Traigamos Armonía Religiosa por el Bien de la Paz Mundial

Traigamos Armonía Religiosa por el Bien de la Paz Mundial

14 de agosto de 1984

Hotel Lotte, Seúl, Corea

Cuarta Conferencia Sobre “Dios: La Discusión Contemporánea” y Tercer Seminario de la Juventud Sobre Religiones Mundiales (Leído en nombre del Padre)

Honorable Presidente, distinguidos académicos y miembros del clero, participantes en el Seminario de la Juventud sobre Religiones del Mundo, señoras y señores:

Bienvenidos a Corea, el sitio de la cuarta conferencia sobre “Dios: El Debate Contemporáneo” y el Tercer Seminario Anual de la Juventud sobre las Religiones del Mundo.

Es muy apropiado para la Conferencia de Dios y el Seminario de la Juventud convocarlos juntos aquí en Corea. Corea ha sido históricamente un lugar de encuentro único de las religiones del mundo. El budismo y el confucionismo están profundamente arraigados en la sociedad coreana, manteniendo la armonía con los demás en el contexto de la tradición coreana Tan-gun nativa y la creencia popular tradicional coreana. Este año, 1984, se conmemora el segundo centenario de la llegada del catolicismo y el centésimo aniversario de la llegada del protestantismo a Corea, lo que provocó el florecimiento del cristianismo coreano.

Dentro de la sociedad coreana culturalmente homogénea, se ha desarrollado una tremenda coexistencia religiosa y fertilización cruzada, y los preceptos de estas diversas tradiciones religiosas están incrustados armoniosamente en las personas y la sociedad del “Reino Ermitaño”. De este suelo ha surgido el Movimiento de Unificación, buscando unidad en la diversidad en el nivel mundial, tratando de establecer un mundo de amor, empatía y armonía basada en la afirmación religiosa que asegura que todas las personas son una sola familia bajo nuestro Padre común, Dios.

Para crear un mundo que se asemeje en este ideal, necesitamos un modelo general o un proyecto. Un concepto unificacioncita importante es el de una persona madura o perfeccionada, cuya mente y cuerpo están unidos. Los ideales y los propósitos más altos brotan de la vida mental y espiritual de una persona centrada en Dios. El sistema nervioso transmite comandos de la mente a las células y transmite información desde el cuerpo físico de nuevo a la mente. Cuando este intercambio se produce sin problemas decimos que el individuo está en armonía. La vida mental y espiritual de la humanidad puede ser comparada con la actividad de la mente, y la vida económica de la humanidad como las funciones del cuerpo. Los ideales, las aspiraciones y el amor de Dios se manifiestan socialmente a través de la religión. La teología, la filosofía, el arte y toda la cultura gira en torno a esta esencia religiosa; su realidad sustancial en la vida de todas las personas es su base material. Los pensadores religiosos, teológicos y filosóficos se pueden comparar con el sistema nervioso central, transmitiendo, interpretando y desarrollando los impulsos desde Dios a todo el cuerpo de la humanidad.

Considero que los líderes religiosos y académicos son de crucial importancia para la mejora del mundo y para la creación de una nueva revolución cultural. A lo largo de la historia, tales líderes siempre han sido la vanguardia de la cultura, en el surgimiento del cristianismo y el mundo del Islam, así como durante el Renacimiento, la Reforma y la Ilustración.

Hoy, sin embargo, junto con el éxito sin precedentes en los campos de la ciencia y la tecnología, también tenemos problemas sin precedentes. La religión con frecuencia deja de hablar de los problemas reales del mundo moderno, y los que tomaron la iniciativa en el cambio social a menudo actúan bajo la bandera del comunismo antirreligioso. Sin embargo, el comunismo practica la violencia como medio para el cambio; que, en última instancia, niega a Dios, se vuelve contra las religiones y trata de limitar y restringir nuestra perspectiva con el mundo material.

Soy consciente de que muchos partidarios del comunismo tienen altos ideales y están trabajando más allá del alcance de la nacionalidad, la raza y la cultura. No obstante, su energía e idealismo deben complementarse con el pensamiento y la acción basada en Dios. Por lo tanto, el mundo necesita líderes religiosos y académicos para ser pioneros del sacrificio. La Conferencia de Dios, el Seminario de la Juventud sobre las Religiones del Mundo, y todas las actividades de la Fundación Religiosa Internacional proporcionan un foro y una estructura para ayudar a cumplir este ideal.

Como individuos, por favor, renueven su dedicación y utilicen sus habilidades para ayudar al mundo. Como representantes de las religiones del mundo, por favor, lleven sus iglesias, mezquitas, sinagogas, templos y santuarios a cooperar en unidad por el bien de la paz mundial y la libertad humana centrada en Dios. Muchas personas se preguntan lo que las religiones pueden hacer en esta Era secular. Yo respondo que las religiones del mundo tienen que proporcionar una base estable y universal de los valores sobre los que los gobiernos pueden construir la paz y la armonía verdadera. Tienen que ofrecer una ética global que ayude a la humanidad a utilizar plenamente la ciencia y la tecnología para el bien de la felicidad, y nos ayude a elevar, purificar y compartir las culturas del mundo.

El ideal que estoy defendiendo no es otra cosa que el reino de Dios en la Tierra. Yo lo veo como una meta realista hacia la que podemos trabajar prácticamente paso a paso. Algunas personas me han estado diciendo que soy utópico. Reconozco que soy muy idealista, pero no tengo alternativa. Dios me ha llamado directa y personalmente para asumir esta tarea y responsabilidad.

 Me he concentrado no solo en enseñar a la gente sobre el ideal de Dios; sino también estoy promoviendo la realización de este ideal en la Tierra. Por esto he dedicado todos mis esfuerzos en áreas como la obra misionera, la educación, las alternativas a la ideología comunista, el movimiento ecuménico y los servicios sociales. Entre ellos, puse el mayor énfasis en el movimiento ecuménico.

Un problema importante que enfrenta la humanidad hoy en día es la falta de unidad espiritual, tanto dentro del cristianismo como en sus diferentes denominaciones, y dentro de cada una de las religiones del mundo. A pesar de todos los esfuerzos, las divisiones y animosidades entre los diversos grupos religiosos continúan. Las guerras religiosas todavía se libran, como ha ocurrido durante siglos. A pesar de los diversos movimientos hacia el ecumenismo, sigue siendo cierto que la arrogancia religiosa, la intolerancia y el fanatismo todavía prevalecen entre los creyentes devotos. Por lo tanto, aunque la mayoría de las religiones han profesado el mismo Dios y muchas veces incluso los mismos puntos de vista durante siglos, los seguidores de esas grandes tradiciones religiosas se han perseguido y combatido entre sí continuamente.

Debemos darnos cuenta de que Dios está más allá de sectarismo, el exclusivismo doctrinal y el faccionalismo. El propósito de Dios es, y siempre ha sido, salvar al mundo entero y no solo una raza, nación o grupo religioso. Como personas religiosas, no podemos ayudar a Dios en la tarea de la salvación cuando sostenemos la lucha y la animosidad entre nosotros. Muchos líderes religiosos son conscientes de ello; por numerosas razones, ha sido difícil cambiar esa realidad.

La esencia de mi enseñanza es que la armonía entre religiones es una condición necesaria para la paz mundial. Ninguna religión ha manifestado a Dios por completo. Por lo tanto, la diversidad y las diferencias de religión han sido inevitables. Sin embargo, como muchos grandes líderes religiosos han enseñado, porque todos somos hijos del mismo Padre celestial, todos somos hermanos y hermanas de la misma gran familia, y el conflicto entre religiones y odios divisorios son innecesarios.

En mis años de búsqueda y lucha espiritual, me encontré con Dios muchas veces, y yo también espiritualmente me encontré con los fundadores de todas las grandes religiones del mundo. Siento la presencia continua de Dios y Su inspiración todos los días de mi vida. Sin Dios, ¿cómo hubiera sido posible que un hombre nacido en una aislada aldea agrícola en una nación pequeña, una nación oprimida y desposeída, pudiera estar ahora en condiciones de patrocinar y hacer frente a esta asamblea augusta de líderes religiosos del mundo? Doy testimonio de que las enseñanzas del movimiento de Unificación, sus objetivos y todos sus proyectos son el resultado de la dirección que Dios me dio. Ellos no son mi teoría ni mi actividad personal, son de Dios.

La Fundación Religiosa Internacional planea patrocinar un Parlamento de las Religiones del Mundo en 1993. Ese Parlamento conmemorará el centésimo aniversario del Parlamento de las Religiones del Mundo celebrado en Chicago en 1893 en conjunción con la primera Feria Mundial. Antes del evento de 1993, dos reuniones preparatorias serán convocadas, una a mediados de noviembre de 1985 cerca de la ciudad de Nueva York, y el otro en algún momento de 1989. Cada uno de estos encuentros reunirá a más de setecientos maestros espirituales, académicos, líderes laicos, artistas y jóvenes. Se espera que los tres eventos planificados conduzcan a otros programas similares en el futuro.

El Parlamento de las Religiones del Mundo de 1993 y las dos reuniones preparatorias están diseñados para proporcionar un nuevo entorno para los contactos ecuménicos mundiales. El objetivo es avanzar hacia el descubrimiento de los principios universales que sustentan la vida y promover al máximo posible la diversidad de sus expresiones. De este modo, el Parlamento buscará avanzar y desarrollar la paz y la armonía internacional que el mundo anhela. A los participantes se les ofrecerá la oportunidad de compartir sus puntos de vista sobre nuestra condición espiritual y sobre los desafíos de nuestra época actual.

El propósito del Parlamento no será legislar, ni política ni doctrinalmente; será la de promover el respeto mutuo entre las religiones del mundo y fomentar la cooperación entre religiones en proyectos iniciados por ellos. El tema general será la renovación de la espiritualidad y el establecimiento de la paz mundial bajo Dios.

Les doy las gracias por su participación. Espero que esta conferencia se centre no en el pensamiento humano sobre Dios, sino en el ideal original de Dios. Sinceramente creo que sus estudios y discusiones traerán enormes progresos en la realización del ideal de Dios en esta Tierra.

Gracias.

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .