La Realización de un Mundo de Paz Mediante el Ideal de Familias Verdaderas

120501974_2880200105525604_7510407315463467917_n

La Realización de un Mundo de Paz Mediante el Ideal de Familias Verdaderas

27 de noviembre de 1997

Hotel Washington Hilton, Washington, D.C. EE.UU.

Cuarta Conferencia Mundial de Paz

Les doy la bienvenida y les extiendo mis más sinceros agradecimientos por su participación en el Cuarto Congreso por la Paz Mundial de la Federación por la Paz Mundial para contemplar el tema “Una Visión Mundial para el Siglo 21”.

Me gustaría invitarles personalmente a un evento muy especial en el estadio RFK el sábado por la mañana, mi esposa y yo oficiaremos la bendición de 39.6 millones de parejas en 185 países alrededor del mundo. La meta de esta ceremonia era de 3.6 millones de parejas, pero la excedimos ampliamente en 36 millones. Muchas parejas de sus países participarán. Más de 30.000 parejas estarán en el estadio y ceremonias paralelas alrededor del mundo se conectarán vía satélite y video. Esas parejas dedicarán sus matrimonios a Dios, prometiéndose mutua fidelidad eterna, educar a sus hijos con compromiso, fidelidad y fuertes valores morales. Esas parejas son de trasfondos religiosos, lingüísticos, raciales y nacionales distintos; pero lo que las atrae es el amor a Dios y la creencia de que la paz mundial empieza con familias estables, sanas y centradas en Dios.

Me gustaría que todos ustedes observaran esta ceremonia histórica, pero más que eso animo vigorosamente a todos los que están reunidos aquí a que participen también y renueven sus votos matrimoniales ante Dios.

Una visión común para la humanidad

Me gustaría compartir con ustedes acerca del curso que he atravesado en busca de una visión común para toda la humanidad. Después de la experiencia devastadora de la segunda guerra mundial, todas las naciones buscaban la paz. Dios me ha encomendado la misión de crear un movimiento a escala mundial y ayudar a establecer el Reino de Dios sobre el fundamento de 2.000 años de cristianismo. El mensaje central de esta revelación es encontrar el curso fórmula para los “padres verdaderos” y las “familias verdaderas”, que son los que viven por los demás.

Pero el fallo de los líderes cristianos coreanos en recibir este mensaje trajo gran decepción a Dios, y tuve que ir por un curso de sufrimiento, rechazo y humillación por lo que fui encarcelado varias veces a pesar de ser inocente. Este error providencial de parte de las religiones establecidas condujo a que el fundamento espiritual malo colmara Corea, empezando con la división de esa nación y otras calamidades que han plagado al mundo este medio siglo pasado.

Para entender por qué todo esto ha ocurrido, debemos entender la misión de traer un mensaje especial a los líderes cristianos que Dios me encomendó 50 años atrás. En esencia, ese mensaje es el mismo hoy, solo que no es únicamente para los cristianos, sino también para los judíos, musulmanes, budistas, hinduistas y para todas las denominaciones religiosas. El mensaje es que el ideal de la familia verdadera centrada en Dios es la base para las auténticas relaciones y paz entre los individuos, sociedades y naciones.

Siendo un joven, busqué desesperadamente las respuestas a los misterios de la Caída y del sufrimiento humano. He derramado tantas lágrimas y he pasado tantos años en oración solitaria entablando batallas espirituales, que la mayoría de las personas no pudieron entenderme. Después de muchos años de indagar la Biblia y de investigar el vasto mundo espiritual, Dios me reveló el propósito verdadero de la vida humana y la causa del sufrimiento humano originado en el Jardín del Edén con los primeros antepasados humanos.

Los ideales de amor verdadero y familia verdadera

¡Estimados líderes! Deben saber que Dios creó a todos los seres por el bien del amor verdadero y las personas verdaderas. Toda la creación está estructurada en parejas. Los animales, las plantas y los minerales están ordenados en relaciones de sujeto objeto. La armónica relación entre ellos forma la base de toda la existencia, de toda energía reproductora, del amor y la bondad. El ser humano también fue creado con esta polaridad entre mente y cuerpo como individuo y entre hombre y mujer. El ideal de Dios fue que la mente y el cuerpo de un individuo se centraran en su amor, y después que esposo y esposa perfeccionados se uniesen como una familia.

De esa manera, Adán y Eva podrían convertirse en los reflejos verdaderos de la naturaleza divina de Dios y ser Sus objetos recíprocos de amor. Después podrían transmitir a sus descendientes el amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero que emanan de Dios. La familia de Adán, de acuerdo al ideal de Dios, debió haber sido una familia de amor verdadero. Los dos seres ancestrales, Adán y Eva, fueron creados con la expectativa de que transfirieran la Voluntad y el Amor de Dios al mundo y a toda la creación. Adán, Eva y sus hijos debieron haber establecido un modelo que sería el principio fundamental a seguir por toda la posteridad humana. Los descendientes de Adán y Eva deberían haber unificado su mente y cuerpo y entre esposo y esposa. Habrían creado un fundamento que estableciera la paz, la libertad, la felicidad y esperanza que hubiera llenado la Tierra.

El ideal de Dios es que este modelo se extendiera no solo al mundo, sino al universo entero. Por lo tanto, sería posible que la unidad familiar fuese el modelo para una nación y que esta se amplíe a nivel de la familia de Dios a escala de la nación, y el nivel nacional se ampliaría a escala mundial centrado en Dios. A esto se le llamaría el Reino de los Cielos en la Tierra.

La esencia del carácter y de la personalidad de un individuo se forma en la familia. La familia es el punto de partida y la base del amor, la personalidad y la vida. El Principio de la creación nos enseña que nacemos en la cuna de nuestra familia por medio del amor de nuestros padres. Podemos perfeccionarnos como seres de amor empezando como niños que gradualmente crecen para convertirse en esposo, padres y abuelos. Finalmente, pasamos al mundo espiritual en medio del amor de nuestros descendientes.

Por lo tanto, la familia es el corazón más precioso de la vida y del amor humano. Es más importante que cualquier sistema de valores e ideologías o políticas y sistema sociales. Mediante la familia la historia y la nación llegan a existir y el mundo ideal empieza. Sin la familia, la existencia individual no tiene significado y el amor no pasa de generación en generación. Por esa razón la familia prevalece sobre todos los valores, ideologías, sistemas y estructuras. La familia es la base más maravillosa y preciosa para el amor y la vida de todos los hombres y todas las mujeres.

El origen del pecado de la humanidad y la restauración del ideal de la familia verdadera

Pero trágicamente el ideal de la familia verdadera nunca fue realizado. La serpiente tentó a Eva en el Jardín de Edén, y luego Eva tentó a Adán. En lugar de plantarse el amor verdadero de Dios en la raza humana, se propagó el amor falso y egoísta. Debido a que nuestros primeros antepasados, Adán y Eva, entablaron una relación ilícita de amor con Satán, la historia humana se volvió una historia de pecado y miseria. Debido a la Caída, los progenitores de la humanidad en vez de convertirse en buenos antepasados, se convirtieron en malos antepasados, corrompidos por la raíz de la vida y la sangre de maldad. La primera familia empezó con amor falso, y no estableció el carácter perfecto de una persona verdadera, de una pareja verdadera y de padres verdaderos. El fruto del amor falso, el egocentrismo de la humanidad caída, destruye el orden correcto, empezando con la contrariedad entre la mente y el cuerpo y generalizándose en división y lucha en las familias, la nación y el mundo.

La solución y el remedio para las aflicciones de la humanidad, por lo tanto, es retornar a Dios por medio del principio de la restauración por indemnización. Mediante el amor verdadero por otros, podemos parar la lucha entre la mente y el cuerpo y restaurar el carácter original del amor verdadero. La humanidad debe recibir la bendición de los Padres Verdaderos, que son el modelo del carácter de amor verdadero, y crear una familia ideal. Necesitamos restaurar el individuo y la familia verdadera y expandir el amor verdadero y la bondad a escala mundial.

Cincuenta años atrás, traté de traer esta revelación a mis hermanos cristianos creyendo que está verdad podría unir las denominaciones en conflicto y realizar el Reino de los Cielos. Mi intención nunca fue establecer una iglesia nueva separada de las otras. No obstante, el mensaje de Dios se encontró con la negación y la persecución de las iglesias establecidas, y no tuve otra alternativa más que hacer mi propio fundamento, que tardé cuarenta y tres años en construir.

Iniciando en Corea con la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial en 1954, envié misioneros a Japón, a los Estados Unidos, Europa y alrededor del mundo. Sobre esa base, hemos construido muchas organizaciones para expandir los principios de la familia verdadera en los medios, en el arte, la academia, economía e industria, y crear ejemplos y modelos a través de los cuales el pecado puede ser indemnizado y el mundo restaurado.

Los tres dolores de cabeza de Dios

La estrategia de Satanás, que originó el pecado, es siempre destruir el ideal de la familia verdadera y evitar que se echen raíces y se sustancialicen. Esto dio lugar a tres dolores de cabeza para Dios en los últimos cincuenta años. El primer dolor de cabeza fue el comunismo, que niega la existencia de Dios; el segundo es la corrupción y la inmoralidad; el tercero es la división y la desunión entre las denominaciones y religiones del mundo.

Piensen en ello. ¿Cuántas personas inocentes murieron a causa del comunismo? Más de cien millones de personas murieron y millones más fueron esclavizados, muertos de hambre, maltratados y heridos por pasar toda su vida en sufrimiento. Además de causar la muerte y el sufrimiento físico, hay un crimen del comunismo que es aún mayor. El comunismo propaga una falsa doctrina que niega a Dios y evita que los hombres y las mujeres alcancen su valor último.

La inmoralidad, el segundo dolor de cabeza de Dios, está destruyendo familias y países, y tomando vidas con la misma certeza que un ejército invasor. La corrupción moral es una de las principales causas de divorcio, de niños sin padres, crímenes y drogadicción. El declive de la moral no se limita a un solo país; se está convirtiendo en un problema común en el mundo. La epidemia mundial del SIDA es una consecuencia directa de la promiscuidad sexual y la decadencia moral. Si el SIDA continúa propagándose, decenas de millones de personas morirán y la existencia misma de la humanidad se verá amenazada.

¿Y qué hay acerca del tercer dolor de cabeza de Dios; la división y la desunión dentro del cristianismo y entre las religiones del mundo? Para Dios, la gente religiosa es la conciencia del mundo. Ellos necesitan tener tradiciones, valores y el poder práctico para vencer el mal. En su lugar, los religiosos están divididos. Antagonizan y pelean entre sí. Se han convertido en incompetentes y han perdido el poder para vencer el mal y educar al mundo sobre la verdadera forma de vida. Estos tres dolores de cabeza fundamentales son el resultado directo del fracaso de hace cincuenta años de los elegidos para recibir el mensaje de Dios.

La importancia de la parte de responsabilidad de la humanidad

¡Distinguidos líderes mundiales! Desde el punto de vista de Dios, todo este sufrimiento era totalmente innecesario. Toda la miseria, la muerte y la destrucción se podrían haber evitado. Si a finales de 1940 el mundo religioso, centrado en el cristianismo, hubiera seguido la revelación de Dios convirtiéndose en uno con el ideal verdadero de la familia, entonces el comunismo habría disminuido de forma natural. También a través del liderazgo influyente y el ejemplo de cada religión, la degeneración de la juventud, las familias rotas y el SIDA nunca habrían crecido hasta convertirse en una plaga en todo el mundo.

Al confrontarme con estos tres dolores de cabeza de Dios, especialmente el comunismo, me volví impopular y controvertido. Yo fui etiquetado como un fascista y un charlatán religioso. Incluso fui encarcelado en Estados Unidos por cargos de evasión de impuestos. Sin embargo, desde hace veinticinco años he estado derramado mi alma, corazón y energía para que los Estados Unidos entiendan sus responsabilidades, providenciales globales.

A través de mi trabajo en el Hemisferio Occidental y en todo el mundo, yo fui capaz de ayudar a Estados Unidos a superar el comunismo. Ahora, el comunismo prácticamente ha desaparecido. Sin embargo, la inmoralidad y la decadencia social están atacando sistemáticamente a la familia. El pensamiento moderno sostiene que la familia tradicional es solo un tipo más de familia, y que incluso los homosexuales pueden formar una familia y tener hijos a través de la adopción o la inseminación artificial. Esto se está haciendo sin pensar en las graves consecuencias que socavan y destruyen una unidad biológica, social y espiritual fundamental que ha sido vital para la supervivencia humana durante decenas de miles de años. Es irónico que los científicos adviertan de la amenaza a especies de plantas y animales en peligro de extinción, pero no estudian las más graves consecuencias de la destrucción de la familia.

Hoy Dios nos está preguntando lo siguiente: ¿Será necesario perder un tercio de la población mundial antes de que se salve a la humanidad? ¿Vamos a agotar todos los recursos naturales de la Tierra y a destruir el medio ambiente antes de que aprendamos a vivir en armonía con la creación como Dios pretendía originalmente? ¡Dios nunca se dará por vencido! Él salvará a este mundo, y Él lo salvará a través del ideal y la estructura de la familia verdadera.

La pregunta es a qué precio, no solo en términos de vidas humanas, sino económicamente y ambientalmente también. Los problemas sociales, provocados por la corrupción y la inmoralidad, están dejando un saldo de colapso económico y degradación ambiental. Los líderes del mundo deben reflexionar sobre estos puntos. El deseo de Dios es acabar con el sufrimiento humano y construir un mundo de familias verdaderas y pacíficas. Dios necesita que cumplamos nuestra parte de responsabilidad. Si la humanidad recibe y actúa con decisión sobre el mensaje de Dios, la realización del reino de Dios será relativamente rápida y alegre. Si no, el sufrimiento de Dios y de la humanidad se prolongará, y la miseria y muertes innecesarias continuarán.

Bendición de matrimonio a través del amor verdadero

Entonces, ¿cómo se pueden resolver los dolores de cabeza de Dios? ¿Cómo pueden las familias llegar a ser fundamentalmente sanadas? ¿Cómo pueden las religiones divididas reconciliarse y cooperar al amparo de Dios? La respuesta está en la ceremonia de Bendición Internacional de Matrimonio. Mi esposa y yo comenzamos a oficiar las ceremonias de Bendición Matrimonial comenzando con tres parejas en 1960. Si yo hubiera dicho en ese momento que muchos millones de personas recibirían la bendición de Dios, ¿quién lo hubiera creído? Sin embargo, hoy en día, con la ayuda de Dios y yendo más allá de la nación, la raza y la religión, la ceremonia de Bendición de 39,6 millones de parejas, con la promesa de pureza y fidelidad, se está llevando a cabo justo frente a ustedes.

¡Respetados líderes! Solo quiero subrayar una vez más que a través de la Bendición del Matrimonio, las familias del mundo pueden estabilizarse y finalmente cumplir su función original. Para que la familia verdadera pueda ser restaurada, tenemos que establecer el verdadero carácter del amor, tenemos que atender a Dios y tenemos que comprometernos seriamente a convertirnos en parejas verdaderas y en padres verdaderos. Aquellas familias armoniosas que se restauran con el ideal a través de la ceremonia de Bendición del Matrimonio pueden crear una sociedad, nación y un mundo pacíficos. Esta Bendición del Matrimonio, que abarca todas las naciones, razas y religiones y va más allá de todas las fronteras es, a su vez, la base para la paz mundial. ¿No es este el deseo de Dios? Que este número milagroso de familias, casi cuarenta millones, pueda participar en esta Bendición Matrimonial es por el apoyo activo de los líderes religiosos del mundo. También fue posible debido a que muchos líderes nacionales acordaron que este Movimiento de Familias Verdaderas puede curar los problemas fundamentales que enfrentan los jóvenes y la desintegración de las familias, y lo han apoyado activamente. Me gustaría, una vez más, dar las gracias a todos los que se han ofrecido para esta promoción.

La ceremonia de Bendición del Matrimonio puede despertar a la gente, especialmente a los jóvenes, con el valor del amor verdadero, y puede convertirse en el motivo y catalizador para que se den cuenta de la necesidad de la pureza absoluta. Todos los buenos jóvenes, hombres y mujeres del mundo que se despiertan a través de este movimiento, tienen que reunirse para ponerse de pie y realizar una verdadera revolución del amor, estableciéndose como parejas eternas bajo la bendición de Dios. Todas estas nuevas familias pueden recibir el apoyo de las parejas ya casadas que han renovado sus votos ante Dios y practicar la ética de principios, y todos ellos pueden convertirse en ciudadanos morales estableciendo buenos ejemplos y constituyendo una familia, sociedad, nación y un mundo ideal, el fruto del amor verdadero.

La Ceremonia de Bendición del Matrimonio erradica la conexión con el amor falso y da vida al contenido sagrado y el valor del matrimonio centrado en lo absoluto. En esta ceremonia se recupera el amor, los padres verdaderos, las parejas verdaderas y el amor verdadero de los hijos. Por lo tanto, aquellos que participan en la ceremonia de Bendición del Matrimonio valoran la pureza y la confianza así como a sus vidas, y prometen amor incambiable a su pareja. Sobre el fundamento del amor verdadero, pueden establecer una familia verdadera, criar a los hijos verdaderos y comprometerse a sacrificarse para construir una nación verdadera y un mundo pacífico.

En el mundo del futuro, Dios, la humanidad y la creación estarán en armonía, viviendo en una nueva cultura del corazón, una cultura de amor centrada en la familia verdadera. En el mundo del futuro, el amor verdadero significará vivir por el bien de los demás en un mundo de interdependencia, prosperidad mutua, de valores universalmente compartidos y cooperación. En el futuro, el deseo natural de los jóvenes de vivir en un mundo de hermanos y hermanas verdaderos, de una familia mundial, se llevará a cabo centrándose en el amor verdadero, los padres verdaderos y la familia verdadera.

Estimados líderes del mundo, la Bendición del Matrimonio es el regalo más precioso que Dios está dando a la humanidad. Mi esposa y yo esperamos fervientemente que participen en esta ceremonia histórica para recibir la Bendición del Matrimonio de Dios. A partir de ahora, la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial ampliará el Movimiento de Familias Verdaderas. Para el año 2001 vamos a llevar a cabo la Bendición de 360 millones de parejas en tres eventos diferentes.

A causa de la inmoralidad y la pérdida de valores, nuestros jóvenes están cayendo en la decadencia moral y la familia está siendo destruida por completo. ¿Hay algo más importante que salvar a la humanidad de hundirse en la ruina? Mi esfuerzo para globalizar y universalizar el Movimiento de Familias Verdaderas y la Ceremonia de Bendición Matrimonial, son las soluciones de fondo para salvar a la humanidad, que necesita el apoyo activo de líderes respetados como ustedes. Aquellos que entiendan el problema fundamental y la solución que Dios está ofreciendo, necesitan agruparse dentro de su país y formar un grupo de apoyo de la Bendición Matrimonial de Familias Verdaderas y crear un movimiento para salvar a su nación. Les pido que se coloquen en el centro de esta gran obra para restaurar a la humanidad a su ideal original. Tenemos que educar rápidamente a todos los hombres y mujeres para que puedan establecer familias verdaderas y entrar en la era de la realeza centrada en Dios en la Tierra y en el Cielo, fundada en el amor verdadero, y vivir en el mundo victorioso de libertad, paz y unidad.

Que el amor de Dios los llene, a sus familias y sus países.

Muchas gracias.

120506906_3395213647200877_7482639790899835064_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .