo mismo ocurre con la religión. Sin embargo, hoy día se está llegando a la conclusión que hay que hacer política con un amor maternal, en todos los aspectos. Así debe ser, porque el cumplimiento de la Providencia comenzó a partir de la hija unigénita de Dios, la madre de la paz.

Está escrito en la Biblia que no habrá perdón para quien blasfeme contra el Espíritu Santo. Es el fin. Han llegado al punto final. Espero que guarden en mente que unirse con la unigénita Madre Verdadera es el único camino para que se salven ustedes, su país y su gente.

234

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

Corrección:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Una respuesta para “Discurso de la Madre Verdadera en el Rally de Oración por una Corea Celestial Unificada”

  1. | | | |

    | | | Muchas Gracias por compartir SIEMPRE; las Buenas Nuevas del CIG De

    |

    | | | |

    |

    | | | | |

    |

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.