La Estrategia de Dios para la Victoria

45d99e77ab006695e17775b0760869d7

La Estrategia de Dios para la Victoria

21 de mayo de 1992

Hotel Omni Shoreham, Washington, D.C., EE.UU.

Décimo Aniversario del The Washington Times

Distinguidos invitados galardonados con el premio de la Libertad, damas y caballeros:

Como fundador del The Washington Times, me gustaría extender mis felicitaciones a los galardonados con el Premio de la Libertad.

Ustedes se merecen un reconocimiento por defender la libertad. Esta noche, mirando atrás, recuerdo el día en 1981 cuando decidí crear este diario.

Un rol decisivo en la caída del comunismo

Les pido que hagan memoria conmigo sobre aquella situación. Cuando el Washington Star se derrumbó, Washington, DC, la capital de los Estados Unidos y la inspiración del mundo para la libertad y la democracia, se quedó solo con un periódico liberal, El Washington Post. Esa situación era totalmente inaceptable.

En ese momento, era impensable poner en marcha un nuevo periódico conservador para desafiar al Post. Les aseguro que si yo hubiera buscado la influencia política, propaganda religiosa o la riqueza personal, el Washington Times habría sido de hecho un proyecto equivocado. El caso es que he invertido cerca de mil millones de dólares en este diario durante la última década. Fundé este diario solo porque entendí que era la Voluntad y el plan sagrado de Dios, quien ama a los Estados Unidos y su herencia judeo-cristiana.

Dios quiere que Estados Unidos asuma el rol central en la salvación del mundo a partir del colapso de los valores tradicionales, y que defienda el mundo libre de la amenaza del comunismo. Por eso, yo, que he dedicado toda mi vida al cumplimiento de Su Voluntad, sin dudarlo, creé el Washington Times, para proporcionar a Estados Unidos un liderazgo responsable en el cumplimiento de este rol providencial.

Esta celebración del décimo aniversario conmemora el rol decisivo desempeñado por el Washington Times en la caída del comunismo, y anticipa la esperanza de Estados Unidos y el mundo por un futuro brillante. Al hablar del futuro, permítanme compartir con ustedes mis esperanzas por un mundo de paz y armonía.

Las bases de la paz y la unidad es el amor verdadero

Damas y caballeros, ¿cuál es la cosa más preciosa en el mundo? Es el amor verdadero, con Dios en su centro. Si hay algo que no se puede ganar con dinero o poder, eso es el amor verdadero.

El amor verdadero es único, ya que no puede realizarse fuera de una relación. Una relación requiere dar y recibir entre dos seres, un compañero sujeto y un compañero objeto. El amor entre esposo y esposa, el amor entre padres e hijos y el amor entre hermano y hermana se experimenta en relaciones recíprocas. De la misma manera, para que Dios cumpla el ideal del amor verdadero, Él creó el universo para estar en la posición de compañero objeto.

Entre todas las creaciones de Dios, la humanidad, que consiste de hijos e hijas de Dios, fue creada para ser el principal compañero objeto de amor de Dios. Es solo a través del amor verdadero que podemos experimentar la unidad verdadera entre Dios y los seres humanos, entre hombres y mujeres, y entre todas las criaturas del mundo.

El amor verdadero es el centro definitivo de todos los valores unidos y absolutos. Este amor se origina del acto de sacrificarse por el bien de los demás. Dar de sí mismo a los demás y olvidarse de lo que han dado y después dar de nuevo; esta es la naturaleza del amor verdadero. Por eso, cuando Dios creó un compañero objeto de amor, Él se entregó a Sí mismo por el bien de esa creación. El invirtió todo lo que tenía. Dios invirtió el 100 por ciento y luego invirtió una y otra vez.

En la naturaleza, cuando el aire se mueve, se crea una zona de baja presión. Luego, en un movimiento cíclico, el aire se precipita de nuevo a llenar el área de presión más baja. En la vida humana, cuando damos nuestro amor hasta que ya no tenemos más que dar, el amor ilimitado de Dios entra rápidamente de nuevo en nuestros corazones para llenar el vacío. Esta es la verdad fundamental acerca de la mente.

Por eso, la entrega absoluta por el bien de los demás nos traerá una energía ilimitada. Dios está en la posición de compañero sujeto, dando amor a la humanidad. La naturaleza original de Dios de dar amor una y otra vez genera una dinámica de movimiento perpetuo que caracteriza la existencia eterna de Dios. Es lógico que esto ocurra. Por lo tanto, la vida eterna es la consecuencia natural de vivir según el camino del amor verdadero.

Las cualidades especiales del amor incluyen el derecho a la herencia, el derecho de igualdad de estatus y el derecho de participación. Puede que haya habido ocasiones en las que los hombres que se convirtieron en presidentes de los Estados Unidos tenían esposas que ni siquiera se habían graduado de la escuela secundaria. Sin embargo, cuando el esposo y la esposa están comprometidos en el amor verdadero mutuo, lo que pertenece al marido también le pertenece a la mujer. Y al vivir juntos, día y noche, los dos tienen el derecho a vivir en la Casa Blanca como presidente y primera dama, y ambos pueden participar en los asuntos de Estado.

Puesto que el amor tiene estas tres cualidades importantes, si ustedes pueden pararse en la posición de tener el amor absoluto e incambiable de Dios, pueden estar donde está Dios. Ustedes tendrán el derecho de vivir con Dios todo el tiempo.

Cuando hayan aceptado este amor verdadero de Dios al 100 por ciento en su cuerpo y mente, las raíces del amor de Dios comenzarán a crecer en su corazón. Entonces, ustedes podrán sentir todo lo que Él siente, y su cuerpo automáticamente resonará con ello.

Por lo tanto, la condición esencial para la unión de mente y cuerpo y para llegar a ser el compañero objeto eterno de Dios es llenarse completamente con el amor verdadero de Dios. Si nosotros, como seres humanos, resonamos con el amor de Dios y entramos en una esfera de unidad, entonces el amor de Dios será nuestro amor, la vida de Dios será nuestra vida, el linaje de Dios será nuestro linaje y la creación de Dios será nuestra creación.

La vida de los seres humanos se parece a la vida de Dios. El núcleo de Su vida es el amor verdadero, que es vivir por el bien del compañero objeto. Por esta razón, Dios nos ha creado según Su principio de vivir por el bien de los demás. Al vivir y sacrificarse por los demás, podemos realizar el ideal del amor.

Con esto en mente, no podemos esperar que la paz mundial resulte de la filosofía contemporánea del individualismo, en la que cada persona vive para sí misma. La intención del mal es destruir la esfera en la cual el individuo vive como compañero objeto de Dios. Cuando eso ocurre, lo que queda es la persona que vive solo para sí misma. Esta es la causa fundamental de la ruptura familiar, el conflicto racial, la disparidad económica y el conflicto entre las religiones.

Vine a los Estados Unidos para despertar a su juventud

Los Estados Unidos fueron fundados en el espíritu del amor judeo-cristiano. Entonces, ¿cómo llegó a desarrollar esta cultura del individualismo? Mientras luchaba contra el comunismo, intenté continuamente despertar la juventud de Estados Unidos, y he repetido mis advertencias a las personas en el mundo libre para que no sean afectadas por este patrón de degeneración. Sin embargo, los Estados Unidos todavía están sufriendo de una variedad de males sociales. Las guerras de la droga, el SIDA y el aumento de la violencia criminal todavía son una plaga en este gran país. Incluso el gran poder militar, económico e intelectual de los Estados Unidos no pudo ni podrá curar estas enfermedades.

Esta es la razón de mi venida a Estados Unidos. Yo soy como un médico que ha sido llamado para tratar una herida. Incluso cuando fui acusado injustamente en Estados Unidos, regresé voluntariamente desde Corea para responder a ese llamado. Hice eso porque creía que la verdad prevalecería. Fui acusado y encarcelado injustamente. Sin embargo, aún quiero salvar a Estados Unidos.

Incluso hice las decisiones que llevaron a la creación del Washington Times mientras estaba sentado en el tribunal durante mi juicio. Por otra parte, di instrucciones para iniciar las revistas Insight y The World & I en la cárcel de Danbury. Estoy orgulloso del hecho de que el Washington Times jugó un papel decisivo para aumentar la conciencia de la amenaza del comunismo en Estados Unidos. Aunque este país me ha rechazado en repetidas ocasiones, he continuado con mis mejores esfuerzos para despertar a Norteamérica para que entienda su responsabilidad providencial.

La revista Insight difundió los resultados de sus encuestas semanalmente para informar al público en general sobre la dirección tomada por los líderes del Congreso. Y The World & I, mediante la publicación de las palabras de académicos de prestigio mundial, ha tratado de ampliar el horizonte ideológico del futuro de la humanidad.

Fue mientras estaba en la cárcel de Danbury que ayudé a fundar la Coalición de la Libertad Norteamericana, debido a mi ansiedad con respecto al declive de los Estados Unidos. A través de una red a nivel nacional, la Coalición de la Libertad Estadounidense está educando al público en general en la construcción de una sociedad mejor. Asimismo, recientemente lancé la organización “Cristianos Internacionales para la Unidad y la Acción Social (ICUSA)” Esta organización está llevando a cabo la misión de despertar y unir el cristianismo a través del amor verdadero de Dios.

Aunque Estados Unidos sigue rechazándome, he persistido en hacer todo lo posible para despertar a esta nación a la comprensión de que carga con una responsabilidad providencial. La estrategia de Dios para salvar a la humanidad es la de absorber el primer golpe y sufrir la pérdida; pero luego, a través del transcurso del tiempo, recuperar incluso más de lo que se perdió.

El mal, por el contrario, siempre golpea primero y reclama la victoria inicial, pero finalmente pierde todo. Como ustedes saben, durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, e incluso en la Guerra Fría, los países que golpearon primero eventualmente perdieron. La vida de Jesús es el ejemplo que mejor ilustra este principio.

Jesús fue perseguido severamente, y murió en circunstancias miserables. Sin embargo, como resultado de ello, miles de millones de personas han estado siguiendo a Jesús y han vuelto a Dios. Si los individuos justos sufren persecución, su compromiso de sufrir por su fe planta una semilla de respeto y admiración en la conciencia de sus opresores. Eventualmente, esa semilla crecerá y transformará los corazones de muchas personas de las futuras generaciones. Esta revolución silenciosa del corazón es el arma secreta del Cielo. Me he sometido a enormes dificultades en mis esfuerzos de ser un pionero creando el camino hacia un mundo de paz verdadera y justa.

Cuando fundé el Washington Times, muy pocas personas comprendieron mi intención, y mucho menos se ofrecieron a ayudar. No obstante, conociendo la estrategia ganadora de Dios, seguí adelante. Veía que este periódico sería un instrumento para salvar a Estados Unidos y el mundo, incluso si eso significaba sacrificar al Movimiento de Unificación y a mí mismo.

El amor entre Dios y la humanidad forma un eje que es una línea recta, vertical. Por otro lado, el amor entre Adán y Eva forma un eje horizontal que se cruza con la vertical. Por lo tanto, para heredar el amor, la vida y el linaje de los dos pares de padres, Dios y Adán y Eva, la humanidad debe servir a Dios como el Padre vertical y a Adán y Eva como a los padres horizontales. Por otra parte, la mente, que es el ser vertical, y el cuerpo, que es el ser horizontal, se unen a través del amor verdadero. En ese punto, la humanidad se convierte en el compañero objeto eterno de Dios. Dios y los seres humanos, al igual que un padre y sus hijos, deben unirse en amor verdadero.

La mente y el cuerpo de cada persona también deben llegar a ser uno a través del amor verdadero, al igual que la mente y el cuerpo de Dios. Sin embargo, debido a la Caída, la humanidad llegó a heredar el amor, la vida y el linaje de Satanás. Por lo tanto, a pesar de que nuestra mente se encuentra del lado de Dios, nuestro cuerpo está bajo el control de Satanás. Por lo tanto, la mente y el cuerpo están luchando sin cesar a causa de sus contradicciones internas.

Ahora es el momento de despertar a los Estados Unidos

Durante nuestra vida debemos cumplir con la tarea de superar esta situación. Sabiendo esto, Dios estableció la religión como el taller donde podemos repararnos. La religión nos enseña maneras con las cuales nuestra mente puede recuperar su control natural sobre nuestro cuerpo. En esto radica la razón por la cual las prácticas ascéticas de los creyentes, como el ayuno, sacrificio y servicio a los demás, siempre son requisitos esenciales entre las diversas formas de penitencia religiosa.

La Biblia dice que Adán y Eva cayeron porque comieron el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Entonces, ¿qué hicieron Adán y Eva después de comer ese fruto? En lugar de cubrir la boca o las manos, se cubrieron las partes bajas de sus cuerpos. Esta acción significa que Adán y Eva formaron su familia centrada en Satanás y no centrada en Dios. La semilla del mal se sembró en ese momento, y se convirtió en el origen del linaje malo que se ha multiplicado generación tras generación.

Los primeros antepasados humanos se apartaron de Dios y cayeron en su adolescencia, antes de alcanzar la perfección en Su amor. Esa es la razón por la que los jóvenes de hoy en varias partes del mundo han seguido violando la moral del amor, teniendo relaciones sexuales ilícitas tal como lo hicieron Adán y Eva. Esa también fue la causa de la destrucción inevitable de civilizaciones obscenas e inmorales de la historia. Desde el punto de vista histórico, Sodoma y Gomorra, y hasta Roma, se arruinaron debido a la inmoralidad. Si Estados Unidos sigue este camino, también será destruido.

Tenemos que despertar a Estados Unidos ahora. En los próximos diez años, nuestra tarea será más difícil que nunca. No podemos relajarnos ahora porque la lucha contra el comunismo haya terminado. Miren a su alrededor y vean lo que sucede en las naciones más avanzadas y civilizadas, como los Estados Unidos, los países europeos y los principales países asiáticos.

¿Quién puede detener la creciente ola de inmoralidad que está barriendo el mundo? Esto se está convirtiendo en un mundo que rinde culto al hedonismo, y solo busca estimular los deseos carnales. La guerra contra las drogas en este país ha sido un fracaso total y absoluto. La distribución de las drogas está aumentando continuamente, inundando el mundo. Este no es el camino que la mente está buscando. Es el camino seguido por el cuerpo. Es también el camino que lleva a la muerte. Alguien tiene que dar un paso adelante y salvar a la humanidad de este entorno caído y guiar a las personas hacia el camino de la salvación.

Damas y caballeros, ¿saben ustedes quién es el Mesías? El Mesías viene como los Padres Verdaderos de la humanidad. Los Padres Verdaderos deben erradicar la falsa raíz procedente de los padres falsos y construir el Reino de los Cielos, donde todo el mundo puede ser libre en el amor verdadero. Los Padres Verdaderos son los que vienen a cumplir  esta importante tarea.

Cuando hayamos encontrado el origen del amor verdadero de Dios, cuando nuestra mente y cuerpo estén unidos como uno solo, y cuando realmente queramos vivir para el bien de los demás, el mundo eterno e incambiable de paz vendrá. Ese será el día de gloria.

Por otra parte, los disturbios que tuvieron lugar en Los Ángeles hace unas semanas nos enfrentan a problemas que no pueden resolverse simplemente con más policías, más leyes, más dinero o más negociaciones políticas. Sin el amor verdadero de Dios en la Tierra, es decir, sin personas que vivan y se sacrifiquen por el bien de los demás, no vamos a poder resolver este tipo de problemas.

La paz mundial a través de la revolución del amor verdadero

Lo que necesitamos es una revolución, es decir, una revolución moral. Yo llamo a esto la revolución del amor verdadero. Y esta revolución se necesita en todas partes. Mi esposa y yo actualmente estamos estableciendo organizaciones para llevar a cabo este trabajo en Corea.

¡Respetados líderes! Como líderes de la comunidad, es importante darse cuenta de que dar y sacrificarse por el bien de los demás es la única manera de establecerse a sí mismo como el verdadero líder de la familia y la sociedad, y de llegar a ser un verdadero líder de su nación. Cuando su familia, sociedad y nación les siguen en la práctica de los grandes principios del amor verdadero, entonces ustedes llegarán a ser campeones en el establecimiento de la paz mundial.

Como ustedes saben, he visitado Corea del Norte en noviembre del año pasado. Ese acontecimiento conmocionó al mundo. Se consideró imposible, debido a mi posición de toda la vida contra el comunismo. Ya en 1985, predije y proclamé la caída del comunismo y la desintegración económica de la Unión Soviética.

En muchos países comunistas me consideraban un enemigo del estado. Mi viaje, por lo tanto, era un riesgo en el que peligraba la vida de mi esposa y la mía. Sin embargo, fui a Corea del Norte por amor a mi país y el deseo ferviente por la reunificación de mi patria. Me reuní con el Presidente Kim Il Sung, y tuvimos un diálogo significativo.

Incluso con las diferencias de opinión, el diálogo es siempre útil. El aislamiento es siempre peligroso. Uno de los resultados de la reunión fue que él me prometió resolver la cuestión nuclear a satisfacción de los Estados Unidos. El momento de la verdad en este asunto está llegando muy pronto. Considerando todo esto, siento que mi visita ha contribuido enormemente a aliviar las tensiones en Asia y el mundo.

En ese país ateo prediqué que Dios y el amor verdadero deben ser la base y el espíritu para la unidad nacional y la paz permanente. El Reverendo Billy Graham es conocido por su gran obra, y él fue el primero en predicar en varios países comunistas. Esta vez, sin embargo, tuve el privilegio de ser el instrumento de Dios y hablar las palabras de Dios en Corea del Norte comunista.

Hoy, el Washington Times y sus revistas empiezan otra década de servicio para Estados Unidos y para Dios. Desafíos aún mayores quedan por delante de nosotros. Para afrontar estos retos, necesito que cada uno de ustedes sea un campeón. En los próximos diez años, vamos a construir unos Estados Unidos moral, un mundo moral y un mundo mejor para nuestros hijos. Ustedes con toda seguridad pueden contar con mi apoyo.

Damas y caballeros, El Washington Times es su periódico tanto como lo es mío. Juntos haremos que este gran periódico sea aún mayor. Que la bendición de Dios esté con ustedes y sus familias.

Muchas gracias.

1

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .