La Verdad Fundamental

119884948_2867495553462726_6993520640701935910_n

La Verdad Fundamental

12 de enero de 1990

Salón de las Religiones Janggyo-dong, Seúl, Corea

Conferencia de la Asociación de Religiones en Corea

Estoy muy agradecido por esta oportunidad de conocer a todos ustedes, figuras prominentes de cada denominación religiosa. Creo que cuando los líderes religiosos sirven a su denominación, y cuando cada denominación cumple su misión, hay esperanza para el futuro de la República de Corea. Sin embargo, no hay ninguna denominación religiosa que pueda cumplir esta esperanza por sí sola. La cuestión radica en que las religiones se unan en armonía. Esto no es solo un problema religioso, es también de carácter político e ideológico. En cualquier caso, al final la humanidad está destinada a dirigirse hacia un destino único.

Problemas encontrados en la vida y las enseñanzas de los santos

Si tenemos en cuenta el mundo exterior, vemos que hay muchos grupos poderosos que han moldeado la historia de la política, economía, cultura y la sociedad. Cuando consideramos el mundo interior, están las diferentes denominaciones religiosas. Los líderes de estas religiones también son todos diferentes, pero tienen la misma responsabilidad de liderar el mundo y orientar el flujo de la historia. Si tuviera que comparar todo esto con un ser humano, la religión es como la mente y la sociedad en general es como el cuerpo.

Ahora bien, considerándonos a nosotros mismos como seres humanos, surge una pregunta: ¿cuándo se unirán nuestro cuerpo con nuestra mente? Sabemos muy bien que no hay un santo que haya sido capaz de declarar con confianza: “He unido mi cuerpo y mi mente a través de mi doctrina. He traído la paz, he terminado esta guerra entre mi mente y mi cuerpo”.

Podemos ver que los mundos externos e internos están en conflicto. Este choque es también evidente en el nivel global, donde hasta hoy los gobernantes de las naciones del mundo secular con frecuencia han oprimido al ámbito religioso. La esfera religiosa ha sufrido mucho. Especialmente las religiones en sus etapas formativas han estado recibiendo golpes, aunque ellas no han atacado al mundo secular. Las religiones crecieron a medida que recibían tales golpes.

Este conflicto de interior y exterior es el problema fundamental, de ahí el título del discurso de hoy: “La Verdad Fundamental”.

Nacido de las personas de las vestiduras blancas de Corea, soy una persona que ha pensado y agonizado más que nadie acerca de la cuestión de la religión. Por otra parte, he pensado profundamente acerca de los problemas de la vida y la condición humana. ¿Quién puede resolver los problemas de la humanidad? La gente sola no puede hacerlo. Entonces, ¿cómo pueden ser resueltos? Ellos pueden ser resueltos a través de las enseñanzas de los santos.

Por santos me refiero a los líderes de las cuatro grandes religiones. ¿En que centraron sus vidas estos fundadores? En la cuestión de los valores absolutos, lo que a su vez estaba arraigado en cuestiones relativas a la existencia y naturaleza de Dios.

La diferencia entre la religión y la filosofía es que la religión comienza con Dios. Este no es el caso con la filosofía. La religión tiene un telón de fondo de misterio y define su propósito dentro del despliegue de la providencia de Dios, el Ser Sujeto que mueve la historia detrás de escenas. Esto significa que los fundadores de las religiones vivían sus vidas junto con Dios.

¿Qué clase de vida es la que ha comenzado junto a Dios? ¿Una vida privada, una vida familiar, o una vida religiosa vivida junto a Dios centrada en la tribu? Si fuera esto último, ¿se centraría solo en las personas de vestiduras blancas de Corea? ¿Es una vida centrada únicamente en la nación? Podemos llevar esta pregunta al nivel del mundo físico y el mundo espiritual, el Cielo y la Tierra.

¿Ha habido alguna vez una religión que defendiera la idea de salvar a la familia? ¿Ha habido alguna vez una religión que promoviera la salvación de la sociedad, la salvación del pueblo y la salvación de la nación? La mayoría de las religiones abogan por la liberación individual. Dicen que el individuo necesita ser salvado. Ellos comenzaron centrados en el individuo. Por esta razón, cuanto mayor sea el nivel de una religión, más su doctrina separará a los creyentes del mundo material. Se requiere que el creyente renuncie al mundo. Es así para el budismo y también el cristianismo.

¿Qué quiere decir renunciar al mundo? Cuando nacen como coreanos, nacen en una tribu con un determinado apellido. Ustedes están rodeados completamente por la cultura tradicional e histórica de esa tribu. Renunciar al mundo significa renunciar a su familia, que es el centro de esa cultura. Salir de su casa y renunciar al mundo implica renunciar a su nación, renunciar a su sociedad, renunciar a su familia e incluso renunciar a la relación entre padres e hijos dentro de su familia. Este es un problema.

Es un problema porque, mientras que cada uno de nosotros puede tratar de ser un pionero en el sendero de nuestro destino, no podemos alterar esa parte de nuestro camino que Dios ha ordenado. Entonces, la pregunta es: ¿qué puede cortar la relación ordenada por Dios entre padres e hijos? Intentar cambiar ese hecho crea un problema. Incluso si un dictador tratara de educar a los padres e hijos durante miles de años, diciendo: “¡Tú no tienes padre! ¡Tú no tienes hijo!”, él no podría alterar esa relación.

¿Dónde está la razón para renunciar al mundo, salir de su casa y renunciar incluso a la relación entre padres e hijos? ¿El acto de renunciar al mundo les sugiere solo salir de casa y seguir aferrándose a su relación con su madre y su padre? ¿O ustedes renuncian a esa relación y dejan atrás todo lo egocéntrico para alcanzar sus propios principios basados en el estándar de perfección individual? Se centra exclusivamente en el estándar de auto perfección.

El origen de la religión y nuestra relación con Dios

Todas las religiones se basan en el estándar de auto perfección. Es por ello que todas las religiones avanzadas celebran la vida solitaria. Ellas les instan a renunciar a sus lazos de sangre con sus padres, y luego los instan a renunciar incluso a sus propios descendientes. Esto es así para el catolicismo y el budismo. Uno tiene que renunciar al mundo, uno tiene que renunciar a la nación, uno tiene que renunciar a la familia, uno tiene que renunciar a los propios padres, los hombres tienen que renunciar a las mujeres y las mujeres tienen que renunciar a los hombres.

La pregunta es cómo una denominación religiosa puede encontrar y establecer la doctrina, la lógica, que explique por qué se debe renunciar a esos lazos. El cristianismo da una vaga idea respecto a este punto, al igual que el budismo y el confucianismo. Dicen: “Las cuatro estaciones que representan el círculo de la vida son leyes divinas incambiables, y ésta es también la naturaleza de los seres humanos, quienes persiguen el amor, la justicia, la cortesía y el conocimiento para seguir tales leyes celestiales”. ¡Qué maravilloso dicho es este! El carácter chino cheon (天) en esta frase significa Cielo. Incluso si hay un Cielo, si este Cielo no es uno con el que puedo formar una conexión eterna desde el principio, no puedo servirle como el Cielo ideal. Desde el principio, a través de la etapa del medio y hasta el final, cada parte de esa conexión con el Cielo debe ser eterna. Debo estar feliz junto con este Cielo. No va a funcionar si no estoy feliz. Cuando están unidos como uno con este Cielo, todos los seres existentes le envidiarán, y todos le van a defender y seguir. Ustedes no estarán limitados por las circunstancias particulares en que nacieron, como ser parte del pueblo coreano. Seguirán adelante trascendiendo la raza y la filosofía.

En este sentido, el fundador de cada religión inició su ministerio cuando él comenzó a vivir con Dios. Si consideramos la relación entre el fundador de una religión y Dios, la pregunta es si la gente debería seguir a Dios o al fundador de la religión. En la relación entre el líder religioso y Dios, el fundador tiene que seguir a Dios. Si Dios es un Dios absoluto, entonces el líder religioso debe seguirle absolutamente. Tenemos que saber acerca de la relación entre nosotros y Dios, a quien tenemos que seguir absolutamente, así como la relación entre Dios y el líder religioso. La cuestión de cómo conectar la relación entre Dios y el líder religioso y la relación entre el líder religioso y nosotros mismos no es simple.

Mientras analizaba preguntas sobre el mundo espiritual y el ámbito religioso, me di cuenta de que hay un mundo misterioso. Si me preguntan si hay un Dios o no, la respuesta es: definitivamente hay un Dios. Hoy en día el mundo de las relaciones es un problema.

Un hogar se compone de la relación entre padres e hijos, la relación entre esposo y esposa y las relaciones entre hermanos. Más allá de eso, está también la relación entre una familia y otra. No importa lo grande que sea una persona, él o ella está en desventaja si las relaciones familiares han sido cortadas. ¿Cuál es el centro de las relaciones entre el individuo y la familia, entre familias y entre tribus? El hecho es que los seres humanos no pueden abandonar el mundo de las relaciones.

Hay un dicho al respecto: “Cuando el hogar de uno es armonioso, todo va bien”. Para que el hogar de uno sea armonioso y para que todo salga bien, la relación entre el abuelo y la abuela tiene que ser ideal. La relación entre esposo y esposa y las relaciones entre hermanos tiene que ser ideal. No va a funcionar si el abuelo y la abuela son felices solo por sí mismos, o si el esposo y la esposa o los hermanos son felices solo entre ellos. Solo cuando el abuelo, la abuela, los padres y los hijos e hijas están todos en armonía vertical y horizontal, de adelante hacia atrás y de izquierda a derecha, el hogar puede ser armonioso.

Es difícil que el hogar sea armonioso. ¿Por qué? Se debe a que el cuerpo y la mente están luchando entre sí dentro de nuestro ser individual. El paralelo 38 no es el problema y las guerras del mundo no son el problema. Después de todo, ¿cuál es la causa de la guerra? El origen de la guerra se encuentra dentro de uno mismo.

La religión requiere un estilo de vida de negar los deseos el cuerpo y seguir las direcciones de la mente

La humanidad se compone de hombres y mujeres. Y cada uno de ellos tiene dos partes, la mente y el cuerpo. Al creer en una religión, ¿creen en ella con la mente y el cuerpo o solo con su mente? Sería ideal creer en ella con su mente y cuerpo unidos. Con el fin de unirlos, Dios se centra en primer lugar en la mente, que es el compañero sujeto.

Cuando se dice que la mente es íntegra, significa que es vertical. No servirá de nada a menos que lleguen a ser totalmente uno con Dios centrados en la mente y luego unan el cuerpo con la mente. Esta es la tarea que los creyentes de hoy en día tienen que cumplir en el curso de sus vidas. Deben vivir junto con Dios y pararse en una posición en la que conocen la Voluntad de Dios. En otras palabras, deben vivir centrados en la Voluntad de Dios. Sin embargo, el cuerpo no sigue voluntariamente. Puesto que la mente está en la posición de positivo, que bueno sería si el cuerpo naturalmente tomara la posición de negativo. El cuerpo, sin embargo, trata de tomar la posición de positivo. Debido a que ambos se encuentran en la posición de positivo, es natural que se rechacen.

Entonces, ¿cómo pueden estar unidos? Hay dos maneras de hacerlo. En primer lugar, encontrar la verdad fundamental, lograr una actitud por el bien de la totalidad con una fe fuerte y una mente incambiable y, por ende, debilitar el cuerpo. En resumen, la práctica del ascetismo.

¿Hay alguien a quien le guste practicar el ascetismo? ¿Hay alguien en este mundo que disfrute llevar a cabo prácticas ascéticas? De los miles y decenas de miles de practicantes, ni uno de ellos lo disfruta. Si hay millones de budistas, ¿habría siquiera uno entre ellos que disfrute practicando el ascetismo? La respuesta es no.

Siendo este el caso, ¿puede el ideal ser realizado al forzar a la gente a llevar adelante una práctica ascética? Esto sería contraproducente. Dado que es imposible alcanzar el ideal por practicar el ascetismo por la fuerza, la idea de que se puede llegar a la perfección cuando están obligados a hacerlo es absurda. Al mismo tiempo, la vida religiosa es una vida de negar el cuerpo.

La segunda manera es posicionar la mente en la posición de positivo. Esto coloca el cuerpo en la posición de negativo, y una vez que el cuerpo está en la posición minus, no hay necesidad de decir que llegan a ser uno. Cuando el cuerpo es devuelto a la posición de negativo el cuerpo y la mente pueden llegar a ser uno.

Hay algunas personas que niegan a Dios. Pero lo que realmente están haciendo es quejarse de que Dios falló en crear a los seres humanos para que no tuviéramos que negar nuestro cuerpo. Aunque no sabemos la razón, es cierto que los seres humanos están desordenados. Hay monjes budistas que, no importa cuánto cultiven su mente y reciten cánones budistas, no pueden librarse de su lujuria por la carne. Ese deseo está vivo en ellos. No tienen idea de lo fuerte que es. No importa cuanta devoción ofrezcan y cuánto entrenen a su mente, no terminan bien. El camino que ellos caminan, y su proceso de avanzar hacia ese mundo, está establecido como una fórmula.

Entonces, ¿por qué deben hacer que su cuerpo sufra a través de seguir una religión? Es para debilitarlo y así hacer que siga a la conciencia. Deben debilitar su cuerpo y arrastrarlo por espacio de tres años, hasta que se acostumbre a ese tratamiento. Esto es con el propósito de enfatizar absolutamente en la fe. No deben pensar en otra cosa. Dejando atrás a su madre y padre, hermanos, a la persona que aman y las cosas misceláneas de la nación y el mundo, deben tratar de entrenar a su cuerpo para que esté absolutamente sumiso ante el estándar de moralidad, y así encontrar el punto donde la mente y el cuerpo pueden estar unidos como uno solo. Todas las religiones deben enseñar esto. De lo contrario, el desarrollo no puede tener lugar en el mundo religioso, y una revolución de carácter no puede suceder.

Por eso deben abstenerse de comer, deben practicar otras formas de ascetismo y salir a la sociedad a ser perseguidos y recibir oposición. Con el fin de lograr el propósito de la moralidad, no importa lo mucho que su cuerpo clame quejándose de que está al borde de la muerte, hay que ignorarlo. La vida religiosa es una vida de abnegación a través de la cual hacen que su cuerpo sea obediente ante su mente y entonces encuentran su verdadero yo. Las personas religiosas que no han logrado esto, son un fraude. Basado en este punto de vista universalmente válido, una persona que dice que él o ella entrenarán su cuerpo para alcanzar un nivel que es más alto que aquello que se enseña en las Escrituras, con el fin unir a su conciencia y cuerpo en armonía, es un verdadero practicante de su religión.

¡Siento tener que decir esto, pero si los monjes budistas se casaran y tuvieran hijos e hijas, cuán difícil sería para ellos lograr un estado de unidad en el mundo de la mente mientras cuidan de su familia! ¡Cuán difícil sería para ellos llevar a cabo todas sus responsabilidades familiares! ¿No renuncian ellos al mundo y salen de sus hogares con el fin de reducir este tipo de problemas?

¿Qué se debe hacer después de que uno haya renunciado al mundo? Después que un hombre y una mujer hayan cumplido su objetivo y logrado por completo el estándar de moralidad, ellos pueden llegar a ser uno. Es por ello que en los Últimos Días la era de poder lograrlo a través del ascetismo llegará a su fin, y llegará un momento en que todos los que han alcanzado el estándar moral se casarán normalmente.

En el mundo secular, muchos problemas surgen porque la gente se casa de la manera equivocada. Ese mundo se ha convertido en un nido de demonios, un nido de satanases. Dios dirá a estas personas: “Malditos, ustedes están siguiendo un camino que va en contra de la moral, centrado en la ética mundana, y así llegarán a la ruina. Para enderezarse ustedes necesitan tener un ejemplo. Los sacerdotes budistas deberían casarse, al igual que los sacerdotes y las monjas, para establecer un ejemplo para ustedes”. ¿Puede una cosa así encontrarse en las Escrituras? No, no está en las Escrituras.

Los cuatro grandes santos son todos líderes de la moralidad. Ellos son los fundadores de las religiones. Centrado en los fundadores de las religiones en todo el transcurso de miles de años de historia, la humanidad ha llegado a estar poco a poco más iluminada. El Cielo, o Dios, es el Dios Absoluto en el centro de la historia y promueve la fortuna celestial. Dado que las intenciones de los líderes morales eran buenas, Dios los estableció y los utilizó como modelo para el resto de nosotros. Por lo tanto, ustedes no pueden decir: “¡Nuestro líder moral es Dios!”. Es un problema serio cuando dicen que su líder moral es el Dios Absoluto.

Una confrontación decisiva con Dios para descubrir la verdad fundamental

Los seres humanos comenzaron desde una primera causa. ¿Cuál es la primera causa? El nombre de esa primera causa no importa. Él es el que tiene el ideal que nosotros, los seres humanos, anhelamos. Él no es un ser que va y viene y piensa cualquier cosa. Ya que Él es el Ser Absoluto, el ideal que Él piensa también es absoluto.

Ningún fundador religioso puede estar por encima de Él. No importa que tan eminente fundador o líder religioso sea, o cuán grande es el poder de un creyente religioso para reformar el mundo, él o ella deben centralizarse en Dios. La persona estará en serios problemas si la atención se centra en él mismo. Esto es así porque los seres humanos son, después de todo, solo los seres resultantes y no el Ser Causal.

¿Cómo llegan a nacer los seres humanos que son los segundos seres? Para nosotros, el primer ser es nuestra madre y padre. Y el primer ser de nuestra madre y padre es nuestro abuelo y abuela. Esta es la forma en que se remonta hacia atrás y arriba. En última instancia, el primer ser del abuelo y la abuela es el primer antepasado. A pesar de que los seres humanos no lo saben, si hay un Dios, Él sería nuestra primera causa a quien podemos rastrear al volver para atrás, centrados en nuestro primer antepasado.

¿Cuál es la Voluntad de este Dios? ¿Es establecer religiones y salvar a los individuos y las familias, o es salvar a la nación, el mundo y el Cielo y la Tierra? En la actualidad, hay un infierno en la Tierra, y el Cielo está en gran angustia por el estado del cosmos. Por lo tanto, la salvación que Dios quiere significa acabar con el sufrimiento del Cielo y el infierno en la Tierra y construir el Reino de los Cielos. Un ser que tiene la intención de tal salvación es un ser de bondad absoluta.

He pensado mucho sobre este tipo de preguntas. Oré profundamente y confronté a todo el mundo espiritual en la búsqueda de la verdad fundamental del universo. Y así encontré a Dios. Entonces desafié a Dios en un enfrentamiento, diciendo: “Te he descubierto, y estoy dispuesto a morir en la búsqueda de la verdad. Por favor, enséñame los secretos fundamentales del universo”. Al pasar por luchas terribles, descubrí la verdad fundamental preguntando a Dios: “¿Qué clase de ser eres?”.

Hoy en día la pregunta de que si hay un Dios o no es una pregunta global. De esa pregunta surgió la interpretación materialista de la historia, la interpretación idealista de la historia y la teoría de la dualidad. La pregunta se reduce a: ¿Cuál de estos dos es dominante, la mente o el cuerpo? Se ha puesto de manifiesto que ni la mente ni el cuerpo es dominante, y que tal conflicto dualista existe porque el cuerpo y la mente no están unidos como uno solo. El mundo democrático es, en cierto sentido, una extensión de la mente, mientras que el mundo comunista es, de la misma forma, una extensión del cuerpo, y ellos están luchando entre sí. ¿Cómo se puede detener esta lucha entre los dos? La unidad entre el mundo democrático y el mundo comunista comienza a partir de la unidad de la mente y el cuerpo dentro de ustedes.

Mientras analizaba estas preguntas, me puse como lema: “Antes de desear tener dominio sobre el universo, primero debes tener el dominio sobre ti mismo”. Este fue mi primer lema. Consideré que, a pesar de que cada persona y cada denominación religiosa desean gobernar el mundo y el Cielo y la Tierra, no son capaces de controlarse a sí mismos. Comprometido en esta lucha, yo vagué y busqué durante diez años. Y derramé muchas lágrimas.

Se les ha enseñado que el deber de un hijo filial es llegar a ser absolutamente uno con los padres. Se les ha enseñado acerca del camino de un patriota en la nación. La piedad filial se conecta con el patriotismo; y si lo amplían, llega a ser el camino de un santo. ¿Son los fundadores religiosos en quienes ustedes creen santos o sabios? Jesús, Confucio y Buda son todos santos.

Un verdadero discípulo es quien puede recibir el amor de un líder religioso

Entre cada una de las cuatro grandes religiones, ¿cuál puede establecer el estándar de moralidad? No puede haber dos picos más altos. Aunque pueden escalar los picos en las cuatro direcciones diferentes, este, oeste, norte y sur, solo hay un pico más alto.

¿Cuáles son los rasgos de un creyente verdadero? Hay muchos monjes budistas aquí presentes, así como un sumo sacerdote. ¡Qué maravilloso sería si el Buda les dijera: “Su sumo sacerdote es el número uno!”. ¿Qué desearía Buda realmente? Cuando van al mundo espiritual no necesitan dinero. Tampoco necesitan conocimiento. He estado allí, y eso es lo que vi. Ustedes no necesitan poder. Dios puede crear dinero. Incluso puede hacer un diamante tan grande como una estrella. Él es el Ser Absoluto y el Gran Rey del conocimiento y poder. Él puede trascender las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, y ejercer Su poder libre y eternamente. Entonces, ¿qué necesita Él?

Los creyentes budistas son los que han ganado la confianza de Buda. ¿Es lo mejor que hay tener su confianza? No lo es. Al final, a donde tienen que llegar es a la relación interna desde la relación externa. Deben convertirse en personas que reciben el amor de Buda más que cualquier otra persona. Después de todo, ¿preferirían ser una persona que sea de confianza o una persona amada? Una madre confía totalmente en su hijo. Sin embargo, no va a funcionar si ella solo confía en su hijo y no hace nada más. Ella solo estará feliz si lo sostiene en sus brazos, lo amamanta y lo ama. Es su naturaleza original hacer esto.

Es por eso que, como he dicho antes, hay una relación entre el líder moral y el creyente. Se trata de una relación basada en el dicho: “Cuando la casa de uno es armoniosa, todo va bien”. ¿Cómo es esta relación? Una relación centrada en una doctrina es excelente. Sin embargo, la doctrina solo les enseña el camino a seguir de lo que es moralmente correcto e incorrecto. El carácter chino para la moralidad Do (道) significa el camino que ustedes caminan. Les enseña qué dirección seguir. ¿Qué van a hacer una vez que hayan llegado? ¿Qué van a hacer cuando se encuentren con Buda y Jesús? Todos quieren encontrarse con todos los líderes religiosos. ¿Qué van a hacer cuando se encuentran con ellos? ¿Sería bueno si lo que pertenece a Jesús también llegue a ser de ustedes, y lo que le pertenece a ustedes también llegue a ser de Jesús? Cuando todo está dicho y hecho, se trata de abrazar la fe. En otras palabras, el deseo de los creyentes es estar en el mismo nivel con sus líderes.

¿Qué deben hacer para estar en el mismo nivel que ellos? Centrado en Buda, ¿sería bueno tener una relación de sobrinos, con él como su tío, ya sea del lado de su padre o del lado de su madre? ¿O sería mejor estar en una relación amo sirviente con él? Si se le preguntara a los creyentes: “¿Qué clase de relación les gustaría tener con él?”. Ellos responderán: “Queremos ser hijos e hijas de Buda”. Esa es la conclusión final.

Los hijos e hijas son los herederos. Y pueden convivir con él e ir con él donde quiera que vayan. Pueden participar en todo lo que hace. En la relación entre padres e hijos, cuando están centrados en el amor, entonces ustedes tienen el derecho a la herencia. Uno de los atributos del amor es el derecho a la herencia.

Cuando un hombre y una mujer están enamorados el uno del otro, ¿a quién le pertenecen los bienes del esposo? Ellos pertenecen a la esposa. Del mismo modo, las posesiones de la esposa pertenecen al esposo. Por esa razón, una pareja casada con cuentas bancarias separadas se puede decir que es falsa. Es como si ellos estuvieran dispuestos a hacer las maletas e irse en cualquier momento. Tal comportamiento se debe corregir y establecer correctamente desde la raíz.

Si le preguntaran a Jesús: “¿Qué desearía de los creyentes?”. ¿No respondería él: “Deseo que trabajen como mis siervos por las siguientes generaciones?”. Los ministros cristianos en sus oraciones dicen que son siervos de Dios. ¿Por qué ofrecen estas oraciones? ¿Están satisfechos solo siendo siervos de Dios? Por encima del sirviente está el hijo adoptivo, hijastro y el hijo del linaje directo. Dado que ustedes reconocen tres etapas por las que pueden crecer de ser un siervo a ser Su hijo o hija, todo lo demás es igual, ¿no quisieran establecerse como Su hijo o hija? ¿Por qué optar por ser Su siervo?

El Reverendo Moon es el filósofo del amor verdadero

Si hay creyentes en Jesús en medio de ustedes, ¿desearían estar en una posición muy cerca de él, como la de sus hijos e hijas, o desearían estar en la posición de un vecino? Si le hicieran esta pregunta a Jesús, él respondería: “¿Qué están pidiendo? Por supuesto, usted debería estar en la relación vertical más cercana, que es la relación entre padres e hijos, no en una relación horizontal”. ¿Por qué quisieran que sea la relación entre padres e hijos? Esto es debido a que es una relación vertical. La relación entre esposo y esposa es una relación horizontal. Entonces, ¿qué es lo primero, lo vertical o lo horizontal? Si lo vertical es lo primero, ¿por qué es esto así?

Cuando fueron creadas todas las cosas en el mundo, el Creador las creó verticalmente mientras miraba lo horizontal. Es por eso que todas las cosas buenas tienen una orientación perpendicular. Los tallos crecen perpendicularmente, son sus cabezas las que les causan que se curven, mientras que los tallos crecen erectos. Los tallos incluyen las raíces y los tallos del brote. Todos ellos son perpendiculares.

Si los antepasados de la humanidad son la segunda causa, entonces la Primera Causa, Dios, se encuentra en la posición más alta y los seres humanos están en una posición más baja. En estas circunstancias, si ustedes fueran a hablar del amor entre Dios y los seres humanos, tal amor es solo vertical.

En este punto, podemos formular un concepto. ¿Qué es lo que puede crear perpendicularidad total entre vertical y horizontal? El conocimiento no es suficiente. No se puede ir en línea recta con este solamente porque les hace ir en círculos. Y el dinero no es algo que baja verticalmente desde el Cielo, sino que gira alrededor en la Tierra. Ni siquiera el poder puede ser perpendicular. El amor verdadero, sin embargo, pasa a través de la ruta más corta, que es la perpendicular.

No tienen idea de lo maravillado que estuve después que descubrí esta simple verdad. No se puede explicar el universo sin este principio. ¿Qué es el amor verdadero? Es una fuerza que pasa a través de la ruta más corta y más directa. Por ello, si hay un amor verdadero que viene de arriba, solo puede ser perpendicular. Si fuera a desviarse incluso un poco, entonces no sería perpendicular. No estaría siguiendo la ruta más corta y más directa. ¿Qué podría lograr lo perpendicular que implica la ruta más corta en el universo? Solo el amor verdadero.

Hoy en día, he llegado a ser famoso en todo el mundo hablando de amor verdadero. He llegado a ser conocido como el filósofo del amor verdadero. Cuando su amado hijo está en peligro, ¿los padres tratan de salvar al hijo andando en círculos? Ellos viajarían por la ruta más corta para salvar la vida de su hijo, incluso a riesgo de sus propias vidas. Esto es, en sí mismo, realmente un gran evangelio. ¿Qué es el centro del universo? ¿Qué es eso que puede viajar por la línea más corta y más directa para crear la perpendicularidad? Sea lo que sea, el mundo necesita colocarlo como valor central y determinar los lugares en relación a ese punto. Centrado en esa línea perpendicular, se podría determinar si uno está en el este, oeste, sur o norte.

La perpendicularidad no tiene sentido en sí misma. Es un término que solo se puede utilizar en la premisa de lo horizontal. La palabra arriba no está centrada en sí misma; primero tiene en cuenta el abajo. La palabra derecha reconoce implícitamente el hecho de que hay una izquierda. Del mismo modo, no se puede utilizar el término mujer si existieran solo las mujeres. El uso de estos términos sin sus contrapartes sería confuso. El término hombre es el factor principal y decisivo que clarifica el uso de la palabra mujer. Estas palabras se utilizan sobre la base de su relación.

El ejemplo del hijo en peligro nos muestra que, si deben encontrar la línea más directa perpendicular en el universo, no pueden hacerlo solo con conocimiento. No se puede encontrar con poder solamente. Y la riqueza no los llevará hacia esa línea. Con amor, sin embargo, es posible. Puesto que Dios es el Ser Absoluto y Su amor también es absoluto, este amor es la verdad absoluta, y el amor crea la ruta más corta. Esta es la verdad fundamental.

El origen del universo es amor, vida y linaje

Una persona que estudia la filosofía lee libros y reflexiona sobre la pregunta “¿Por qué nací?”. Las mujeres pueden pensar para sí: “Estoy enfadada y mortificada de ser maltratada por los hombres. Me gustaría poder haber nacido como un hombre para que pudiera vengarme de ellos. Deseo transmigrar y renacer para hacerlo”. Sin embargo, no deberían pensar así.

¿Quién es la causa del nacimiento de las mujeres y los hombres, los seres humanos en general? Los niños nacen a causa de sus padres. ¿Por qué existen los padres? Existen a causa de sus hijos. El término padres presupone la existencia de hijos. Del mismo modo, la palabra hijos existe basada en la palabra padres como condición previa. Las relaciones se forman sobre la base de esas condiciones previas. Ninguna relación se forma centralizada en uno mismo. Los hombres nacieron a causa de las mujeres. Para llegar a ser un hombre verdadero, uno tiene que ser primero un hijo verdadero. Para llegar a ser un hijo verdadero, uno tiene que llegar a ser un hijo filial. Después, uno debe encontrar una mujer verdadera y llegar a ser un esposo y esposa verdaderos. En una pareja verdadera, la esposa representa a las mujeres y el esposo representa a los hombres. Ellos son los representantes de todos los hombres y mujeres del mundo. El reino animal tiene machos y hembras, y el mundo de los átomos está compuesto por partículas positivas y negativas. Todo en el universo existe en pares. Y todos los hombres y mujeres se multiplican y viven centrados en el amor.

Los sacerdotes budistas pueden decir: “Este es un problema grave, ya que ni siquiera estoy pensando en formar una relación con una mujer”. Cuando vayan al mundo celestial verán las repercusiones. Si ustedes nacieron como hombre, ¿por qué fueron creados de tal manera? ¿Fue el convexo creado por el bien del convexo? Esta pregunta fundamental surge en el contexto de mi lógica. El convexo llegó a existir debido al cóncavo. De la misma manera, ¿se creó el cóncavo debido al cóncavo? No, llegó a existir a causa del convexo. Este es el principio del Cielo y de la Tierra. La filosofía oriental habla sobre todas las cosas existentes como positivo y negativo, y que el positivo y el negativo deben unirse o, de lo contrario, se quedan incompletos. Entonces, ¿a través de que se pueden unir el positivo y el negativo? Es a través del amor. Siendo este el caso, ¿cuál es la razón por la que un hombre nació para una mujer? Es por amor. El amor de un hombre no se encuentra en otro hombre, sino que se encuentra en una mujer, y el amor de una mujer se encuentra en un hombre. Uno no posee el amor por uno mismo.

La base del universo es el amor, la vida y el linaje. Sin ellos, los seres humanos no pueden sentir el amor. Dios es el Ser Sujeto de amor, el Ser Sujeto de la vida y el Ser Sujeto del linaje. Nosotros también tenemos estos tres; sin embargo, no podemos realizarlos por nosotros mismos. Una vez que nuestro compañero objeto aparece ante nosotros, sin embargo, sentimos la resonancia del amor. Nuestra vida se retuerce dentro de nosotros. Nuestra sangre se agita. ¿A quién nos parecemos cuando esto sucede? No puede suceder sin un origen.

A la luz de ello, Dios es igual. Dios también tiene el amor, la vida y el linaje. ¿Qué significa llegar a ser maduro? Significa anhelar el amor del sexo opuesto. Cuando esto se consuma abarca el mundo entero. Cualquier persona que experimente el amor por primera vez, llega a ser un poeta lleno de inspiración e intoxicado por ese amor. Durante la adolescencia, no hay una sola persona que no se convierta en lírico a causa del amor.

Si usted es un hombre podría pensar: “Yo represento el sexo masculino”, ¿no es así? ¿Cómo pueden hacerlo? ¿A través del estudio, acumulando dinero o amasando poder? Eso nunca va a suceder. Sin embargo, si ustedes, entre todos los hombres del mundo, pueden pararse como representantes insuperables cuando se trata de amor, todos los hombres gritarán: “¡Hurra!” para ustedes. Si se han convertido en el representante del amor, todo el mundo va a aplaudirles, independientemente de si son buenas o malas personas. Es así también para las mujeres.

Los seres humanos desean estar en la cima. ¿En que se basa este deseo? No es el dinero. Es el amor. Los hombres han nacido para las mujeres, y las mujeres han nacido para los hombres. Es por eso que Dios ha cambiado el dueño de sus partes más preciadas. Si el hombre es el dueño del órgano de amor de la mujer, entonces, ¿quién sería el dueño del órgano de amor del hombre? La mujer sería la dueña. Y si ella es la dueña, ¿con qué derecho puede ella reclamarlo? Ella lo reclama por el derecho de realeza. Ella no lo hace como la esposa de un hombre que vive en un rancho viejo. Ella lo reclama como la dueña que representa la realeza del amor.

Solo cuando se casan con tales pensamientos en su mente puede la Tierra temblar tocando los tambores con alegría mientras se lleva a cabo la ceremonia de la boda. De lo contrario, no conocerán el mundo y, entonces, ¿qué será de ustedes cuando llegue la noche oscura? Estas palabras nunca se han dicho en la historia, y el Reverendo Moon es el que las dice. ¿Alguna vez han escuchado esas palabras? No se pueden encontrar en las escrituras budistas.

¿Por qué los hombres y las mujeres se casan? Es por amor, y este amor es absoluto y verdadero. La relación padre-hijo no puede ser separada ni alterada por nadie. Es absoluta, y el amor que fluye en ella es absoluto. Si esa relación es absoluta, ¿son la madre y el padre también absolutos, o son relativos? Tienen que ser absolutos. Dado que la relación entre la madre y el padre y los hijos e hijas es absoluta, incluso si la madre y el padre dejaran a la familia, los hijos y las hijas no podrían dejarlos. Hoy en día, sin embargo, hay familias donde la madre y el padre se van, abandonando a sus hijos.

Para que esposo y esposa vivan juntos, debe haber amor absoluto. Hoy en día hay parejas que se divorcian antes de que se cumpla una semana del matrimonio. ¿Son esas parejas verdaderas o falsas? Son parejas falsas. Ustedes se sienten bien cuando dicen que nacieron por amor. Los sacerdotes budistas han llegado a ser altamente virtuosos en la esfera budista de Corea a través de una vida de devoción; no obstante, ¿no extrañan ellos el abrazo de sus madres y padres? Ellos nunca lo olvidan. Esto es algo que no puede ser alterado. Una parte de su corazón quiere encontrar su camino de vuelta a sus padres. ¿Por qué es esto así? Es porque el amor es la raíz. Puesto que el amor era el motivo que les dio origen, el proceso que se desarrolla no puede ser completado a menos que pase de nuevo a través de una relación de amor.

Dios, amor verdadero y vida eterna

Entonces, ¿quién es Dios realmente? Él es nuestro Padre. En el budismo no encontramos un Dios personal. ¿Cómo es posible descubrir a un Dios personal si solo debatimos el método unitario de todos los fenómenos en el universo? ¿Cómo podríamos encontrar a este Dios que también puede sentir las emociones relacionadas con el afecto, el conocimiento y la justicia, tanto interna como externamente? ¿Qué harían los padres de un hijo amoroso y devoto si su hijo regresara a ellos? Sin pensar siquiera que su hijo es un sacerdote muy virtuoso o un líder moral, ellos exclamarían: “¡Oh, hijo mío!”, y sus rostros se iluminarían de alegría.

Volvamos a la raíz. Estaremos en serios problemas si amamos solo para nosotros mismos. El universo no acepta eso. Si amamos solo por nuestro propio bien, es un completo desastre.

Dios, la base del universo, es el Ser Absoluto. Si ustedes penetraran al propósito de la creación de Dios, se darían cuenta de que el Dios en que creen es un ser más grande de lo que jamás imaginaron. ¿Qué es esa cosa indiscutible que el Ser Absoluto puede creer? Dios también necesita paz absoluta y felicidad absoluta.

Entonces, ¿qué puede traer tal paz y felicidad absoluta? ¿El dinero? Él puede crear tanto dinero como quiera. ¿El conocimiento? El Dios omnisciente es el gran Rey del conocimiento. ¿El poder? Dios es omnipotente. Entonces, ¿qué sería? Solo el amor. El amor verdadero que aún el Dios Absoluto aprecia sin cuestionar.

Por mucho poder que Dios tenga, cuando se encuentra con Sus hijos e hijas de amor verdadero, Él dice: “Yo les daré todo lo que tengo”. Un esposo verdadero le dice a su esposa: “Te daré todo lo que tengo”. No será amor verdadero si dicen: “Lo que es mío es mío”. Hay que dar un giro completo con el fin de dar y recibir. Esto es lo que hizo que Dios creara el Cielo y la Tierra en primer lugar.

Ministros cristianos dicen: “El Creador es santo y la creación es humilde”. Dicen esto solo porque no conocen nada mejor. Estas palabras dan lugar a negar que Dios sea un Dios de amor. Sea el amor de Dios o el amor de Jesús, la palabra amor no puede tener sentido sin una relación. ¿Quién es el compañero objeto de Dios? Se dice: “De toda la creación, la humanidad es lo más precioso”. Esto es muy cierto.

¿Por qué creó Dios el Cielo y la Tierra? Fue a causa del amor. La manera en que Dios mismo estableció este amor ideal era invirtiéndose totalmente en la humanidad y la creación. Dios necesitaba invertirse por completo. Dios tuvo que invertir más de un 100 por ciento, hasta 120 por ciento de Sí mismo.

Por lo tanto, las personas que viven con amor verdadero no pueden ser dominadas, no importa lo mucho que sean perseguidos, ya que están conectados a la fuente de la naturaleza original que puede invertir el 120 por ciento, e incluso tanto cientos por ciento, de sí mismos.

Incluso si un dictador devasta una Era, el mundo revive de nuevo. Esto se relaciona al hecho de que, no importa la edad de su madre y su padre, ellos siempre reavivan su amor por ustedes. Independientemente de cuanto oprima el dictador, el mundo revive, trascendiendo la historia, y la autoridad moral se restablece con dignidad. Del mismo modo, el mundo puede perseguir a los líderes morales de su tiempo. La historia posterior revela su grandeza una vez que se desarrolla un entorno en el que pueden reclamar lo que han invertido. Y así, la sociedad les honra a menudo después de su tiempo.

Dios es un Dios personal; así que, si preguntaran si Dios tiene un cuerpo y una mente, la respuesta sería sí. Si se le preguntara si Dios tiene amor, la respuesta sería sí. Y si se le preguntara si Dios tiene vida y si Dios tiene linaje, la respuesta a ambas es sí. Y, sin embargo, todas estas cosas no pueden llegar a ser por sí mismas. Necesitan un compañero objeto. Puesto que Dios es vertical, Él trata de hacer una conexión centrado en el estándar vertical. Crecemos en la posición de hijos, lo cual es también una orientación vertical, y llegamos a ser esposo y esposa. Y entonces llegamos a aprender todo sobre el mundo. Por lo tanto, nos unimos como uno solo. ¿A dónde vamos a unirnos como uno? Nos vamos a la orientación vertical. Esa es la posición en la que están los hijos e hijas, y también el lugar donde Dios ha entrado y permanecerá.

Es como el eslabón de una cadena. Adán y Eva se juntan en unidad. En otras palabras, ellos llegan a ser como los huesos y la carne. Esto es por qué el término Padre Celestial no se puede establecer si no hay una relación de linaje. Si preguntan quién es Dios, la respuesta es que Él es nuestro Padre. Él es nuestro Padre vertical centrado en amor verdadero.

Si Adán y Eva no hubieran caído y, en su lugar, hubieran alcanzado la perfección, Dios habría habitado con ellos en ese mismo lugar del amor verdadero. Si Adán y Eva se hubieran casado y llegado a ser una forma horizontal como esposo y esposa, el Dios vertical habría bajado hasta ellos. Él habría llevado a cabo un movimiento poderoso. Todo es creado de tal manera que existe mediante la participación en la acción esférica. Por lo tanto, si se preguntaran a quién se parecen su cuerpo y su mente, recibirían la respuesta que se asemejan a Dios.

Entonces, ¿lucharían la mente y el cuerpo de Dios como los de la humanidad caída? Ellos no lo harían. Entonces, ¿por qué pelean los seres humanos? Es porque ellos están quebrados. Tienen un terrible defecto. Esto es lo que el cristianismo llama la Caída. ¿Qué clase de defecto es este? Se puede vivir si uno de sus brazos ha sido cortado. Sin embargo, no pueden vivir verdaderamente si el orden del amor es destruido. Esto es lo que Dios más odia.

Después de caer, Adán y Eva cubrieron sus partes bajas. Este es el problema. Dios es nuestro Padre vertical de amor verdadero, el Creador; y si los seres humanos no hubieran caído, su amor verticalmente dirigido formaría los ángulos rectos respecto a la horizontal. Para los hombres, así como para las mujeres, el camino que conduce al amor verdadero es el camino más corto y más directo. El verdadero camino del amor, que va por el Cielo y la Tierra, es la ruta más corta y perpendicular en ángulo recto respecto a la horizontal. Y en términos de una esfera, si preguntan dónde queda la posición principal, la respuesta es: en el centro mismo.

Ustedes desean convertirse en la figura central de toda la creación. ¿Por qué es así? Es porque solo cuando están en ese centro pueden entrar en contacto con el amor de Dios. ¿Qué sucede cuando entran en contacto con el amor de Dios? Dios llega ser suyo, y todo lo que le pertenece a Él le pertenece a ustedes.

¿Por qué los hombres y las mujeres se casan? Es por amor. ¿Qué están tratando de hacer al amarse entre ellos? En última instancia, están tratando de ir al centro y formar una relación de amor con Dios, haciendo que Dios sea suyo, que Su amor sea suyo y que Sus posesiones sean suyos. Por lo tanto, el derecho de la herencia está conectado centrado en el amor. Luego viene el derecho de la convivencia, por el que pueden vivir juntos por toda la eternidad.

En consecuencia, pueden razonar que hay vida eterna donde el amor verdadero se mueve. ¿Dónde está la vida eterna? La vida eterna del amor verdadero está en ese mundo donde se respira el aire del amor. El ser “yo” es el que ha heredado el amor a través de padres de amor. Es por eso que no hay hombre o mujer que no posean amor. Sean hombres o mujeres, ustedes han heredado la carne y la sangre y la vida de sus padres; por lo tanto, todos ustedes tienen amor, vida y linaje.

El estándar de paz y el camino para amar en todas las religiones

¿Qué es la mente? Es el “yo” interno que ha sido heredado a través del amor y el linaje del Dios vertical. El “yo” interno es el “yo” vertical.

Entonces, ¿qué es el cuerpo? Si “yo” no hubiera caído, “yo” hubiera heredado el ideal fundamental creado originalmente, se habría situado en los ángulos rectos con el amor de Dios. Si yo hubiera nacido heredando el amor, la vida y el linaje de los Padres Verdaderos no caídos, me hubiera convertido en una persona de cuerpo y mente. Este hubiera sido el carácter centrado en el Dios interno de la mente, y el otro habría sido el carácter centrado en los padres externos del cuerpo. En ese lugar, ambos hubieran formado una esfera unida compuesta de un hombre y una mujer centrado en el amor, la vida y el linaje. Ya que de esta manera la mente se asemeja a Dios, se dice que la mente es el “yo” interno.

Cuando oré desesperadamente preguntando cuál es el secreto del universo, la respuesta que vino era simple. Es la relación padre-hijo. Si esa relación padre-hijo es literalmente la relación entre los padres y sus hijos, también se puede encontrar en el mundo caído, donde los padres venden a veces a sus hijos y los hijos matan a sus padres. Entonces, ¿qué clase de cosa sería esta relación padre-hijo que es el secreto del universo? En términos de la santidad del amor, sería la misma que la relación ideal entre esposo y esposa.

¿Qué es la Caída humana? Fue robar aquello que es lo más preciado para Dios. Este acto fue cometido por el diablo. Él robó y profanó el precioso amor, la vida y el linaje de Dios. Es por ello que, a lo largo de las Eras históricas, lo que Dios más odiaba era el acto lujurioso de la Caída. ¿Por qué Roma llegó a la ruina? No fue destruida por fuerzas externas invasoras. Fue debido a la cultura promiscua de adentro. El diablo sembró el mal a través de la lujuria. Si las poblaciones del mundo navegan por los vientos de la obscenidad, la barra de hierro los golpeará.

Cuando una denominación religiosa cae en tal estado, tambalea y se desintegra; y cuando una nación cae en tal estado, también tambalea y se desintegra. Y cuando la historia por tal motivo se hace mala, su dirección se vuelve peligrosa. ¿Quién crea esto? En realidad no son las personas que hacen que esto suceda. Tampoco la nación. Tal cosa ocurre porque Dios odia la promiscuidad sexual.

Es por eso que digo que tenemos que encontrar una religión verdadera. Lo que todas las religiones están tratando de encontrar es al Dios verdadero. El Dios que ha llevado a cabo la salvación hasta el momento no es el Dios ideal. Él no es el Dios que puede educar y guiar a los líderes morales.

Si se le preguntara a Dios cómo sería vivir con Él, Él diría que desearía vivir centrado en amor. ¿Qué amor sería este? Sería el amor que es completamente uno con la mente y el cuerpo en los ángulos rectos, al igual que Él. ¿Cuál puede ser el enfoque de la mente de Dios? Es el amor verdadero. Entonces, ¿qué es el amor verdadero? Es el amor que se sacrifica completamente y que invierte el 100 por ciento y luego se olvida de haberlo hecho. De lo contrario, ¿creen que Dios pudo haber observado y soportado las malas acciones de la humanidad a través de las Eras históricas hasta ahora? Si Él hubiera sido como la gente en el mundo, Él justificadamente nos habría matado a todos.

Solo una parte del amor verdadero permanece en el mundo caído. El único estándar vertical que se ha dejado es el de padres amando a sus hijos en lugar de Dios. Es por esto que es posible la providencia de la salvación.

¿Dónde está la felicidad? Está en su mente. Entonces, ¿para qué Dios desearía vivir? Él desea vivir para el amor verdadero. Él desea vivir junto con los hombres y mujeres de amor verdadero. Los padres desean abrazar a todos sus hijos en su seno. Del mismo modo, Dios desea vivir en esta Tierra, aferrándose a Sus hijos e hijas de amor verdadero.

El propósito de la salvación de la humanidad

Los sacerdotes budistas han levantado un clamor, diciendo que el Reverendo Moon afirma que él es superior a Buda, Jesús, Confucio o cualquier otro. Sin embargo, ¿ha habido alguna vez alguien entre los fundadores religiosos que haya trabajado tanto como yo, en toda su vida? Pese a la oposición de cientos de naciones, establecí docenas de fundaciones. Si piensan en mi vida, verán que no hay nadie que haya trabajado tanto como yo lo he hecho.

Si hubiera hecho esto solo con energía humana, ya hubiera muerto hace mucho. Eso habría sucedido si yo hubiera trabajado para satisfacer mi propia codicia. El curso de la Iglesia de Unificación, que es un camino de bondad, es uno que está centrado en el ideal a través del amor. No es solo amor en el nivel individual o familiar. La visión que tiene la Iglesia de Unificación acerca del amor es “perpendicular”. Esta visión perpendicular del amor cambia el punto de vista filosófico. Es un amor horizontal que tiene una perspectiva perpendicular. Ya que yo sé de esto, puedo trascender los pueblos y las razas.

Los miembros de la Iglesia de Unificación, sin importar su nacionalidad o raza, son felices cuando les aconsejo a casarse con alguien de otra raza o nación. ¿Por qué es esto así? Es porque entienden que hacerlo es un acto de recuperar a los hermanos y hermanas que perdieron miles de años. Los miembros se dan cuenta que otros miembros son sus propios hermanos y hermanas. Y así, los miembros simpatizan entre sí, preguntando cuánto han sufrido a causa del color de su piel, y se aferran el uno al otro y lloran. Su encuentro comienza con llanto, y no pueden olvidar esta experiencia. ¿Qué los haría actuar de esta manera? El amor verdadero. Así es la Iglesia de Unificación. Soy una persona inteligente. He conocido y mantenido conversaciones con las personas más prominentes en el mundo y los he conquistado. Por eso los líderes religiosos del mundo me respetan.

Una doctrina ilógica es inútil en el siglo XXI. En otras palabras, es inútil una religión contraria a la lógica y que no sea beneficiosa en la vida real. Los miembros de la Iglesia de Unificación pueden parecer ingenuos, pero en realidad no toman las cosas por su valor aparente, ellos lo ven más profundamente. Tienen serias discusiones acerca de Dios y también del corazón de Dios.

Dado que la meta de Dios es la salvación del mundo, Dios se esfuerza por encontrar a Su pueblo incluso si eso significa sacrificar la familia. Dios trata de salvar el mundo, incluso a riesgo de sacrificar la nación. Dios trata de liberar a todos los espíritus de todas las generaciones que han pasado al mundo espiritual, aun a riesgo de sacrificar este mundo terrenal. Y después de eso, Dios mismo necesita ser liberado.

He cargado la cruz voluntariamente porque sé que esto es verdad. Este hombre parado ante ustedes ha sido objeto de una infinidad de dificultades durante cuarenta años, diciéndose a sí mismo: “En el mundo religioso, la persona que conoce esta verdad cargará la cruz”. Cuando ven mi pasión y vigor, verán que es más que suficiente para detener todo el Cielo y la Tierra. Desde el momento en que conocí la Voluntad de Dios, continuamente he defendido el hecho de que debemos salvar el mundo, incluso si eso significa tener que sacrificar la Iglesia de Unificación y todas las religiones. Es por eso que he invertido grandes sumas de dinero, que ascienden a cientos de veces más que el presupuesto de la Iglesia de Unificación, para llevar a cabo el movimiento interdenominacional. Así, en el escenario mundial, he hecho una fundación religiosa y he estado invirtiendo grandes cantidades de recursos en ella. Los miembros de la Iglesia de Unificación apoyan y llevan a cabo este trabajo siguiendo mi modelo de llevar la cruz.

Invierto para el mundo. Esto es porque sé que si yo invierto en la misma forma en que Dios lo hace, los días de primavera del reavivamiento vendrán y el mundo ideal que Dios quiso originalmente, amanecerá. Tal mundo es un lugar donde podemos bailar con alegría centrados en el ideal de júbilo del amor. Para llevar a cabo este trabajo, alguien tiene que llevar la cruz por la humanidad; ya sea en el este, en el oeste, en casa o en cualquier otro lugar. De lo contrario, no podremos purificar el agua sucia en el canal de drenaje. Los miembros de la Iglesia de Unificación son personas que viven con fe en esta verdad.

Yo les presento los caminos hacia la prosperidad o la destrucción; a donde vayan se determina en función de si viven por el bien de los demás o no. Cuando consideran la entrada y salida de la energía en el ámbito de la ciencia, se ve que la entrada es siempre mayor que la salida. Sin embargo, en el mundo del amor verdadero, la salida es siempre mayor que la entrada. Por el amor, se puede rescatar a un mundo que está en declive. Solo cuando heredan la tradición del amor verdadero, que está basado en vivir y sacrificarse por el bien de los demás y en un corazón de amor incondicional y de servicio, puede el declive de este mundo estar bajo control. Esta es la regla del Cielo.

El camino de vivir por el bien de los demás, así como el camino del amor del hijo obediente, es el camino del amor del patriota y el camino del amor del santo. El amor del santo es el amor por la humanidad. Los santos saben cómo amar al Cielo y la Tierra y como defender las leyes del palacio celestial. Ellos son capaces de servir a Dios con todo su corazón. Esta es la posición vertical a la cual deben aferrarse.

Sin aprender sobre el camino de los santos y sobre el camino del amor de Dios, no podremos encontrar el estándar de la paz para todas las religiones. ¿No es éste el objetivo de la Asociación de Religiones en Corea?

Con estas palabras, me gustaría concluir mi discurso.

Gracias.

120350363_2876294289249519_554596619248917128_n

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .