Diálogo y Alianza

34bfc3a0e488c57b2ee5e8fe155ea348

Diálogo y Alianza

15 de noviembre de 1985

Americana Great Gorge Resort, McAfee, New Jersey, EE.UU.

Asamblea de Religiones del Mundo

Honorable Presidente, académicos y líderes de las religiones de todo el mundo, damas y caballeros:

Les doy la bienvenida desde el fondo de mi corazón a la Asamblea de las Religiones del Mundo. Nuestra reunión aquí no es un evento común. Es en sí mismo un gran logro que nosotros, representantes de ochenta y cinco países y con una diversidad de religiones, culturas, tradiciones y nacionalidades, podamos unirnos y abrir nuestras mentes para armonizar con los demás, y compartir nuestras preocupaciones sobre el futuro de la humanidad. Estoy seguro de que Dios también está encantado con este acontecimiento histórico.

La humanidad ha estado anhelando el amor, ideal, felicidad y la paz verdadera y eterna

Venimos de diferentes religiones. Nuestras respuestas a los problemas fundamentales de la existencia humana no son idénticas. Nuestro entendimiento de las causas del sufrimiento humano no tiene el mismo marco de referencia. Nuestras formas de buscar la paz mundial son diversas. Sin embargo, tenemos un terreno común. Todos nosotros tratamos de resolver los problemas en el contexto de nuestras relaciones con Dios.

De Oriente a Occidente, de Norte a Sur, las personas que viven en situación de pecado, incredulidad y confusión han anhelado el amor, la felicidad y la paz que son verdaderas y eternas. Esas personas han estado haciendo todo lo posible para vencer las tentaciones que atraen sus malos deseos y, siguiendo sus buenos deseos, buscan encontrar la felicidad con la que su mente original se regocijará. Aunque la experiencia humana a través de la historia nos advierte que la búsqueda de tales ideales rara vez tiene éxito, no es probable que las mentes originales de la gente se dé por vencidas. Toda la humanidad, independientemente de su diversidad de nacionalidades y tradiciones, persigue este objetivo final.

Si nosotros, los seres humanos, no podemos cumplir con tal propósito por nuestro propio esfuerzo, entonces podemos depender solo del Ser Absoluto eterno, verdadero, más allá de nosotros mismos. Sabemos que somos seres finitos. Ya que no podemos determinar nuestros propios destinos, estamos obligados a depender del Absoluto, a quien le atribuimos poder supremo. Creemos que ya hay un Ser Absoluto que nos lega el amor, la paz y la felicidad verdaderos, todas estas cosas pueden seguramente ser realizadas solo con Él. Necesitamos saber más acerca de este Ser Absoluto, la fuente de los ideales que la humanidad está buscando.

Me he familiarizado con el contenido del mundo espiritual a través de mis propias experiencias espirituales y a través de la comunicación profunda con el Ser Absoluto. He aprendido acerca de la Voluntad, el amor y el corazón de Dios. La religión no es meramente la verdad o enseñanza ética; tiene sus raíces en el impulso original de la gente para encontrar aquello con lo que ellos pueden depender y relacionarse absolutamente.

La verdadera intuición religiosa se encuentra con el Absoluto y lo Infinito. A través de esta intuición, podemos escuchar el llamado de Dios para cada uno de nosotros. Tal estado de comunión original con el Absoluto trasciende cualquier sistema o forma religiosa en particular. Solo en este estado los seres humanos alcanzan la perfección y la felicidad. Esta relación universal entre Dios y el hombre es una. Debido a que el poder trascendental es uno, y la capacidad de la humanidad para entrar en la relación que se ofrece es universal, la meta última del ser humano no puede ser más de una. La meta de un individuo es una. La meta de una familia compuesta por tales individuos ideales es una. La meta de la nación ideal y el mundo es una. Todos los caminos corren hacia el mundo ideal de amor, felicidad y paz de Dios. El ideal del amor, la felicidad y la paz no es posible para un individuo de forma aislada. Se puede encontrar solo en relación con otro. Incluso el Ser Absoluto no puede cumplir con el ideal sin una relación.

La meta final de la religión es construir el mundo ideal de paz

Si Dios está solo, ¿a quién puede amar? ¿Cómo Dios puede encontrar Su Ideal? En este sentido, podemos entender el motivo de Dios para la creación. Dios creó a la humanidad para poder realizar Su ideal y cumplir Su amor. Solo en la vida humana en este mundo puede Dios realizar los ideales como el amor, la felicidad y la paz.

En este sentido, ¡cuán precioso es el ser humano original! Los seres humanos no están en el mismo nivel que Dios. Sin embargo, Dios y los seres humanos se supone que deben estar en una relación para finalmente llegar a ser uno. En otras palabras, Dios y los seres humanos se encuentran en una relación padre-hijo. Así como Dios es eterno y absoluto, los seres humanos también llegan a ser seres de valor absoluto y eterno como los hijos de Dios.

Además, los seres humanos son compañeros objetos para la realización del ideal de Dios. La eterna y absoluta Voluntad de Dios es consumada cuando Él llega a ser totalmente uno con la humanidad. Por lo tanto, el propósito de la vida humana también es absoluto y eterno.

Dios es eterno, incambiable y absoluto. El propósito de Dios para la creación también es eterno, incambiable y absoluto para fundar un mundo ideal, unidos a través de un mismo propósito. El mundo del pecado, conflicto e incredulidad de hoy llegó a existir porque la humanidad cayó desde el camino original. Dios ha trabajado a través de las religiones del mundo para restaurar a la humanidad caída a su estado original. La salvación de la humanidad caída se completará por la providencia de Dios a través del Mesías.

Como el propósito de la creación de Dios es absoluto, también es absolutamente necesario que se cumpla el propósito de la providencia de la restauración de Dios. No podemos dejar que la esperanza mesiánica de un mundo ideal solo sea un vago sueño. Tenemos que hacer que sea una realidad sustancial en nuestras vidas. Del mismo modo, el objetivo de todas las religiones es realizar la Voluntad de Dios en nuestra vida diaria en la Tierra. Por el propósito de toda la providencia, Dios ha ido ampliando del fundamento de la bondad a través de muchas religiones, cada una apropiada para su era, su pueblo y su entorno. Sin embargo, el fin último de todas estas religiones es realizar la Voluntad de Dios; es decir, el mundo ideal de paz y felicidad. Las religiones tienen que preocuparse más por la Voluntad de Dios de salvar el mundo que por la salvación del individuo o el bienestar de su propia denominación. Creo que ahora es el momento en que todos los cuerpos religiosos juntos busquen una vez más la verdadera Voluntad de Dios.

Por lo que yo sé, Dios no es sectario. Él no está obsesionado con los detalles de menor importancia de la doctrina. Tenemos que liberarnos rápidamente del conflicto teológico que resulta del apego ciego a las doctrinas y rituales; y, en su lugar, enfocarnos en la comunicación viva con Dios. Creo que necesitamos purificar urgentemente la atmósfera religiosa en una en la que los creyentes puedan tener una fe viva y cada alma pueda comunicarse con Dios. En el corazón paternal de Dios y Su gran amor no hay discriminación basada en el color o la nacionalidad. No hay barreras entre los países o las tradiciones culturales, entre Oriente y Occidente, entre Norte y Sur. Hoy Dios está tratando de abrazar a toda la humanidad como Sus hijos. A través del diálogo y la armonía interreligiosa debemos realizar un mundo ideal de paz, que es el propósito de la creación de Dios y el ideal común de la humanidad.

Un movimiento interreligioso y de servicio práctico

Respetados representantes de las religiones del mundo; cuando miramos honestamente la realidad de hoy, llegamos a ver que no es solo el momento para la fe, sino también para la acción. ¿Por qué encontramos tan graves problemas que prevalecen en nuestras sociedades; problemas que incluyen la confusión en los sistemas de valores, la corrupción moral, la adicción a las drogas, el terrorismo, la discriminación racial, el genocidio, la guerra, la injusta distribución de la riqueza, el desprecio por los derechos humanos y el comunismo totalitario? Estos vicios son el resultado natural del hedonismo, el materialismo ateo y el humanismo secular que niegan la relevancia de Dios. Todos estos son los efectos de la disminución de la fe y el agotamiento espiritual de esta generación.

¿Quién puede tomar responsabilidad por el mundo de hoy? ¿Pueden hacerlo el ejército o los políticos? ¿Lo pueden hacer los empresarios o las personas con nuevas tecnologías? Nunca. Dios les está pidiendo a los líderes religiosos, los profetas y los sacerdotes de hoy que resuelvan estos problemas.

Todas las personas religiosas tienen que sentirse responsables del fundamento espiritual poco sólido de esta generación y arrepentirse. A lo largo de la larga historia de la religión, no hemos sido un testimonio convincente para nuestro Dios Viviente. No hemos sido sinceros en la práctica del amor. Nuestra hipocresía pasada ha permitido que prevalezca el ateísmo. Deberíamos sentirnos profundamente responsables por esto.

Hoy Dios nos está llamando. Todas las personas religiosas, paradas sobre el fundamento interno de la autoreflexión profunda, deben desafiar la prevalencia de todos los males, y trabajar de forma creativa para realizar la Voluntad de Dios en la Tierra. El Dios vivo no quiere relacionarse con nosotros solo en el contexto de las escrituras y los rituales. En cambio, Dios espera  morar en los corazones de las personas que mantienen la Voluntad de Dios en sus mentes y lo viven en la vida cotidiana.

Después de largas oraciones y reflexiones sobre el futuro del mundo y de la humanidad, he empezado a sentir que la esperanza entusiasta de Dios y el poder fuerte del Espíritu Santo están barriendo a través de todo el mundo. Hoy el mundo tiene que ser renovado. Los líderes religiosos en todo el mundo deben unirse y fomentar un movimiento de purificación en todas las religiones. Es necesario que haya arrepentimiento y una renovación de compromiso verdadero. ¡El mundo tiene que cambiar! ¡Es necesario que haya una nueva Reforma! Las banderas de la “fe viva” y la “fe práctica” deben flamear en todas partes alrededor del mundo. Cada religión debe trabajar más allá de la consideración de su propio beneficio para liberar al mundo de la pobreza y la enfermedad. Por la práctica del amor y la convicción ardiente de la fe, nuestro testimonio convencerá incluso a los ateos de la verdad del Dios viviente. Solo a través de una revolución religiosa y espiritual trayendo gran armonía, amor y compasión realizaremos finalmente el mundo ideal de paz.

El valor de la armonía entre las denominaciones religiosas

¡Respetados representantes! En respuesta al llamado sublime de Dios, las entidades religiosas del mundo tienen que salir de la ciénaga de la hostilidad, la incomprensión y la ignorancia. Con respeto mutuo y amistad, ellos deben construir una gran comunidad cooperativa de religiones. Luego, juntos, podremos mostrar nuestra voluntad religiosa en la acción y la práctica en todo este planeta.

La religión no está orientada meramente hacia el mundo del más allá. La Tierra es la creación de Dios, y es en esta Tierra en que la Voluntad de Dios ha de ser realizada. Si el Reino de los Cielos, o Sukkavati, es el lugar ideal de Dios, no podemos ir allí solo a través de la esperanza. Más bien, tenemos que vivir el amor y cuidar a nuestros hermanos y hermanas y las cosas de la creación. Es a través de las relaciones con los otros que podemos realizar el ideal.

A pesar de que la religión trasciende la ética social común y la política social, no podemos ignorar su función en la sociedad. Las personas religiosas deberían estar preocupadas con los problemas reales y aplicar la Voluntad de Dios para su solución práctica. Por otra parte, las religiones necesitan estimular la renovación espiritual y dar una perspectiva de valor elevado a los responsables de la política, la economía, los programas sociales y la educación. Las personas podrán resolver los problemas en sus campos solo cuando el Espíritu Santo ilumine sus mentes. Dios está llamando a la gente religiosa con una espiritualidad viva que defienda la verdad de la religión y estén relacionadas con la situación de sus sociedades. Las personas que se basan en la verdad y en la comunicación viva con Dios están obligadas a influir en los demás y lograr un renacimiento de la espiritualidad en todas partes. Las verdaderas religiones no siguen las tendencias del mundo secular. Al enfatizarse en la Voluntad de Dios, iluminan el mundo y guían a la gente, incluso enfrentándose a la oposición y la persecución.

El movimiento por la armonía y la unidad entre religiones, y por la fe viva, pueden pasar por un camino solitario por un tiempo, pero pronto recibirá un gran apoyo de muchas personas con una mentalidad fresca, que ve las cosas desde una perspectiva histórica y global.

He estado poniendo toda mi energía en reformar el mundo y realizar el ideal de Dios en la Tierra, de acuerdo con la dirección de la providencia de Dios. He estado movilizando la energía total de la Iglesia de Unificación en trabajar ante todo por la paz mundial a través de la armonía interreligiosa. Espero sinceramente que sus religiones también cooperen activamente y se unan a este camino, no porque quiera reducir mi esfuerzo o escatimar los recursos financieros de la Iglesia de Unificación, sino porque espero ver lo antes posible una movilización total de los recursos espirituales y creatividad de todas las tradiciones religiosas en la dirección de la providencia de Dios. Este camino conduce a la realización del mundo de paz.

La Asamblea de las Religiones del Mundo logrará la realización de la Voluntad de Dios en la Tierra

Como ustedes deben saber, la Asamblea de las Religiones del Mundo es un proyecto con un significado histórico. Mientras incluso el mundo secular está buscando la armonía a través de las Naciones Unidas y otras organizaciones similares, ¿cómo pueden las entidades religiosas luchar entre sí? Durante mucho tiempo he estado esperando que ciertos líderes de las religiones más antiguas inicien una asamblea de las religiones del mundo. Después de un largo periodo de espera, he iniciado este proyecto porque creo que hay que hacerlo a toda costa. Si bien este primer evento en sí mismo un logro significativo, espero que se haga cada vez más importante en cada reunión sucesiva.

Tengo tres esperanzas para esta Asamblea. En primer lugar, las tradiciones religiosas del mundo deben respetarse mutuamente y por lo menos trabajar para mantener controlados los conflictos y guerras interreligiosas. En segundo lugar, espero que la Asamblea sirva al mundo al convertirse en una comunidad cooperativa de las religiones. Esperemos que establezca acuerdos y resoluciones llamando a las personas religiosas a la acción práctica, animando a todas las personas a vivir de acuerdo con los valores centrados en Dios y fomentar el desarrollo de la mente y el espíritu humanos. En tercer lugar, la Asamblea debe llegar a ser una organización en la que participan los principales líderes de todas las religiones. La Asamblea tiene que levantar los más altos valores y propósitos de vida y ofrecerlos a todas las personas religiosas, todos los grupos y todas las naciones. Solo en comunión con el Absoluto y con amor el uno por el otro pueden los individuos, grupos y naciones prepararse y convertirse en una parte del reino de Dios en la Tierra.

Espero que todos ustedes, como representantes de sus religiones, encuentren la unidad espiritual que pueda ser el fundamento para un futuro brillante y para una nueva reforma religiosa que pueda guiar al mundo. A través de presentaciones y debates, durante las sesiones plenarias o en las reuniones del comité, en el desempeño artístico, la meditación y la oración; por favor, respeten las creencias de los demás y contribuyan en lo posible a la armonía del conjunto. Vamos todos a marchar hacia adelante para cumplir la misión histórica mundial de las religiones: la realización de la Voluntad de Dios en la Tierra.

Doy las gracias a todos por el arduo trabajo de los miembros del Comité de Planificación, por los esfuerzos en la planificación y la preparación, y a todo el personal que sirve las necesidades prácticas de la Asamblea.

Que Dios bendiga esta conferencia histórica y a cada uno de ustedes.

3766cf16118c8c5ad61aeb6e07dafa89

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .