Familia Verdadera y Universo Verdadero Centrados en el Amor Verdadero

120469696_2690456697880376_1001234880837552262_o

Familia Verdadera y Universo Verdadero Centrados en el Amor Verdadero

19 de mayo de 1997

Hotel Victoria Plaza, Montevideo, Uruguay

Banquete de Líderes de la Asociación para Salvar a la Nueva Nación

Respetados y homenajeados invitados del país y del extranjero; y más especialmente, damas y caballeros distinguidos ¡cuya presencia está iluminando este lugar!

Estoy agradecido de que hayan venido aquí a pesar de sus apretadas agendas. Para expresar el agradecimiento desde el fondo de mi corazón en este día especial, lo más preciado que puedo ofrecer es presentarles lo que yo considero los dos discursos más importantes que he dado durante mi última gira mundial. Me refiero a los discursos titulados “La visión del Principio de la Historia Providencial de la Salvación” y “En busca del origen del universo”.

Hoy en día necesitamos una solución global a los problemas de la inmoralidad sexual, la desintegración familiar y la alienación entre los jóvenes. Estos dos discursos proporcionan soluciones de fondo a estos problemas. Cuando regresen a casa, espero que se tomen un tiempo para reflexionar profundamente sobre su contenido. La lectura de estos discursos en compañía de los miembros de sus familias puede aumentar el amor dentro de ellas. Creo que esto puede ayudar a que sus familias logren la armonía y la felicidad verdadera.

Les sugiero que lean estos dos discursos tantas veces como los años que tienen. Si su edad es de más de ochenta años, léanlos más de ochenta veces. Cuanto más se lean estos discursos, más bendiciones celestiales y fortuna vendrán a ustedes. Cuanto más las lean, más paz fluirá en sus familias natural y automáticamente. Los invito a leer a menudo.

El título del primer discurso es “La visión del Principio de la Historia Providencial de la Salvación”. Permítanme resumirlo. Debido a que Adán y Eva cayeron, no establecieron una familia ideal. Por consiguiente, Jesús vino a nivel nacional como el segundo Adán para restablecer el error de la primera familia. El primer Adán fue un Adán caído, y Jesús, el Mesías, vino como el segundo Adán. Sin embargo, debido a que Jesús no pudo establecer una familia desde la posición de los Padres Verdaderos, el Mesías tiene que volver como el tercer Adán y restaurar la misión de los Padres Verdaderos a nivel mundial. Esta es la misión de la Segunda Llegada, cuando el Mesías venga como el tercer Adán. Este discurso también introduce el hecho de que la cuestión fundamental de la salvación es la restauración del linaje original.

El segundo discurso se titula “En busca del origen del universo”. Debido a que la Caída se originó en el mal uso del amor, la humanidad perdió el amor verdadero. Por lo tanto, surge la pregunta: ¿cómo podemos recuperar el amor verdadero? El amor verdadero se perdió a través de adulterio. En otras palabras, el amor verdadero se degradó debido al mal uso de los órganos reproductivos. Por lo tanto, para restaurarlo, tenemos que usar estos órganos de la manera correcta. Nuestros primeros antepasados plantaron la semilla del amor caído en el Jardín del Edén durante su juventud. Por consiguiente, durante estos Últimos Días, estamos cosechando el fruto de la Caída entre nuestros jóvenes. Es por eso que hoy observamos tanto caos y confusión, sobre todo en el tema del sexo. Este problema solo puede ser resuelto a través de lo que yo llamo el “sexo absoluto”. Solo el concepto y la práctica del sexo absoluto puede evitar la destrucción de nuestras familias y revertir la corrupción de nuestra juventud.

El principio de los tres grandes sujetos

Esta noche me gustaría compartir un nuevo discurso titulado: “La familia verdadera y el universo verdadero centrado en el amor verdadero”. Aquí todo el mundo tiene padres y maestros, y también tienen líderes en sus naciones ¿Estoy en lo cierto? Todo el mundo, sin duda, necesita a personas en estas posiciones. Sin embargo, en comparación con el estándar verdadero, hay muchos tipos diferentes de padres. ¿Qué piensan? ¿En qué medida se han convertido ustedes mismos en padres verdaderos? De la misma manera, si una persona es un profesor en una universidad de la Liga Ivy, como Harvard, Yale o Columbia en los Estados Unidos, o de Oxford o Cambridge en Inglaterra, ¿significa que él o ella pueden ser llamados maestros verdaderos? Del mismo modo, existen diferentes tipos de líderes en una nación, no todos están a la altura del verdadero nivel de liderazgo. ¿Significa que el simple hecho de ser el presidente de una superpotencia como los Estados Unidos convierte a esa persona en un presidente verdadero?

De hecho, en las familias de hoy en día, muchos niños no confían en sus padres; esposos no confían completamente entre sí, y los hermanos y hermanas no confían mutuamente. Por otra parte, los estudiantes no confían en los profesores de sus escuelas, y la gente no confía en los líderes de su nación. Entonces, la pregunta es: ¿cómo podemos alcanzar el verdadero estándar de una de estas tres posiciones más importantes de padres, maestros y líderes?

Cuando yo digo que ustedes necesitan ser un padre de familia verdadero, un maestro verdadero o un dueño verdadero, ¿quién creen que tiene el más alto nivel o el modelo central para esas tres posiciones? Es Dios. Dios es el Padre Verdadero entre los padres, el Maestro Verdadero entre los maestros y el Rey Verdadero entre los reyes. Dios es el Padre Verdadero eterno, el Maestro Verdadero, el Dueño Verdadero y el Rey Verdadero. Si somos hijos de Dios, tenemos que llegar a ser padres verdaderos en primer lugar, al igual que Dios. Además, tenemos que seguir el camino del maestro verdadero y el camino del dueño verdadero, al igual que Dios. Este es el concepto de las tres posiciones primarias. El modelo final es Dios.

¿Quién es el Mesías enviado al pueblo de Israel, como se había prometido en el Antiguo Testamento? El Mesías es el que se presenta como un Padre Verdadero, Maestro Verdadero y Rey Verdadero. Sin embargo, debido a que Jesús se le impidió el establecimiento de una familia verdadera y unir a su pueblo, el Mesías tiene que venir de nuevo. En otras palabras, debido a que Jesús no cumplió el fundamento a nivel nacional, el Mesías de la Segunda Llegada vendrá como el tercer Adán y enseñará el camino de los padres verdaderos, maestro verdadero y rey verdadero a nivel mundial. Este es el concepto mesiánico. Dondequiera que existan la familia, la nación, el mundo y el Cielo, siempre necesitamos establecer las tres posiciones principales de padre, maestro y líder.

Cada individuo existe en un espacio de tres dimensiones en relación a lo que está arriba y abajo, derecha e izquierda, y la parte delantera y trasera. Por lo tanto, la posición y la forma de una persona se determinan utilizando el marco de referencia definido por lo que está arriba y abajo, derecha e izquierda, y la parte delantera y trasera. La misma fórmula se aplica a la familia, la nación y el mundo. Del mismo modo que la posición de un individuo se relaciona con lo que está arriba y abajo, derecha e izquierda y la parte delantera y trasera, la familia está compuesta por padres e hijos, esposo y esposa y hermanos y hermanas. Del mismo modo, a nivel nacional, con el líder en la posición central, las familias deben abrazar a todas las civilizaciones de Oriente y Occidente y todas las civilizaciones del norte y del sur. Luego se pueden abrazar todos los pueblos del mundo como hermanos y hermanas. En última instancia, todos los niveles formarán un patrón parecido al de una familia, con el individuo como el modelo central. De la misma manera, la existencia de una persona se expande a los niveles de familia, nación, mundo, Cielo y Tierra; y, finalmente, llega a Dios. Cada persona tiene el deseo de vivir como el centro del cosmos y tiene el potencial de hacer de esto una realidad.

La familia verdadera es como el centro del universo

El concepto central del universo es el concepto de la familia. El Cielo representa a los padres y la Tierra representa a los niños. En el caso de este y oeste simbolizan al hombre y a la mujer. Cuando una mujer se casa, por lo general sigue a su esposo adondequiera que vaya; sin embargo, ambos tienen el mismo valor. El oeste refleja la luz del sol que viene del este, ambos tienen el mismo valor. La relación entre hermanos es similar. Cuando el hermano mayor trabaja, los más jóvenes, naturalmente, le ayudan. Por lo tanto, la gente tiene que vivir en relaciones como las que existen entre padres e hijos, esposo y esposa y entre hermanos mayores y menores. Además, estos tres tipos de relaciones deben unirse en un único punto central. Arriba y abajo, derecha e izquierda y la parte delantera y trasera no deben tener diferentes puntos centrales. De lo contrario, se romperá el equilibrio entre estos tres tipos de relación.

En conjunto, hay siete posiciones: arriba abajo, derecha izquierda, delante detrás y el punto central. Así, el número siete representa la unidad de todos los componentes, con Dios y el amor verdadero perfecto en el centro. En conjunto, estos siete componentes forman una esfera completa y, finalmente, una estructura familiar de armonía y unidad. Así que, como pueden ver, el siete es realmente un número de la suerte.

Cuando esto se convierte en una esfera completa y gira, se convierte en una nueva entidad basada en el número ocho. Siempre y cuando el amor sea verdadero y no cambie, la posición central puede girar sin cambios. Sin embargo, a causa de la Caída, Dios fue expulsado de la posición central. Dado que el amor verdadero de Dios fue expulsado, el ideal verdadero de la familia se derrumbó.

Hay muchas diferencias en los estilos de vida de la gente en el Este y el Oeste. En muchos aspectos son completamente opuestos uno del otro. Por ejemplo, cuando los coreanos llaman a alguien para que venga, lo llaman con la palma hacia abajo, así. Si lo hacemos así en Occidente, la gente va para otro lado. Muchas veces entendemos mal y nos preguntamos si la gente nos cae mal, ya que desaparecen cuando en realidad estamos haciéndoles señas para que se acerquen.

Por otra parte, la escritura occidental se escribe horizontalmente, procediendo de izquierda a derecha. La escritura Oriental en su forma original se escribe verticalmente, procediendo de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda. En consecuencia, los occidentales abren sus libros de izquierda a derecha, mientras que en el Oriente abrimos los libros de derecha a izquierda. Por lo tanto, la civilización occidental es más horizontal en la orientación, mientras que la civilización oriental tiene una orientación más vertical. Otro ejemplo, dar la mano es un saludo horizontal, mientras la inclinación es vertical. En la tradición oriental, los antepasados están en el núcleo del sistema familiar. En Occidente, sin embargo, no hay un concepto fuerte que se refiera a los antepasados como el núcleo. Los occidentales en general se consideran a sí mismo como el centro.

Debido a que cada parte de una entidad está conectada en el centro, si el núcleo no se mueve, toda la entidad no se mueve. Por lo tanto, todas las seis posiciones y el núcleo central tienen igual valor. En una familia de tres generaciones, que consiste de abuelos, padres e hijos, hay doce tipos de relaciones. Estas doce relaciones, idealmente, quedarán bien donde se las coloque. El nieto no se opondrá a lo que el abuelo quiera. Además, los hijos de los abuelos van a querer lo que sus padres desean. Y en última instancia, las tres generaciones se unirán compartiendo el mismo deseo. Todos los miembros de la familia, el abuelo y la abuela, el padre y la madre, el esposo y la esposa, hijo e hija, resonarán con el centro.

Consideremos una familia que se base en el amor. Dado que la relación entre los padres y los hijos se caracteriza por la unidad, se puede decir que forman un solo cuerpo. Del mismo modo, el esposo y la esposa forman un solo cuerpo por medio de su relación mutua, como lo hacen los hermanos y hermanas. Todos los miembros de la familia forman un solo cuerpo. En tal caso, ¿cuál es el centro común que comparten estas relaciones? En la formación de un cuerpo, ellos tienen el amor verdadero de Dios, que está en el centro de todo amor como su centro común. Con el amor verdadero en el centro de sus relaciones, los padres y los hijos se convierten en uno, el esposo y la esposa se convierten en uno, y los hermanos y hermanas se convierten en uno. A través de este proceso, cada miembro de la familia obtiene un valor equitativo.

El verdadero camino que la humanidad debería seguir

Entonces, ¿qué quiere Dios para Sus hijos? ¿Quiere que se conviertan en millonarios? ¿Quiere que se conviertan en presidentes, con todos los atributos del poder? Dios quería que Sus hijos, Adán y Eva, crecieran para ser hijos de piedad filial, ciudadanos leales, santos, e hijos e hijas sagrados. ¿Alguna vez consideraron que, de acuerdo al deseo de Dios, tenemos que ser hijos de piedad filial en la familia, leales ciudadanos de la nación, santos en el mundo, e hijos e hijas sagrados ante el Cielo y la Tierra? Así como muchos santos y sabios nos han enseñado a lo largo de la historia, debemos convertirnos en hijos de piedad filial, ciudadanos leales, santos e hijos e hijas sagrados.

Esta tarde me gustaría preguntarles, ¿ustedes piensan que han dominado la manera de convertirse en personas ideales y perfeccionar sus caracteres? Esto implica ir por el camino de la piedad filial, el camino de la lealtad, el camino de la santidad y el camino de un hijo o hija sagrados. De lo contrario, no se puede realizar la función de los padres verdaderos en la familia. Los padres verdaderos deben enseñar a sus hijos a completar la progresión del hijo filial al ciudadano leal, santo, hijo o hija sagrados; y, finalmente, incluso llegar a Dios. Si hubiera alguien que realmente enseñara y ejemplificara estas cosas, Dios consideraría a esa persona como a un Padre Verdadero, un Maestro Verdadero y un Líder Verdadero.

Cuando ustedes están calificados como padres verdaderos y maestros verdaderos, se le calificará como líderes verdaderos también. Además, ustedes están capacitados para convertirse en rey o reina verdaderos. El pueblo caído carece de estos ideales y no muestra piedad filial, lealtad, ciudadanía y santidad; por lo tanto, han sido incapaces de llegar a ser hijos e hijas sagrados. Es por eso que este mundo está pereciendo. ¿Quién quiere hijos e hijas sagrados? Dios los quiere. ¿Quién quiere santos? El mundo los quiere. ¿Quién quiere ciudadanos leales? La nación los quiere. ¿Quién quiere hijos de piedad filial? La familia los quiere. Este es el camino de la verdad. La verdad, basada en el amor verdadero, continúa eternamente en una sola dirección. No sabíamos esto hasta ahora, y es por eso que no podíamos ser padres verdaderos, ciudadanos verdaderos, santos verdaderos ni tampoco hijos e hijas sagrados. Cuando Jesús vino a este mundo no había padres verdaderos en la familia, no había líderes verdaderos en la nación y en el mundo; y, en última instancia, no había reyes verdaderos en todo el Cielo y la Tierra. La gente no sabía cómo seguir el camino verdadero. Ahora que la verdad ha sido revelada, sin embargo, no tenemos más excusas.

Los padres verdaderos no les dicen a sus hijos: “Una vez que ustedes se conviertan en hijos de piedad filial verdadera, no se convertirán en ciudadanos leales”. Los padres verdaderos enseñan a los hijos de piedad filial a sacrificar a sus familias siguiendo el camino de un ciudadano leal al servicio de la nación, y a sacrificar a la nación siguiendo el camino de los santos al servicio al mundo. Los padres verdaderos también enseñan a sus hijos a sacrificar al mundo al servicio de los Cielos y la Tierra, y a sacrificar a los Cielos y la Tierra para sustancializar el amor verdadero de Dios.

Para empezar a lograr estos objetivos, las personas tienen que sacrificarse por el bien de su familia. Esta es la manera de convertirse en un hijo de piedad filial. Para llegar a ser un patriota, tiene que servir a la nación, incluso a expensas de su familia. Para ser un santo, es necesario dar todo de sí mismo al servicio del mundo, incluso a expensas de su nación. Para ser un hijo o una hija sagrado, tienen que trabajar para establecer el Reino de los Cielos en la Tierra y en el Cielo, aunque sea a costa del mundo.

Del mismo modo, entre todos los padres, los que hacen sacrificios y viven por el bien de sus hijos son padres verdaderos. Los maestros que se sacrifican por el bien de sus alumnos son maestros verdaderos, y el presidente que hace sacrificios por la nación es un presidente verdadero. Ignorábamos este concepto de inversión y sacrificio. Sin esto, sin embargo, nunca tendremos un mundo eternamente pacífico y unido.

Nada existe por su propio bien

¿Cuáles son las bases para el individualismo? Nadie puede reclamar algo como “solo mío”. Cuando un niño es concebido por el amor de sus padres, crece a partir de un óvulo fecundado en el útero de la madre y nace. El 99,999 por ciento de su cuerpo proviene de los huesos, la sangre y la carne de la madre, y el 0,001 por ciento restante proviene del espermatozoide del padre. No existe el concepto de “solo yo” en la naturaleza. Nadie tiene ese concepto en el momento del nacimiento.

Aquellos que se consideran a sí mismos como los mejores en su campo no pueden decir que han alcanzado ese estatus por sí mismos. Esto se aplica a nosotros desde el nacimiento. Recibimos nuestros huesos, sangre y carne en el vientre de nuestra madre. Tenemos que reconocer que las partes importantes de nuestro cuerpo son las extensiones de los cuerpos de nuestros padres. Sin excepción, todas las instrucciones y mecanismos esenciales para el desarrollo de nuestros cuerpos se incluyeron en el óvulo y el espermatozoide. Por lo tanto, no hay base para el individualismo egocéntrico.

Cuando decimos que algo está por encima, implica automáticamente la existencia de algo por debajo. ¿Puede un individuo parase solo con el concepto de arriba? No hay manera de que alguien viva como un individuo aislado. Mencionar el lado derecho presupone la existencia de la parte izquierda. Del mismo modo, mencionar un frente presupone que hay un detrás. Del mismo modo, cuando hablamos de un hombre, se presupone la existencia de una mujer. Este es un hecho cósmico, no solo una reclamación de un individuo al azar.

¿Por qué Dios creó al hombre? Algunos hombres pueden decir que ellos pueden vivir perfectamente bien solos, y no les importa por qué fueron creados. Sin embargo, cada hombre nació por el bien de una mujer. Sin una mujer, no hay absolutamente ninguna necesidad de un hombre. En realidad, el hombre no puede crear nada por sí mismo. Nada fue creado únicamente por el hombre o exclusivamente por la mujer.

Consideren nuestros cinco sentidos. ¿Creó Dios los ojos para mirarse a sí mismos? Él creó mis ojos, nariz, orejas, boca y manos por el bien de mis compañeros objetos. La fuerza que moviliza y enfoca a los cinco sentidos es el amor verdadero. Dios creó nuestros ojos, narices, orejas, boca y manos para el amor verdadero; es decir, como instrumentos de relaciones de amor verdadero. Dios no creó nada solo para mí. Por el contrario, una persona que dice que lo que pertenece a los demás es “mío” se llama ladrón. Si alguien toma lo que pertenece a otros para uso personal, ¿no es esa persona un ladrón? Por lo tanto, cualquier hombre que utilice su cuerpo, incluyendo sus cinco sentidos, para sí mismo, es un ladrón, porque ellos existen por una mujer.

¿Cuál es la diferencia entre un hombre y una mujer? Sus cuerpos son diferentes, incluyendo sus órganos reproductivos. Entonces, ¿para quién es el órgano reproductor del hombre absolutamente necesario? El órgano reproductivo de un hombre existe por el bien de una mujer. Los órganos reproductivos humanos tienen forma cóncava y convexa. ¿Por qué están formados de esa manera? Ambos podrían ser puntiagudos o ambos podrían ser planos. ¿Por qué son de formas diferentes? Cada uno existe por el bien del otro. Una mujer necesita absolutamente la parte del cuerpo de un hombre, y un hombre necesita absolutamente la parte del cuerpo de una mujer. Hasta ahora, no se consideró el hecho de que los órganos reproductores de una mujer absolutamente le pertenecen a un hombre, y el órgano reproductor del hombre le pertenece a una mujer. Al ser propietarios de los órganos reproductores uno del otro, el hombre y la mujer llegan a conocer el amor verdadero.

Solo a través de la experiencia de que dos se conviertan en uno, podemos conocer el nivel más alto de amor. Nadie en absoluto puede negar este hecho. Cada uno tiene que reconocerlo. La pareja ideal emerge desde el lugar donde los esposos se conviertan completamente en uno. El amor existe absolutamente en ese mismo lugar. Ese lugar de amor, que es absolutamente inmutable, es la morada de Dios. El sexo absoluto coloca a Dios en el centro, y el sexo libre coloca a Satanás en el centro. Históricamente, la literatura mundial y los medios de comunicación a menudo han alentado el sexo libre. Sin embargo, a partir de ahora, las figuras literarias y periodísticas tienen que liderar el camino para detener el sexo libre. Este llamado “sexo libre” tiene que desaparecer por completo.

El Reverendo Moon ha recibido el sello real de Dios

Ahora que ustedes han oído el discurso del Reverendo Moon, pueden cambiar su actual dirección en 180°, convertirse en una nueva persona y establecer una nueva nación y un nuevo mundo. Ustedes están definitivamente cambiando. Es absolutamente necesario cambiar este mundo malo. Tenemos que transformar este mundo.

A los que están del lado de Satanás en este mundo malo no les gusta la gente en el lado de Dios.  Por lo tanto, todos los que están del lado de Satanás en el mundo se me han opuesto. Ellos se opusieron a mí, incluso en los niveles nacional y mundial. Sin embargo, porque pertenezco a Dios, Dios me ha protegido. Satanás no me quiere, pero Dios sí me quiere. No importa cuántas veces el mundo me empujaba hacia abajo o no me hacía caso, no me importaba. Yo nunca fui hacia abajo. Más bien, me acerqué a la posición más alta. Por lo tanto, nadie puede oponerse a mí ahora.

¿Cómo pude establecer este fundamento en todo el mundo a pesar de todo tipo de persecución? ¿Cómo pude enseñar a los eruditos eminentes y líderes mundiales? Esto es posible solamente porque Dios me dio una clase especial de poder. Dios me ha protegido y dirigido; y, hasta ahora, Él me protege continuamente y me enseña, así que estoy siempre en movimiento hacia el camino del éxito. A lo largo de la historia, ha habido numerosos líderes religiosos que pudieron comunicarse con el mundo espiritual. Ustedes deben saber que solo una persona, el Reverendo Moon, ha entendido plenamente y se ha unido al mundo espiritual con el fin de iniciar los trabajos de restauración en este mundo. Después de unir al mundo espiritual, recibí el sello celestial de reconocimiento por parte de Dios. Sin ello, una persona no puede lograr la unidad en la Tierra. Ustedes deben saber que Dios me ha capacitado y me crió en el mundo espiritual, y no ha dejado de guiarme en la Tierra.

Desde que llegué a los Estados Unidos, hace más de veinte años, he recibido una enorme persecución. Sin embargo, he sabido que el plan de Dios para el cristianismo ha perdurado a través de los sacrificios sangrientos durante dos mil años; para, en última instancia, establecerse en los Estados Unidos. Por lo tanto, yo no podía renunciar a ese país. Por favor, consideren esto: si Estados Unidos hubiese aceptado hace años al Reverendo Moon, ¿cómo sería este país hoy en día? Lo mismo es válido para Corea.

Los esfuerzos para establecer “Una Mundo bajo Dios”

Entonces, ¿dónde comienza el amor verdadero? Esto es amor verdadero: después de haber sacrificado sus propias vidas y resucitar, se invierten a sí mismos repetidamente, una y otra vez. Puesto que hemos heredado un linaje caído, tenemos que perseverar y superar las dificultades, aun a costa de nuestras vidas. Por lo tanto, la Biblia registra a Jesús diciendo: “Aquellos que traten de asegurar su vida, la perderán; pero quien pierda su vida, la conservará”, (Lucas 17:33) Jesús siguió este camino cuando vino a este mundo. Lideró el mundo a través del ejemplo de altruismo, no por el individualismo egoísta. De la misma manera, aunque mi esposa y yo hemos creado una importante riqueza durante nuestras vidas, nada de eso, ni siquiera un centavo, es nuestro. Invertimos todo para el mundo, y luego olvidamos lo que habíamos hecho por los demás. Sacrificamos e invertimos una y otra vez.

¿Qué prefieren, “Una nación bajo Dios” o “Un mundo bajo Dios?”. Entre los estadounidenses, a algunas personas no les gusta el concepto de un mundo bajo Dios. Algunas personas de raza blanca, por ejemplo, no les gusta la gente negra. Ya que blancos anglosajones protestantes ocupan posiciones dominantes en los Estados Unidos, deben guiar a los estadounidenses a adoptar el punto de vista de que su país existe por el bien de todo el mundo. Si Estados Unidos no vive más que por su propio bien, en última instancia perecerá.

Los tiempos están cambiando. Estamos llegando a la era de un mundo bajo Dios. Dios está trabajando para establecer este tipo de mundo y siempre busca ayudar a aquellos que están trabajando para esta providencia. Un problema, sin embargo, es que muchas personas que quieren liderar el mundo todavía no quieren participar en la providencia de Dios. Al trabajar hacia un mundo de paz, mi esposa y yo hemos invertido en numerosos proyectos. Para sentar las bases para el mundo futuro, por ejemplo, tenemos que establecer una institución académica mundial ideal, tal como la Universidad de las Naciones Unidas, que trascienda las barreras de raza, religión e idioma. Además, para el intercambio de conocimientos a nivel mundial, necesitamos un sistema universitario para la enseñanza a distancia.

Además, tenemos que desarrollar una ciencia médica unida. No solo tenemos que curar las enfermedades del cuerpo causadas por la Caída, también tenemos que poner fin al conflicto entre el Este y el Oeste poniendo sus culturas en armonía. Mediante la unión de la medicina oriental y occidental, podemos curar enfermedades actualmente incurables, como el SIDA. En el campo de Corea, entre las personas que nunca han tenido la educación médica formal, hay muchos curanderos talentosos que pueden curar enfermedades graves que son incurables para la medicina moderna. El mundo espiritual ha guiado a estos curanderos con respecto a los tratamientos especiales y curas para enfermedades. Sin reconocer ciertas realidades del mundo espiritual, nuestros problemas seguirán creciendo. Ya estos proyectos se están ejecutando en la Universidad de Bridgeport y la Universidad Sun Moon.

Por otra parte, he fundado el diario The Washington Times y otros periódicos cuya cobertura incluye todo el hemisferio occidental. Estoy expandiendo este fundamento de medios en ciento ochenta y cinco países, para que todos los pueblos del mundo puedan aprender unos de otros y cooperen como uno solo.

Desde que llegué a los Estados Unidos, no he tenido ninguna deuda con el pueblo estadounidense. Más bien, los estadounidenses deberían sentirse en deuda conmigo. He compartido las bendiciones que he recibido del Cielo con los Estados Unidos. No he recibido ninguna bendición de los Estados Unidos; por el contrario, he dado todas mis bendiciones a este país. Mi esposa y yo compartimos las bendiciones que hemos recibido del Cielo con el mundo. Sudamericanos y coreanos me han dado la bienvenida, y he llevado las bendiciones a sus Tierras natales. Ahora la gente de los Estados Unidos también quiere recibir la misma bendición.

Independientemente de la oposición a la que una persona se enfrenta, el que da más amor se convierte en el propietario. Aquellos individuos que aman más, invierten más, dan más y se olvidan de lo que han dado, se convertirán en figuras centrales. Esta es una ley cósmica.

En el futuro, por favor, sigan el camino celestial, ofreciendo piedad filial a sus padres en sus familias, convirtiéndose en ciudadanos leales de sus naciones, santos en el mundo e hijos e hijas santos ante Dios. Quien pueda pararse sin vergüenza ante la familia, la nación, el mundo y los Cielos y la Tierra serán protegidos en el centro del cosmos, y podrán entonces construir una familia que reciba el amor más alto de Dios. Estas personas deberán transformar este mundo en el Reino de los Cielos en la Tierra. Serán registrados en el Reino de los Cielos en el mundo espiritual y entrarán en una era de reinado, tanto espiritual como físico, con Dios en la posición central. Tales personas son los que participan en la Ceremonia de Sagrada Bendición Internacional, la cual establece un mundo de victoria, libertad, felicidad y unidad. Invito a cada uno de ustedes a participar en la ceremonia de Bendición de 3,6 millones de parejas este año, convirtiéndose así en parejas que son recibidas por el Cielo y la Tierra y han encontrado el camino de la vida eterna.

Con la esperanza de que todos lleguen a tener estrechos lazos con Dios y los Padres Verdaderos, que podamos establecer la familia verdadera y la cultura global verdadera en un papel de liderazgo centrado en el amor verdadero de Dios, y que podamos construir un mundo pacífico y unido para el vigésimo primer siglo, voy a concluir mi discurso en este punto. Rezo para que la bendición de Dios esté con ustedes en sus trabajos y con sus respectivas familias.

Gracias.

120928140_2886522828226665_2577453320744073317_n

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .