Discurso de la Madre Verdadera en la Reunión Especial con los Pastores Coreanos (versión completa)

1

Discurso Completo de la Madre Verdadera en la Reunión Especial con los Pastores Coreanos

HJ Cheonbo Centro de Entrenamiento del Cielo y la Tierra

11 de noviembre de 2020

Hemos tomado una nueva resolución, la resolución seria y solemne de hacer realidad el sueño de los Padres Verdaderos, el Sueño de los Padres Celestiales. No se trata solo de hacer declaraciones; nuestros esfuerzos deben dar frutos reales. Necesitamos crear a los ciudadanos del Chon Il Guk.

El curso continuo de la restauración de la humanidad caída ha sido tremendamente solitario y difícil para nuestro Padre Celestial. Cuando Él estableció figuras centrales en la providencia, ni una sola vez pudieron lograr el resultado necesario. Cada vez que fallaban, Él tenía que establecer otra figura central para llevar a cabo el trabajo. Este proceso ha sido tan difícil y doloroso.

Solo después de seis mil años, en 1943, Dios pudo enviar a Su Hija Unigénita a través del pueblo coreano. Desde la crucifixión de Jesús hace dos mil años, el cristianismo ha pasado por muchos altibajos. Los cristianos han estado esperando en última instancia el regreso de Cristo, que había prometido venir de nuevo. Esperaron al Mesías en el Segundo Adviento. Sin embargo, el cristianismo aún no sabe por qué vino Jesús y qué es lo que desea el Creador. Está claro que han estado esperando el día de su regreso simplemente porque él dijo que volvería.

Jesús también estableció su propósito claramente: “Tendremos la Fiesta del Cordero”. De esto se deduce que los cristianos de hoy, viniendo de los 2000 años de historia del cristianismo, deberían esperar no solo al Mesías, sino también a la Hija Unigénita. ¡La Hija Unigénita! El Hijo Unigénito, Jesucristo, vino hace 2000 años. Fue en el Primer Adviento. Como la providencia del Cielo debe realizarse en la tierra, debe venir de nuevo, y la persona que cumplirá esta misión del Hijo Unigénito es el Mesías en el Segundo Adviento. Y así, el encargado de la responsabilidad del Mesías debe conocer a la Hija Unigénita.

Nuestro Padre Celestial, el Creador, existe por siempre y eternamente. Sin embargo, Él ha querido vivir en la tierra con la gente de aquí. Nuestra vida en la tierra es corta. Durante este corto período de tiempo en la tierra, los padres y los hijos necesitan realizar el amor verdadero, hermoso, puro, inocente y sin tacha entre ellos. Los niños no manchados por la Caída necesitan vivir en asistencia diaria a nuestro Padre Celestial, y cada día para ellos debe estar lleno de la emoción de poder devolverle alegría y gloria.

Cuando hablé sobre el mundo natural durante los dos “Rallies de la Esperanza”, recibí respuestas muy positivas de todo el mundo. Las personas caídas no conocen la belleza de la naturaleza ni se sienten agradecidas por ella. Debido a que el mundo natural opera de una manera lógica siguiendo los principios de la creación, no hay problemas mientras los seres humanos no interfieran con ella. Seguramente ustedes son conscientes de la cantidad de pérdidas que se han producido y de cuántas vidas se han perdido este año debido a las intensas lluvias, los incendios forestales y el creciente número de tifones, todos ellos causados por el cambio climático.

La pandemia COVID-19 sigue cobrándose muchas vidas en todo el mundo, a pesar de que ha pasado casi un año desde que estalló. He oído que la investigación en los Estados Unidos y Alemania ha dado algún resultado, pero no puede ser implementado de inmediato. Además, los científicos dicen que una vez que esto pase, se avecinan calamidades aún más temibles. Dicen que las cosas parecen siniestras porque el hielo en los Polos Norte y Sur se está derritiendo, y no sabemos qué terribles bacterias pueden ser liberadas del suelo congelado para representar una amenaza aún más grave para todos nosotros.

¿No ha destruido la raza humana el hermoso reino del cielo en la tierra que nuestro Padre Celestial soñaba con ver? La realidad actual es que, mientras los países más fuertes permanezcan en la ignorancia de la providencia, el mundo pacífico que la humanidad desea ver y el mundo unificado de “una familia humana”, el Sueño de nuestro Padre Celestial, nunca se realizará. Hay demasiados obstáculos. Esa es la realidad de hoy.

Sin embargo, Dios no se dio por vencido y envió a Su Hija Unigénita a través del pueblo coreano, y así nacieron los Padres Verdaderos. Aquellos que no reconocen a los Padres y, en cambio, se oponen a ellos, no pueden convertirse en hijos del Padre Celestial. Incluso en el mundo secular, los hijos que no honran a sus padres no son tratados con respeto.

Los Padres Verdaderos deberían haber nacido sobre un fundamento a nivel nacional. El Cielo le dio al pueblo de Corea el tiempo para alcanzar la iluminación. ¿Cómo pudieron dieciséis naciones miembros de la ONU participar en una guerra civil que estalló en la pequeña y desconocida península coreana? El pueblo coreano necesita ser consciente de esto.

¡La protección del Cielo! Dios, el Creador, nuestro Padre Celestial, nos ha protegido. Además, nuestro Padre Celestial creó un ambiente donde la Hija y el Hijo Unigénitos, que pueden realizar Su Sueño en la tierra, pueden elevarse a la posición de Padres Verdaderos bajo la protección del Cielo. El pueblo de Corea debe darse cuenta de la enorme Bendición del Cielo y arrodillarse en agradecimiento.

El cristianismo en este país se ha vuelto ciego y sordo; no puede ver delante de él ni oír ningún sonido, ni siquiera la voz del Cielo. Por consiguiente, el curso de la providencia de la Iglesia de Unificación ha sido difícil y peligroso, y ha tenido que seguir un curso sinuoso por todo el mundo durante sesenta años. ¿Serviría para que perdiéramos nuestra oportunidad, en este momento tan urgente, despertar y establecer al pueblo coreano sin falta?

La responsabilidad de los Padres Verdaderos es asistir a los Padres Celestiales en la tierra. Necesitan demostrar este tipo de vida a toda la humanidad. Es por eso que dediqué, frente a nuestro Padre Celestial, un período de tres años de devociones en memoria del Padre Verdadero. Resolví una y otra vez que, ya que estoy por lo menos todavía en la tierra, lograré todo lo que el Padre Verdadero no pudo realizar. ¿Qué sienten cuando ven el Cheon Seung Jeon (el monumento a la victoria del curso de siete años de Canaán cósmico)? ¿Creen que esto fue logrado por el esfuerzo humano? No es así.

No soy joven. Aunque estaba en una situación en la que no podía ver ni una pulgada delante de mí, todavía tenía que seguir, aunque mi cuerpo estaba en tal estado que apenas podía dar un paso. Tenía que lograr resultados. Tenía que mostrárselos a los demás.

Dado que Corea y su pueblo deben proteger y apoyar a los Padres Verdaderos, ¿les parecería bien que solo las familias bendecidas y los niños bendecidos fueran registrados como familias Cheonbo, mientras el pueblo coreano sigue ignorando la Providencia del Cielo? ¿Es así como deberíamos concluir nuestras vidas?

Ya les he hablado con un corazón ansioso para decirles que al menos un tercio de los 7800 millones de personas del mundo deben aprender que el Padre Celestial es su Padre y atenderlo como ciudadanos del Cheon Il Guk mientras los Padres Verdaderos están todavía en la tierra. El deber de aquellos que han recibido la Bendición es vivir todos y cada uno de los días de sus vidas esforzándose por traer alegría y consuelo al Padre Celestial; este pensamiento debe estar grabado en sus propios huesos. No deberían detenerse al recibir la Bendición, ¿verdad? Tenemos que transformar a Corea en una nación bendecida por el Cielo, y a su gente en ciudadanos del Chon Il Guk que puedan abrazar a todos los pueblos del mundo.

Planes como los que teníamos en 2019 no servirán. En los años 2020 y 2021 deben asegurarse de cosechar los frutos. Para lograr esto, necesitan cumplir con su responsabilidad. Si hay líderes de la iglesia que aún no han bendecido a 43 parejas, les daré algo de tiempo. ¿Harán esa resolución: “¡Cumpliremos esta tarea para el aniversario de la Boda de los Padres Verdaderos del año 2021!” y realmente lo lograrán en 100 días? No basta con darme una respuesta ahora. Realmente necesitan hacer esto. Solo entonces serán capaces de movilizar esta nación.

Los Padres Celestiales y los Padres Verdaderos estarán con nosotros en nuestro camino futuro. ¡Que aquellos que se unen como uno con los Padres Verdaderos, y especialmente con la Madre Verdadera, la Hija Unigénita, en la tierra, no encuentren ningún obstáculo y reciban las bendiciones eternas mientras marchan hacia adelante! Espero y rezo para que se conviertan en figuras centrales que puedan cosechar ese fruto.

2

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .