Gran Festival de Testimonios Hyojeong de las Familias Cheonbo

240148652_1926730047481968_3755552173398807337_n

Gran Festival de Testimonios Hyojeong de las Familias Cheonbo de la Sagrada Comunidad de Janul Pumonim

Palabras de la Madre Verdadera

29 de agosto de 2021

Online desde el Cheon Jeong Gung y el Centro Cultural Hyojeong

Estoy orgullosa de todos ustedes, porque están haciendo un nuevo comienzo como familias de la primera generación del Cheon Il Guk, habiéndose convertido en familias Cheonbo como resultado de todo el arduo trabajo y los esfuerzos que han realizado hasta ahora para cumplir con sus responsabilidades como tales familias.

Cuando era niña yo tenía un sueño. Por aquel entonces llevaba poco de detenerse la Guerra de Corea, por lo que el país no se encontraba en un estado normal. Sus montañas y ríos habían quedado reducidos a escombros y su gente pasaba por un momento realmente difícil. Fue en esa época cuando me enamoré de muchas canciones hermosas que surgieron en Estados Unidos en el siglo XIX.

Entre ellas, me gustaba especialmente la letra de “Home on The Range”. Esta canción fue escrita unos doscientos años después de la fundación de los Estados Unidos, cuando los vaqueros se esforzaban por ser pioneros en el oeste.

La canción habla de su sueño, de que un día construirán una casa en la ladera de una hermosa colina donde los ciervos y los antílopes corren libremente bajo un cielo sin nubes, y vivirán allí sin preocupaciones ni inquietudes. Recuerdo muchas de las canciones de esa época.

Luego, en 1960, llegué a la posición de Madre Verdadera porque era la única que podía hacerlo. Sin embargo, basándome en mi conocimiento de la providencia, muchos de los miembros mayores no parecían tener ningún interés en la Hija Unigénita. A pesar de ello, perseveré y esperé.

Dios cumple su voluntad sin falta. Él no conoce el fracaso. Así, fue por Dios que no tuve más remedio que esperar hasta que llegase mi hora. Finalmente, pude declarar el Día de la Fundación y el año de fundación del Cheon Il Guk. Sin embargo, la declaración por sí sola no es suficiente. Es responsabilidad de los Padres Verdaderos crear el ambiente en el que Janul Pumonim pueda realizar Su sueño en la tierra.

Por eso proclamé que soy la Hija Unigénita. Después de hacerlo, muchas personas se perturbaron antes de entenderlo; pero, en el trabajo de unir a las religiones divididas, esto proporcionó el camino para abrazar a los musulmanes. Al hacerlo, pude lograr la restauración de siete denominaciones religiosas, siete naciones y un continente y proclamar el establecimiento del Cheon Il Guk.

El haber declarado el establecimiento no significa que el entorno haya sido totalmente preparado. Esta nación en la que nacieron los Padres Verdaderos necesita erigirse como la nación que los asista.

Hace dos mil años, cuando vino Jesucristo, el pueblo de Israel estaba en circunstancias de establecerse como una nación central que podía hacerle frente a Roma. Sin embargo, el resultado fue un fracaso en lograrlo.

En esta era del Cheon Il Guk en la que, como parte de la Providencia terrenal y como Padres Verdaderos podemos dedicar un templo en el que podamos asistir a Janul Pumonim,

la Corea Celestial Unificada que debe establecerse mientras la Unigénita Madre Verdadera viva no depende de los Padres Verdaderos, sino que queda en manos de la expansión numérica de las orgullosas familias Cheonbo, las genuinas familias bendecidas.

Entiendan que es a través de sus esfuerzos y devoción que se podrá conquistar el bastión que está ante nuestros ojos.

Dios es amor. Mientras lo acompaña el amor de Dios, este pueblo debe pararse correctamente y debe realizarse la Corea Celestial Unificada. Una vez más, rezo para que todos ustedes se conviertan en victoriosas familias bendecidas Cheonbo.

En este jardín del Complejo Cheonwon, similar a la colina con la que soñaba cuando era una niña, un lugar sin preocupaciones, sin inquietudes y bajo un cielo claro, el sueño de la Madre Verdadera, la Hija Unigénita, se ha hecho realidad.

Un día, cuando venía hacia aquí, vi un pequeño ciervo a plena luz del día. ¡El lugar donde deambulan los ciervos, el hermoso Jardín del Edén, el Complejo Cheonwon! Por favor, tengan mucho, mucho amor por el Complejo Cheonwon, la patria de Janul Pumonim, que es también la patria de la humanidad que deben cuidar con amor y devoción.

2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

Corrección:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .