De crecer en “los Moonies” a protagonizar “The Watch”

1

De crecer en el movimiento religioso “los Moonies” a protagonizar “The Watch”

Marama Corlett en su extraordinario viaje

Hay viajes de celebridades, hay viajes de historias tristes tipo Factor X y luego este es el extraordinario viaje de Marama Corlett, la actriz de 29 años que está a punto de protagonizar la adaptación de gran presupuesto de la BBC America de la novela de Terry Pratchett, la nueva serie de televisión: The Watch.

La actriz maltesa se crio en la Iglesia de la Unificación, o Movimiento de Unificación -a veces llamado “Los Moonies”-, un movimiento religioso fundado en la década de 1950 después de que su fundador y líder, Sun Myung Moon, dijera que Jesús se le había aparecido durante una oración y le había pedido que estableciera el Reino de Dios en la Tierra. Por ello, Sun Myung Moon se autodenominó el Mesías, y se hizo famoso por organizar bodas multitudinarias, en las que miles de parejas, muchas de las cuales no se conocían, se emparejaban en enormes estadios.

Cambiar la vida isleña en un movimiento religioso por el mundo de la interpretación -mediante estancias en la escuela de ballet de Malta y Londres- no podía ser un contraste mayor. Y ahora, después de interpretar papeles menores en películas como Guardianes de la Galaxia y “His Dark Materials”, Marama entra en escena en The Watch, interpretando a una agente de policía que resulta ser también una mujer lobo. Está claro que nada es sencillo para esta actriz. Piensa que es pura evasión fantástica con el ritmo cómico de Killing Eve.

En este artículo, Marama habla por primera vez de su extraordinaria vida, del matrimonio concertado de sus padres, del momento en que se trasladó a Londres, de por qué nunca utilizará la palabra “secta” para describir su educación y de cómo nunca se deja atrás el movimiento…

2

The Watch es un proyecto de ensueño. Háblame de tu papel…

Interpreto a Angua Von Uberwald, que es miembro y cabo de la Guardia de la Ciudad. Esencialmente somos un grupo de policías inadaptados que viven en esta ciudad donde el crimen ha sido legalizado. Viven en esta especie de ciudad estancada, y su papel le ha sido arrebatado. Así que cuando la conocemos por primera vez en el primer episodio, está sentada, aburrida, disparando a las palomas y pasando desapercibida. Pero, a medida que se desarrolla la historia, descubrimos que pasa desapercibida porque se protege a sí misma y a sus amigos. Ah, y es una mujer lobo.

Tiene muchos problemas y es una mujer lobo, ¡es una vida dura!

¡Sí! A lo largo de la historia, ella lucha contra su dualidad y trata de averiguar quién es y dónde encaja en este mundo.

Angua Von Uberwald se enfrenta a esta doble identidad. ¿Cuáles han sido algunos de los puntos de inflexión en la comprensión de su propia identidad?

Bueno, crecí en Malta, que es una isla muy pequeña. Fue una educación bastante conservadora, ya que es un país extremadamente católico. En Inglaterra hay un pub en cada esquina, en Malta hay una iglesia en cada esquina. Mi madre es maltesa y mi padre es de Nueva Zelanda. Mis padres se unieron a un movimiento espiritual en los años 70 conocido como la Iglesia de la Unificación. Algunos los llaman los Moonies. Algunos lo llaman secta, así que nací en esta nueva forma de vida que mis padres habían encontrado. Mis padres también tuvieron un matrimonio concertado en Nueva York, en el Madison Square Garden, y había otras 4000 parejas casándose al mismo tiempo.

¿Cómo se arregló el matrimonio de tus padres?

El líder del movimiento juntó a estas personas. Siempre bromeo con mis padres, que es como un Tinder de los años 70-80, pero creo que mis padres estaban buscando algo. Estaban encontrando un lugar al que sentían que pertenecían y buscando algo más elevado. Así que, al crecer en Matla, crecí con esta sensación de dualidad, teniendo estas dos enseñanzas, entre el movimiento religioso de mis padres y la iglesia católica. Siempre sentí un poco como si cargara un secreto todo el tiempo.

¿Cómo fue la experiencia de crecer entre dos religiones muy diferentes?

Recuerdo que cuando era joven fui a las clases de catecismo para hacer la comunión, que había que hacer en Malta. Estaba al fondo de la clase y la profesora estaba explicando cómo Jesús murió por nosotros y yo levanté la mano diciendo: “Jesús fue asesinado y el Mesías está aquí”. La monja me apartó y me dijo: “¿Quién te dice estas cosas?”. Probablemente pensó que el diablo había entrado en mí. Me dio una estatua de la Santa María y me dijo: “Camina a casa, reza Avemarías hasta que llegues a casa. Y reza para que Jesús te perdone”. Así que me fui caminando a casa con la estatua de Santa María. He leído sobre muchas personas que han crecido en diferentes nuevas religiones, movimientos o cultos, etc. y son tan expresivos sobre la forma en que se sienten. Pero creo que todavía estoy procesando las cosas por mí misma. Todavía estoy tratando de entender todo eso.

¿Cómo te sientes al haber dejado atrás ese mundo?

Creo que nunca te vas de verdad. Mis padres tienen sus creencias y yo les respeto. No firmas ningún papel para irte. Todo el mundo busca diferentes maneras de enfrentarse a la vida. Vivimos en un mundo tan extraño. Todos buscamos un sentido y lo que sea para ti, hazlo.

¿Crees que encontraste tu sentido al dedicarte a la actuación?

Empecé haciendo ballet clásico, y eso siempre fue una terapia en muchos sentidos. Pero no lo sabía. Me dio un espacio seguro para expresarme. En la escuela de ballet hacía un entrenamiento al estilo ruso, y era extremadamente expresivo. Por supuesto, tiene sus reglas, pero se trataba principalmente de bailar con el corazón. Pero, a medida que pasaba el tiempo, empecé a sentir esa sensación de querer usar mi voz y aprender a usarla, así que actuar me pareció la siguiente forma de expresión. En Malta solo teníamos un par de canales de televisión, y la mayoría eran italianos, porque estábamos muy cerca de Sicilia, así que crecí viendo películas clásicas italianas como las de Fellini y De Sica. Siempre pensé: “Vaya, es tan bonito cómo pueden expresar sus emociones una y otra vez. Es tan real y se debe a que realmente han pasado por la guerra, junto con mucho dolor”.

Como tus padres fueron a buscar esa pertenencia en el movimiento, ¿has encontrado eso en las comunidades de actores y bailarines?

Definitivamente, sí.

2

Versión en inglés

4ee0450d7783e8ff60aa3df0e0f2af71

Sin título

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

2 respuestas para “De crecer en “los Moonies” a protagonizar “The Watch””

  1. Pues de estos casos hay gran cantidad y a su manera ellos llevan dentro de si principios y valores que entrega al mundo personas de conciencia y sensibilidad humana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .