La Familia Ideal de Dios y el Reino del Mundo Ideal de Paz

121369584_2889418857937062_8456433424421755102_o

La Familia Ideal de Dios y el Reino del Mundo Ideal de Paz

2 de febrero de 2006

Centro de Exposiciones Internacional de Corea, Goyang, Corea

Primera Asamblea Global de la Federación para la Paz Universal

Buenas tardes. Me dirijo a ustedes, líderes de todo el mundo, que no dudan en dar su mejor esfuerzo para realizar la paz mundial. Quisiera expresar mi más profunda gratitud por estar presentes esta noche a pesar de todo su trabajo.

Damas y caballeros, ahora que estamos ingresando al siglo XXI, nos encontramos en un punto de transición realmente histórico. Estamos en un punto de decisión. ¿Puede echar raíces la paz mundial o estamos condenados a repetir la historia oscura y opresora del siglo XX que estuvo llena de guerras y conflictos?

El siglo XX fue un período de luchas sin fin, incluyendo guerras por el dominio colonial, la Primera y Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y la Guerra Fría. Al vivir en esta Era, dediqué toda mi vida a cumplir el ideal de Dios de paz. Siempre oré sinceramente para que las Naciones Unidas, fundada después de la Segunda Guerra Mundial, fuera una institución de paz y defendiera la Voluntad de Dios para realizar la paz mundial eterna.

Las Naciones Unidas han hecho contribuciones importantes por la paz; pero, siendo que en su sexagésimo aniversario hay un amplio consenso, tanto dentro como fuera, la organización de la ONU aún tiene que descubrir la forma de cumplir con sus propósitos fundacionales. El número de estados miembros se acerca a los doscientos, y las oficinas de esos estados no hacen más que representar o incluso insistir en sus propios intereses. Ellos parecen ser inherentemente incapaces de resolver los conflictos o de lograr la paz.

Por estas razones, hoy declaro ante toda la humanidad la fundación de una nueva organización internacional: la Federación para la Paz Universal. Su misión es renovar las Naciones Unidas y proveer un nuevo nivel de liderazgo como una ONU “tipo Abel”; es decir, una organización cuyos esfuerzos por la paz se ofrezcan al Cielo y que pueda invertir constantemente en el servicio por el bien de los demás. Para conmemorar este día en toda su plenitud, estoy declarando un mensaje de Dios para todas las personas que viven en esta Era. Este mensaje se titula: “La Familia Ideal de Dios y el Reino para el Mundo Ideal de Paz”.

Estimados líderes del mundo, ¿cuál piensan que es el último propósito de Dios al crear a los seres humanos? Para decirlo simplemente, es experimentar alegría al relacionarse con familias ideales llenas de amor verdadero. ¿Cómo es una familia ideal? Primero, cada persona en esa familia es un dueño del amor verdadero. Cuando Dios primero creó a los seres humanos, Él hizo que Adán represente a todos los hombres y que Eva represente a todas las mujeres, con la intención de que se convirtieran en dueños del amor verdadero. La forma más rápida de cultivar el carácter de amor verdadero era asegurando una relación entre padre e hijo con Dios, mediante la cual podrían vivir sirviendo a Dios como su Padre. Ellos debieron haber seguido el camino de vivir como una sola familia con Dios.

Los invito a meditar profundamente y a preguntarle a Dios mediante oración: “¿Cuál es el centro del universo?”. Estoy seguro que la respuesta que escucharán será: “La relación padre e hijo”. Nada es más importante o más precioso que la relación entre padre e hijo. Esto es así porque define la relación fundamental entre Dios, el Creador, y los seres humanos.

Entonces, ¿qué define la relación entre padre e hijo? Tres cosas definen esta relación: el amor, la vida y el linaje. Sin el amor de nuestros padres como una condición previa, ninguno de nosotros estaría vivo ahora. Dios creó a los seres humanos por amor absoluto para que sean compañeros con Él en amor. Esta relación forma un eje de amor que está ligado a Dios como el Padre con los seres humanos como los hijos e hijas.

¿Hay algo más elevado o preciado que ser hijo o hija de Dios? Si algo fuese más grande que esto, seguramente el deseo humano aspiraría a obtenerlo. No hay nada más elevado. ¿Ustedes creen que cuando el omnisciente y todopoderoso Dios creó a Adán y Eva, secretamente reservó la mejor posición para Él e hizo que Adán y Eva tuvieran una segunda posición? No podemos imaginar que Dios le hiciera eso a Sus hijos, los compañeros que fueron creados para compartir un amor absoluto con Él. Como nuestro Padre Verdadero eterno, Dios invirtió el 100 por ciento en la creación de los seres humanos y nos entregó el derecho de tener la misma posición que Él, participar en Su trabajo como iguales, vivir y heredar todo de Él. Dios le entregó a los seres humanos Sus propios atributos.

Aunque Dios sea un ser absoluto, Él no puede ser feliz por Sí mismo. Adjetivos tales como “bueno” y “feliz” no se pueden aplicar a una persona que viva aislada, se aplican solo cuando hay una relación mutua y dinámica. Imaginen a una cantante profesional que se encuentra sola en una isla desierta. Ella podrá cantar con todas sus fuerzas, pero sin nadie que la escucha, ¿puede sentir felicidad? De la misma forma, incluso el auto existente Dios necesita absolutamente a un compañero con quien poder compartir amor para así poder experimentar júbilo y felicidad.

Lo siguiente es la vida. ¿Cómo vamos a vivir para convertirnos en los compañeros de Dios y devolverle alegría? En otras palabras, ¿Cómo vamos a vivir para convertirnos en hijos de Dios, personas de las que Dios pueda deleitarse en llamarlos “Mi hijo” o “Mi hija”, porque Él ve en cada uno de nosotros una divinidad igual a la Suya? ¿Cómo podemos convertirnos en los compañeros de Dios en la realización de las obras de la Creación, compañeros que puedan heredar la creación entera? Esta es mi respuesta: debemos imitar el ideal que Dios estableció al principio de Sus actos creativos. Al principio de la Creación, Dios actuó con el principio de “vivir por el bien de los demás”. Él estableció la práctica del amor verdadero como el núcleo; y, a partir de ese punto, comenzó a crear.

Por lo tanto, para convertirnos en los hijos de Dios, nuestra primera responsabilidad es asemejarnos a Dios. Tenemos que encarnar el amor verdadero. La forma de encarnar el amor verdadero comienza al vivir como hijos devotos; luego como patriotas, santos, y finalmente un hijo o hija divinos de Dios. En ese punto podemos experimentar las emociones más internas del corazón de Dios y resolver el dolor que Él ha experimentado por decenas de miles de años desde la Caída de Adán y Eva. No se debió a ningún defecto o falta de habilidad que Él esté encarcelado en un gran dolor y que soporte un sufrimiento inmenso detrás de las escenas de la historia.

Hay cuestiones en el Principio de la Restauración que Él no ha sido libre de revelar, que lo hicieron esperar pacientemente hasta que las posiciones de Adán y Eva, perdidas en la Caída humana, fueran recuperadas a través de la aparición del “Segundo Adán” perfeccionado. Aunque Dios es todopoderoso, Él no va a dejar de lado las leyes y los principios eternos que Él mismo creó.

¿Saben qué es lo que más ha lastimado el corazón de Dios, causándole el mayor sufrimiento de la larga historia desde la Caída de Adán y Eva? Dios perdió Su linaje. Y con la pérdida de Su linaje, Él perdió Su derecho de propiedad. Déjenme hablarles un momento acerca del linaje. El linaje es más importante que la vida y más importante que el amor. La vida y el amor vienen juntos para crear el linaje. El linaje no puede establecerse si faltan la vida o el amor. Por lo tanto, entre estas tres cualidades que definen la relación padre hijo (amor, vida y linaje) el linaje es el fruto.

El linaje de Dios contiene la semilla del amor verdadero. El linaje de Dios provee el contexto y el ambiente para una vida verdadera. Por lo tanto, para que podamos convertirnos en las personas ideales previstas por Dios; esto es, las personas de carácter ideal, y para crear familias ideales, primero tenemos que unirnos a Su linaje. Para ir un paso más allá, una vez que nos unimos al linaje de Dios es posible crear la Tierra natal de Dios, la nación ideal. Solo cuando nos unimos al linaje de Dios será posible establecer el reino del mundo ideal de paz. Por favor, graben en sus corazones la importancia del linaje. No puedo enfatizar esto lo suficiente.

Sin el linaje, ni la vida ni el linaje podrían perdurar. Ustedes se esfuerzan para mantener una buena tradición, pero eso solo va a durar a través del linaje. El linaje es el puente que permite que el espíritu de los padres siga avanzando a través de las generaciones siguientes. En otras palabras, el linaje es la primera y la última condición necesaria para que los padres cosechen los frutos de su amor, los frutos de su vida y los frutos de su alegría. Tenemos que saber esto con seguridad.

Sin embargo, cuando Adán y Eva cayeron, este linaje, más precioso que la vida misma, se perdió. Los frutos de la vida verdadera y el amor verdadero nunca maduraron, sino que se convirtieron en los frutos de Satanás, carentes de cualquier relación con el Cielo. De ellos descendieron los sesenta y cinco billones de personas que ahora viven en la Tierra. Dios esperaba que las semillas que Él plantó en la primavera del Jardín del Edén crecieran como un cultivo abundante para poder cosecharlo en el otoño. El ideal de Dios de la Creación fue elevar a Adán y a Eva, a Su hijo e hija, hasta el punto donde ambos pudieran florecer en amor verdadero, florecer con una vida verdadera y dar fruto en un linaje verdadero. Dios ansiaba recoger a los dueños, las familias y la nación de vida eterna, amor eterno y linaje eterno.

El amor falso, la vida falsa y el linaje falso infestaron la Tierra. El amor, la vida y el linaje de Dios cayeron en manos el adúltero Satanás, el enemigo del amor. El Cielo y la Tierra fueron sofocados y transformados en el infierno. El mundo se convirtió en un lugar horrible, alejado de la presencia de Dios. No obstante, hasta hoy día, la humanidad vive ignorante de todo esto. Las personas son engañadas por creer que el linaje del enemigo es la línea de vida de la que el mundo depende. Esta es la horrible verdad acerca de la humanidad que descendió de la Caída. Es por eso que decimos que este mundo es el infierno en la Tierra. Dios ve la situación trágica de la humanidad con un corazón lleno de dolor.

Después de crear a Adán y a Eva en el Jardín del Edén, Dios pretendía casarlos con Su Sagrada Bendición y legarles el derecho de propiedad del Cielo. Dios quería que Adán y Eva heredaran de Él la propiedad el universo entero. Sin embargo, esto terminó bajo el control de Satanás. Dios es como un padre que trabajó hasta sudar durante toda Su vida para acumular bienes para Sus hijos, todo para que un ladrón se lo robara en una noche.

¿Quién puede comprender el adolorido y triste corazón de Dios? Dios perdió Su linaje y a Sus hijos y fue obligado a entregar la propiedad de las naciones y el mundo a Satanás. Solo había una forma de recuperar este linaje y propiedad. Este era el camino de conseguir la subyugación natural de Satanás, lo que significa hacer que Satanás se rinda voluntariamente. ¿Cuál es el secreto para lograr esto? Solo se puede lograr con el poder del amor verdadero, cuando amamos a nuestros enemigos más de lo que amamos a nuestros propios hijos.

¿Ha habido un momento en el cual Dios pudiera regocijarse con los seres humanos como su Padre Verdadero y Madre Verdadera, disfrutando de los lazos naturales de padre e hijo? ¿Ha podido disfrutar Dios de al menos un año de comodidad con Sus hijos, sabiendo que todo lo que había creado estaba bien? La respuesta es no; Dios no ha experimentado tal alegría ni siquiera por una hora. ¿Alguien ha sido capaz de consolar a Dios en medio de este dolor? No. Porque nadie ha sabido la razón de esta brecha insalvable que ha separado a Dios de la humanidad. Nadie ha sabido por qué Dios y la humanidad están en tal situación trágica.

El relato bíblico de Caín y Abel revela los comienzos del conflicto humano incluso dentro de la familia de Adán. Ese relato revela el arquetipo de la interminable historia de luchas, guerras y conflictos de la humanidad. Estamos en conflicto en muchos niveles, comenzando con la guerra entre la mente y el cuerpo dentro de cada individuo, extendiéndose a las guerras entre naciones e incluso el conflicto global entre el materialismo y el teísmo. El egoísmo y el individualismo extremos amenazan nuestra prosperidad incluso hoy en día. Consideramos que los jóvenes son la esperanza de la humanidad, quienes mantienen la promesa para el futuro, pero las drogas y el sexo libre los esclavizan. Los países avanzados parecen creer que lo único que importa son los bienes materiales. Ellos reconocen sus propios intereses mientras ignoran la miseria de decenas de miles que mueren de hambre cada día.

¿Quién puede desatar el nudo antiguo de Caín y Abel? Este nudo se ha estado apretando durante miles de años, y cada vez parece enredarse más y más. ¿Creen que las Naciones Unidas pueden desatarlo? Las Naciones Unidas, en su fundación, proclamaron un movimiento para la paz mundial, y por sesenta años se dedicaron a esa labor; sin embargo, la paz mundial aún se ve muy distante. Nunca llegará la paz entre las naciones mientras aquéllos a quienes se les confió la labor no resuelvan la relación Caín-Abel entre sus propias mentes y cuerpos. Por lo tanto, ha llegado el tiempo de poner en marcha la soberanía de tipo Abel para un mundo ideal de paz que va a establecer su curso de acuerdo a la Voluntad de Dios.

Dios anheló con todo Su corazón que alguien apareciera y resolviera estas tragedias, pero tal persona jamás apareció en la Tierra. Dios esperó y esperó, anhelando que alguien pudiera tomar el rol de Padre Verdadero. Si alguien se hubiera presentado, estoy seguro que Dios habría aparecido en sus sueños, le habría llevado el sol y la luna, y lo habría cubierto con un rayo de alegría y una tormenta de éxtasis desde los Cielos.

En este sentido, es un milagro de milagros que, por primera vez en la historia, un hombre haya tenido éxito en establecer la posición de Adán y haya asegurado la posición de dueño del amor verdadero, y que haya recibido la unción de Dios como el Padre Verdadero de la humanidad. Es un hecho maravilloso que esa vida coincida con la de ustedes, y que ustedes y él respiran el mismo aire. Yo obtuve la victoria en la posición del Padre Verdadero horizontal que viene a rescatar a la humanidad caída. Sobre este fundamento, el 13 de enero del 2001, le dediqué al Cielo la “Ceremonia de Coronación para el Reinado de Dios”. A través de esa ceremonia liberé a Dios, nuestro Padre Verdadero vertical, quien ha tomado responsabilidad por la Providencia de la Restauración. Esa fue la bendición más elevada y grandiosa que la humanidad ha recibido en toda su historia. Esta victoria fue absoluta, única, incambiable y eterna. ¡A través de esta victoria providencial absoluta, el cuerpo y la mente de Dios fueron completamente liberados!

¡Respetados líderes! Nuestro lazo con el linaje de Satanás ha causado mucho sufrimiento a lo largo de la historia. Ahora vamos a dar un paso valiente para cortar esos lazos y ser injertados en la raíz del linaje de los Padres Verdaderos. ¿Por qué deberíamos seguir engañados viviendo y muriendo como olivos silvestres? Un olivo silvestre, incluso si vive miles de años, solo va a seguir produciendo las semillas de más olivos silvestres. ¿Dónde podemos encontrar el camino para escapar de este círculo vicioso? A través de la Sagrada Bendición.

La Ceremonia de la Sagrada Bendición ofrece la gracia de ser injertados al árbol de olivo verdadero. Esto fue establecido por los Padres Verdaderos, que llevaron el linaje verdadero de Dios a toda la humanidad. Una vez que cambien su linaje por el linaje de Dios, su descendencia pertenecerá naturalmente al linaje de Dios. La Sagrada Bendición se recibe en tres etapas: renacimiento, resurrección y vida eterna. Una vez que reciban la Sagrada Bendición de los Padres Verdaderos pueden dar a luz hijos puros, sin pecado, y crear una familia ideal.

La mejor forma de recibir la Sagrada Bendición es con alguien de otra raza, nacionalidad o religión. A esto le llamo un “matrimonio intercultural”. Esto contribuye a la enorme tarea de trascender las barreras de raza, cultura, nacionalidad, etnia y religión y hacer de la humanidad una familia. A la vista de Dios, no hay diferencias con el color de la piel. Dios no reconoce las fronteras nacionales. Dios no se deja llevar por las barreras religiosas y culturales. Esos no son más que trucos del diablo. El demonio los ha estado usando para dominar a la humanidad como un falso padre por decenas de miles de años.

Imaginen a dos familias enemigas que se han maldecido mutuamente a lo largo de sus vidas, personas que jamás desearían vivir juntas. ¿Qué pasaría si esas familias se uniesen a través de la Sagrada Bendición de Matrimonio Intercultural? Si el hijo de una familia y la hija de la otra familia se convierten en esposo y esposa, se aman mutuamente y viven felices, ¿los padres de esas dos familias maldecirían a sus propios hijos? Si ese hijo ama a esta hermosa hija de una familia enemiga y ella, como la nuera, tuviera que dar a luz a los nietos del Cielo, perfectamente puros y buenos, los abuelos sonreirían de placer. Con el tiempo, se transformarían los dos linajes que una vez estuvieron impregnados de enemistad.

¿Qué otro método, además del matrimonio intercultural, va a empoderar a blancos y negros, judíos y musulmanes, orientales y occidentales y personas de todas las razas para vivir como una única familia humana? La familia establece el patrón para vivir juntos en paz. La familia ideal es el nido donde vivimos y aprendemos a hacernos uno. Entonces tenemos el fundamento del amor y el respeto entre padres e hijos, la confianza y el amor entre esposo y esposa y el apoyo mutuo entre hermanos. Por esta razón fundamental, ustedes deben recibir la Sagrada Bendición de Matrimonio de los Padres Verdaderos y establecer la tradición del Cielo de familias ideales.

Déjenme repetirlo: para asemejarnos a Dios, el Ser original del amor verdadero, tenemos que convertirnos en los dueños del amor verdadero. Debemos encarnar el amor verdadero y practicarlo para desarrollar nuestro carácter. Esta es la forma en que podemos convertirnos en padres verdaderos.

Entonces, ¿qué es una vida de amor verdadero? El amor verdadero es el espíritu de servicio público. Esto trae la paz que está en la raíz de la felicidad. El amor egoísta busca que nuestro compañero exista por nuestro propio bien, pero el amor verdadero está libre de esa corrupción. Además, su esencia es dar y vivir por el bien de los demás y por el bien del conjunto. El amor verdadero da, olvida que ha dado y sigue dando sin parar. El amor verdadero da con alegría. Vemos esto en el alegre y amoroso corazón de una madre que alimenta a su bebé en sus brazos y lo nutre con su pecho. El amor verdadero es un amor que se sacrifica, tal como un hijo filial que tiene su mayor satisfacción cuando ayuda a sus padres. Dios creó el universo a través de semejante amor, que es absoluto, único, incambiable y eterno, e invirtió todo sin esperar recibir algo a cambio.

El amor verdadero es el manantial del universo. Una vez que una persona lo posee, el amor verdadero lo pone en el centro y lo hace dueño del universo. El amor verdadero es la raíz de Dios y un símbolo de Su Voluntad y Poder. Cuando estamos unidos en amor verdadero, podemos estar juntos por siempre e incrementar nuestra alegría con la compañía del otro. La atracción del amor verdadero pone a todas las cosas del universo a nuestros pies, incluso Dios vendrá a morar con nosotros. Nada puede compararse con el valor del amor verdadero. Este tiene el poder de disipar las barreras que han creado los seres humanos, incluyendo las fronteras nacionales y las barreras de raza y de religión.

Los atributos principales del amor verdadero son que es absoluto, único, incambiable y eterno. Quien practique el amor verdadero de Dios vivirá con Dios, compartirá Su felicidad y disfrutará el derecho de participar en Su trabajo como un par. Por lo tanto, una vida que vive por el bien de los demás, una vida de amor verdadero, es el prerrequisito absoluto para entrar al Reino de los Cielos.

Estimados líderes, ahora estamos entrando a una era de bendición. Las promesas de Dios están dando frutos. El Reino de los Cielos en la Tierra, que es el ideal de Dios de la creación y el reino de paz, se está estableciendo ante sus ojos. La vida que he vivido por más de ochenta años, un camino solitario salpicado de sangre y sudor y solo vivido por el bien del Cielo, ahora está dando los frutos de victoria por el bien de las seis mil millones de personas del mundo. Desde el mundo espiritual, los fundadores de las religiones mundiales, junto con decenas de miles de santos y sus propios antepasados buenos, están observando cada uno de sus movimientos. El que se aparte del camino celestial tendrá que asumir las consecuencias.

En más de ciento ochenta países, los embajadores para la paz, que han heredado la Voluntad y la Tradición del Cielo, están trabajando arduamente, día y noche, proclamando los valores del amor verdadero y la familia verdadera. Ellos están avanzando con gran fuerza para establecer un mundo de paz en esta Tierra. En el Medio Oriente, uno de los polvorines más explosivos del mundo, los judíos, cristianos y musulmanes han encontrado los recursos en mi filosofía de paz para participar en una nueva dimensión de diálogo pacífico. El Pensamiento de Unificación del Reverendo Moon también desempeñó un rol decisivo para terminar con la Guerra Fría, y ayudará a cimentar el camino hacia la unificación de mi Tierra natal de Corea.

Sin embargo, todavía no estoy satisfecho porque comencé el trabajo de mi vida bajo el mandamiento del Cielo. He venido como el Padre Verdadero de la humanidad, con la unción de Dios, y estoy determinado a mantenerle mi promesa de construir Su reino. Estoy determinado a borrar todas las divisiones y fronteras nacionales que han envenenado esta Tierra y a establecer un mundo de paz donde todas las personas puedan vivir de la mano.

Estimados embajadores para la paz: creo que han aprendido muchas cosas a través del mensaje de Dios que les estoy transmitiendo ahora. Mientras la humanidad siga vagando sin rumbo, se necesita su ayuda más que nunca como personas que representen al Cielo. Por favor, tomen esta oportunidad para hacer una nueva determinación para ser enviados del Cielo que estén preparados para defender el mandamiento del Cielo. Con esto en mente, quisiera resumir el mensaje que les he entregado hoy para que podamos recibir la misión dada a nosotros por el Cielo y grabarlo.

¿Qué dije que se perdió por la Caída de Adán y Eva, que fueron creados como hijos de Dios?

Primero se perdió el reino del linaje que recibimos de Dios. El linaje de sangre es lo más especial entre todos los derechos especiales que los padres transmiten a sus hijos. A través de la Caída, Adán y Eva recibieron el linaje falso de Satanás y descendieron hasta ser hijos de Satanás. Tenemos que entender claramente que todos los seres humanos, sin excepción y sin importar quiénes sean, son descendientes de la Caída que han heredado el linaje de sangre de Satanás. Cuando Dios creó a Adán y Eva, Él invirtió todo Su 100 por ciento y los creó sobre el estándar de amor absoluto, fe absoluta y obediencia absoluta. Dios les dio Su linaje como la semilla para su amor y su vida.

Así que, a partir de este momento, ustedes están en una posición diferente. Se ha abierto el camino para que cambien su linaje a través de la ceremonia del vino sagrado concedida por los Padres Verdaderos para volver a entregarse a su matrimonio, así podrán establecer familias verdaderas.

La segunda pérdida en el momento de la Caída fue el reino de los hermanos, cuando en la familia de Adán el hermano mayor Caín mató a su hermano menor Abel. La estructura original y la bendición de Dios era que los hermanos llevasen una vida de amor y armonía dentro de la familia, pero las relaciones fraternales se degradaron hasta convertirse en relaciones de enemistad llenas de envidia y resentimiento. Esta es la razón por la que la humanidad necesita restaurar completamente este linaje divisivo a través de los matrimonios interculturales e internacionales liderados por el Reverendo Moon. Solo se puede restaurar la estructura familiar original prevista por Dios cuando el hermano menor, que está favorecido por el Cielo, puede establecer una relación como un compañero sujeto amoroso con su hermano mayor.

Damas y caballeros, debido a que he pasado mi vida exponiendo los secretos malvados de Satanás, era inevitable que tuviese que enfrentar una intensa persecución y sufrimiento que no puedo describir con palabras. Sin embargo, ahora he obtenido la victoria en todos los obstáculos y he declarado la era Posterior a la Apertura del Mundo Espiritual, en donde el poder del Cielo se pone de manifiesto. Sobre este fundamento estoy construyendo un reino representante de Abel en el nivel mundial que una a las religiones y las naciones que representan el 70 por ciento de la población mundial actual. Para crear un reino representante de Caín en el nivel mundial, estoy reuniendo a aquellos con la marca de nacimiento mongol, que forman parte de aproximadamente el 74 por ciento de la población mundial.

Ahora, estos dos, el reino Abel mundial y el reino Caín mundial, deben formar un solo cuerpo, con la Federación para la Paz Universal en la posición de la ONU Abel. Para establecer un mundo de paz en esta Tierra, deben desaparecer los conflictos y las barreras en todos los niveles, y tenemos que llegar a un nivel que trascienda la religión y las naciones. Quisiera recordarles que así es como toda la humanidad podrá entrar al mundo del ideal original de la creación. El destino de la humanidad es cumplir nuestra responsabilidad de establecer el derecho original de propiedad que se perdió debido a la Caída de Adán y Eva.

Por favor, recuerden que ahora es el tiempo en el que el reino de Abel, que está del lado del Cielo, debe abrazar al reino de Caín en un nivel cósmico. Así podremos hacer un nuevo comienzo hacia el establecimiento de un nuevo Cielo y una nueva Tierra, el reino de Dios en la Tierra y en el Cielo, con la completa autoridad del Cielo.

Líderes de todo el mundo, quisiera aprovechar la oportunidad provista por este foro extraordinario para declarar un proyecto realmente histórico y revolucionario por el bien de la paz y el bienestar de la humanidad. Este es un proyecto de un puente combinado y un túnel a través del Estrecho de Bering, donde Satanás ha dividido históricamente oriente de occidente, y donde se separan las masas de Tierra norteamericanas y rusas.

Este pasaje, que llamo Puente-Túnel Rey de la Paz Mundial, unirá un futuro sistema de autopista internacional que permitirá a las personas viajar por auto desde el Cabo de Buena Esperanza en el África hasta Santiago de Chile, y desde Londres a Nueva York, conectando al mundo como una sola comunidad.

Dios nos advierte que ya no se puede seguir tolerando la separación y la división. Realizar este proyecto unirá al mundo como una sola aldea; esto ayudará a derribar las barreras que dividen la raza, la cultura, la religión y la nacionalidad, y a establecer el mundo de paz que ha sido el deseo anhelado de Dios.

Los Estados Unidos y Rusia necesitan unirse, así como las naciones europeas y China, India, Japón, Brasil y todas las otras naciones. Todas las religiones del mundo también deben unirse y unir sus energías para hacer de este proyecto histórico un éxito. Esto jugará un rol decisivo en el establecimiento de un reino de paz en donde las personas no hagan más guerras unos contra otros.

Damas y caballeros, algunos podrán dudar si este proyecto se puede realizar. Sin embargo, siempre hay una manera de hacer las cosas cuando está la Voluntad de Dios. La ciencia y la tecnología del siglo XXI harán posible construir un túnel bajo el Estrecho de Bering. Los costos de la producción tampoco son un problema. Piensen en cuánto dinero está desperdiciando el mundo en guerras. La humanidad tiene que entender que estamos cometiendo pecados temibles en presencia de la historia y de nuestros descendientes. Tomemos este ejemplo: ¿Cuánto dinero ha gastado los Estados Unidos para la guerra de Iraq durante los últimos tres años? Se está aproximando a los 200 mil millones de dólares. Ese dinero sería más que suficiente para completar el proyecto del Estrecho de Bering.

La guerra es el medio más primitivo y destructivo de resolver un conflicto, y esto jamás llevará a la paz mundial. Ahora es el tiempo de cambiar nuestras espadas por arados y nuestras lanzas en podaderas, como enseñaba el profeta Isaías. La humanidad debe terminar con el perverso ciclo de sacrificar las vidas de nuestros hijos y despilfarrar sumas astronómicas de dinero en guerras. Ha llegado el momento de que los países del mundo unan sus recursos y avancen para establecer la paz mundial que es el deseo de Dios, el maestro y el Padre de este gran universo.

Damas y caballeros, la humanidad está viajando hacia una calle sin salida, y la única forma de sobrevivir es defendiendo la filosofía de paz del amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero que estoy enseñando. Ahora que hemos entrado a la era Posterior a la Apertura del Mundo Espiritual, sus antepasados buenos se movilizarán y las fuerzas celestiales descenderán a la Tierra. Pronto, los países y los pueblos que parecen fuertes y poderosos cambiar su curso y se dirigirán a esta dirección.

La elección depende de ustedes. No puede haber perfección en la ignorancia. Este mensaje que les comparto es tanto una advertencia como una bendición del Cielo. Yo, el Reverendo Moon, tomaré la iniciativa de establecer familias verdaderas, sociedades verdaderas, naciones verdaderas y un mundo verdadero. ¿Se unirán conmigo en este camino mientras me elevo y obtengo fuerzas para realizar esta nueva Era de acuerdo con la fortuna celestial? ¿O permanecerán cautivos detrás de las viejas barreras, que son obras de Satanás, detrás de la muralla de su religión, de su cultura, de su nacionalidad y de su raza, y pasarán el resto de sus vidas en agonía y arrepentimiento? Hoy, el Cielo los está convocando para que sean líderes sabios que corrijan este mundo del mal y establezcan un nuevo Cielo y una nueva Tierra.

Hoy estamos participando de la inauguración de la Federación para la Paz Universal. Esto representa la victoria de Dios, el fruto de la sangre, sudor y lágrimas de los Padres Verdaderos y la esperanza de la humanidad. Esta Federación llevará a cabo el rol de una ONU tipo Abel en relación con las Naciones Unidas para construir el Cheon Il Guk junto con las Naciones Unidas. Piensen en el rol pacificador de las Naciones Unidas en el pasado. A veces retiró sus fuerzas antes de completar su misión. La Guerra de Corea es un buen ejemplo. Bajo la bandera de la Federación para la Paz Universal serviremos como la “fuerza policial del reino de paz” y un “ejército del reino de paz” para salvaguardar la paz global. Por el bien del futuro de la humanidad, ansío que ustedes se pongan la nueva “armadura del amor verdadero” en esta nueva Era y sean activistas sabios y valientes en esta fuerza internacional de la paz, por el bien del futuro de la humanidad.

Por favor, graben muy profundo en sus corazones esta advertencia del Cielo. Recuerden que la única forma de heredar el linaje del Cielo y de establecer el reino de liberación y libertad completa es a través de la sagrada Bendición matrimonial establecida por los Padres Verdaderos. Además, la sagrada Bendición provee los medios para establecer la familia ideal de Dios y la paz mundial eterna.

Para finalizar, les pido que den sus mejores esfuerzos para el desarrollo y el éxito de la Federación para la Paz Universal.

Muchas gracias.

121269032_2702364546689591_3915585936672548280_o

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .