Realizar el Mundo de Paz

118947319_2855712944640987_5243646471757436428_o

Realizar el Mundo de Paz

6 de febrero de 2003

Hotel Lotte, Seúl, Corea

Banquete de Felicitación por el Cumpleaños de los Padres Verdaderos

Respetados exjefes de estado, líderes religiosos, políticos y académicos que se han reunido de todas partes del mundo; representantes diplomáticos y líderes eminentes de Corea.

Quisiera comenzar felicitándoles por los resultados que han logrado por la paz mundial a través de la Conferencia de la Cumbre, y me gustaría expresar mi profundo reconocimiento por sus muchas felicitaciones en esta ocasión del cumpleaños de la Presidente Hak Ja Han Moon y mío. Me gustaría ofrecer toda esta gloria a Dios, que nos ha protegido hasta hoy.

En esta ocasión significativa, me gustaría compartir con ustedes mis convicciones acerca de la realización de un mundo en paz. En vista de nuestra esperanza por la paz mundial, nunca ha habido un momento en que la comprensión entre las religiones y la reconciliación entre las personas religiosas fueran más urgente de lo que son hoy. Las preciosas enseñanzas de nuestras religiones son la fuente de la sabiduría que ha iluminado la historia humana. Sin embargo, la gente de todas las religiones tienden a tener tres debilidades: tienden a ser poco realistas y orientadas en gran medida hacia el más allá, pueden ser de mente estrecha y sectaria y pueden ser extremistas.

Los verdaderos líderes religiosos, sin embargo, tienen que ser capaces de abrazar a todas las personas con una mente abierta. El verdadero deber de todos los religiosos consiste en superar las líneas divisorias que incapacitan a la raza humana, en particular, las paredes entre las religiones. Las religiones no deben existir para el bien de su propio éxito o para la salvación de sus creyentes, tienen que existir para poder llevar a cabo la Voluntad de Dios. La gente religiosa nunca debe ser de mente estrecha o buscar su propia satisfacción. Cuando uno viven con un corazón lleno de amor, todas las paredes se rompen. Los grandes fundadores de todas las religiones entendieron esto y trataron de lograr este ideal.

Dios es el origen del amor verdadero. Dado que el carácter fundamental del amor es buscar vivir incondicionalmente por el bien del otro, el amor verdadero siempre busca un compañero recíproco. Es en relación a este punto que podemos entender correctamente la motivación y propósito de Dios para la creación. Dios dio a luz al mundo creado como Su compañero recíproco para el amor verdadero. Y en toda la creación, Dios estableció separadamente a los seres humanos como Sus compañeros recíprocos de amor más cercanos; es decir, como Sus propios hijos.

La primera persona, Adán, no era solo un individuo, él también tenía que haber sido el origen de la familia, la tribu, pueblo, nación, mundo y cosmos de amor verdadero. El ideal de la creación de Dios era un mundo de armonía y unidad en la que cada persona viviría para sus compañeros recíprocos en un reino de amor verdadero. Antes de que este ideal de amor verdadero pudiera ser realizado, el antepasado de la humanidad desobedeció a Dios durante su tiempo de crecimiento hasta la madurez y cayó por el amor falso.

Por la Caída humana, la lucha siguió entre Dios y la humanidad. Los enfrentamientos y conflictos sobrevinieron entre Dios y Satanás, entre las personas y Satanás y entre las propias personas. El hecho de que ha habido tantas naciones diferentes y tantos conflictos en la historia humana es testigo de esto. Podemos comenzar un mundo ideal solo a través de un movimiento que sea capaz de superar e ir más allá del origen de estos innumerables conflictos. Y la única manera de resolver estos conflictos y luchas es a través del amor altruista y sacrificado; es decir, a través de “vivir por el bien de los demás”.

La realización de la nación ideal de Dios comienza con individuos determinados a amar a sus enemigos. La forma de ganarse a los enemigos no es a través de una resistencia superior. Esto es posible solamente a través del poder del amor verdadero, que abarca incluso a los enemigos de uno. Si plantan semillas de soja, crecerá soja, si planta frijoles rojos, crecerán frijoles rojos, y si ustedes plantan semillas de flores rojas, florecerán flores rojas. Del mismo modo, si ustedes siembran la semilla de Satanás, que contienen el germen de la venganza, un árbol de venganza va a crecer; y si ustedes siembran la semilla de la bondad, que contienen el germen de amar al enemigo, un árbol de bondad y de amar al enemigo crecerá.

Si una nación que se compone de personas que tienen una mente de amar a sus enemigos surge, podría convertirse en la Tierra ideal que Dios desea. Podría convertirse en el modelo que la humanidad pudiese seguir. Durante los últimos treinta años he estado dedicándome por completo y sin descanso para solucionar este tipo de problemas de los Estados Unidos, como la ruptura de la familia, la inmoralidad sexual, la decadencia de la juventud, la decadencia de la ética y el declive del cristianismo. A pesar de mis muchos esfuerzos, los estadounidenses, incluidos muchos cristianos, me entendieron mal, me persiguieron y, eventualmente, incluso me encarcelaron. Las actitudes negativas y calumnias viciosas en mi contra no han disminuido. Sin embargo, me negué a estar atrapado en sentimientos negativos de odio o resentimiento, y he continuado viviendo una vida de amor que he dado consistentemente a quienes me perseguían.

No importa en qué situación esté, en lo más profundo de mi corazón yo considero al amor y la Voluntad de Dios lo más importante de todo. Debido a esto, con el paso del tiempo, cada vez más estadounidenses, y especialmente los cristianos, se están dando cuenta del valor de mis enseñanzas y vida, y puedo ver que están cambiando de opinión sobre mí. En un discurso público, directamente les dije: “Los cristianos deben responder a su misión de realizar la Voluntad de Dios, que es su verdadera raíz”. Los cristianos deben cambiar sus actitudes y formas de vida. El fundador del cristianismo enseñó: “Ama a tu enemigo”. Si los cristianos fallan en cumplir este principio básico, el único camino para ellos será uno de continuo descenso. Si ese declive continúa, será porque ellos abandonaron las leyes sagradas en las enseñanzas de Jesús, que nos da la verdadera libertad.

Sin embargo, si los musulmanes y líderes de otras religiones son capaces de darse cuenta de un mayor nivel de amor que los cristianos en términos de la moral y vida por los demás, sus enemigos serán subyugados por el gran poder del amor verdadero en lugar de a través de la resistencia material. Siempre he dicho a los dirigentes del mundo occidental que no deben ignorar o pasar por alto los 1,3 millones de musulmanes, los 3.4 millones de tradiciones de la India y de Asia oriental, o a la gente de otras religiones en todo el mundo. Si los Estados Unidos no logran comprender el significado de la existencia de estas partes de la gran familia humana, ¿cómo podemos esperar que Estados Unidos sea capaz de construir un futuro mejor y hacer realidad un mundo de paz para nuestros descendientes?

Por la misma razón, ¿cómo puede el mundo islámico o la gente de otras religiones despreciar o pasar por alto la importancia de la cultura cristiana? Si depreciamos a los otros, entonces no hay esperanza para nosotros. Todos los líderes religiosos deben convertirse en líderes de un movimiento mundial que pueda lograr un amor superior que abarque otras religiones y sociedades. Este es el noble ideal implícito en la enseñanza de los fundadores de todas las religiones. ¿Cuál es la dirección de la Voluntad de Dios y qué historia nos llama a tomar? El ideal último de Dios es un mundo pacífico y unificado a través del amor verdadero, un mundo que trasciende la religión, la raza y la nacionalidad; en otras palabras, “una familia de la humanidad”.

La meta de Dios no es la victoria de una religión o una ideología, es la realización de un mundo de amor en el que todas las personas vivan en paz, unidad y con alegría. En vista de la tendencia de la sociedad contemporánea hacia la unificación puramente exterior a través del desarrollo tecnológico y físico, es responsabilidad de las religiones abrir el camino a la armonía interna y la unificación.

Las religiones deben tomar la iniciativa y dar el ejemplo de este trabajo. La historia pide la armonía y la cooperación del mundo religioso. Esto no se puede retrasar. Es la Sagrada Voluntad de Dios. Si no logramos esto, las religiones se reducirán. Lo sé porque a lo largo de mi vida he enseñado sobre la base de mi experiencia personal acerca del corazón de Dios y la Voluntad que espera lograr.

Lo que yo enseño no es especulación o teoría. Dios está vivo y trabajando en la historia. Lo que ocurre es que a través de la Caída, los seres humanos perdieron su posición original, y sin ser capaz de relacionarse con Dios en la perfección, han vivido en pecado y lucha constante. Aunque Dios es omnipotente y perfecto, cuando Él no tiene un compañero de reciprocidad adecuado, no puede expresar plenamente Su omnipotencia. Después de que nuestros primeros antepasados desobedecieron a Dios, Dios perdió el fundamento de bondad por el cual se podía relacionar. Por consiguiente, su bondad y poder absoluto no se pudieron expresar; aunque, no obstante, la historia continuó.

Dios está llevando a cabo la providencia para restaurar Su Posición y Voluntad Celestial trabajando para restaurar los seres humanos a su estado original. Para restaurar el ideal de amor verdadero, padres verdaderos y una familia verdadera que Adán, el primer antepasado de la humanidad, no pudo lograr, Dios está llevando a cabo la providencia confiándoles figuras claves con las misiones del segundo Adán y el Tercer Adán. Dios me llamó temprano en mi vida, y mi misión como Padre Verdadero está conectada a dichos planes providenciales de Dios.

Respetados líderes, me gustaría pedirles que prestaran mucha atención a la profecía que estoy a punto de brindar. La humanidad está en una encrucijada. Esta época es el tiempo tan esperado en el que el poder de Dios se manifestará en nuestras vidas, a pesar de que Él es invisible y ha parecido casi impotente e inexistente en el pasado. Ha llegado el momento en que el poder absoluto de Dios, que es el Señor de la orden sagrada y las leyes que realmente existen en todas las cosas y en el universo, se manifieste de manera asombrosa y sea experimentado por las personas en su vida cotidiana.

Esta es una era milagrosa que solo es posible porque un sólido cimiento recíproco de bondad se ha establecido sobre la base de los sacrificios y el amor incondicional de Dios, los Padres Verdaderos y los justos de la historia. A partir de ahora, la humanidad poco a poco llegará a percibir a Dios y entender el mundo de los espíritus y las obras de las personas espirituales. La gente va a tomar conciencia de su persona interior, su yo espiritual, y su espiritualidad se desarrollará.

De esta manera, la humanidad naturalmente experimentará las leyes del universo y se convertirá en el verdadero pueblo a través de un claro cambio en su carácter. En el curso de este cambio, las personas aprenderán que Dios hizo que el orden existente del universo y las relaciones de la humanidad no estén centrados en el yo o en el interés propio, sino en la vida altruista de vivir por el bien de los demás. La gente llegará a conocer el ideal de la paz en la creación de Dios, como era su intención en un principio, es un ideal de unificación. El mismo mundo existente se realiza a través de un ideal de compañeros recíprocos que se basa en la premisa de la armonía y la unificación, y que ningún ideal de la paz puede ser realizado por descuidar o afligir al compañero recíproco.

Cuando las relaciones humanas se extienden por encima y por debajo, en la parte delantera y trasera, y hacia la derecha y la izquierda, en todo el mundo espiritual y el mundo físico se realiza la armonía, la unificación y el ideal de amor verdadero que trabaja por vivir por el bien de los demás, ese mundo logrará la paz completa. Por consiguiente, Dios alcanzará la alegría, y también lo harán Sus compañeros recíprocos, los seres humanos.

Además, Dios quiere que los propósitos individuales de todas las entidades creadas sean realizados como parte de un objetivo más amplio; es decir, un fin público. Dios ha establecido el orden del universo entero para que, a través de la conexión de estos dos propósitos, individual y público, una gran armonía y unidad se establezcan.

Sin embargo, a través de la Caída, los seres humanos, los que traicionaron a Dios y cayeron en la ignorancia, han desobedecido la orden de existencia que Dios quería originalmente, y viven bajo el dominio de la codicia egoísta, que es la naturaleza caída. La gente ha vivido más para su beneficio propio que por el bien público, por sus propias metas privadas más que por las públicas. El resultado es evidente. Esa forma de vida no ha garantizado la no disminución de la libertad, la paz y la felicidad. Las personas que han vivido en lucha y confrontación con los demás, mientras buscaban la satisfacción hedonista, hambrientas de poder centradas en sí mismas, ahora están empantanadas en la miseria.

Ahora es el momento en que la gente debe reflexionar sobre sí mismos y escuchar la voz que viene del Cielo. A través del beneficio de su providencia, el Dios vivo ahora se ha acercado a nosotros. A partir de ahora la gente va a tener muchas experiencias espirituales que no pudieron tener antes. Es decir, que se comunicarán con el mundo trascendente. A través de estas experiencias espirituales frecuentes, las personas se verán influenciadas directa e indirectamente. Especialmente las personas que experimentan la inspiración de Dios y los buenos espíritus tendrán sus sentidos espirituales desarrollados centrados en Dios, y experimentarán grandes cambios en su personalidad. Las personas que cambian su personalidad de esta manera para adaptarse a la forma del Cielo son el verdadero pueblo que Dios ha estado esperando.

Todos tenemos que cumplir con el amor verdadero que nos libera para amar a nuestros enemigos, ser personas verdaderas que entienden adecuadamente el mundo de los espíritus, y que se convierten en padres verdaderos y establecen familias verdaderas. Esta transformación personal es el punto de partida del mundo de paz. Este es el punto de partida de la nación ideal y el mundo que Dios desea. Para la persona que no sea capaz de establecer una vida familiar ideal armoniosa a través de convertirse en una encarnación del amor verdadero, no habrá un mundo ideal o nación ideal en el que él o ella puedan vivir felizmente, rebosando con canciones de paz y alegría. La patria ideal de Dios se realizará a través de la forma de amar a nuestros enemigos. Será realizada donde establezcamos la tradición de amar a nuestros enemigos, los de nuestra familia, de la tribu, de la nación y del mundo entero.

Muchas personas tienen la esperanza de que las Naciones Unidas van a resolver los problemas del mundo y que serán capaces de establecer la paz mundial. Sin embargo, la ONU opera bajo algunas desventajas. La mayor de ellas es su falta de reconocimiento de la importancia de las religiones y la espiritualidad en su conjunto. Así, elige un camino que compromete su influencia. El resultado es que, en cuanto al diálogo y la resolución de los problemas actuales del mundo, la ONU ha sido unilateral. Si esto sigue así, no va a ser capaz de darse cuenta de su propósito fundacional, y su importancia disminuirá gradualmente.

Con el fin de realizar el ideal de un mundo de paz de una manera fundamental e integral, una vez propuse que las Naciones Unidas establezcan una asamblea compuesta por representantes de todas las religiones. Estos representantes tienen que poner en práctica el ideal central que los fundadores implícitamente buscaban hacer realidad, y deben hacerlo con sabiduría, ejemplificado con sus actitudes y comportamiento un amor verdadero que pueda servir como un modelo para todo el mundo. Espero que muchos líderes se tomen este asunto en serio y sigan luchando para establecer una asamblea de líderes religiosos y espirituales globales dentro de la ONU.

He trabajado sin cesar toda mi vida por el bien de la realización de la única familia del mundo en el Cielo y en la Tierra, lo cual es la Voluntad del amor verdadero de Dios. Durante ese tiempo he enseñado a líderes no solo del ámbito religioso, sino también de las esferas gubernamentales, filosóficas, académicas, de negocios, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales, que tenemos que vivir por el bien de los demás. Yo no enseño conceptos solamente, yo conduje el camino y di el ejemplo.

Sobre ese fundamento mundial, establecí la Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial y he nombrado a Embajadores para la Paz en todo el mundo. Esto fue realizado con el fin de cultivar líderes que hagan realidad el mundo de la paz y la armonía mediante la eliminación de los límites que causan conflicto y lucha, y sirviendo como ejemplo vivientes de un amor verdadero y altruista. Además, estoy construyendo Embajadas de Paz en todas las naciones del mundo como base de nuestro movimiento por la paz y nuestro movimiento de servicio, y centros educativos para enseñar y lograr la visión y la sabiduría que nuestra FIIPM defiende.

Pido encarecidamente que recreen a sus familias y naciones a través del amor verdadero. Espero que apoyen y ayuden a lograr la visión de la Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial, que está trabajando muy duro para establecer el verdadero y eterno mundo paz que Dios desea, un mundo sin divisiones entre las naciones.

Con la esperanza de que esta conferencia les haya proporcionado experiencias productivas e inspiradoras que lleven a la realización de un mundo de paz incluso un día antes, concluyo mi discurso.

Gracias.

32

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .