Encuentro Especial con Líderes del Cheonilguk por el Arraigo de la Corea Celestial Unificada

1

Encuentro Especial con Líderes del Cheonilguk

por el Arraigo de la Corea Celestial Unificada

Grand Ballroom de Greenpia, Yongpyeong Resort

16 de julio

 

Nos encontramos en un campo de batalla real. Nuestro objetivo ya ha sido establecido. Los hermanos no pueden estar divididos, tienen que estar unidos.

El Sueño de Dios y la esperanza de los Padres Verdaderos es cumplir en la tierra el Sueño de Janul Pumonim. Tal como lo describe la historia bíblica, no es algo que debe permanecer como una teoría, sino que debe materializarse.

Los Padres Verdaderos de la humanidad, surgidos 6000 años después de la Caída, tienen que mostrar cómo es una vida de servicio a Dios en la tierra. En el proceso de dirigirnos hacia ese único objetivo, poniendo todas nuestras fuerzas para lograrlo, se realizará la restauración de la nación y, eventualmente, la restauración del mundo. El Sueño de Dios y el propósito por el cual Él creó son para la eternidad.

Nuestros líderes están preocupados por el futuro, por lo que hay que educar y hay que demostrar. Por ejemplo, un bebé crece durante 10 meses en el vientre de su madre e inicia su vida terrenal con un llanto, pero también deberá pasar por un periodo de crecimiento, no es que camina ni bien nace. En el reino animal eso puede ser posible, pero el ser humano necesita al menos un año para caminar.

De la misma manera, en la Providencia de Dios, una persona escucha el Principio y lo comprende teóricamente, por eso se hace miembro y llega a ser una familia bendecida; pero si está en una posición de liderazgo, aunque haya vivido físicamente a cierta distancia de los Padres, tiene que vivir con el mismo corazón de los Padres Verdaderos.

Yo di el ejemplo del girasol; el girasol siempre está alineado con el sol, tanto en los días nublados como en los días soleados. Así es como deben ser ustedes. Si conocieron a los Padres Verdaderos, entonces tienen que vivir de modo tal que experimenten sentir con el corazón de los Padres Verdaderos.

Yo no sé qué habrán sentido ustedes por lo que yo he hablado hasta ahora, pero yo desde que nací lo sentí a Dios como mi Padre y Madre Celestial, como mis padres físicos, y así he vivido 77 años.

Cuando lo pienso humanamente, también es cierto que hubo muchísimas dificultades, Yo les dije que, en 1960, ya en la posición de Padres Verdaderos, iniciamos una maratón mundial. El objetivo de esa maratón fue marcar un gol en la cima del inicio de una nueva era, de una nueva historia.

En medio de ese curso hubo muchas historias en las que tuvimos que tener una paciencia humanamente inimaginable y pensando solo en Dios. Solo Dios lo sabe, así que tienen que dejar de darle interpretaciones teóricas.

Mientras yo viva en este mundo debo cumplirle a Janul Pumonim Su esperanza y anhelo y dar nacimiento a la humanidad en el Seno de Dios. Debo guiarla. Esa es la responsabilidad de los Padres Verdaderos.

Por eso les hablaré solo de un área en particular. Dios envió a los Padres Verdaderos a este país para este preciso tiempo y lo bendijo para que pudiera sentir el amor de los Padres Verdaderos.

El agua es Fuente de vida. Si no bebemos agua, morimos. Lo mismo le sucede a todo el mundo natural. De aquí en más, tanto para la fundación como para todo lo que hagamos,

ya sea un nuevo proyecto o producto, debemos llamarlo “Hyo Jeong”.

Al “agua barwang” que brota en el monte Barwang la bautizaré “Agua Hyo Jeong”. Desde la Caída, la humanidad le ha sido desobediente a Dios. En esta era del Cheonilguk, a todo ciudadano del mundo y de este país que beba de ella, esta agua le dará la gracia y bendición de experimentar a Dios en carne propia. Hay que anunciarlo así.

¿Comprenden lo que quiero decir? Todo el que tenga un dolor sentimental o alguna incomodidad física podrá obtener energía y vitalidad si bebe del agua Hyo Jeong. Esta es una gracia que Dios desciende sobre los Padres Verdaderos. Es amor. ¿Comprenden?

A partir de ahora, desde las pequeñas cosas hay que agregarle delante la sigla “HJ”.

Incluso aquí, este es el Hotel HJ Magnolia Cheongpyeong, ¿verdad? Hyo Jeong.

Ustedes, como familias Cheonbo, deben enseñarle el hyojeong a sus tribus. Si lo hacen, automáticamente ocurrirán milagros. Así lo creerán, ¿verdad?

Antes de irse, beban del agua hyo Jeong.

2

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .