Oración de la Madre Verdadera en la Ceremonia Sangniang-shik

1

Oración de la Madre Verdadera en la Ceremonia Sangniang-shik

(Finalización de la Estructura de la Obra)

Sitio de la Obra Cheon Won Gung

27 de abril de 2021

¡Gracias, muchas gracias, Janul Pumonim! ¡Ha esperado demasiado! Han pasado 60 años para que en esta ocasión del 61° aniversario de la Santa Boda podamos recibir este día que emociona nuestros corazones al celebrar esta ceremonia Sangniang-shik con la cual podemos ofrendarle en esta tierra un templo donde por primera vez se lo pueda servir a Usted.

Usted, Creador, soñó desde el principio de los tiempos con diseñar un futuro lleno de esperanza con Sus hijos verdaderos y viviendo en armonía y reciprocidad con todos los seres creados en esta hermosa estación que es la primavera.

Sin embargo, los ancestros humanos no cumplieron su responsabilidad, viéndose impedidos de llegar a recibir de Usted la Bendición Matrimonial. Por lo tanto, Usted, durante larguísimos 6000 años, en medio de tanto sufrimiento y tristeza, no tuvo más remedio que conducir la historia providencial de la salvación, de la restauración, para restaurar a la humanidad hasta que finalmente dio nacimiento en esta Península de Corea, en el año 1960, a los Padres Verdaderos que pudiesen cumplirle Su sueño.

Aun así, una humanidad caída en la ignorancia y, más aún, el cristianismo, que debía haber sido el fundamento externo protector de la Divina Providencia, por ignorancia (de Su Providencia), no les sirvió de fundamento protector.

Hace 2000 años, el Cielo escogió a la nación de Israel y Usted envió a Su Hijo Unigénito Jesucristo sobre el fundamento que había preparado arduamente durante largos de 4000 años; pero ese pueblo no lo aceptó a Jesús y lo llevó a la crucifixión. ¿Y qué fue del pueblo israelita? Sobrevivieron deambulando como un pueblo errante sin un país propio durante 2000 años.

Hoy, en esta ocasión, yo le advierto a este pueblo que Usted ha tolerado demasiado hasta ahora y que, dadas las circunstancias por las que Usted desea abrazar a toda la humanidad, es especialmente este pueblo, donde Usted hizo nacer a los Padres Verdaderos, el que está en posición de llegar a convertirse en la patria central de la Providencia.

Sin embargo, las personas que están a cargo de esta nación y este pueblo deberán saber que esta nación no tendrá esperanzas si en este tiempo final se coloca en la posición de rebelarse contra Sus bendiciones.

La esperanza de este pueblo, la Corea reunificada, solamente será posible si se lo sirve a Usted. Por lo tanto, deberán saber que la finalización de este templo es el tiempo en que Usted, junto con los Padres Verdaderos, se asentará en este mundo tal cual lo soñó.

Sabemos que no solo los gobernantes de este país, sino también los responsables de todos los países del mundo, que aspiren a resolver las dificultades que aquejan al mundo actual, deberán venir aquí, arrodillarse ante Usted, apelar a Su misericordia para recibir Su sabiduría y Su bendición.

Yo se lo demando enérgicamente a esta nación: Para que esta nación, este país y su pueblo puedan recibir las bendiciones del Cielo, deberán regir este país siendo personas bendecidas, familias bendecidas que califiquen como ciudadanas del Cheon Il Guk.

Oro fervientemente para que lleguen a ser las figuras centrales que rijan y conduzcan este país. Este es el único camino posible para que este país, como nación central del mundo, avance con convicción por el único camino a recibir las bendiciones del Cielo.

Todos los líderes y las familias aquí presentes hoy deberán dejar de ser desleales al Cielo. Deberán dejar de causarle tristeza al Cielo. Y si aspiran a la protección y la bendición del Cielo, deberán guardar y llevar en mente que conocerlo y servirlo correctamente a Usted es el único camino posible para este país y para la humanidad.

A pesar de haber demorado tanto hasta poder celebrar esta Ceremonia Sangniang-shik, me siento plenamente emocionada y agradecida. Anhelando que desde el día de hoy hasta que podamos consagrarle a Usted (esta obra) en 2023, todo transcurra según Su deseo.

Oro fervientemente para que Usted nos extienda Su mano y Su protección, en el nombre de los Padres Verdaderos. ¡Ayu!

1

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

Corrección:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .