Habla la Madre Verdadera

1

Habla la Madre Verdadera en la Celebración del Cumpleaños de los Padres Verdaderos y del 8° Aniversario del Día de la Fundación del Cheon Il Guk

Cheongshim Peace World Center

24 de febrero de 2021

(fragmento)

 

Ustedes deberían saber esto: dado que ahora es el tiempo de dar cumplimiento a la Providencia, tendrán que conocer con certeza la Verdad, cuál es el Sueño de Janul Pumonim y cuál es el anhelo de la humanidad.

A lo largo de la historia surgieron muchas religiones; pero, si generalizamos, todas profesan la salvación individual. Sin embargo, la perfección de una familia es un principio fundamental de la Creación.

El Sueño de Dios fue que el hombre y la mujer alcanzasen su plena madurez, fuesen bendecidos por Él en matrimonio, criasen sus hijos conviviendo día a día con Dios en un hermoso reino terrenal, con gratitud hacia el Cielo y cantándole al amor. En otras palabras, el Creador es Padre y Madre de la humanidad.

Si bien Dios ha sufrido hasta hoy día la lamentable circunstancia de no poder abrazar a la humanidad desde la posición de padre y madre, nosotros, gracias a que los Padres Verdaderos le dieron cumplimiento a la historia providencial, podemos saber que el Creador es nuestro Padre y Madre Celestial.

Hoy, conviviendo con la Unigénita Madre Verdadera en esta Tierra, dirigidos hacia el cumplimiento de la Divina Providencia y dado que, como mesías tribales victoriosos pueden calificar como familias Cheonbo, este tiempo es, precisamente, la época dorada de sus vidas.

Para cuando celebremos el 60° Aniversario del Día de Janul Pumonim en el año 2027, ustedes deberán transformarse en personas que conozcan a los Padres Verdaderos y a la Federación de Familias.

Para darles un ejemplo, la víbora no puede crecer más si no se quita la piel. El dolor que experimenta debe ser indescriptible. Aun así, tiene que hacerlo. El vino nuevo debe ponerse en odres nuevos para no echarse a perder.

Deben librarse de los sistemas y normas existentes y, como parte de la Sagrada Comunidad de Janul Pumonim, cumplirle el Sueño a Dios.

Tienen que recibir la Bendición para convertirse en los hijos e hijas que Janul Pumonim anhela. El único camino para poder ser verdaderos hijos e hijas de Dios y disfrutar de la vida en el Reino de los Cielos en la Tierra y en el Cielo, es cumplir su responsabilidad como familias bendecidas.

Por eso Jesús dijo que vendría de nuevo. Está escrito que celebraría las Bodas del Cordero. ¿Qué quieren decir esas palabras? Quieren decir que sería un padre.

Hoy yo se lo ruego a todos. Fuera de mi deseo de que ustedes no se pierdan esta época dorada, esta Bendición que el Cielo les da, bendigo hoy a todos los líderes del mundo para que se conviertan en hijos e hijas de Janul Pumonim plenamente calificados para el Cheon Il Guk.

2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

Corrección:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .