Historia y Significado de la Fundación de la Iglesia de Unificación

26

Historia y Significado de la Fundación de la Iglesia de Unificación

15 de julio de 1970

Sede Central de la Iglesia de Unificación, Seúl, Corea

Visita de Siete Líderes Religiosos de la Asociación de Religiones de Corea

Me gustaría elogiar la reciente creación de la Asociación Ecuménica e Interdenominacional de Religiones de Corea. A través de la Asociación de Religiones de Corea, espero que todas las religiones puedan lograr una mayor armonía y así formar un fuerte fundamento espiritual para nuestro pueblo.

Además, me gustaría dar las gracias a los fundadores de la Asociación de Religiones de Corea por haber incluido a la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial con un espíritu de cooperación mutua. Y les agradezco sinceramente por visitar nuestra sede, a pesar de sus apretadas agendas y las desafiantes circunstancias.

Sinceramente les pido enérgicamente que, centralizados en la Asociación Coreana de Religiones, busquen hacer actividades que vayan más allá de la denominación, que sean un eje que desempeñen un papel central en la sociedad coreana; y, al estar parados a la vanguardia de un nuevo y beneficioso movimiento, puedan contribuir a la renovación de la sociedad.

La Iglesia de Unificación fue fundada de acuerdo a la Voluntad de Dios

Ahora, lo que me gustaría contarles brevemente aquí es cómo se fundó esta Asociación del Espíritu Santo. Creo que la fuerza detrás del hecho de fundar la Asociación del Espíritu Santo vino de la Voluntad de Dios o la Voluntad Divina más que de la mera voluntad humana.

Como ustedes bien saben, la sociedad humana de hoy junto con la historia no avanzan solo basados en la voluntad del pueblo. Por el contrario, la sociedad avanza hacia una meta que está basada en una voluntad mayor, con Dios en el centro. Desde ese punto de vista, si la Asociación del Espíritu Santo fue fundada solamente por la voluntad de la humanidad, no creo que aportaría mucho al mundo, al futuro, o al flujo de la historia. Por lo tanto, fundé esta nueva religión basada en la Voluntad de Dios.

La religión, en mi opinión, es la institución que puede combinar la Voluntad de Dios y la voluntad de la humanidad. La religión no solo tiene que tener a Dios en su centro, tiene que abrazar todo aquello que la gente anhela.

Entonces, ¿cuál es la Voluntad de Dios? La Voluntad de Dios no se centra en ninguna sociedad en particular, va más allá de las sociedades y las naciones. No podemos completar la Voluntad que Dios desea a menos que adoptemos tal amplitud. Podemos entender esto mirando a la historia humana.

En este sentido, la voluntad del hombre no debe estar enfocada en la voluntad de algún individuo o grupo. Se debe poner en un contexto más amplio a nivel mundial para ser uno con la Voluntad de Dios. Creo que la misión de la religión es unir estas dos voluntades interna y externamente.

Entonces, ¿qué se necesita con el fin de llevar a Dios y a la humanidad hacia la unidad? Debe haber algo que pueda unir el amor de Dios y el amor de la humanidad. El amor a través del cual la humanidad puede llegar a ser uno con Dios no se centra en un determinado individuo, una determinada sociedad o en un determinado país. Más bien, la gente tiene que conseguir una unión de corazón tal que ama a la humanidad y el mundo, más allá de cada nación en particular.

En este sentido, la Voluntad de Dios y la voluntad de la humanidad se deben enlazar y formar una religión, y en el centro de esta religión debe estar el amor. Este amor debe ser un amor que no sea exclusivamente para una sociedad o nación en particular, sino que debe ser un amor que vaya más allá del mundo y más allá de todo. Sin esto, una religión no puede ser verdadera, y carecerá de fundamento para tener una presencia global.

Es por eso que hasta ahora la historia ha avanzado centralizada en los santos. Estas fueron las personas que tomaron posturas en relación a la Voluntad del Cielo, y no solo la voluntad de la humanidad. Su objetivo era beneficiar a ciertas personas, también el mundo entero y más allá de los límites del mundo. El camino de los santos es enseñar esta forma de vida. Con este deber como centro, la religión puede conectar la Voluntad del Cielo y la voluntad de la humanidad. De esa forma los santos establecieron el estándar para unir el camino del ser humano con la ley celestial. Sin embargo, solo las enseñanzas que trascienden los límites del mundo pueden ser llamadas las enseñanzas de los santos. Basado en este camino, la humanidad actual ha establecido el camino de la humildad y de la moral.

La familia mundial de amor que Dios está anhelando

Cuando miramos las cosas desde este punto de vista, si Dios y los hombres quieren llegar a ser uno; entonces, ¿cuál es el punto central en el que ambas partes podrían reunirse? ¿Cuál es el centro decisivo que puede conectar el amor de Dios y el amor ideal que la humanidad espera? Si Dios existe, solo puede ser en el lugar más cerca de Él. La base para hacer contacto con el amor de Dios no es una base de amor centrada en el individuo. A menos que sea una base de amor que puede abrazar al mundo, el amor de Dios y el amor de la humanidad no podrán conectarse.

Entonces, ¿dónde está el lugar más íntimo, donde el amor de Dios y el amor de la humanidad pueden unirse? Es donde Dios está en el centro y la voluntad de la humanidad lo sigue. Es decir, es el lugar donde el amor de Dios está en el centro y el amor de la humanidad se ajusta a ello. Cuando buscamos la posición que puede ser la más íntima, con el amor de Dios en el centro, solo puede ser la posición de llegar a ser un Hijo verdadero de Dios.

Si hubiera un hijo verdadero de Dios así en el centro, se necesitaría una hija verdadera de Dios. Luego, con ese hijo e hija en el centro, sería necesario buscar una familia verdadera que Dios puede amar, una tribu verdadera que Dios puede amar, una sociedad verdadera que Dios puede amar, una nación verdadera que Dios puede amar y un mundo verdadero que Dios puede amar. Debido a que entendí esto, empecé la Iglesia de Unificación basado en la cuestión de cómo unificar la relación de amor entre Dios y la humanidad a un estándar global.

El amor de Dios sin duda se realiza solo después de pasar por un curso histórico, y sabemos muy bien que los santos fueron pioneros en ese curso a costa de sus vidas. Así que los santos han estado guiando a la humanidad hasta ahora con las enseñanzas de Dios, centrado en el camino celestial.

Entonces, hasta ahora, ¿quién sería el santo más grande de todos los santos que han ido y venido en la historia? Por supuesto, el maestro de los clásicos confucionistas sería importante, más importante es que necesitamos una religión que enseñe una íntima relación entre Dios y la humanidad. Entonces, ¿qué religión enseña este contenido? Cuando consideramos las religiones que han perdurado hasta hoy basado en esta pregunta, me parece que el cristianismo fue introducido desde una dimensión superior a las otras religiones. Por eso la Iglesia de Unificación se inició sobre la base de la cristiandad.

Veamos a Jesús en el contexto de esta pregunta. Cuando él se relacionaba con Dios, él no se refería a un ser nebuloso, se relaciona con alguien quien era claro que ocupa una parte íntima de nuestras vidas diarias. Entonces, cuando Jesús se relacionó con Dios, él lo llamó “mi Padre”. En la esfera del afecto, no hay posición más alta que un padre. Así que Jesús condujo la relación entre Dios y la humanidad a la posición de padre e hijo, y él estableció el fundamento de corazón para poder unirlos. Esto nos dice que para realizar el mundo unido por el amor que Dios desea, seguramente debe haber este fundamento de afecto, y que este fundamento debe existir incluso más allá de la relación padre-hijo.

Por eso Jesús dijo que Dios es “mi Padre”. Yo soy Su único hijo, que tenía que venir. En todo el universo soy la única persona que puede recibir Su amor. En vista de esto, el cristianismo, más que cualquier otra religión, está basado en el corazón de Dios, muestra concreción imagina a Dios clara e íntimamente. Jesús dijo, en efecto: “Yo soy el novio, ustedes son la novia”. Más que en cualquier otra religión, consideré que esto ilumina el mejor punto de comienzo para el desarrollo de la relación de unidad con Dios. Además, los cristianos del primer siglo que siguieron y creyeron se llamaban entre sí hermanos y hermanas. Era un nuevo concepto religioso que todas las personas sean hermanos y hermanas.

El mundo del amor que Dios espera no se puede realizar sin alcanzar absolutamente este nivel de amor. El mundo de amor, donde está la meta final, debe ser establecido a través de la persona a quien Dios puede amar a través de la familia compuesta por tales individuos, a través de la tribu compuesta de esas familias, a través de la sociedad compuesta por estas tribus, y a través de la nación compuesta de tales sociedades. Sin tener este tipo de fundamento como base de amor, el mundo no puede estar unido por amor. Sin duda, esto tiene que ocurrir en el curso de la historia.

El fundamento para la restauración de la relación original entre Dios y la humanidad

La historia ha avanzado a través de la guía de los santos y justos. Por lo tanto, la pregunta ahora es cómo se puede comparar la historia de hoy con las enseñanzas de los santos, representando al mundo y la historia humana. Si Dios existe, Él hubiera tenido un propósito en el comienzo, habría pasado por un proceso para lograrlo, y se dirigiría hacia la realización de un mundo unido. Si el Cielo está detrás de la Providencia, entonces no podemos dejar de pensar en cómo unir su propósito y el curso histórico de la humanidad que debe seguir la Providencia.

Siendo esto así, ¿cómo podemos construir la relación que Dios originalmente quiso tener con la humanidad? ¿Y cómo podemos hacer que la historia humana tenga el amor de Dios en el centro? Debemos considerar cómo podemos unir nuestra visión del mundo con la Voluntad de Dios y con las relaciones globales de la historia del individuo, de la familia, de cualquier sociedad en particular, o de cualquier contexto cultural en particular. Establecimos nuestra asociación con esta motivación original. Por lo tanto, no nos referimos simplemente a eso, también nos referimos a la posibilidad de elevarse al nivel de comprender que Dios es nuestro Padre. La cuestión es si podemos tener el poder intrínseco de unir al mundo desde el lugar donde este amor de padres se puede recibir, centralizado en esa ideología.

En una familia hay padres e hijos. Entonces, esta llega a ser la base para la felicidad. El propósito de Dios de buscar la humanidad es, sin duda, para que Dios pueda encontrar Su propia felicidad. Por consiguiente, cuando Dios busca la felicidad, no la puede encontrar en un lugar sin la humanidad. Solo cuando Dios y la humanidad establecen una relación puede haber un punto de unidad. Así como nosotros sentimos la felicidad cuando poseemos todo el contenido emocional de nuestra familia, de la misma manera, tal situación hace que Dios también sienta felicidad.

Con esta conciencia, Jesús afirmó que Cristo tendría que regresar. Durante dos mil años los cristianos han abrazado el ideal de la Segunda Llegada y han estado esperando el momento en que Jesús vendría de nuevo. ¿Cuál es la pieza central de la Segunda Llegada? Esta puede ser considerada como la Boda del Cordero. Entonces, ¿qué es la Boda del Cordero? Quedó como una idea vaga; sin embargo, es nada menos que el principio del amor que une a Dios y la humanidad. Desde el punto de vista humano, es un hombre y una mujer llegando a ser uno. Estas dos personas están unidas como una sola y están yendo hacia el mundo ideal. Sin preparar el fundamento de esta manera, donde la humanidad pueda seguir adelante en busca del amor de Dios, la meta del mundo centrado en el amor de Dios no puede ser realizado.

Por lo tanto, cuando Jesús venga, él debe establecer la familia que Dios está esperando, y esta familia debe ser una familia verdadera. Hasta el presente, la humanidad ha buscado el amor verdadero. El amor falso no puede estar presente en la familia o la sociedad. Por lo tanto, debe aparecer una familia verdadera que tenga en su centro el amor de Dios que todas las personas pueden compartir. Una familia verdadera es el núcleo del amor más grande que todos los seres humanos anhelan. Sin tal familia de amor, no se puede formar la tribu de amor. Si no se forma esa tribu, la sociedad de amor no puede surgir, y sin tal sociedad, la nación y el mundo del amor no pueden ser realizados.

Por lo tanto, en la providencia de la salvación que Dios otorgó a la humanidad, considero que el nivel más alto que la humanidad puede experimentar y el ideal del más alto nivel que Dios está buscando, es la familia. Así, en la Iglesia de Unificación hay términos como “Bendición” y “ceremonias de bodas masivas”. Estoy seguro de que han escuchado estos términos muchas veces.

Entonces, ¿a través de qué principio se une la familia verdadera? Un hombre verdadero original y una mujer verdadera original deben unirse centrados en Dios. La Iglesia de Unificación enseña este tipo de concepto concreto. Tal familia no se centra en el individuo. En lugar de ello, su enfoque se amplia para representar y englobar el mundo.

Una familia con ese tipo de enfoque y logro en el ámbito de la vida diaria debe establecerse en esta Tierra. A menos que se haga esto, no se puede establecer una nueva sociedad, nación y mundo. A causa de que creo esto, la Iglesia de Unificación ha llegado a ser la iglesia de la cual se habla mucho hoy en día, encontrando un nuevo comienzo para el mundo con el amor de Dios y el amor de la humanidad en su centro.

La religión que el mundo necesita

Ha habido recientemente muchos rumores despectivos. Sin embargo, me gustaría decirles claramente una cosa: la Iglesia de Unificación no fallará. Aquello que es humanista fallará. Si una religión garantiza el amor de Dios y el camino de la ley celestial de la Voluntad del Cielo, no fallará. Para que exista la verdad, debe haber un ideal fuerte. Es decir, el valor de la verdad aparece a través de un contenido que es innegable y útil en la formación de las relaciones.

Hasta ahora las religiones han tenido como objetivo la salvación del individuo, y han enseñado cómo salvar al individuo del mal. El mundo no necesita una religión que sitúe al individuo en el centro, necesita una religión que sea capaz de preparar un fundamento para la salvación de la familia. La salvación de la familia comienza cuando se puede recibir la garantía de la Voluntad del Cielo y ser reconocido por la voluntad de la humanidad. Si aparece una familia que puede soportar cualquier prueba, desde la posición de haber combinado el amor del Cielo y el amor de la humanidad, el movimiento religioso basado en ella se extenderá por todo el mundo. Este movimiento no tendría ningún lugar en particular especial con Corea como el centro. Sería un movimiento que tiene el concepto de la familia en el centro y va más allá de la sociedad y la nación. Si hubiera una religión que llevara a cabo un movimiento como ese, esta religión sería absolutamente necesaria para el futuro.

Como ustedes saben, los Estados Unidos han tomado un rol de liderazgo en esta era histórica basada en la democracia. Estados Unidos se estableció por la Voluntad del Cielo. Si ha renacido como una nación llamada para supervisar la democracia, ese llamado no pudo haber sido por el bien de los Estados Unidos solamente. Estados Unidos es parte del mundo, y Dios no puede permitir que la forma de la democracia de un pueblo específico lidere el mundo.

Si Estados Unidos hubiera seguido adelante asumiendo la responsabilidad espiritual en el mundo democrático y se hubiera parado en la posición de ayudar a las naciones más débiles a través de su política, economía y cultura, hubiera podido elevarse al nivel mundial. Si se hubiera parado en la posición de salvar al mundo, incluso a costa de su propio pueblo, Norteamérica seguramente podría haber liderado el mundo.

Sin embargo, como ustedes saben, Estados Unidos extendió la “Doctrina Nixon” e implementó una política de retirada. Tomó la posición de que los problemas de Asia deberían quedarse en Asia. Debido a que esta posición no iba más allá de los límites de la democracia, sino que era una retirada, los Estados Unidos no podrán evitar ser vistos con desconfianza por el resto del mundo.

Es lo mismo para el comunismo. El comunismo ruso ha erigido un enorme sistema de dominio del mundo con los pueblos eslavos en el centro. Entonces, sin lugar a dudas, esta ideología comunista está en la posición del mal. No obstante, este sistema podría llegar a superar a la democracia. Aunque los comunistas tienen sus ojos puestos en los pueblos del mundo, todavía deben presentar la esfera del ideal del comunismo. Siendo esto así, ¿cuál es el camino del Cielo y el bien mayor que podemos esperar de la humanidad? Si  aparece un cuerpo religioso que tiene una nueva visión del mundo que va más allá de la nación y más allá de cualquier sociedad, entonces, centrado en esta enseñanza, desde nuestras vidas individuales hasta el nivel global, necesitamos principios para la vida diaria que son uno con el camino celestial.

Siendo esto así, si esta nueva religión apareciera en Corea, entonces la misión mundial se centraría en Corea. Corea entonces debe ser capaz de vivir para el mundo. Entonces, en este punto en el tiempo, cuando el mundo entra en nuestra esfera de vida, ¿qué necesitan Corea, los Estados Unidos o el mundo? Cualquier nación que esté por debajo de un cierto nivel o que insista en tener una ideología especial en su centro, no puede manejar el gran flujo de esta era. Sin dudas se necesita un sistema de pensamiento capaz de conducir hacia la Voluntad del Cielo. Muchas naciones, muchas religiones, muchas sociedades, muchas tribus, muchas familias y muchos individuos tendrán que ser incorporados a esa esfera. Siento que llegará la hora cuando necesitemos un movimiento con las enseñanzas que puedan hacer eso.

Entonces, ¿es esto posible? ¿Puede todo esto estar unido? En el futuro, si investigan a la Iglesia de Unificación, llegarán a ser conscientes de este problema.

¿Cuál es el problema que debe ser resuelto para salvar a este mundo? Esta sociedad no es el problema. Yo mismo soy el problema. Dado que personas cuyas mentes y cuerpos están luchando dentro de sí mismos fueron colocados en el mundo, aparecieron puntos de vista materialistas de la historia y puntos de vistas espirituales de la historia. Tal tiempo se llama los Últimos Días.

¿Qué es diferente acerca de la Iglesia de Unificación?

En este punto debo presentar una idea original, algo nuevo que creará la paz o la unidad más alcanzable. En el mundo futuro que ha de venir, el problema es mi propio yo. Yo mismo soy el problema. El desafío es lo siguiente: a través de unir mi mente y mi cuerpo con el estándar del corazón que abarca la paz que fluye en la historia, ¿cómo puedo hacer que el fundamento, que es tan resistente que puede superar todas las adversidades de la sociedad, entre en mi corazón?

El problema es que nos encontramos todos los días con la batalla entre la mente y el cuerpo. Esta batalla no se limita a nosotros mismos, sino que también afecta a la familia. Si miramos a nuestro yo individual, la mente y el cuerpo están en conflicto, y si miramos a nuestra familia, mi esposa es igual, por eso es como si hubiera cuatro personas allí, no dos. Si hay diez personas, y los diez tienen un conflicto de mente-cuerpo, ellos estarán divididos. Lo que puede unir a la gente, lo que puede unir el camino celestial y el camino humano, es el amor. He estado luchando durante muchos años practicando este camino de amor, analizando si se puede aprender sustancialmente por la experiencia o no, centralizado en el Principio.

En el futuro, ¿cuál es el ismo que permanecerá en el mundo? ¿Será un ismo que trabaje para una sociedad en particular? No, no lo es. Hoy, aquí, se han reunido los dirigentes de la Asociación de Religiones de Corea; no obstante, si desarrollan una asociación que sea para su propia religión, la asociación fallará. Más que honrar a su propia religión deben llevar a cabo un mayor amor que pueda abrazar a muchas religiones y que pueda conectar las naciones y el mundo.

Si Dios existe, si Él pudiera salvar de inmediato, ya sea a Corea o al mundo, ¿qué salvaría primero? Aunque Él necesita tanto a Corea como al mundo, y aunque Corea necesita ser salvada, su Voluntad sería la de echar a un lado a Corea y salvar al mundo. Tomando esto como nuestro estándar, el camino de los seres humanos que desean seguir es el camino de la bondad o de la fe, que es lo mismo. No se acerquen a las cosas centradas en su propio ser. Ustedes deben negarse. De esta manera, cuando se vive más allá de la sociedad, llegan a ser un patriota leal. La persona capaz de vivir más allá de la nación, desde el lado espiritual y en la vida diaria, tanto dentro como fuera, se convierte en un santo.

En este sentido, Corea pretende ser un nuevo líder, al acercarnos a la Era del Océano Pacífico; aunque, si persigue políticas únicamente por el bien de Corea, no va a tener éxito. Corea debe aplicar políticas centradas en el bien de Asia. Y sobre el fundamento de esas políticas, Corea debe aplicar políticas enfocadas en el bien del mundo. De esta manera, solo se necesita una nación con estas políticas y la religión que avance con este espíritu.

La razón para el desarrollo de la Iglesia de Unificación es porque entiende que para que el individuo sea feliz el mundo debe primero ser feliz, que para que el individuo sea verdaderamente salvado, el mundo debe ser salvado. Esto es diferente de las religiones establecidas. Si hay algo que aprender de las creencias religiosas es que, en lugar de conformar las percepciones de uno con los propios conceptos, uno debe establecer una relación con el lado emocional de la Voluntad de Dios, enfocado en el mundo.

Sé que ustedes han oído rumores acerca de la Iglesia de Unificación. Sin embargo, esos rumores no son el problema. Hoy en día, si los treinta millones de habitantes de Corea o sus muchos grupos religiosos, pudieran prosperar al golpear el Reverendo Moon de la Iglesia de Unificación, entonces deberían golpear. Lo que estoy esperando no es la salvación de Corea, sino la salvación del mundo. Si la Voluntad de Dios es salvar el mundo, Corea debe hacerse capaz de salvar al mundo, y la Iglesia de Unificación debe hacerse capaz de salvar a Corea. Solo entonces la Iglesia de Unificación y Corea prosperarán.

La religión debe ser capaz de salvar la nación y el mundo

¿Qué es el mal? Es adquirir cosas centradas en uno mismo. ¿Qué es la bondad? Es someterse a uno mismo y dar ilimitadamente. Solo una persona de bien puede estar en las filas de los santos. Si miramos la historia, muchos grandes hombres y mujeres se dedicaron a la nación. Si nos fijamos en Corea, personas como el General Soon Shin Lee estaban claramente en las filas de la grandeza. Cuando vemos que se dedicaron a una sola nación en particular, Corea, nos damos cuenta de que, a pesar de que él era un gran hombre, no podía ser un santo. No se puede ser santo sin dedicarse al camino aprendido sobre el fundamento de Dios.

Como ustedes saben, cuantos más líderes religiosos encarnen el camino del santo, más trascenderán su sociedad y nación en particular, e incluso trascenderán el mundo. Este es el camino del santo. Es vivir cada día de su vida desde esa perspectiva. Empecé la Iglesia de Unificación desde la perspectiva de que si uno vive así, no fallará.

La historia de la Iglesia de Unificación hasta ahora ha sufrido la persecución de tres gobiernos. A medida que crecimos, fuimos oprimidos por el Partido Liberal, el Partido Demócrata e incluso el gobierno revolucionario. Además, como ustedes saben, fuimos oprimidos por las iglesias establecidas. Incluso los líderes de la nueva Asociación Coreana de Religiones que han venido aquí han considerado a la Iglesia de Unificación una herejía. ¿Por qué fue considerada herética y por qué fue censurada por la sociedad? Hay rumores que dicen: “La persona de nombre Moon que dirige la Iglesia de Unificación es un dictador”. Y la gente dice: “Él trabaja solo para el desarrollo de la Iglesia de Unificación”. Formé la Federación para la Victoria sobre el Comunismo y puse en marcha las principales iniciativas nacionales y actividades sociales a gran escala; sin embargo, incluso éstas fueron criticadas como creados para nuestro beneficio. La calumnia que circula entre el público en general dice: “La Iglesia de Unificación solo está haciendo propaganda de su propia secta, la Iglesia de Unificación está trabajando para promover sus ambiciones nacionales”. Esa actitud sobre la Iglesia de Unificación crea un problema.

Al final, si no podemos llegar a ser una religión que puede salvar a Corea y el mundo, vamos a terminar fallando. Si la gente tiene el concepto de que “en esa denominación no se puede confiar”, fallará. Espero que entiendan que la cuestión esencial para el futuro es cómo recuperar la tribu, la sociedad, la nación y el mundo a partir de una familia ideal, a través de un movimiento unido de religiones.

Yo fundé la Iglesia de Unificación con el propósito que ya he descrito. Yo sé muy bien que como una nueva religión nos faltan experiencias, y por eso recibimos críticas de la sociedad. Creo que todo lo que se puede criticar ya ha sido criticado. Excepto que esta persona llamada Moon no es el tipo de persona que creen que es. Empezamos como un grupo con sus propios problemas, aunque con el paso del tiempo hemos llegado a un nuevo nivel que se puede ver hoy en día.

Por último, una cosa que me gustaría decirles a ustedes, miembros de la Asociación de Religiones de Corea, es que la Iglesia de Unificación no es un cuerpo religioso que estará en deuda con la Asociación de Religiones. La Iglesia de Unificación tampoco estará en deuda con Corea. Y la Iglesia de Unificación no estará en deuda con el mundo. Por el contrario, es mi convicción y la de todos los miembros que están trabajando activamente para lograr nuestro propósito, ser un cuerpo religioso con el que el mundo, Corea y la Asociación de Religiones estarán endeudados.

A pesar de esto, debo decir que puede haber habido personas que adoptaron nuestro punto de vista que antes lo habían malentendido. A partir de ahora, si algo como esto sucede, espero que por favor se refieran a nosotros como hermanos y hermanas y trabajen con nosotros, comprendiendo las buenas intenciones de esta organización, para que juntos podamos contribuir a la nación y al mundo.

Les agradezco por dar su tiempo y ahora concluiré mis saludos.

31

copylink

visita

Una respuesta para “Historia y Significado de la Fundación de la Iglesia de Unificación”

  1. MAS CLARO NO PUEDE ESTAR: EN ESTO PIENSO EN LOS DETRACTORES QUE POR LO GENERAL NO ESTUDIAN ESTOS ASUNTOS CON DETENIMIENTO ANTES DE EMITIR CRITERIOS NO VIABLES. ESTOS DOCUMENTOS SON UNA GRAN OPORTUNIDAD DE GENERAR CAMBIO. SERIA TERRIBLE VIVIR EN UN SISTEMA DONDE NO SE TENGA LA LIBERTAD NI SIQUIERA DE LEER ESTOS DOCUMENTOS: SERIA COMO EL TAPABOCAS DE UNA PANDEMIA ESPIRITUAL.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .