La Misión de las Religiones para la Paz Mundial

120337702_2694078137518232_2732689379219601652_n

La Misión de las Religiones para la Paz Mundial

27 de agosto de 1991

Little Angels Performing Arts Center, Seúl, Corea

Asamblea Inaugural de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial

Líderes religiosos respetados y eminentes de países de todo el mundo, distinguidos representantes de organizaciones religiosas de todo el mundo, eruditos de la religión y todos los participantes aquí presentes:

Desde el fondo de mi corazón les doy la bienvenida a esta histórica asamblea inaugural de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial.

En el discurso del Fundador en la primera Asamblea de las Religiones del Mundo, que se celebró en Nueva Jersey en 1985, identifiqué tres tareas esenciales para las personas religiosas. En primer lugar, todas las tradiciones religiosas deben respetarse mutuamente y, al menos, trabajar para prevenir conflictos o guerras entre religiones. En segundo lugar, todos nosotros, como comunidades cooperadoras, tenemos que servir al mundo. Y en tercer lugar, con el fin de cumplir con la misión de la religión, tenemos que contribuir al desarrollo de la paz mundial por medio de una organización en la que participarán todos los líderes religiosos.

Hace un año, en la segunda Asamblea de las Religiones del Mundo que se celebró en San Francisco, hice un llamamiento para la creación de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial. Hoy en día, con la cooperación de los líderes religiosos, como ustedes, y en presencia de representantes de las religiones de todo el mundo, la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial está anunciando su histórico nacimiento.

Ahora es el momento en que todas las religiones del mundo deben sentir profundamente que tienen una responsabilidad central en la realización de la paz mundial y tomar acción para este propósito. La felicidad futura de la humanidad no se puede lograr a través de la búsqueda de la prosperidad económica solamente, sino mediante la superación de los conflictos entre ideologías, entre culturas y entre razas a través del entendimiento interreligioso y la armonía espiritual. Por lo tanto, el tema principal de mi mensaje en esta asamblea inaugural de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial es la misión de la religión en el establecimiento de la paz mundial.

El ideal de la creación de Dios se centra en el amor verdadero y nos llama a vivir por el bien de los demás. El propósito de la existencia humana es realizar una familia, sociedad, nación y mundo ideal a través de personas cuyo cuerpo y mente se unen armoniosamente en la encarnación de ese ideal. Sin embargo, a causa del amor falso de Satanás y el egocentrismo, cada ser humano tiene una falta de armonía entre la mente y el cuerpo. La familia, la sociedad, la nación y el mundo, que consisten de seres humanos que se caracterizan por tal contradicción, tienen problemas y desentendimientos que son la amplificación multidimensional de esta desunión y lucha que existe dentro del individuo.

El mundo democrático ha llegado a ser cada vez más individualista y egocéntrico. Esto es lo que quiere Satanás; y, por lo tanto, Satanás está llevando a la mayor parte de la humanidad hacia la condenación. Con el fin de detener este declive, no podemos depender de ideas de izquierda o de derecha por sí solas. Necesitamos el pensamiento “ala de cabeza” centrado en el amor verdadero, que trasciende tanto las ideologías de la izquierda como de la derecha. Necesitamos el Diosismo, la enseñanza acerca de la realidad última que afirma que la vida humana debe ser vivida centrada en el amor verdadero.

La falta de unidad en nuestra sociedad y en el mundo se originó con el amor falso de Satanás creando discordia entre la mente y el cuerpo dentro de los individuos. Por lo tanto, la paz verdadera comienza con una unidad armoniosa dentro de los seres humanos individuales. Esta unidad solo puede resultar de la experiencia del amor verdadero. La base para la realización del mundo pacifico no puede ser descubierta solo mediante la búsqueda de soluciones globales, sino a través de individuos y familias. Los individuos cuya mente y cuerpo están armoniosamente unidos por el amor verdadero de Dios y que van más allá de dominio de Satanás, y las familias formadas por tales hombres y mujeres, llegan a ser la sala de partos para la paz mundial.

La Caída humana, que se produjo a través del amor falso, creó la discordia entre la mente y el cuerpo. Como resultado, experimentamos desunión y lucha en nuestras relaciones verticales con Dios, nuestros padres, nuestros hijos, nuestros estudiantes y así sucesivamente; y también en nuestras relaciones horizontales con nuestro cónyuge, nuestros hermanos, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo y así sucesivamente. En lugar de estar caracterizadas por el amor, estas relaciones están distorsionadas debido a la confusión entre el deseo de la mente de servir a los demás y el deseo del cuerpo de satisfacerse a sí mismo. Esta discordia se puede ver en los sistemas de valores y visiones del mundo que guían la vida individual y social. La confusión entre la mente y el cuerpo se extiende a la confusión entre la religión y la ciencia, entre el idealismo y el materialismo y entre la búsqueda de los hechos y la búsqueda de valores.

De acuerdo con el ideal de la creación, la mente y el cuerpo se unen en un individuo ideal en respuesta al amor verdadero de Dios. El mundo de la mente y el mundo del cuerpo, que son extensiones de la mente y el cuerpo del individuo, también deben entrar en una relación armoniosa. La religión y la filosofía representan el mundo de la mente, y la política y la economía representan el mundo del cuerpo. Del mismo modo que la mente está en la posición de compañero sujeto y de liderazgo y el cuerpo está en la posición de compañero objeto para armonizar con la mente, la religión y la política deben lograr la armonía y la unidad en una relación de sujeto objeto. De lo contrario, la sociedad ideal no puede ser creada.

¿Cuál ha sido el propósito de Dios al enviar a los santos y los profetas? El deseo de Dios es educar a todas las personas acerca de la Voluntad del amor verdadero al mostrar modelos de personalidad y estilo de vida. En particular, la Voluntad de Dios es para que el mundo de la mente y el cuerpo se unan en magnífica armonía centrada en la Voluntad del amor verdadero de Dios. Para ello, es necesario educar a los gobernantes y líderes sobre el camino celestial y apoyarlos mientras ellos lo ponen en práctica.

Sin embargo, como el cuerpo a menudo no sigue lo que exige la conciencia, muchos gobernantes no han reconocido a las personas santas, no han recibido su enseñanza y han hecho caso omiso de sus advertencias. ¿Quién puede asumir la responsabilidad de resolver la miseria y los males de la sociedad contemporánea: la confusión de valores, la corrupción moral, la adicción a las drogas, el terrorismo, la discriminación racial y tantos otros problemas? ¿Pueden los políticos, con el poder político, resolver completamente este tipo de problemas? Hay una gran responsabilidad y carga que acompaña las decisiones y las elecciones tomadas por los políticos. Esto es así sobre todo en esta Era, cuando las sociedades son más pluralistas que nunca y son tan interdependientes a nivel internacional. Al tomar una decisión importante, un gobernante tiene que escuchar con humildad la voz que viene del Cielo y buscar soluciones a través de seguir el camino celestial.

Debemos arrepentirnos de que las mismas religiones, representando el mundo de la mente, no han cumplido su responsabilidad de lograr un mundo pacífico. Las religiones en su estado actual, luchan para encontrar la fuerza vital necesaria para guiar y purificar el mundo; de hecho, van en contra de su misión original. Cada religión tiene que revitalizar su pureza y fuerza vital interior a través del amor verdadero de Dios, reformarse de una manera determinada y desarrollar relaciones armoniosas con otras religiones de acuerdo a la Voluntad del amor verdadero de Dios.

La devoción a Dios y la gran Voluntad del Amor Verdadero de Dios es la misión de cada religión. Como tal, la prosperidad de cada organización religiosa por sí sola no puede ser el propósito de la religión. Dios exige que lleguemos a conocer Su Voluntad para la salvación del mundo y que la practiquemos en nuestras vidas. Esto es más importante que estudiar las escrituras o la práctica de ceremonias religiosas. Las religiones, por demasiado tiempo, no han podido relacionarse con el Dios vivo y dar testimonio con claridad. El Dios que yo conozco no tiene apego al contenido de las doctrinas que se juntaron de acuerdo a la lógica humana. Puesto que Dios es el origen y el Padre de todos nosotros, Dios no discrimina entre razas o religiones.

Por lo tanto, los creyentes religiosos deben seguir completamente la Voluntad del amor verdadero de Dios para realizar el mundo ideal de la paz y la salvación de todas las personas. Dada la realidad contemporánea, las personas religiosas no deben llevar una vida confortable. En su lugar, se supone que deben ir por el camino de una fe viva, centrada en el amor verdadero y la energía de la vida real, en una conversación con el Dios vivo. Esto no se puede lograr en la atmósfera reinante de la religión hoy en día. Es necesario un cambio sin precedentes a nivel mundial, a través del poder inspirador de todas las religiones unidas entre sí en un movimiento de una nueva dimensión.

La hipocresía de las personas religiosas que no fueron sinceras en su práctica del amor verdadero de Dios ha llevado a la proliferación del ateísmo. Este mundo debe cambiar. Cada religión tiene que hacer esfuerzos para purificarse y convertirse en la protagonista de un nuevo movimiento de reforma. Todas las religiones tienen que dejar atrás la búsqueda de su propio beneficio y asumir la causa de la salvación del mundo que Dios espera. Ellas deben pararse en la primera línea en los esfuerzos de eliminar la pobreza, la enfermedad y el crimen en el mundo, convirtiéndose en una luz brillante en este oscuro mundo de los Últimos Días; y, por lo tanto, enseñar y guiar a los líderes en todos los campos, tales como la política, la economía y el trabajo social.

Respetados líderes religiosos, siguiendo la dirección de la providencia de Dios, he estado dedicando toda mi energía a la obra de reformar el mundo y restaurar ideal del amor verdadero de Dios. A través de las actividades de la Fundación Religiosa Internacional, la Asamblea de las Religiones del Mundo, la Nueva Asociación Ecuménica de Investigación, el Consejo de las Religiones del Mundo, el Servicio de Juventud Religiosa, la Conferencia Interdenominacional de Clérigos y el Seminario de Jóvenes sobre las religiones del mundo, he intentado proporcionar un modelo de entendimiento y armonía interreligiosa y un modelo de práctica del amor verdadero de Dios que las personas religiosas deben encarnar. Estoy haciendo mi mejor esfuerzo por el bien del ideal de la paz mundial.

Hoy anuncio la publicación de la Sagrada Escritura Mundial, completada después de un esfuerzo de cinco años de cooperación entre los estudiosos de la religión y después de la revisión y aprobación por parte de los líderes de las religiones del mundo. La Sagrada Escritura Mundial llegará a ser una luz brillante, un volumen de Escrituras Sagradas que reúne los contenidos universales de las religiones del mundo. En particular, llegará a ser un libro de texto valioso para educar a la generación más joven, quienes deben vivir juntos como una familia global. Se les enseñará a superar las barreras entre las religiones, entre las razas y entre las culturas. A través de este texto, todas las personas se liberarán de la ignorancia religiosa y la justicia por mano propia, y se darán cuenta del hecho de que las religiones tienen valores compartidos que sirven como una base común universal, y que lo que comparten es de mayor importancia que las diferencias que los ha dividido históricamente. Doy las gracias a los académicos y miembros del consejo editorial de cada religión que trabajaron para la publicación de la Sagrada Escritura Mundial.

Siguiendo esta asamblea inaugural de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial, que representa el mundo de la mente y se para en la posición de compañero sujeto para la paz mundial, se inaugurará la Federación Internacional para la Paz Mundial, que representa el mundo del cuerpo y se encuentra en la posición del compañero objeto. Líderes de todos los rincones del mundo están llegando para este evento. Si estas dos organizaciones, cooperando armoniosamente tanto interna como externamente, practican la unidad a través del amor verdadero, de acuerdo con la Voluntad del Cielo, entonces se realizará el mundo pacífico. Cuando la unidad de la religión y la política, que representa la unidad de mente y cuerpo, se produzca a través del amor verdadero de Dios, el mundo de paz surgirá.

Cuando reflexionamos sinceramente sobre esta era, llegamos a saber que estamos en un momento de urgencia que exige no solo fe, sino también poner en práctica la acción. Los problemas del mundo, incluyendo las luchas miserables como las guerras raciales y las guerras religiosas, que se han producido a través de la difusión del ateísmo, el hedonismo, el humanismo secular y la distorsión de la verdadera religiosidad, son extremadamente graves.

En las sociedades occidentales hay una tendencia a tomar el camino de la vida fácil, sobre todo ahora que el ateísmo comunista ha perdido terreno. Esta tendencia, sin embargo, proviene de una evaluación superficial de la situación, basada en la ignorancia acerca de la esencia de los problemas que enfrentamos. Si no surge un nuevo movimiento para un despertar del amor verdadero centrado en Dios en toda la sociedad, entonces vendrá la caída de la civilización contemporánea, cuyo centro ha sido la sociedad occidental, y ese resultado traerá una miseria inimaginable.

El mundo como está ahora no se puede dejar a su suerte. No hay tiempo. ¿Quién puede asumir la responsabilidad de esta generación? ¿Los líderes militares? ¿Los políticos? ¿Nuevos ingenieros sociales? Nosotros, en representación de las religiones, debemos tomar esa responsabilidad. Les pido su cooperación activa. Cuando, a través del movimiento de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial, las tradiciones religiosas históricas avancen armoniosamente en la práctica hacia la paz mundial, establecerán el firme fundamento espiritual para guiar el mundo y ayudar a completar el ideal de paz centrado en el amor verdadero de Dios. Cuando todas las religiones del mundo se muevan en una única dirección, la paz de un mundo unido vendrá.

Oro que Dios proteja el futuro de la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial y a todos ustedes que representan las tradiciones religiosas del mundo.

Que Dios bendiga a cada uno de ustedes y sus familias. Espero que puedan llegar a conformar el pueblo de amor verdadero trayendo paz al mundo.

40436304_10217013739285678_5662903049652

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .