Armonía entre las Ciencias y la Búsqueda de Valores Absolutos

8

Armonía entre las Ciencias y la Búsqueda de Valores Absolutos

27 de noviembre de 1976

Hotel Hilton, Washington, D.C. EE.UU.

Quinta Conferencia Internacional sobre la Unidad de la Ciencia

Honorable presidente, distinguidos eruditos y científicos:

Quisiera darles la bienvenida a todos ustedes en esta ocasión por la quinta Conferencia Internacional sobre la Unidad de la Ciencia. Particularmente quisiera recibir a aquellos que ya han participado de estas conferencias. Durante los últimos años, los participantes de estas conferencias han estado discutiendo el tema de los “valores absolutos”, y este año abordarán el tema específico de “La Búsqueda de los Valores Absolutos”.

El origen de la humanidad y de toda la creación

Para descubrir los valores absolutos tenemos que clarificar el origen de la existencia de los seres humanos y del universo. Aquí surge la cuestión de si el universo se originó de algo existente o de la nada. Como sabrán, la ciencia natural, la ciencia social, la filosofía y la religión no han estado buscando la verdad en el mundo de la no existencia, sino que, en cambio, han intentado encontrar un ser causal en el mundo de la existencia y han buscado descubrir los principios que han llevado a la existencia y el funcionamiento del universo, incluyendo los seres humanos, que provienen del mismo origen. Últimamente han querido descubrir la razón y el valor de cualquier entidad existente al clarificar su contenido o naturaleza y al comprender las relaciones entre las diferentes entidades existentes.

Si pensamos en la unidad mínima necesaria para constituir la materia con una identidad química, podemos denominarla como “átomo” y describirla como algo que existe. Siendo así, sería lógico decir que el átomo definitivamente se originó de algo ya existente, y no de la nada.

La ciencia moderna provee el punto de vista de que el origen del átomo es un cierto tipo de energía que, a su vez, debió haber tenido un origen. Entonces, podemos llegar a la conclusión de que esta energía también proviene de alguna existencia final.

Si pensamos en el vasto universo como una amplificación del infinitésimo átomo y como un resultado que proviene de una última causa, entonces podemos llegar a la conclusión de que un ser humano es un ser resultante y no la existencia causal. Entonces, también tiene que haber una existencia causal para los seres humanos.

Es razonable establecer un sistema de lógica donde todas las cosas se originan de una existencia causal absoluta y se desarrollan en seres más complejos y grandes. Este sistema refutaría los sistemas de los eruditos que insisten que la existencia se generó de la no-existencia. Por esta razón, podemos decir que un cierto Ser Absoluto, que ha existido desde el comienzo, es la causa del universo, lo que resulta en todas las cosas, desde lo más pequeño a lo más grande; conectándolos, haciendo que se interrelacionen orgánicamente e iniciando una variedad de acciones.

Desde este punto de vista, la teoría de la evolución tiene que ser reexaminada. Para que un ser pase a un nivel más alto tiene que ocurrir alguna actividad, y la actividad siempre requiere energía. ¿Se puede crear energía extra en el proceso de esta actividad? No; porque durante esta actividad la energía se tiene que consumir. Por lo tanto, sería absolutamente imposible que se genere más energía, que se podría usar para dar a luz a un ser a un nivel más alto. Si, teóricamente, se consumiera la energía en el proceso de actividad; entonces, ¿por qué han evolucionado las cosas en vez de deteriorarse? ¿Y por qué la tendencia general de la evolución se ha dirigido hacia el desarrollo de las cosas de mayor valor y de mayor dimensión? Esta es la cuestión.

El desarrollo del universo mediante la interacción y la neutralización

La teoría de la evolución parece lógica, pero el proceso del progreso etapa por etapa de todos los seres vivos nunca se puede explicar de forma convincente mediante la teoría de la mutación aleatoria. Si no agregamos energía desde afuera del sistema, se hace imposible este progreso hacia seres de mayor valor y dimensión. La evolución de los animales ha culminado en seres humanos, y podemos decir que los seres humanos son el propósito último de la creación por este Ser causal. Una vez más podemos establecer la lógica de que el primer Ser causal existió desde el comienzo.

Después viene la cuestión de lo que viene primero, ¿la existencia o la energía? Ningún ser mantiene su existencia o actividad sin energía. Hay energía que funciona dentro de un ser individual y hay energía que permite la interacción entre diferentes seres.

La pregunta ahora es cómo se produce esta energía. Es imposible producir energía sin la existencia previa de un par complementario que consiste de un compañero sujeto y un compañero objeto. Esto quiere decir que la relación entre un par de compañeros sujeto y objeto es indispensable para que se produzca energía. Por ejemplo, en el caso de un átomo, tanto el protón, que es el compañero sujeto, como el electrón, que es el compañero objeto, tienen que estar presentes antes de comenzar a interactuar. No puede haber ningún flujo de energía hasta que haya un propósito de unir el par de compañeros sujeto y objeto. Por lo tanto, si nos preguntamos qué viene primero, la energía o el par sujeto-objeto, la respuesta es que, ciertamente, lo primero es el par sujeto-objeto. La energía es el fenómeno resultante del proceso de los dos haciéndose uno.

De acuerdo con la variedad de relaciones entre compañeros sujetos y objetos, la energía generada difiere en grado, intensidad, dirección y objetivo. Esto es así por la variedad de seres en el universo. La razón por la que las acciones particulares de los pares sujeto-objeto tienen direcciones y objetivos es porque el primer Ser causal incluye un par sujeto-objeto fundamental que actúa con una cierta dirección y objetivo.

Piensen en un ser que ha perfeccionado la unidad entre los compañeros sujeto-objeto dentro de sí mismo. Para que ese ser forme una relación con otro ser, este tiene que tomar la posición de sujeto u objeto y unirse con el otro ser. De este modo, los dos seres llegan a producir un ser más grande con una dirección y objetivo de mayor dimensión. Cuando un ser en la posición de compañero sujeto quiere interactuar con un ser en la posición de compañero objeto, ellos tienen que compartir un interés o propósito común. Entonces, al interactuar, ellos pueden producir un ser superior.

El universo proporciona protección contra las enfermedades

La formación de este vasto universo es el propósito común compartido por todos los pares sujeto-objeto. Por eso, el universo se protege y, al mismo tiempo, protege y promueve a aquellos seres que han logrado la unidad entre compañero sujeto y objeto. Además, le causa repulsión aquellos seres que carecen de armonía y repele a aquellos que intentan invadir a los seres que han alcanzado la unidad.

Así es como se hace posible la perpetuidad. Uno puede llamar a la fuerza protectora la “fuerza de correspondencia”, y a la otra la “fuerza de repulsión” o acción y neutralización, respectivamente.

Esto es así tanto para los mundos no humanos como humano. Cuando nuestra mente y cuerpo están unidos, recibimos el poder protector del universo, y luego sentimos felicidad. Sin embargo, cuando nuestra mente y cuerpo no están unidos, la repulsión lleva al sufrimiento.

El sufrimiento experimentado en una enfermedad se produce de forma similar. Cuando los componentes sujetos y objetos de nuestro cuerpo fallan en conseguir unidad y armonía, estos pierden la fuerza protectora del universo y las fuerzas de repulsión causan sufrimiento. La medicina administrada después del diagnóstico de un doctor es una forma de restaurar la relación armoniosa entre los componentes sujetos y objetos. El mismo principio se aplica en el individuo y en la familia.

Por ejemplo, antes del matrimonio, un hombre y una mujer disfrutan estando con amigos de su propio género. Después del matrimonio, como compañeros sujeto y objeto, ellos logran la unidad perfecta y forman una familia, y así reciben el poder protector del universo y son felices. A esta altura, cuando una tercera parte, que puede ser otro hombre o mujer, empieza a interferir en su relación marital, empiezan a actuar algunas fuerzas de repulsión para que no se pierda la perfección de la relación.

El poder de repulsión no es necesariamente dañino a las terceras partes porque funciona para indicar que ellos también pueden actuar de forma constructiva para encontrar compañeros sujeto u objeto, lograr la unidad con sus compañeros y así recibir el poder protector del universo y ser felices. En otras palabras, el poder de repulsión también sirve como estimulante para que las terceras partes alcancen la perfección.

Todos los seres existentes se asemejan a la Primera Causa y se multiplican

Para que una corriente eléctrica fluya y complete su circuito, se necesita una interacción armoniosa entre entidades positivas y negativas, correspondientes a pares de compañeros sujeto positivos y objeto negativos. Sin embargo, si las dos entidades tienen el mismo tipo de carga eléctrica, por decir, un positivo con otro positivo o un negativo con otro negativo, ellos se repelerán entre sí. Cuando todos los seres encuentran a su compañero y forman una relación apropiada, ellos experimentan estabilidad y felicidad bajo la misma ley.

Cuando un par de compañeros sujeto y objeto se unen como resultado de una acción de dar y recibir, de acuerdo con la teoría mencionada previamente, ellos quedan bajo la protección del universo. Debido a que todas las acciones que observamos en este universo son acciones resultantes provenientes del primer Ser causal, podemos afirmar que existe un Ser central que es tanto causal como activo. Así como los hijos se asemejan a sus padres, los resultados se asemejan a la causa.

Observemos la semilla de una planta. Encontraremos que hay dos partes complementarias en perfecta unidad dentro de una semilla. Estas interactúan entre sí mediante su acción de dar y recibir, y al hacer esto pueden producir otro organismo vivo. El desarrollo del huevo de una gallina está basado en el mismo principio. Cada huevo tiene una yema y una clara, con el embrión en el medio que recibe nutrientes de ellas; y estos están unidos por un caparazón. El feto humano se desarrolla de forma similar.

Cuando los compañeros sujeto y objeto de cualquier especie de seres vivos, humana, planta o animal, se hacen uno a través de la acción de dar y recibir, ellos multiplican seres que asumen la forma de su causa y con el tiempo logran esa forma original.

Si reconocemos que todos esos seres vivos se asemejan a la Primera Causa, llegaremos a la conclusión de que el primer Ser causal es el modelo básico para todos ellos, teniendo el par sujeto-objeto perfectamente unido dentro de sí mismo. Entonces, el primer Ser causal toma la posición de compañero sujeto respecto a todos los otros seres.

El propósito de crear a todos los seres de la creación en diferentes niveles

El objetivo de la creación progresiva de todas las cosas del universo es el ser humano. Un humano es el fruto, el microcosmos y el modelo para el mundo existente. Un humano es el ser más elevado y contiene elementos de los reinos mineral, vegetal y animal. Pero, como los seres humanos también son seres resultantes, debemos concluir que ellos fueron creados para asumir la imagen del primer Ser causal.

En otras palabras, tiene que haber un Ser subjetivo absoluto que tenga a los seres humanos como compañeros objetos. Debido a que los seres humanos son seres de personalidad con intelecto, emoción y voluntad, ese compañero sujeto absoluto también debe ser un Ser de personalidad para poder relacionarse con ellos. Ese Ser Absoluto se denomina “existencia” en la filosofía y “Dios” en la religión.

Ahora el mundo está lleno de confusión y contradicción respecto a la evolución, el materialismo dialéctico, las epistemologías, el idealismo, el materialismo y demás. Nuestro deber histórico inmediato es reexaminar todo esto y buscar establecer la verdad absoluta. Solo así podremos formar un mundo de valor absoluto. El Ser de valor absoluto es eterno, incambiable y único. Entonces, ¿qué principio del universo es eterno, incambiable y absoluto? Es la relación de causa y efecto, la cual implica la relación entre compañero sujeto y compañero objeto.

Cuando aplican estos principios a la sociedad humana, el meollo de la cuestión es la relación padre e hijo y la relación entre esposo y esposa. La primera se considera una relación vertical, y la última una relación horizontal. La unidad de los compañeros sujeto y objeto en el plano vertical juega el papel de un compañero sujeto mayor respecto al compañero objeto que consiste en la unidad de los compañeros sujeto y objeto en el plano horizontal. Ellos realizan la acción de dar y recibir perfecta para crear un movimiento esférico armonioso.

Esta acción está centrada en el amor y forma el modelo de una familia ideal, que es la unidad básica de la sociedad humana. En este caso, podemos reconocer al amor como lo más valioso.

El mundo de felicidad eterna bajo valores absolutos

Debido a que la última fuente de amor viene de un Ser sujeto causal, absoluto e incambiable y no de los seres humanos, la familia de amor que mantiene al Ser causal como su centro es la unidad básica para realizar el ideal en la sociedad humana.

Para realizar un ideal de valor absoluto necesitamos comenzar con esta familia de amor y expandirla para que llegue a la nación y al mundo, consiguiendo así el mundo ideal de unidad donde se realiza la felicidad eterna enraizada en el valor absoluto.

Deseo sinceramente que esta conferencia contribuya a proporcionar soluciones a los varios problemas presentes en la sociedad humana y a enderezar el camino hacia el futuro. Les pido a todos ustedes que traigan los resultados de sus investigaciones libre y completamente a estas reuniones y discusiones, para que podamos aportar al bienestar general de la humanidad. Que sus esfuerzos sean un factor decisivo que contribuyan a realizar un mundo ideal de paz, felicidad y amor.

Muchas gracias.

img071

copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .