El Nuevo Futuro de la Humanidad

80986a8bf6d25a1ce40a01867fdd26ba

El Nuevo Futuro de la Humanidad

14 de abril de 1975

Estadio Cubierto Jangchoong, Seúl, Corea

Discurso dado durante la Gira del Día de la Paz en 9 ciudades de Corea

Damas y caballeros, me gustaría expresar mi más profunda gratitud por haberse reunido aquí el día de hoy. Esta tarde hablaré acerca de “El Nuevo Futuro de la Humanidad”. Ansío que reflexionen junto conmigo acerca de este asunto.

Todos vivimos en un mundo lleno de caos. Hemos pasado por una era de cultura teocéntrica, la cultura cristiana de la Edad Media, que comenzó a declinar en un cierto punto, y ahora vivimos en la era del humanismo. Nuestra era es también la era del materialismo, una palabra apropiada para las actitudes y las visiones mundiales seculares de la actualidad. Después de pasar por tales estados de confusión, nadie ha sido capaz de obtener respuestas claras, y así la humanidad de hoy está iniciando la era post ideológica, donde todo está fuera de control.

Nuestro Valor como Objetos del Dios Absoluto

Los problemas que encaramos a diario no surgen de una escasez de recursos, ya sea humana o material, sino que surgen porque aún tiene que aparecer una visión clara de Dios. Si no establecemos una visión de la vida o una interpretación espiritual de la historia basadas en una visión definitiva de Dios, creo que no podrá surgir un nuevo futuro para la humanidad. En mi opinión, cuando comprendamos claramente a Dios, podemos resolver los problemas que se originaron a partir de la ambigüedad en nuestra visión de Dios, que comenzó en la era medieval, así como las tendencias del materialismo y el humanismo en la era actual.

Por lo tanto, la cuestión de si hay un Dios o no plantea un problema profundo. Tengo que pensar en cómo puedo crear una impresión permanente en ustedes esta tarde.

Los seres humanos han ansiado enérgicamente a través del tiempo el amor, los ideales, la felicidad y la paz verdadera, eterna e incambiable. Los seres humanos, que son propensos a cambiar sus actitudes y valores, no pueden alcanzar estos ideales. La situación mundial actual ilustra esto claramente. Si hay un Dios absoluto, eterno, único e incambiable, debemos conocer el origen del amor verdadero, los ideales verdaderos, la paz verdadera y la felicidad verdadera que proviene de un nuevo punto de vista acerca de este Dios. Podremos dirigirnos a un mundo de paz y felicidad solo cuando hayamos aclarado nuestra visión de Dios, de la vida y del mundo material desde la perspectiva de Dios.

¿Cuál es el problema aquí? Que aunque Dios sea absoluto, le es imposible alcanzar el amor, los ideales, la felicidad o la paz por Sí mismo. El amor, los ideales, la paz y la felicidad son palabras que no se realizan por sí solas, sino que se necesita a un compañero objeto. Por lo tanto, incluso en el caso del Dios absoluto, si Él no tiene un compañero objeto, entonces no puede alcanzar el amor absoluto, los ideales absolutos, la felicidad absoluta o la paz absoluta que tanto desea.

Basados en este punto de vista, ¿cuál es el ser que puede aparecer ante este Dios absoluto como Su compañero objeto? Solo podemos pensar en los seres humanos. Hasta ahora no sabíamos que los seres humanos poseían el valor del compañero objeto que puede recibir los ideales de Dios, del compañero objeto que puede realizar el amor verdadero de Dios y del compañero objeto que puede completar la felicidad y la paz de Dios.

Dios es el compañero sujeto y los seres humanos son los compañeros objeto. Tenemos que entender que somos seres con un valor infinito, ya que somos los compañeros objetos ante el Dios que puede ser el Rey del amor verdadero, los ideales verdaderos y la paz verdadera.

Dios Desea que Nosotros Seamos Mejores que Él

Quiero preguntarles algo; cuando eran más jóvenes y tuvieron que elegir a su cónyuge, por ejemplo, a los hombres que estaban por elegir a su esposa, ¿ustedes querían a alguien que fuera inferior o mejor que ustedes? Cuando reciben esta pregunta, cualquiera responde que querría a alguien que fuera mejor que ustedes.

Además, si en una pareja está a punto de nacer su amado hijo, ¿habría algún padre que desearía que ese hijo fuera inferior a él? No podrían existir padres así. Es el deseo de la naturaleza humana original de toda persona que su cónyuge o sus hijos sean mejores que ellos. Debido a que los seres humanos sienten esto, ¿a quién se asemejan? No podemos negar que los seres humanos son, en todos los aspectos, seres resultantes y no seres causales. Si los seres humanos desean que su cónyuge o que sus hijos sean mejores que ellos, ¿a quién se asemejan en este deseo? La conclusión evidente es que tenemos semejante deseo porque nos asemejamos a Dios, que es el Ser causal.

Ahora hay mucha gente que piensa que no vale nada, muchas personas que se consideran menos que animales y que dicen no tener valor para nada. Lo único que deseo que recuerden hoy es que Dios ansía que sean mejores que Él. Si piensan en esto una vez que vuelvan a sus casas, estoy seguro que considerarán esto como un descubrimiento importante. Creo que cuando podamos recuperar nuestro valor original como seres humanos dignos, se desplegará el camino que lleve a un mundo de amor, ideales, felicidad y paz verdaderos. Por el contrario, la mayoría de los teólogos han creído hasta ahora que el Creador y la creación no pueden estar en el mismo nivel.

Decimos que Dios es amor, y sabemos que Él es un Dios ideal. Sin embargo, ¿podría alcanzar algo por Sí mismo solo por ser ideal? ¿Acaso ustedes pueden ser felices por su cuenta? ¿Pueden alcanzar la paz y la libertad solo por ustedes mismos? En este aspecto, estamos en el estado en que estamos porque perdimos nuestro valor original. Si poseyéramos completamente nuestro valor original, sin lugar a dudas podríamos habernos convertido en seres humanos que Dios pueda elevar. Debido a que aún tenemos esta naturaleza original latente en nosotros, con la cual podemos restaurar nuestro valor original, deseamos convertirnos en el mejor compañero objeto o sujeto.

Incluso entre los seres humanos caídos, ¿hay alguien que desee que el compañero objeto de su amor exista por uno o diez años y que luego desaparezca o cambie? Su amor y el amor de su compañero objeto están destinados a ser eternos e incambiables. Deseamos un amor incambiable y absoluto desde un nivel absoluto y único más elevado. Si los seres humanos, que han perdido su valor original debido a la Caída, piden ese tipo de amor, ¿podría Dios, el Ser absoluto, eterno, incambiable y único, querer que el compañero objeto de Su amor exista solo por un rato y que luego desaparezca? ¡Por supuesto que no! Porque Dios es eterno, nuestra conclusión más obvia y lógica es que Él desea que nosotros, quienes somos los compañeros objeto de Su amor, también seamos eternos.

Por favor, quiero que entiendan claramente esta conclusión fundamental: nuestra vida tiene que ser eterna. Solo así se puede hacer realidad esta declaración: “La humanidad es la existencia más preciosa de toda la creación”. Nuestra vida necesita ser eterna, incambiable y absoluta. ¿Por qué los seres humanos necesitan ser seres únicos? Deben entender que, debido a que Dios es el compañero sujeto, los seres humanos, que son los compañeros objeto de Su amor, Sus ideales y Su felicidad, también tienen que ser como Él.

Ahora entienden que solamente cuando haya una relación entre un compañero sujeto y un compañero objeto se puede hacer posible la realización del ideal de Dios, del mundo del amor y la felicidad y del mundo de paz y libertad verdadero. Ahora entienden claramente el concepto de compañero sujeto y objeto.

La Creación del Cielo y la Tierra y la Causa de la Caída Humana

Hasta ahora no hemos pensado en la importancia del origen ideal de la creación. ¿Qué significa la palabra “creación”? Significa invertir todo. Para realizar una idea, tienen que invertir una energía que corresponda a esa idea. La existencia comienza a partir del acto de invertir.

Cuando Dios pensó en cómo diseñar la relación entre el compañero sujeto y objeto, tuvo dos opciones. Una era hacer que el compañero objeto viva por el bien del compañero sujeto Dios, y la otra era que Dios creara a Su compañero objeto, los seres humanos, y viviera por su bien. Este era el punto en el que Dios necesitaba establecer el fundamento para el ideal original de la creación.

Si Dios, que es el compañero sujeto, dijera un día que todos los seres, que son Sus compañeros objetos, deben obedecerlo absolutamente y vivir solo por el bien del compañero sujeto, ¿qué pasaría? En el caso de que la relación entre un hombre y una mujer, siendo el hombre el compañero sujeto y la mujer el compañero objeto, y Dios siendo el compañero sujeto masculino, entonces el hombre le diría a la mujer: “Vive por el bien de tu compañero sujeto”. ¿Qué sucedería? Fallarían en unirse.

Sin embargo, si Dios, que es el Rey de la sabiduría, dijera: “Vivan por el bien de su compañero objeto”, todas las parejas podrían hacerse una. Por esta razón, debemos comprender que el origen ideal de la creación del universo no se puede establecer al decirle a los demás que vivan por su bien, sino que se establece al decirle a los demás que vivan por el bien de sus compañeros objeto.

Entonces, ¿qué es la Caída? Los seres humanos están destinados a existir para Dios, y Dios está destinado a existir para los seres humanos. Dios estableció este principio por el cual todos existen por el bien de los demás. Sin embargo, la Caída surgió cuando los seres humanos se opusieron a este principio y comenzaron a centrarse en ellos mismos. En otras palabras, ellos intentaron crear una posición para sí mismos en donde todo viviera por su bien, centrados en ellos mismos. A partir de aquí apareció el origen de la Caída. En pocas palabras, la aplicación del principio del camino celestial comenzó a desmoronarse.

El Principio de Existir por el Bien de los Demás

A pesar de esto, si los seres humanos se hubieran asemejado a Dios, si Dios hubiese podido educarlos, y ellos hubiesen existido por el bien de Dios, habría sido posible la realización del mundo ideal. Desafortunadamente, los seres humanos fallaron en realizar esto y, en cambio, se centraron en ellos mismos y se enfocaron en su identidad apartada de Dios, lo que ocasionó la Caída. La Biblia describe esto claramente.

Por lo tanto, si tuviéramos que sacar una conclusión formal, sería el principio de que todos los seres ideales creados existen por el bien de los demás. El modelo son padres verdaderos, padres que nacieron por sus hijos, que viven por sus hijos y que mueren por sus hijos. Tales padres son padres de amor verdadero, ideales verdaderos y felicidad verdadera. Ellos son los padres de la felicidad verdadera y el sujeto de la paz verdadera para sus hijos. ¿Cómo serían los hijos verdaderos filiales? Ellos nacerían por sus padres y no por sí mismos, vivirían por sus padres y no por ellos mismos y darían sus vidas por sus padres.

Entonces, ¿cuál es el propósito detrás de la existencia de un hombre? No es estar centrado en sí mismo. Él llegó a existir por una mujer. Cuando una mujer se viste con buenas ropas y se maquilla, ¿por quién lo está haciendo? ¿Hay alguna mujer que lo haga por ella misma? Ella lo hace por un hombre. El propósito del nacimiento de una mujer es un hombre. Ellos existen por el otro, así que siempre surgen problemas cuando uno piensa que nació para sí mismo.

Entonces, ¿cómo es un esposo ideal? ¿Un esposo ideal le diría a su mujer que debe vivir siempre por su bien? No. ¿Dónde pueden encontrar a un esposo y una esposa verdaderos? En el caso del hombre, solo cuando él considere que nació por su esposa, cuando viva por su esposa y esté listo para morir por ella, su esposa dirá: “¡Ah! Él es mi esposo ideal y el compañero sujeto eterno e incambiable de mi amor”. Por lo tanto, solo una mujer con tal esposo puede declarar que es una esposa feliz. Y podemos decir verdaderamente que únicamente una familia así puede ser una familia de paz.

Por otro lado, todos sabemos muy bien que si un esposo le dice a su esposa que debe vivir por su bien, ella será infeliz. Basados en este punto de vista, tenemos que alabar a Dios como el Rey de la sabiduría por establecer este principio de existir por el bien de los demás como el origen de la creación del universo.

Hemos llegado a esta conclusión. En este punto podemos establecer la fórmula en la que uno solo existe por el bien de los demás para que pueda comenzar el amor verdadero, los ideales verdaderos, la felicidad verdadera y la paz verdadera. Si Dios ha establecido tal fórmula en la creación del universo, a través de esta fórmula puede hacerse posible el amor, los ideales, la felicidad y la paz deseadas por Dios. De otro modo, tenemos que concluir que, obviamente, no podrán realizarse.

Los Patriotas, los Grandes Hombres y Mujeres y los Santos Viven por la Causa Mayor

Si se preguntan cómo es un patriota verdadero, si aplican esta fórmula, la respuesta sería que solo puede ser un patriota alguien que nace por la nación, vive por la nación, hace todo por la nación y su pueblo y muere por la nación. Sabemos muy bien que los coreanos consideran patriota a alguien como el General Lee Soon-Shinun. Si fueran a clasificar a tales personas, aquellos que viven más por el bien de los demás están en un rango más elevado. Por lo tanto, una persona incluso en una situación desdichada que mantiene su integridad y se preocupa más por el bien de otro sería un patriota de un nivel más elevado que otros. Esta conclusión es lógica si nos basamos en esta fórmula.

En el curso de la historia hasta ahora han transitado grandes hombres, mujeres y santos. Si se preguntan quién es el más grande y honorable de todos, podemos encontrar la respuesta al aplicar esta fórmula. Esa persona sería alguien que hubiera nacido por la humanidad, que viviera y muriera por la humanidad mientras rogaba para que recibieran bendiciones en vez de culparlos. Esa persona sería realmente el más grande santo de la historia.

Sé que muchos entre ustedes no son cristianos y que creen en otras religiones. Dediquemos un momento a averiguar quién fue Jesucristo. Él no vino a esta Tierra por sí mismo, sino que vino por la humanidad y por Dios. Además, él no vivió por su propio bien, sino que vivió por el bien de Dios y la humanidad. Si hubiera una persona que hubiera cumplido el estándar del principio de vivir por el bien de los demás al cien por ciento, en las buenas y en las malas, de acuerdo con las leyes celestiales de Dios, esa persona no sería otra que Jesucristo. Por esta razón, Dios no tiene otra opción que proteger a Jesús y desarrollar el cristianismo, por lo que este necesita convertirse en una religión global, tanto espiritual como físicamente.

La Biblia Enfatiza Vivir por el Bien de los Demás

Cuando analizamos las palabras de Jesús, todo se hace muy simple. Tenemos que saber que cuando él dijo: “¡No vine a ser servido sino a servir!” estaba revelando el gran principio del camino celestial. En otras palabras, él vino a vivir por el bien de los demás, no para ver a otros vivir por su bien. Debido a que la vida de Jesús está anclada al origen ideal de todas las formas de existencia creadas por Dios, debemos darnos cuenta que Jesús predicó este origen y siguió un curso de vida que estaba completamente de acuerdo con este origen.

Independientemente de cuán voluminosa sea la Biblia, de sesenta y seis libros tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, la misma está resumida por la frase: “Vivan por el bien de los demás”. Hasta ahora no entendíamos el razonamiento paradójico detrás de las palabras: “Aquellos que deseen ascender, descenderán, y aquellos que deseen descender, ascenderán”. Esto es ciertamente la verdad a la luz del origen de la creación centrada en el principio.

Soy consciente que hay muchas personas que no saben mucho acerca del mundo espiritual. Gracias a la bendición especial de Dios, he tenido oportunidades de experimentar a fondo el mundo espiritual. ¿Cómo es la estructura de ese mundo? ¿Quiénes pueden ir al Reino de los Cielos? ¿Quién puede estar cerca del trono de Dios? Aquellos que han vivido solo por su propio bien no pueden ir allí. Debido a que el mismo Dios, que es tanto el Origen ideal como el Ser central de la creación, existe por el universo, y ya que Él existe como el Ser central del Principio, la estructura del Reino de los Cielos es simple. Nuestra conclusión obvia es que es un lugar donde solo pueden entrar los que viven por el bien de los demás.

El lugar donde mora Dios, el Señor del universo, es nuestra Tierra natal original, el mundo original. ¿Cómo pueden entrenarse para estar de acuerdo con la ley de la Tierra natal original? A través de la religión. Entonces, ¿cuál sería la misión de la religión? La Voluntad de Dios para los creyentes no es vivir solo por el bien de su denominación religiosa, como hacen los sectarios. Incluso si eso significa trascender, una religión tiene que ser capaz de vivir por el bien de Dios y la humanidad. En vez de vivir y luchar por el bien de su propia iglesia, una religión debe luchar en contra de Satanás y dirigir su curso por el bien de la humanidad.

¿Qué Hace a una Verdadera Religión?

Por esta razón, la religión de hoy es un campo de entrenamiento donde ustedes practican para adaptarse a la ley de la Tierra natal original, para poder equiparse y volver ahí. Por este motivo, desde los comienzos de la historia, las religiones que siguieron la Voluntad de Dios practicaron la abnegación. Hasta ahora, no comprendíamos por qué nos decían: “¡Tienen que sacrificarse y servir a los demás!”. No entendíamos por qué teníamos que sacrificarnos y servir a los demás. Esto se debe a que el mundo original es la Tierra natal original donde uno vive por el bien de los demás. Por lo tanto, para ir a ese mundo, tienen que entrenarse y prepararse. Respecto a esto, cuanto más nivel tenga una religión, más enfatizará la necesidad de sacrificarse y servir a los demás. Tenemos que reconocer que esto da fe de que Dios ha continuado llevando a cabo Su Providencia a través del curso de la historia.

Entonces, ¿qué hace a una religión verdadera? La respuesta es simple: una religión verdadera es la que sigue la Voluntad de Dios. ¿Cuál es la Voluntad de Dios? Salvar al universo y al mundo. Los cristianos deben saber esto. La Voluntad de Dios es salvar al mundo. Este mundo necesita ser salvado, incluso si eso significa sacrificar al cristianismo. Esta es la Voluntad de Dios. La misión original del cristianismo es cumplir con la Voluntad de Dios; y, para alcanzar esto, necesita cumplir la responsabilidad de entregarse ante la humanidad. De otro modo, será juzgado y no se le permitirá ir por el camino que está destinado. He analizado esto y descubrí que es cierto.

¿Dónde podemos encontrar la verdadera religión? Es una religión que puede invertir su propio país, denominación o iglesia para la humanidad. Tal religión no puede perecer. ¿Qué debemos determinar? Ustedes deben saber que podemos diferenciar qué es verdadero y qué es falso desde el punto de vista basado en el principio de aquel que puede vivir por el bien de la nación y la humanidad.

La Razón para el Principio de Vivir por el Bien de los Demás

¿Por qué Dios no tuvo otra elección que establecer el principio de existir por el bien de los demás? Tengo que elaborar esta respuesta. Digamos que le deben un favor a alguien que realmente se esforzó por ustedes. En ese caso, si ustedes le deben a esa persona un cien por ciento, ¿querrían devolverle solo el cincuenta por ciento o desearían darle más que un cien por ciento? ¿Qué querría hacer su naturaleza original en ese caso? Sin lugar a dudas, su mente original desearía devolverle más que el cien por ciento. Debido a que tenemos una mente original y podemos seguirla, es posible para nosotros ser salvos.

Tienen que saber la razón por la que Dios, el Rey de la sabiduría, no tuvo otra elección más que establecer este principio de vivir por el bien de los demás. Cuando viven por el bien de los demás, viven por toda la eternidad y también prosperan, y luego pueden desarrollarse y crecer. Cuando deben un favor, ustedes lo devuelven, y es absolutamente imposible devolver exactamente lo que deben. Su mente original desea devolver aún más, y esto los impulsa a dedicar verdaderamente sus vidas para hacerlo. Tienen que saber que esto es así porque tienen semejante corazón con el que pueden ir al Reino de los Cielos.

¿Cuál es la segunda razón por la que Dios no tuvo más elección que establecer el principio de existir por el bien de los demás? Por ejemplo, digamos que hay ocho miembros en su familia. Si entre esos ocho, el hijo más joven vive más por el bien de la familia que los demás, más que el padre o la madre, o los hermanos y las hermanas, ¿a qué posición avanzaría este miembro tan joven? Con el tiempo, todos pensarán cada vez mejor de este joven, y este hijo o hija terminará surgiendo como la figura central.

Toda la lógica enseñada por las religiones de hoy día parece paradójica, pero si siguen este principio, verán que mientras más vivan por el bien de los demás, se convertirán en la figura central en un nivel cada vez más elevado. ¿Cómo pueden convertirse en la figura central? Debido a que Dios existe por el bien de todo el universo, una persona que existe por el bien de los demás se asemeja a Dios. Por lo que es válido decir que Él instaurará a aquel que se asemeje a Él como la figura central en Su lugar. Cuando se convierten en un compañero objeto que vive realmente por el bien de un compañero sujeto, que a cambio vive realmente por el bien del compañero objeto, naturalmente se convierten en una figura central.

Un problema importante en la política y en la filosofía de hoy es la cuestión de la relación entre los gobernantes y los gobernados. Hasta ahora, la solución a este problema presentaba un dilema, pero podemos resolverlo fácilmente. Los seres humanos en el mundo contemporáneo piensan que es una desgracia estar en la posición de vivir más por el bien de los demás, o de ser dominados o gobernados por una figura central. Muchos suelen decir: “¡Preferiría morir que estar bajo el dominio de alguien!”. Ellos no saben lo que dicen. Fracasamos en considerar cuánta alegría hay en estar en una posición bajo la completa autoridad de una persona que realmente existe por nuestro bien.

Debido a que Dios existe como la figura central del universo, cuando vayan al mundo espiritual, cuanto más estén bajo Su dominio, por miles de años, más podrán conocer qué es la felicidad, porque ella se hace cada vez más grande. Hasta el día de hoy fuimos inconscientes de esto y de que, si hay una persona que realmente puede dominarnos por nuestro bien, podemos conseguir la paz verdadera. Debemos entender que todo el que exista por el bien de los demás se convierte en la figura central, y al convertirse en la figura central pueden construir un entorno completamente unificado.

¿Cuál es la tercera razón por la que Dios estableció el principio de vivir por el bien de los demás? Hasta ahora, cuando pensaban en el “amor”, era fácil para ustedes pensar en el mismo como “mi amor”. Cuando hablan del “amor”, piensan en él como su propio amor. ¿De dónde viene el amor? El amor no viene de mí, ni tampoco de los ideales. Tienen que saber que el amor y los ideales, que son más preciosos que la vida y más valiosos que cualquier otra cosa, no pueden venir de mí, sino del compañero objeto. Esto es cierto incluso para Dios.

No sabíamos que el compañero objeto era tan precioso. ¿De dónde viene el amor y los ideales que son más preciosos que la vida? Estos vienen de mi compañero objeto y no de mí. Debemos saber que esta es otra razón por la que Dios estableció el principio de vivir por el bien de los demás. Debemos inclinar nuestras cabezas con humildad.

La Estrategia del Cielo de Unir a la Iglesia

Este Señor Moon no sé qué, que lleva el nombre de Señor del Segundo Advenimiento, ha sufrido severamente como líder. Entonces, ¿qué clase de iglesia es la Iglesia de Unificación? Es simple. El nombre de Iglesia de Unificación sugiere que ustedes están intentando unir a la iglesia. ¿Pueden unir a la iglesia? Desde su división, la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa Griega pasaron por una historia de novecientos cincuenta años, y hasta ahora, han sido incapaces de reunificarse. Los protestantes se dividieron en más de cuatrocientas denominaciones, y estas iglesias han luchado entre sí por cientos de años. ¡Piensen en la idea de unirlas! Ustedes podrán pensar que el Señor Moon de la Iglesia de Unificación se ha vuelto un poco loco, pero mi conclusión es bastante simple. ¿De qué forma puede ser posible? Puede ser posible a través del principio de existir por el bien de los demás.

Basados en este razonamiento, incluso aunque fui blanco de todo tipos de ataques y fui calumniado por las otras iglesias durante los últimos treinta años, me quedé callado. No hice todo esto por ser tonto. Transité mi camino silenciosamente, sin decir ni una sola palabra, porque sabía que la ley celestial sigue un principio brutal y severo. Tengo que transitar mi camino como Dios y Jesús lo harían.

Fui consciente de que la estrategia del Cielo es ser golpeado primero y luego hacer una demanda. Por ejemplo, si Satanás asesina a un virtuoso cristiano de gran nivel, Dios puede pedir una compensación que contenga cien veces más valor. Aunque todas las iglesias se unan para oponerse a la Iglesia de Unificación, si la Iglesia de Unificación está libre de culpas, ellos tendrán que compensar a Dios por lo que han hecho. Esto es lógico.

Debemos entender que Dios está ansiando que aparezca la persona, la organización, el pueblo y la nación que pueda ir más allá del individuo, la familia, la tribu, el pueblo, la nación, el mundo y, además, el universo; y que viva absolutamente por el bien de Dios. Frente a la Voluntad de Dios, que está buscando por todos lados, la Iglesia de Unificación de hoy está tratando y luchando por avanzar a tal posición. Ansío que nos recuerden como tal organización.

Podemos concluir que, a través de este principio y fórmula, paso a paso será posible realizar nuestros ideales. El esposo necesita vivir por su esposa, la esposa por su esposo, y los padres necesitan vivir por sus hijos. Además, la familia vive por la tribu y los familiares, y asimismo, la tribu vive por el pueblo. La nación, en vez de enfocarse en sí misma y de intentar gobernar a otras naciones, tiene que decir que vivirá por el bien del mundo, incluso si eso significa sacrificarse. Tienen que saber que Dios está buscando tal nación.

El Principio que hace Posible la Realización del Ideal

No existe una ley especial reservada para proteger una dictadura o un imperio dictatorial. Deben saber que cuando una nación prioriza sus propios intereses e intenta pisotear incontables pueblos y naciones, y cuando dice que los demás deben vivir por su propio bien, esa nación es una dictadura y, por lo tanto, enemiga de Dios.

Como sabrán, el comunismo de hoy en día alcanzó un giro decisivo en 1957, cuando la relación entre la Unión Soviética y la China comunista comenzó a debilitarse. El comunismo en ambos países comenzó a declinar porque la Unión Soviética impuso lo que denominaba un mundo comunista, aunque solo estaba pensado para el bienestar del pueblo eslavo. Debido a que los líderes soviéticos sueñan con un comunismo basado en la Unión Soviética que funcione como la eterna súper potencia, este comunismo se vendrá abajo. Sin embargo, si el comunismo de la Unión Soviética hubiese sido una ideología que se sacrificaba por el mundo comunista, entonces la China comunista y la Unión Soviética no se habrían dividido. A la Unión Soviética le fue imposible establecer una ideología con un estándar que trascendiera el nacionalismo, por lo que comenzó a declinar.

Desde un punto de vista basado en la Voluntad de Dios, ¿cómo pueden avanzar los Estados Unidos como una nación democrática líder? Si los Estados Unidos son la súper potencia de la democracia, entonces tienen que sacrificarse para liderar la democracia y vivir por el bien del mundo; pero en cambio, permanecen en una posición que existe meramente por su propio bien, incluso cuando eso significa abandonar al mundo. Y sabemos que esta es la razón por la que los Estados Unidos están padeciendo una situación miserable hoy en día.

Desde este punto de vista, ¿dónde está la visión mundial y el ideal que pueden guiar al mundo en el futuro? Si hubiese una nación y un pueblo que pudiera trascender, que salve al mundo incluso aunque tenga que sacrificarse en el proceso y permanecer en una situación miserable, seguramente llegará el tiempo en que el mundo necesitará a esa nación, en algún momento antes del vigésimo quinto siglo y el siglo treinta. Cuando llegue ese tiempo, esta será la nación que guíe al mundo.

Hoy en día, Corea tampoco puede enfocarse en sí misma. Creo que el camino directo que el pueblo coreano de hoy, que vive en la miseria, debe encontrar y seguir es el que establecerá a Corea viviendo por el bien de Asia, del mundo y, por consiguiente, de Dios.

En este aspecto, la Iglesia de Unificación está luchando directamente con el comunismo y está lista para sacrificarse cuando sea necesario. Estamos trabajando arduamente para prevenir la caída del mundo democrático, y estamos preparados para hacer sacrificios extremos si son necesarios. Cuando una organización se para sobre esta ideología solemne y se sacrifica cuando no tiene otra opción, Dios seguramente estará con ella.

¿Quién hubiera pensado que Jesús, que murió con treinta y tres años, que fue acusado de ser un traidor de su pueblo en las costas de Galilea, poseía los bloques de construcción de una visión nacional con la que se podía construir el mundo democrático que pudiese liderar el mundo entero? La vida de Jesús siguió la misma lógica. Por esta razón, la Iglesia de Unificación continúa guiando su camino en silencio.

Le enseñé a los miembros de la fuerza especial internacional que han venido aquí desde veinticinco naciones de todo el mundo: “¡Ustedes tienen que amar al mundo más que a sus propias naciones!”. Dios ha trazado este camino, y tiene que seguirlo una religión verdadera. Así que hoy han venido a la Tierra de Corea para crear un movimiento que ame al pueblo coreano más que al suyo. Ansío que recuerden esto.

Dirijámonos Hacia el Mundo Ideal

Dios ansía una nación que pueda tomar responsabilidad por el mundo. Tienen que saber que Él está deseando una iglesia que pueda sacrificarse por el bien del mundo. Si pudiesen preguntarle: “Padre Celestial, ¿usted desea ser el Dios del cristianismo o el Dios de la Iglesia de Unificación?”, Él dirá que no querrá ser ni el Dios del cristianismo ni el de la Iglesia de Unificación, sino que desea ser el Dios del mundo.

Un grupo ejemplar es el que transita un camino por el bien de los demás en un nivel más elevado, por lo que puede durar eternamente y prosperar, ser el centro de su entorno y obtener así la autoridad de forma automática. Deben saber que, desde ese lugar, uno puede poseer el amor y el ideal eterno que viene del Cielo. Esta es la fórmula en la que el esposo vive por su esposa, la esposa vive por su esposo, los padres viven por sus hijos y la familia vive por la tribu.

De esta forma encontramos la fórmula única que abarca la visión de la vida para el individuo, la nación, el universo e incluso para Dios. Este es el ideal de la familia que vive por la tribu, de la tribu que vive por el pueblo, del pueblo que vive por la nación, de la nación que vive por el mundo, del mundo que vive por Dios y de Dios que vive por nosotros. Solo cuando sean capaces de decir: “El gran Dios y Su amor existen por mí”, se puede hacer realidad la paz, la felicidad, los ideales y el amor verdadero. Para establecer esta conclusión de otra forma: lo que me pertenece le pertenece a mi esposa, lo que le pertenece a los padres le pertenece a la familia, lo que le pertenece a la familia le pertenece a la tribu, lo que le pertenece a la tribu le pertenece al pueblo, lo que le pertenece al pueblo le pertenece a la nación, lo que le pertenece a la nación le pertenece al mundo, lo que le pertenece al mundo le pertenece a Dios, y lo que le pertenece a Dios me pertenece a mí.

El mundo donde es posible tal cosa, donde todas las entidades viven por el bien de los demás, ya sea como individuos, familias, sociedades, naciones o como mundo, y donde todos viven por el bien de los demás sin importar a dónde vayan, es el ideal más maravilloso que podemos añorar. Este mundo ideal tiene el amor verdadero, la paz verdadera, la felicidad verdadera y la libertad verdadera que todos deseamos.

Y cuando tal mundo se hace realidad, habiendo alcanzado la unidad centrados en Dios, eso tiene que ser el Reino de los Cielos en la Tierra. Tienen que entender que la humanidad caída está dirigiéndose hacia este mundo de nueva esperanza que llevará a cabo el nuevo futuro de la humanidad. Concluiré mi discurso pidiéndoles que recuerden esto durante un largo tiempo.

Muchas gracias.

117695472_10164173003135416_3339169993787152347_n

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .