Contemporaneidad

personajesdelabiblia

Contemporaneidad

En mayor o menor medida, todos nosotros hemos tenido que dar conferencias del Principio Divino. Además, todos nosotros hemos tenido que explicar como los personajes centrales a veces no cumplían con sus partes de responsabilidad. Sumado a eso, estaba el comportamiento de la gente que eventualmente compartía ese momento histórico con esos personajes centrales. Voy a citar solo tres casos.

Abraham.

Como ustedes bien saben, Abraham recibió el mandato de Dios de realizar una ofrenda. Como también saben, el padre de la fe falló en cumplir con la totalidad de la ofrenda y eso ocasionó que Dios se enfadara realmente mucho, razón por la cual le pidió que la ofrenda la realizara con su hijo.

Moisés.

La historia de Moisés ha llegado incluso hasta el cine. Y es razonable, ya que tiene todos los ingredientes para que sea espectacular. Pero, más allá de la espectacularidad, la vida de Moisés terminó no de la mejor manera, como seguramente saben. Más allá de esto, en cierto punto de su vida, Moisés tuvo que realizar prodigios y plagas para convencer al faraón de que debía liberar a su pueblo. Curiosamente, el faraón disponía de magos que podían realizar actos similares.

Jesús.

Con Jesús ocurrió algo similar. En un determinado momento de su curso, el Rey de reyes optó por realizar milagros. Lejos de verse sorprendidos por estos hechos asombrosos, mucha gente optó por afirmar que esos milagros eran realizados por el poder de Beelzebú.

Como verán, muchos de los que tuvieron la fortuna de poder vivir en el mismo momento en el que vivieron esos personajes centrales, no pudieron ver lo que realmente estaba ocurriendo con ellos. Y eso les pasó porque fueron contemporáneos a ellos. Hoy nosotros podemos ver, miles de años después, el verdadero valor que tuvieron esas personas, pero para los contemporáneos no resultó tan sencillo.

Nuestra organización no está exenta a pasar por estos conflictos ocasionados por la contemporaneidad. Si bien es cierto que las divisiones y las peleas por el poder comenzaron desde hace algunos años, no podemos dejar de notar que luego de la Ascensión del Padre Verdadero surgieron un número pasmoso de hermanos y hermanas que milagrosamente vieron la luz de la “verdad” y ahora salen a gritar esa “verdad” a los cuatro vientos.

La primera pregunta que nos surge, al menos a mí, es: ¿por qué ahora? Si Conocían tantas internas dentro de nuestra organización, ¿por qué esperaron a que el Padre ascendiera? ¿Tendrá algo que ver que la que manda ahora es una mujer? ¿Por qué no se animaron a enfrentar al Padre cuando era joven y podía defenderse? La mayoría de estas preguntas no tienen respuestas.

Resulta frustrante ver que muchos hermanos y hermanas no han aprendido nada de todo lo que el Principio Divino y la historia tiene para enseñarnos. Es un enorme y peligroso error juzgar las actividades de los Padres Verdaderos exclusivamente desde una óptica externa. El juicio frívolo y miope de las distintas alternativas que rodean a los Padres Verdaderos es un grave error.

Lo único que nos queda a quienes elegimos creer en los Padres Verdaderos es la fe. Seguramente no podremos explicar ni comprender todo lo relacionado con los Padres Verdaderos, pero confiamos en que estas figuras centrales son las que Dios eligió en este tiempo para entregarnos Su palabra. Seamos prudentes; no repitamos los errores de otras personas en la historia.

Ricardo Gómez

2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .