Valores Absolutos y el Nuevo Orden Mundial

127146180_3693185364052075_4829900730224884761_n

Valores Absolutos y el Nuevo Orden Mundial

20 de agosto de 1992

Hotel Intercontinental, Seúl, Corea

XIX Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias

Quinto Congreso Internacional de la Academia de Profesores para la Paz Mundial

Honorable presidente, distinguidos académicos, huéspedes respetados, señoras y señores:

Es un placer para mí dirigirme a ustedes en esta sesión plenaria de apertura de la XIX Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias y el V Congreso Internacional de la Academia de Profesores de la Paz Mundial. De todo corazón les doy la bienvenida a mi Tierra natal, Corea.

Dios es el origen del principio del universo

El año pasado, además de la Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias (ICUS) tuvimos dos inauguraciones muy especiales: la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial (FIPM) y la Federación para la Paz Mundial (FPM) Estas dos organizaciones se inauguraron para establecer un nuevo orden mundial.

En la reciente guerra del Golfo fuimos testigos de cómo el mundo llegó a estar implicado en una guerra religiosa. Tales desastres globales causados ​​por las diferencias religiosas seguirán teniendo lugar en el futuro.

Hasta el presente, muchos políticos se han aprovechado de los conflictos religiosos para sus fines egoístas. Las religiones se han mantenido impotentes y confundidas, sin reconocer claramente su responsabilidad en relación a la paz mundial. Ahora, a través de la FIPM, los líderes de las religiones del mundo cooperarán armoniosamente y se convertirán en líderes de la paz mundial.

La religión debe ser la conciencia de todas las culturas, estableciendo el estándar de la justicia pública. Cada religión se enorgullece de mantener sus propias tradiciones sin cesar. Cada persona cree que su propia religión es mejor que todas las otras religiones. Sin embargo, las enseñanzas religiosas no solo contienen factores universales, sino que, además, todas ellas provienen de Dios. Después de todo, el único Dios es el Dios de todas las religiones. Por lo tanto, las religiones deberían hacer hincapié en sus principios universales y, al hacerlo, purificarse y elevarse a sí mismas. El valor central de cada religión es el amor verdadero de Dios, que puede ser descripto por la enseñanza: “vivir por el bien de los demás”. De acuerdo con esta doctrina, los individuos viven por el bien de la familia, la familia vive por el bien de la comunidad, la comunidad vive por el bien de la nación, la nación vive por el bien del mundo y mi religión vive por las bien de otras religiones. Este principio es sumamente cierto.

La fuente del principio universal es Dios. En la creación del universo, Dios mismo se invirtió totalmente por el bien de Su creación. A lo largo de la historia, es Dios quien ha estado continuamente sacrificándose a Sí mismo para salvar a los seres humanos caídos, quienes han estado viviendo a su manera. Los profetas, los santos y los sabios, quienes conocían la Voluntad de Dios, han seguido sus principios en sus propias vidas.

Sin contentarse con el hecho de mantener la verdad para sí mismos, caminaron el sendero del sacrificio con el fin de enseñarlo a los demás. Moisés, Confucio, Buda, Mahoma, Sócrates y Jesús son santos que sufrieron dificultades y fueron perseguidos. Ellos se sacrificaron para iluminar y liberar a la humanidad.

La Federación para la Paz Mundial es una federación cooperativa de políticos y organizaciones no gubernamentales. El mundo de hoy no se puede mantener por el nacionalismo. El actual brote de violencia étnica en Europa del Este solo demuestra la naturaleza destructiva del nacionalismo. El orgullo nacional y la autodeterminación son buenas y justas solo cuando están dedicados a servir a la comunidad mundial. El patriotismo que coloca a la propia nación en primer lugar, mientras promueve la enemistad hacia otras naciones, va en contra del principio universal de vivir por el bien por los demás. Todos estos “ismos” que van en contra del principio universal están destinados a desaparecer.

Ahora podemos observar una tendencia en la que las naciones se unen para formar asociaciones multinacionales, tales como la Comunidad Económica Europea. Esta tendencia se intensificará en los próximos años. En todo el mundo, las naciones se unirán en las comunidades regionales, como la Unión Europea, la comunidad del Este de Asia, la comunidad del Islam, la comunidad de naciones africanas y la comunidad de Norte y Sur América.

La armonía y la unidad religiosa son condiciones necesarias para la paz

Con el fin de que los políticos puedan trascender su propio interés nacional, deben unificar los valores comunes a través de los cuales puedan unir a las naciones. Entonces, ¿qué puede unir a las naciones europeas? Las políticas económicas por sí solas no son suficientes. Todavía existen muchos conflictos entre las naciones industrializadas y las naciones agrícolas. Incluso en la Unión Europea, las políticas sociales son otra fuente de discordia. Si hemos de encontrar un solo factor común para unir a todas las naciones de Europa, lo encontraremos principalmente en el ámbito de la cultura cristiana.

Al ser comparados con la gente del Medio Oriente o Asia, es evidente que los europeos comparten muchas cosas: una cultura común, costumbres sociales y, sobre todo, una forma común de pensamiento y visión del mundo. La raíz de esta cultura común europea es el espíritu cristiano. La cultura cristiana es el fundamento de la vida intelectual, social y política de Europa.

Sin embargo, a lo largo de la historia, la cristiandad Europea ha luchado contra serias divisiones. Al observar el conflicto entre Irlanda del Norte y Yugoslavia, podemos darnos cuenta que sus problemas se derivan de luchas religiosas no resueltas entre los protestantes católicos y los cristianos ortodoxos. Por lo tanto, la armonía y la unidad religiosa son las condiciones necesarias para la paz y la unidad política y social.

Un futuro mundo ideal consistirá en las comunidades de las naciones, unificadas entre sí por una religión y una cultura comunes, y relaciones económicas y políticas. Yo visualizaba esta tendencia hace muchos años atrás. Es por ello que desde hace más de cuarenta años he estado promoviendo actividades interreligiosas, persiguiendo el diálogo y la armonía, a pesar de los muchos sacrificios que he tenido que hacer.

Para que un mundo ideal se haga realidad en el futuro, debemos que ser capaces de evitar las guerras religiosas. Para resolver este problema, he estado desarrollando y estableciendo con esmero un fundamento que pueda abarcar todas las religiones. Antes de empezar mi ministerio, tomé el Principio que me fue revelado y lo presenté ante Jesús, Buda, Confucio y el Profeta Mahoma en el mundo espiritual, y ellos confirmaron que era verdad. Los líderes de todas las religiones reconocen ahora que, para realizar un mundo de paz, todas las personas religiosas tienen que centrarse en las enseñanzas universales de su fe y adoptar medidas positivas para generar armonía entre sí. Es mi misión ordenada por Dios llevar al mundo a la unificación bajo Dios.

La Federación Interreligiosa para la Paz Mundial y la Federación para la Paz Mundial trabajarán juntas como lo hacen la mente y el cuerpo. Hasta el día de hoy, la gente caída ha permitido que el cuerpo domine su vida individual, creando un mundo de individuos egoístas que oprimen a los demás para su propio placer.

Esto es el infierno en la Tierra. Solo unas pocas personas han seguido la voz de la conciencia, que emana de la mente, impulsados a seguir la religión y resistir las tentaciones del cuerpo. Solo estas personas pueden encontrarse con Dios y encontrar el Cielo en la Tierra. Del mismo modo, pocos políticos nacionales han escuchado la voz de la religión. En medio del clamor de la política, la voz de los valores morales y espirituales se ha escuchado muy débilmente.

En Occidente, los políticos han tratado de establecer prosperidad en las leyes políticas y económicas sin Dios. Sus esfuerzos han sido y serán en vano. Ninguna nación puede prosperar sin la bendición de Dios. Dios bendice a las naciones que practican la fe, la moral y el principio de vivir por el bien de los demás.

Sin embargo, los políticos todavía ven solo la Tierra, ciegos a la influencia de los Cielos. Los líderes comunistas trataron durante setenta años de establecer la prosperidad sin Dios, y ahora sus naciones están en quiebra. Del mismo modo que Occidente está plagada por la recesión, el crimen y la decadencia social.

Sin embargo, estos problemas no se resolverán hasta que los líderes religiosos abran los ojos y descubran su verdadera causa. Cuando los líderes religiosos se unan por el bien de la paz mundial bajo Dios, los políticos van a obedecer las enseñanzas de la religión. Entonces, y solo entonces, seremos capaces de resolver nuestros problemas sociales y económicos. Solo entonces las naciones del mundo se unirán naturalmente en el camino hacia la paz. La Federación Interreligiosa para la Paz Mundial y la Federación para la Paz Mundial tendrán éxito donde las Naciones Unidas y muchas otras organizaciones no lo tienen, debido a que estas federaciones se basan en el fundamento del Principio.

La gran tarea de nuestra generación

¡Respetados académicos! El papel de los académicos en el desarrollo de un mundo ideal es sumamente importante. Su rol es necesario para garantizar una educación integral para todos los ciudadanos del mundo y la comunicación dinámica entre todos los segmentos de la sociedad. La gente aprende a construir su personalidad a través de sus familias, iglesias, escuelas y organizaciones sociales. Estos deben cooperar entre sí de forma continua con el fin de elevar personas íntegras que puedan nutrir una sociedad civilizada. La gran tarea de nuestra generación es encontrar la forma de aplicar esta educación integral a nuestra aldea global pluralista. Ustedes, académicos, son el cofre del tesoro del conocimiento en la sociedad. Sin embargo, sus estudiantes aprenden más de la persona que son que de los conocimientos que enseñan.

Los estudiantes imitan los hábitos de los maestros, heredan las actitudes y pensamientos sobre la sociedad de los maestros, y son profundamente influenciados por el sentido de los valores de los maestros. Siempre necesitan estar en la posición del profesor y esforzarse por ser ejemplos inspiradores para el futuro. Su misión, que es la creación de una nueva tradición cultural arraigada en el valor absoluto del amor verdadero originario de Dios, es realmente preciosa.

Como ustedes saben, esta Conferencia ha sido organizada en el marco del primer Festival Mundial de Cultura y Deportes. Se trata de un acontecimiento histórico que procura orientar la cultura espiritual de la humanidad, fomentar la búsqueda de los verdaderos valores de la felicidad de la humanidad y abrir el camino a un nuevo mundo de paz y armonía entre Dios, la gente y la naturaleza. Es un festival que está reuniendo a los miembros claves de la comunidad internacional, académicos, religiosos, periodistas, políticos y líderes de la juventud; la combinación de su sabiduría colectiva y su experiencia práctica en relación con la unificación de la humanidad.

El 25 de agosto, aproximadamente treinta mil parejas de todas las regiones del mundo recibirán la Bendición Sagrada Matrimonial, comprometiéndose a establecer una nueva tradición familiar centrada en Dios. La familia es el elemento más fundamental de la sociedad. La solución a todos los problemas sociales comienza con la solución a los problemas en la familia. El ideal de la “una familia mundial de amor verdadero” trascendiendo razas se relaciona directamente con el cumplimiento de un mundo pacífico. Las personas que prometen convertirse en ejemplo, las parejas centradas en Dios, la creación de familias bendecidas, ofrecerán un modelo importante de la ética y la moral. De esta manera, las familias ideales, las sociedades, las naciones y un mundo ideal, lo que representa el fruto del amor verdadero, se hará realidad. El hecho de que sesenta mil personas del mundo se reúnan para recibir la Bendición simboliza la unidad bajo Dios y los Padres Verdaderos.

Los invito a todos a asistir a esta histórica ceremonia de Bendición. En conclusión, me gustaría presentarles tres proyectos que estoy planificación y promocionando. El primero es un libro de escrituras, que ya he publicado, que se esfuerza en unir a las ideologías y religiones del mundo. El segundo es una enciclopedia que reúne la sabiduría y las culturas de la humanidad en el siglo XXI, que la Fundación Cultural Internacional ha comenzado a componer. La tercera y última es la Universidad de Bridgeport, que adquirí por la Federación Mundial de Universidades, para promover el intercambio de conocimientos y el intercambio mundial entre profesores y estudiantes. Estos tres nuevos proyectos contribuirán en gran medida a la creación y la promoción del mundo de la nueva cultura en la futura aldea global.

Una vez más, quiero expresar mi gratitud a todos ustedes por asistir a esta conferencia significativa en Seúl. Agradezco especialmente al Dr. Tor Ragnar Gerholm, quien ha trabajado muy duro como presidente de las ICUS, y el Dr. Morton A. Kaplan. Que sus debates sobre esta conferencia sean muy fructíferos. Oro para que la protección y la bendición de Dios estén con ustedes y sus familias.

Gracias.

126562853_3724236564277767_209632652658595862_n

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .