Vamos a Abrir una Nueva Era de Civilización

1

Vamos a Abrir una Nueva Era de Civilización

20 de agosto de 1995

Gimnasio Jangchung, Seúl, Corea

Federación de Jóvenes para la Paz Mundial, Asamblea General de la Delegación Nacional Coreana

(Charla de la Madre Verdadera)

 

Queridos miembros de la Federación de Jóvenes para la Paz Mundial (FJPM) representantes de naciones de todo el mundo, invitados nacionales y extranjeros:

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar mi más sincero agradecimiento por su apoyo y aliento.

El Rev. Sun Myung Moon propuso el establecimiento de la FJPM en octubre de 1993, e inició su gran jornada el 26 de julio de 1994, en una reunión en Washington, DC. En Corea se inició con la organización de la sucursal de Jeolla del Sur el 15 de diciembre. En febrero de 1995, se completó la organización de las treinta y siete sucursales en ciudades y provincias de todo el país, y para finales de junio había doscientos setenta y tres sucursales en ciudades, condados y distritos. Que yo sepa, en la actualidad hay más de tres mil setecientos ramas a nivel de pueblo, municipio y barrio. Este rápido desarrollo en tan poco tiempo es el resultado del apoyo apasionado y el interés que ustedes han mostrado hacia la FJPM. Una vez más, me gustaría ofrecer un fuerte aplauso por su trabajo duro y el constante aumento de la buena reputación de la FJPM.

Mis queridos miembros de la FJPM, debemos mostrar el mismo o mayor interés en nuestra mejoría y práctica interna que en nuestros logros externos. Ya no podemos repetir los conflictos y las indiscreciones de la generación pasada, conflictos causados por la confusión y el caos. Nosotros somos la conciencia de esta generación de jóvenes y tenemos que tomar el liderazgo central en el mundo.

La ética y los valores morales adecuados desaparecieron de la juventud de hoy hace mucho tiempo. Los jóvenes no pueden ni siquiera distinguir si sus valores actuales o acciones degeneradas son correctas o incorrectas. Los puntos de vista prevalecientes distorsionados de la vida y la cultura hedonista han llevado a males que han paralizado el juicio de los jóvenes en encontrar la dirección correcta para sus vidas. A menos que salgan de su camino para buscar una vida de valores; cosas tales como el amor verdadero, el pensamiento de ala de cabeza y el concepto de Dios, estarán fuera de su alcance.

Amados miembros de la FJPM, ¿Conocen ustedes su propio valor? ¿Pueden sentir la preciosidad y el valor de los ideales que ustedes tienen en su corazón y su determinación para llevarlas a cabo? Deben saber que cuando esos ideales se acompañan de acciones prácticas, pueden convertirse en la fuente de energía que puede incluso mover montañas. Sería natural no actuar cuando no saben qué hacer. Sin embargo, las personas que tienen la intención de guiar este mundo y se convierten en su figura central deben ser gente que puede enfrentarse al mundo, sin fluctuar y sabiendo cómo poner su fe en acción.

¿Qué clase de personas quieren ser? ¿Llegarían a ser el centro valiente o prefieren ser personas insignificantes que son impulsados y arrastrados de aquí para allá? Se dice que hace mucho tiempo nuestros sabios antepasados coreanos enviaban a sus jóvenes durante años e incluso décadas a los campos de entrenamiento de las escuelas tales como Hwarang-Do, Gookseon-Do y Gyeong-Dang. Líderes ilustres como el Almirante Lee Soon-shin y el general Kim Yoo-shin son graduados representativos de dichas escuelas.

A través de seminarios, talleres y educación de los jóvenes, la Federación de Jóvenes para la Paz Mundial está desarrollando un movimiento para el establecimiento de valores verdaderos en un mundo donde los valores tradicionales están cada vez más olvidados, mientras que la ética y la moral se han vuelto más y más confusas. A través de este movimiento vamos a despertar a los jóvenes a la preciosidad del amor verdadero y la vida verdadera y dirigirlos hacia la forma original de la humanidad. Entonces, ellos pueden comenzar a construir las estructuras de la sociedad para el mundo ideal que viene, un mundo basado en valores incambiables y absolutos de Dios y jóvenes que los encarnan. Estos valores serán el centro del movimiento de la juventud de esta era. A lo largo de la historia, sin importar el lugar o el tiempo, Dios valoró a los jóvenes y los colocó en el centro de la historia. Cuando ellos marchan hacia adelante, entrenando y cultivándose, llevando una vida correcta, Dios se manifestará claramente en sus vidas diarias.

Aunque cultivar su cuerpo y mente es algo que hay que hacer a lo largo de su vida, su importancia se hace verdaderamente incalculable durante la juventud. Esto se debe a que la adolescencia fue el período en que se produjo la Caída, y también porque la adolescencia significa el comienzo del despertar de la mente, que marca la segunda etapa de su vida.

Como jóvenes que pasan por un período tan importante, ustedes deben llegar a ser los pioneros que tienen el coraje excepcional y el vigor para abrir las puertas de una nueva era. Para traducir esta importante tarea a la acción, la Federación de Jóvenes para la Paz Mundial trabajará bajo el principio de beneficio mutuo, en solidaridad recíproca con todas las organizaciones que están de acuerdo filosóficamente. Estas incluyen a la Federación para la Paz Mundial, la Federación Interreligiosa para la Paz Mundial, la Federación de Mujeres para la Paz Mundial y la Federación de Familias para la Unificación y la Paz Mundial. Actualmente, innumerables jóvenes en países de todo el mundo, incluidos los de Centro y Sur América, están participando en nuestro movimiento. En particular, la FJPM participa activamente en los esfuerzos para unir el protestantismo y el catolicismo y para unir América del Norte y del Sur. Creo que estos esfuerzos jugarán un rol constructivo en lograr la reunificación de la patria en la Península Coreana.

Además, a través del Movimiento de Unificación, los intercambios fraternales y la cooperación con los jóvenes y estudiantes internacionales, la FJPM cumplirá la misión de una “ONU de la Juventud” para lograr un mundo de paz y unidad verdadera, y para organizar todas las estructuras preparándose para la Era de una nueva civilización en el siglo XXI. La FJPM participará en un movimiento que construye el mundo ideal de vida interdependiente, prosperidad mutua y buena voluntad compartida, donde cada uno puede vivir en abundancia a través de la democratización de las sociedades y de las naciones y la distribución económica equitativa. En un mundo así, todas las personas podrán disfrutar de la libertad e igualdad basadas en el amor verdadero de Dios y llevarán una vida que le conviene a la humanidad. Mientras hablamos, un sinnúmero de personas en muchos países en desarrollo están en condiciones miserables y están muriendo de hambre y enfermedades. Esto no es solo el problema de otros, ya que nos concierne a todos. En lugar de ver con lástima la tragedia de nuestros hermanos y hermanas que mueren en la aldea global, tenemos que llevar a cabo el último movimiento de salvación global para ayudarlos sustancialmente.

Actualmente, el reverendo Sun Myung Moon, el fundador de la FJPM, continúa educando a muchos jóvenes en África y los hace participar en el movimiento de Unificación con el fin de liberar a sus países de los sufrimientos del hambre y la pobreza. Por otra parte, para cuidar de las naciones de América Central y del Sur, cuyo desarrollo se ha estancado y que están en segundo lugar después de las naciones africanas en términos de subdesarrollo, él está promoviendo diversos proyectos en colaboración con la Asociación para la Unidad de América Latina. Para realizar con éxito estos planes, visitamos decenas de naciones de Centro y Sur América y nos reunimos con sus jefes de Estado. Se comprometió a realizar esfuerzos conjuntos para el brillante futuro de América Latina antes de su regreso.

Ahora, el movimiento de Unificación, centrado en la FJPM, está echando raíces en más de ciento sesenta países de todo el mundo. En particular, está iluminando el futuro de los jóvenes y los intelectuales de Rusia y las naciones de Europa del Este, que perdieron sus coordenadas ideológicas con la caída del comunismo. A las 5:00 de la mañana del 3 de abril de este año, con la presencia de líderes representando a ciento sesenta países de todo el mundo, mi marido y yo anunciamos la Declaración de la Granja New Hope. Antes de eso, el 31 de marzo de este año, anunciamos la Declaración de Sao Paulo. Entonces empezamos nuestra larga marcha histórica para establecer una sociedad ideal y una nación modelo ideal. Las crisis actuales de la humanidad y la contaminación del medio ambiente, que resultan de problemas como la propagación de la inmoralidad sexual, la codicia, el hambre y la pobreza, y las aplicaciones erróneas de la ciencia, han llegado a una etapa en la que ya no podemos hacer la vista gorda hacia ellos. Como un medio para superar este tipo de crisis, estamos cultivando grandes extensiones de Tierra bajo el nombre de New Hope Farm, para crear un modelo de una sociedad ideal y una nación ideal. Esta Tierra, que suma unas 405.000 hectáreas, se encuentra en Sur y Centro América, incluyendo partes de Brasil y Argentina.

Podemos expandir este modelo de una sociedad ideal para el resto del mundo. En mi opinión, este movimiento es la empresa más importante que nuestros miembros de la FJPM deben promover al estar parados en la posición central. La sociedad sustancial, ideal a la que la FJPM apunta, es también la esperanza de Dios y el sueño del fundador. Al seguir ustedes este espíritu pionero del fundador, también deben mostrar su espíritu revolucionario en su propia manera.

Así como muchos antepasados de conciencia han luchado contra las crisis de la humanidad y el caos de los últimos días en cada período de transición de los siglos, también ustedes, los miembros de la FJPM, tienen que cumplir su misión con convicción y esfuerzos claros. Esta misión es la tarea que deben realizar a toda costa con el fin de construir una comunidad global pacífica en el próximo siglo XXI, y tenemos que hacer todo lo posible alentando a nivel mundial a la gente de unirse a estos esfuerzos.

Los miembros de la Federación de Jóvenes para la Paz Mundial deben sembrar la semilla sustancial y madura de la Voluntad y el Ideal de Dios en sus corazones. Al hacerlo, deben parecerse a Él más que a nadie, y deben llegar a ser jóvenes que pueden echar raíces profundas en la nueva Era y el futuro venidero. Ahora es el momento en que deben actuar con la pasión y la cultura de sus corazones. Debemos desarrollar programas culturales que puedan reformar este mundo caótico y crear arte que todos puedan disfrutar con placer.

De acuerdo con las enseñanzas del fundador, hagamos de la FJPM una organización con un espíritu noble que pueda establecer nuevos valores alineados con Dios. Vamos a ayudar a este mundo caído, que niega a Dios, a entender la providencia de Dios. Vamos a marcar el camino en una revolución humana a través de la cual Dios y el hombre pueden llegar a ser uno. Cuando alcanzamos la perfección individual, que es la madurez de nuestro propio carácter guiado por Dios, y después restauramos la familia y la tribu a Dios, y conducimos la nación y el pueblo a Él, entonces el mundo y el cosmos vendrán naturalmente ante la presencia de Dios. Solo cuando ponemos a Dios en el centro de todos nuestros pensamientos y acciones pueden los resultados que provienen de ellos ser buenos y podemos llegar a ser figuras principales en el establecimiento de una nueva historia.

Mis queridos miembros de la FJPM, representantes nacionales e invitados nacionales y extranjeros, vamos a llegar a ser organizadores que pueden conducir el nuevo mundo moral con un deseo ardiente. Seamos jóvenes que pueden encontrar y establecer los valores y la moralidad correctos en la conciencia de la humanidad perdida y marchemos hacia adelante como la vanguardia.

Ustedes tienen la energía infinita, la convicción de Dios y el espíritu indomable que les hace levantarse de nuevo al enfrentarse a cualquier dificultad. Se dice que el Cielo ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Su espíritu es más fuerte y más rojo que el sol de la mañana. Cada vez que los veo llenos de aspiraciones y esperanzas, solo puedo pensar en mi marido, el fundador de la FJPM, el Rev. Sun Myung Moon. En su juventud, mi esposo recibió la misión de Dios de salvar a la humanidad, y desde entonces ha dedicado su vida entera, invirtiendo sus esfuerzos sin cesar, para resolver los dolores de la historia providencial de Dios. El mundo no lo entendió y lo persiguió en todas las formas; y sin embargo, él se ha aferrado al corazón de Dios y orado con lágrimas y luchó contra las fuerzas del mal. Finalmente, él pudo proclamar la Llegada de los Padres Verdaderos y la Era del Completo Testamento y así ganar una victoria histórica.

En su largo curso de vida él ha sufrido muchas penurias. Estas incluyen su sufrimiento en la cárcel bajo el régimen comunista de Corea del Norte, donde luchó entre la vida y la muerte, el encarcelamiento bajo el régimen autoritario de Syngman Rhee en Corea del Sur, y el sufrimiento en la cárcel de Danbury en los Estados Unidos, donde fue oprimido debido al fanatismo religioso y racial. No obstante, él no abandonó la Voluntad de Dios y ganó por su propio esfuerzo, con su espíritu de lucha indomable. Hoy, él ha establecido un fundamento en todo el mundo del cual él puede estar orgulloso delante de Dios y de todos los pueblos del mundo.

Al estar a su lado, veo a mi marido viviendo su vida exclusivamente para resolver los dolores de la providencia de la salvación de Dios, siendo incapaz de descansar en la comodidad ni por un minuto. Puedo sentir cómo todo su ser está lleno de la Voluntad de Dios. A pesar del hecho de que él es un hombre mayor a punto de cumplir ochenta años, el sigue promoviendo el trabajo por la paz del mundo y la salvación de la humanidad con pasión y esfuerzos que exceden los de los jóvenes. Como jóvenes, deben heredar el espíritu del fundador y participar en la marcha celestial hacia la construcción de un mundo ideal.

Queridos miembros de la FJPM que liderarán el futuro de la humanidad, la mano de la salvación que se dirige hacia el nuevo mundo del siglo XXI nos está esperando. Deben establecer el centro incambiable de Dios en sus corazones y heredar la tradición brillante del curso de la vida de los Padres Verdaderos. Deben llegar a ser las figuras principales en la construcción de un mundo unido de paz, en el que el mundo es una familia y donde todas las personas viven como hermanos y hermanas, trascendiendo el origen étnico, la nacionalidad y la raza, que es ideal de la creación de Dios. Doy la bienvenida a todos ustedes, que se arremangaron para liderar el camino, trabajando para lograr la prosperidad y la felicidad de la humanidad. Vamos a participar todos en el movimiento que practica el amor verdadero por la reunificación de la patria y la paz mundial guiados por el Diosismo. Seamos el eje de los jóvenes de esta Era, yendo más allá del mero pensamiento, y traduzcamos nuestros pensamientos en acciones, encendiendo la llama de la cultura del corazón. Sirviendo a Dios y a los Padres Verdaderos, vamos a llegar a ser el centro del verdadero movimiento de jóvenes como jóvenes orgullosos que pueden expandir nuestras energías desde el nivel individual al nivel de la familia, tribu, pueblo, nación y mundo, construyendo así el mundo ideal.

Jóvenes que abrirán el nuevo siglo. El siglo XXI es suyo. Lleguemos a ser jóvenes iluminados que pueden ser los pioneros de la Era de la nueva civilización, y abramos un siglo XXI lleno de amor y paz para hacer brillar el futuro de la humanidad. Una vez más, gracias a todos por su trabajo duro y su cálido apoyo. También me gustaría expresar mi profunda gratitud a los invitados nacionales y extranjeros y a los representantes de las naciones que nos han honrado con su presencia. Como líder de la Federación de Jóvenes por la Paz Mundial, los amo a todos desde el fondo de mi corazón.

Finalmente, oro para que las bendiciones abundantes y la gracia de Dios estén con ustedes, los miembros de la FJPM e invitados de Corea y el extranjero.

Gracias.

1

copylink

visita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .