Dios y un Mundo Unido de Paz

a1e399e4f0e73237424cf1ca811d53ef

Dios y un Mundo Unido de Paz

27 de diciembre de 2002

Hotel Sheraton National, Arlington, Virginia, USA

Conferencia para Clérigos bajo la Federación Interreligiosa Internacional para la Paz Mundial

Honorables actuales jefes y exjefes de Estado de todo el mundo, distinguidos líderes religiosos, embajadores de la paz de varias naciones, representantes de todos los ámbitos de la sociedad, respetables damas y caballeros:

Me gustaría darles las gracias por participar en esta profunda y significativa conferencia, donde exploraremos cuestiones fundamentales respecto a la realización de un mundo de paz, que es un ideal común compartido por toda la humanidad.

En este momento, cuando la necesidad de paz y seguridad es más aguda y crítica que nunca antes, nosotros, quienes somos líderes en nuestros diversos campos, compartimos una difícil responsabilidad de resolver los problemas relacionados con la discordia, la guerra, el mal y la infelicidad arraigados en el mundo que han manteniendo a Dios a distancia.

Dios es el Padre de Amor Verdadero

De acuerdo a la Voluntad del Cielo, he ofrecido mi vida para investigar los asuntos difíciles que enfrenta la humanidad, y estoy ofreciendo un plan para implementar soluciones fundamentales. Hoy me gustaría hablar de una parte de este plan. No he obtenido estas palabras de la investigación teológica o por haber leído algún libro. Más bien, estoy articulando algunos principios fundamentales que he aprendido a través de la experiencia, al superar todas las formas de dificultades y en comunión directa con Dios y el mundo espiritual.

El camino de seguir la Voluntad del Cielo en empatía con Dios no es algo que muchas personas pueden encontrar a través del sentido común. Quisiera decirles, sin embargo, que una persona que abre su mente original con una gran visión, puede descubrir una nueva conciencia a través de la cual puede percibir el mundo espiritual y la Voluntad de Dios, quien está vivo y lleva a cabo Su obra en el mundo.

Esta conferencia no analizará las aflicciones de la humanidad, las áreas de desesperación y los síntomas de la crisis en la edad moderna. Más bien, investigará el fundamento del ideal de la paz. Debemos identificar y tratar la raíz de la enfermedad. Para ello, tenemos que entender la relación original entre Dios y nosotros, una relación que está en la fundación del universo, e iluminarnos en relación con la Voluntad de Dios, quien vive y lleva a cabo Su providencia en la historia.

Dios es la entidad original del amor verdadero. El amor verdadero tiene los atributos de dar incondicionalmente y volver a dar; invertir, sin recordar la inversión, y luego invertir de nuevo y vivir por el bien de los demás una y otra vez. La razón por la cual se les permite a la gente justa y a la gente malvada respirar por igual, es porque Dios, aunque es todopoderoso, es la entidad original del amor verdadero. Esta es también la razón por la cual la gente buena y los pecadores pueden continuar sus vidas labrando los campos y disfrutando de las bendiciones de la naturaleza.

Ejerciendo Su poder omnipotente y absoluto, en cualquier momento Dios podría lanzar un juicio sobre la humanidad pecadora. Sin embargo, Él ha abrazado al mundo de pecado con amor verdadero a lo largo de estos años, soportando el dolor y esperando que nos arrepintamos. Dios, nuestro Creador y Padre, ha sido objeto de todo tipo de insultos, rechazo y traición hasta el punto de afirmar que Él no existe o ha muerto. A pesar de todo esto, Él ha sobrellevado todo con un corazón incambiable. Puesto que Dios sabía que el amor se perfecciona solo con una pareja, Él ha estado trabajando para construir un mundo de amor a través de Su compañero.

Respetados líderes, ¿alguna vez han oído a Dios quejarse? ¿Alguna vez han conocido a un Dios que haya dado excusas? En el principio, Dios creó el amor verdadero como el estándar absoluto, y Él tomó la delantera en demostrar Su obediencia absoluta a ese ideal, y así llevó a cabo Su providencia. Así como el océano recibe aguas residuales y basura y luego se limpia, Dios, como la entidad original del amor verdadero absoluto, limpia el mundo de los humanos que se desvió de los principios de Su creación y trabaja para llevar este mundo completamente hacia la bondad.

Dios es el Padre Verdadero absoluto, el Maestro Verdadero absoluto y el Dueño Verdadero absoluto enfocado en el amor verdadero. Por lo tanto, Dios necesitaba un compañero objeto a quien Él podría dar Su amor verdadero. Esta fue Su motivación para crear. La creación de Dios fue un acto necesario. El ideal creativo del amor verdadero no puede ser realizado por un ser que existe en forma aislada. Este ideal existe para que Dios pueda compartir con los seres humanos la alegría de Su exaltada y justa Voluntad. Cuando tenemos una correcta comprensión del Dios del amor verdadero, se hace evidente que este desdichado mundo de pecado y lucha no era Su plan original.

Dios llevó a cabo Su acto creativo con extrema sinceridad, dedicación e inversión. Él estableció los estándares de la fe absoluta, amor absoluto y obediencia absoluta, y entonces invirtió absolutamente todo. Todos los seres creados son los compañeros objeto de amor que Dios produce al invertir con Su mayor sinceridad.

Dios creó a los seres humanos, el más precioso de todos los seres, para tener una relación más estrecha con Él, la relación de padre e hijo. Dios es nuestro Padre Verdadero incorpóreo, y nosotros somos Sus hijos e hijas, o Sus compañeros objetos sustanciales.

En el mundo del amor verdadero, no hay diferencia de valor entre grande y pequeño o alto y bajo. Estar unidos en el amor verdadero es para formar una sola entidad armoniosa marcada por la generosidad, sin malos sentimientos por las diferencias entre los estratos superior e inferior. La unidad producida entre los compañeros sujetos y objetos verdaderos existirá para siempre y sin interrupción. Así que, en el amor verdadero, los compañeros sujetos y objetos comparten un valor común, con participación conjunta y una residencia común y comparten el derecho de herencia. Por lo tanto, los seres humanos alcanzan la perfección dentro del amor de Dios y heredan Su posición como padres verdaderos, maestros verdaderos y dueños verdaderos.

De esta manera, el plan de Dios es que Sus hijos, los seres humanos, perfeccionen el amor verdadero ideal y sean uno con Él, conviviendo con Él y heredando todo lo que es Suyo. La verdadera libertad e igualdad, la verdadera paz y unificación, y los verdaderos ideales y felicidad pueden existir eternamente solo dentro del amor verdadero. Así que el amor verdadero es la fuente de donde brota el poder y la vida de todos los seres de la creación, y es la fuente de la alegría y la felicidad. El amor verdadero es el elemento absoluto que trae la felicidad, esperanza y paz.

La gente a menudo ve la relación entre Dios y la humanidad desde la perspectiva de la majestad y la santidad de Dios, y por lo general llegan a la conclusión de que Dios y la humanidad existirán para siempre en dimensiones dramáticamente diferentes. Ciertamente, el Creador se encuentra en un nivel que se diferencia del de Su creación. Sin embargo, la relación original que es más central y significativa es la relación verdadera de amor entre padres e hijos. El amor verdadero hace posible lograr la unidad en la relación entre el carácter interno y forma externa y entre hombres y mujeres.

La familia ideal y la Caída

Dios nos creó para llegar a ser uno en corazón con Él, compartir Su rango en el amor verdadero y experimentar un vínculo inseparable de padres e hijos con Él, que nos permita relacionarnos con Él a través de nuestras emociones más fuertes en la vida cotidiana. El Ideal de la creación de Dios, que implica esta perfección, viene con la perfección de los seres humanos, que serían Sus compañeros en amor como Sus hijos e hijas. Esta glorificación es la realización del ideal de amor verdadero.

En resumen, el propósito de Dios al crear a los ancestros humanos, Adán y Eva, fue para que ellos establezcan una familia de bondad que madurara completamente el fruto del amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero de Dios. Sobre el fundamento de su familia, Adán y Eva deberían nutrir el corazón de los hijos, el corazón de los hermanos, el corazón del esposo y la esposa y el corazón de los padres. En este proceso, como manifestaciones directas de las características duales de Dios de la masculinidad y la feminidad, tenían que avanzar paso a paso para dominar la capacidad de expresar el amor de Dios, llevándola a la perfección en un seguro establecimiento.

Si la familia de Adán hubiera cumplido el ideal del amor verdadero con Dios en la posición central, esta habría sido la primera familia del Reino de los Cielos. A partir de esta familia ideal, con Adán y Eva como los Padres Verdaderos, el Reino de los Cielos se hubiera expandido naturalmente en su ámbito para producir tribus, pueblos, naciones y un mundo unido. La tradición de la familia de amor verdadero se habría convertido en la tradición del mundo.

En este mundo ideal, los Padres Verdaderos encarnados estarían en la posición central y única. Ellos, al heredar todos los atributos de Dios, se parecerían al Padre Verdadero Espiritual Absoluto, Maestro Verdadero Absoluto, y Dueño Verdadero Absoluto. En el Reino de los Cielos del amor verdadero, los Padres Verdaderos encarnados, que están unidos con Dios, crearían el eje vertical. Este eje se mantendría en el centro, todas las relaciones entre las entidades creadas ocupan cargos como superior e inferior, izquierda y derecha, delante y detrás, e interna y externa, y estarían en armonía. Por lo tanto, toda la creación permanecería en libertad, paz, unidad y felicidad.

Cuando nuestra vida en la Tierra llega a su fin, nuestro ser espiritual pasa al mundo espiritual, que es el mundo final. Es una extensión de nuestra vida en la Tierra y también un lugar donde vamos a perfeccionar el ideal del Reino de los Cielos. Si este ideal se hubiera cumplido en el principio, no hubiera existido la necesidad de la providencia de salvación de Dios a través de las religiones o el advenimiento del Mesías.

Desafortunadamente, como resultado de la Caída de Adán y Eva, el ideal de Dios del Reino de los Cielos en la familia de Adán no se realizó. Esto se debió a que Adán y Eva se convirtieron en padres falsos cuando se entregaron al amor falso con Satanás en la posición central. Sin recibir la Bendición matrimonial de Dios, formaron una asociación de esposo y esposa falsa y una familia falsa, y legaron una vida falsa y un linaje falso a sus descendientes. Ellos dejaron a Dios dolorido, porque el enemigo, Satanás, alteró Su linaje original.

De esta manera, perdieron a Dios y no establecieron sus cuerpos como templos que sirven a Dios. De hecho, sus cuerpos se convirtieron en la guarida de los demonios de Satanás, y sus deseos espirituales de buscar valores absolutos fueron bloqueados, haciéndolos incapaces de conocer el mundo espiritual, el mundo final y definitivo. Debido a que los primeros antepasados humanos se deformaron, sus descendientes y todas las personas nunca llegaron a saber que Dios es nuestro Padre Verdadero. Heredamos deseos egoístas de Satanás y vivimos vidas egoístas e injustas, haciendo alarde de nuestra naturaleza caída. Inconscientes de que Dios nos creó como hermanos y hermanas y que viviríamos en servicio a Él, vivimos inmersos en pecado, discordia y disputa. Nosotros ni siquiera sabíamos que matar a otro ser humano es matarnos a nosotros mismos, y así vivimos en la infelicidad.

El mundo ha heredado la tradición de la familia de Adán, en la que Caín mató a su propio hermano, Abel. El resultado para nosotros, los descendientes del amor falso, es la infelicidad, el pecado y la ruina que se manifiesta en la desintegración familiar, la degradación moral de la juventud, y las enfermedades como el SIDA. Consideren la situación del mundo. Las crisis agudas de la era moderna se manifiestan en las luchas entre la mente y el cuerpo, la confusión de valores, actividades delictivas, abuso de drogas, la desintegración de la familia, la destrucción del medio ambiente, los conflictos y el odio, el terror y la guerra, e incluso conflictos entre las religiones y las civilizaciones. Cada día que pasa, estas crisis se vuelven más graves, más complejas y más penetrantes. Ya no podemos quedarnos quietos y no hacer nada mientras el mundo se inclina hacia este curso. No queda tiempo. ¿Quién puede tomar responsabilidad por este mundo? ¿Dónde está el líder que presentará un plan fundamental para resolver los problemas del mundo?

Al mismo tiempo que hemos perdido a Dios, también perdimos el amor, la paz y la felicidad verdadera. A lo largo de la historia, hemos tratado de liberarnos de la infelicidad y alcanzar la paz por nuestra cuenta, excluyendo a Dios del proceso. Tales esfuerzos han sido fundamentalmente defectuosos. No podemos calmar las crisis solo mediante el esfuerzo humano. La paz y la felicidad verdadera tienen su origen en el amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero de Dios.

Dios es absoluto, por lo que Su Voluntad para la creación también es absoluta. Esto significa que Dios está trabajando para revertir lo que salió mal como resultado de la Caída humana, y que nos volverá al estado original. Por lo tanto, la providencia de la salvación de Dios es una providencia de la restauración. Su objetivo es recuperar el mundo original que existía antes de la Caída. En otras palabras, la intención de Dios es establecer una pareja en la posición de Adán y Eva restaurados, o Padres Verdaderos, practicando el amor verdadero. Dios quiere darles la Bendición matrimonial y hacer que formen una familia verdadera, que será el punto de origen de las tribus, los pueblos, las naciones y el mundo verdaderos.

Un movimiento de paz llevado a cabo en medio de la incomprensión

Respetados líderes, al pasar por penurias indescriptibles para seguir el llamado de Dios, he establecido el fundamento para que la paz se instale en diversos campos de la vida. Hace más de treinta años fundé el Instituto de Pensamiento de Unificación y comencé a orientar el campo de la filosofía. Desde 1972, he patrocinado cerca de treinta reuniones mundiales de la Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias, con el propósito de explorar los valores absolutos y crear armonía y unidad entre los diversos campos del saber. He fundado y apoyado continuamente un movimiento por la paz que trasciende las naciones. Este movimiento por la paz incluye el trabajo de la Academia de Profesores para la Paz Mundial, el Consejo Cumbre para la Paz Mundial, la Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo, CAUSA, la Federación para la Paz Mundial, la Federación de Naciones Insulares para la Paz Mundial, la Federación de las Naciones Peninsulares para la Paz Mundial, la Federación de Naciones Continentales para la Paz Mundial y la Federación de Ciudadanos para la Unificación de la Patria.

También he promovido la cultura y las artes, fomentado la paz a través del deporte y desarrollando instituciones educativas de primaria, secundaria, bachillerato y de nivel universitario. Fundé y apoyé la Federación de Mujeres para la Paz Mundial, varias organizaciones de medios de comunicación con el propósito de lograr un periodismo responsable y ético, la Asociación de Estudiantes para la Investigación de Principios, la Federación de Jóvenes por la Paz Mundial, la Alianza del Amor Puro, conferencias internacionales sobre el medio ambiente, la Fundación Internacional de Ayuda Amistosa, Servicio para la Paz, el Servicio de la Juventud Religiosa, la organización de servicio voluntario Aewon, la Asociación Mundial de Organizaciones no Gubernamentales, la Sagrada Bendición Matrimonial y el Movimiento Familias Verdaderas. Además, he apoyado los esfuerzos para renovar las Naciones Unidas en aras de lograr el deseo de Dios por la paz.

Estas son algunas de las iniciativas para la salvación nacional y mundial que he instituido en todo el mundo. He perseguido estos esfuerzos de forma continua, sin la financiación de ningún gobierno o corporación, aun en medio de la antipática opinión pública y una abierta persecución. Mientras trabajaba para establecer el fundamento para un mundo ideal, todo lo que tenía era mi determinación de cumplir con la misión de los Padres Verdaderos de la humanidad que Dios me confió, y para llevar a cabo la Voluntad de Dios.

Para establecer el ideal de la paz implícita en el amor verdadero de Dios, lo más importante es que las diversas religiones logren la armonía entre sí y proporcionen un modelo para el mundo. Al soportar las actitudes y persecuciones insensibles por los organismos religiosos de mente estrecha en varios países, he puesto mi mayor énfasis en la creación de un movimiento por la unidad y la cooperación entre las religiones, naciones y organizaciones no gubernamentales (ONG). He ofrecido todo tipo de sacrificios haciendo todo lo posible para construir un mundo unido en esta área. Por ejemplo, fundé un seminario interdenominacional, la Nueva Asociación de Investigación Ecuménica, el Consejo de las Religiones del Mundo, el Seminario de Jóvenes sobre las Religiones del Mundo y la Asamblea de las Religiones del Mundo. Además de apoyar conferencias promoviendo la armonía entre las religiones del mundo, encargué la publicación de la Escritura Mundial: una Antología Comparativa de los Textos Sagrados, y fundé la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial.

Llevando estos esfuerzos un paso más adelante, fundé la Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial (FIIPM) para servir como una estructura general para la unificación y la paz mundial. Esta organización tiene la intención de ir más allá del objetivo de la armonía entre las religiones del mundo para abrazar a los líderes en el campo académico, político, periodístico, financiero y de las organizaciones no gubernamentales, que son áreas en las que ya he establecido los fundamentos necesarios.

Desde la fundación de FIIPM en febrero de 1999, se ha nombrado a decenas de miles de líderes en una amplia variedad de campos de 189 países como Embajadores para la Paz. De acuerdo con mi filosofía de la paz, estos embajadores están practicando el amor verdadero de vivir por el bien de los demás y participando en actividades que ayudan a romper las barreras entre las naciones, razas y religiones. Sus actividades prácticas van desde la prevención del SIDA y de los proyectos de servicio para el desarrollo de valores familiares verdaderos, la educación de la juventud y el liderazgo, y la mejora del medio ambiente.

Mi filosofía es conocida como Pensamiento Ala de Cabeza, que se basa en el Diosismo. Este pensamiento pone a Dios como el estándar de los valores absolutos y a Él como nuestro Padre Verdadero, Maestro Verdadero y Dueño Verdadero, en el centro absoluto. Por lo tanto, podemos llamarlo el pensamiento de los Tres Grandes Sujetos. Durante nuestra vida en la Tierra y en el mundo espiritual, debemos vivir de acuerdo con este pensamiento, siendo compañeros objetos de Dios y asistirlo como nuestro Padre Verdadero, Maestro Verdadero y Dueño Verdadero. Entonces estaremos creando el Reino de los Cielos, el lugar donde se practica el amor verdadero.

Tenemos que superar las filosofías ateas y comunistas que niegan a Dios y el mundo espiritual, así como el humanismo secular y el relativismo moral que ignoran la importancia de los valores absolutos y el estándar vertical. También es el momento de elevarse por encima de la fe hipócrita que utiliza el nombre de Dios y carece de amor verdadero, y de abandonar todas las obras egoístas que violan los derechos humanos originales y donde el resultado es la injusticia. El Pensamiento Ala de Cabeza que propongo trasciende las ideologías de la derecha y la izquierda, resuelve los conflictos entre países, razas y religiones, y produce ampliamente la armonía y la unidad, con el Dios absoluto en el centro. Esta tarea se llevará a cabo con la ayuda del Cielo y la Tierra. Estamos en un período de gran transición, y durante este tiempo las Naciones Unidas y las naciones del mundo deben unirse y cooperar entre sí.

La sociedad moderna no tiene una ideología o un sistema filosófico basado en valores absolutos. No hay valores absolutos que podamos aplicar consistentemente a las personas, las familias, las sociedades, las naciones, el mundo y el cosmos. Esta es la razón por la cual nuestro pensamiento es confuso, las relaciones humanas son desordenadas y la sociedad humana es caótica. A la vista del pluralismo irreflexivo y la modernización, y en ausencia de un eje guía fundamental en sus corazones y sus vidas cotidianas, la gente en la edad moderna sufre debido a una confusión cada vez más grave de los valores. Estamos eternamente tentados y esclavizados directamente por nuestros apetitos físicos, yendo a la deriva por la vida.

La forma substancial de realizar un mundo pacifico

Respetados líderes, tengo que decirles que nunca debemos apartarnos de una vida basada en valores. Los valores absolutos forman nuestro eje vertical. El centro de los valores absolutos es el amor verdadero de Dios, manifestado en el hecho de vivir por el bien de los demás. La paz no es algo que se realiza primero en el mundo externo. Se realiza primero dentro de cada individuo. En primer lugar, requiere que los individuos logren la unidad armoniosa dentro de ellos mismos. Como resultado de la Caída humana, el conflicto surgió entre nuestra mente y cuerpo. Para controlarnos, Satanás utiliza nuestro cuerpo como su fortaleza. Él nos ha alejado de nuestra naturaleza original y espiritual e intenta satisfacer nuestros deseos egoístas e individualistas. El único camino para escapar del dominio de Satanás se encuentra dentro del linaje del amor verdadero de Dios.

Si ustedes viven desinteresadamente por el bien de los demás y trabajan por el bien de los demás, Satanás no podrá seguirles. Esto es debido a que Satanás es esencialmente egoísta. Esto es por qué los seres humanos caídos pueden transformar su carácter y recuperar su naturaleza espiritual a través de la práctica del amor verdadero de Dios. Nuestra fe no puede estar basada en un Dios conceptual, necesitamos una fe verdadera que nos conecte con el Dios vivo.

Debido a que Dios nos creó originalmente como los compañeros objeto de Su amor verdadero, podemos practicar este amor verdadero naturalmente. Valores como la verdad, la bondad y la belleza aparecen en la práctica del amor verdadero. Las personas, cuyas mentes y cuerpos se han unido basados en el amor verdadero de Dios, son encarnaciones individuales de la verdad, la felicidad, la tranquilidad, la satisfacción y la paz. Estas personas se convierten en compañeros sujetos de carácter, que sirven como pre requisitos para un mundo de paz.

En segundo lugar, las instituciones de poder, materialistas o de conocimientos, u otros factores externos, no construirán un mundo de paz. Solo el amor verdadero, que implica vivir por el bien de los demás, lo logrará. La paz, la unidad y la felicidad verdadera no se puede encontrar separada de una relación amorosa de vivir por el bien de los demás. Este es el principio básico de la creación de Dios. La entrega incondicional, invirtiendo y viviendo por el bien de un compañero objeto es, a la vez, la causa y el propósito de la creación de Dios.

Dios nos creó a Su imagen, como seres cuya finalidad es vivir por el bien de los demás. Solo vivir por el bien de los demás nos convertirá en seres centrales, compañeros sujetos de la paz y la unificación, y dueños eternos del amor y de los ideales. Solo a través de una vida de amor verdadero, o vivir por el bien de los demás, podremos encontrar el camino para encontrarnos con Dios, nuestro Padre Verdadero absoluto, Maestro Verdadero  y Dueño Verdadero, recibir Su herencia, y luego nosotros mismos llegar a ser padres verdaderos, maestros verdaderos y dueños verdaderos. En el camino del amor verdadero, las diferentes partes superan el conflicto y la división naturalmente. El amor verdadero armoniza y nos une con los otros y con nuestro medio ambiente. Esto no se conquista a través de la lucha; en cambio, se trata de un camino de subyugación natural, que conduce a la unidad eterna.

En tercer lugar, la unidad básica del mundo de paz no es la nación, es la familia pacífica. La unidad básica es la familia formada por un hombre y una mujer que tienen el carácter de servir a Dios, un hombre y una mujer quienes cumplieron la armoniosa unidad de mente y cuerpo y son unidos por Dios a través de Su Bendición de Matrimonio Sagrado. Estas son las primeras familias bendecidas en la historia, establecidas a través de los Padres Verdaderos. Se trata de familias pacíficas y felices. El amor verdadero une a sus miembros en una unidad armoniosa. Cuando estas familias se multipliquen, van a crear un mundo de tribus, pueblos y naciones pacíficos.

En el ideal original de Dios, la humanidad es una sola familia bajo un mismo Dios y el cosmos es una sola familia con el amor verdadero en la posición central. El lugar donde los problemas pueden resolverse es en la familia, con los Padres Verdaderos en el centro; esta será la base para el mundo de paz. En el mundo ideal de las familias bendecidas basado en el amor verdadero no puede haber barreras de nacionalidad, raza o religión.

Respetados líderes, tenemos que encontrar a Dios y desechar nuestra ignorancia con respecto a nuestro Padre Verdadero espiritual. Para vivir en el orden eterno y profundo de este universo, que manifiesta su omnisciencia y omnipotencia, nunca más debemos cometer el error de ser ingratos con nuestro Creador por Sus magníficos logros. La humanidad caída debe librarse de la arrogancia que nos hace pensar que somos los dueños de nuestra propia vida. En su lugar, vamos a alimentar una espiritualidad iluminada en la presencia de la naturaleza absoluta del amor verdadero de Dios.

Sigamos la tradición de los Padres del Cielo y la Tierra

Dios es nuestro Padre Verdadero. Es el momento de descubrir al Dios vivo, cuyo corazón de invertir mayor amor verdadero es incambiable, absoluto y eterno. Necesitamos conocer el corazón de Dios, que nos creó como Sus compañeros objeto, heredando completamente Su amor verdadero absoluto, único, incambiable y eterno, vida verdadera y linaje verdadero.

De esta manera, vamos a establecer a Dios como el Padre Verdadero, Maestro Verdadero y Dueño Verdadero absoluto, y a los Padres Verdaderos como el eje de los valores absolutos para nuestro ser individual, familia, nación, mundo y cosmos. Esta será la base para nuestra vida como individuos, familias, naciones y mundo. Vamos a tener el deseo incambiable de seguir eternamente el camino de la tradición establecida por los Padres del Cielo y de la Tierra, el camino de la vida en el amor verdadero, que es por el bien de los demás.

Si hacemos eso, podemos resolver todos los problemas, ya sea de la familia, la sociedad, la raza o la religión. Llegaremos a una era en la que Dios y los hombres vivirán juntos en el mundo ideal original, el mundo del corazón. Llegaremos a una era en la que nos daremos cuenta de que vivir por el bien de los demás tiene mayor valor eterno que vivir por nosotros mismos. La era ciega de la vida egocéntrica pasará, al construir un mundo centrado en el otro de interdependencia, prosperidad mutua y valores universalmente compartidos.

Para ello, vamos a alcanzar el conocimiento exacto acerca de Dios y el mundo espiritual, vamos a llevar a la humanidad en el camino correcto al testificar ante el mundo sobre el amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero de Dios, y vamos a construir una familia universal del Cielo y de la Tierra en la patria y el pueblo natal de Dios sobre la Tierra. Vamos a establecer por completo el Reino de los Cielos en la Tierra y en el Cielo a través del amor absoluto, amor único, amor incambiable y amor eterno y de vivir por el bien de los demás y ofrecer el Reinado Celestial a Dios.

Que Dios bendiga a su familia y su país.

Gracias.

118520760_738516886941302_5719884817632203067_n

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .