Inauguración de la ONU Abel de Mujeres

1

Inauguración de la ONU Abel de Mujeres

16 de julio de 2012

Centro Mundial de Paz Cheongshim, Corea

Asamblea Inaugural para la ONU Abel de Mujeres

 

Desearía ofrecer mi más calurosa bienvenida a las mujeres líderes, las líderes de paz, y a todos los miembros de la Federación de Mujeres de 194 países, quienes hoy han venido a este Centro Cheong Shim World Peace en Seúl, Corea, para participar en esta histórica Asamblea para el Establecimiento de la “ONU Abel de Mujeres”.

Desde los comienzos, mi esposa y yo hemos apoyado la Voluntad del Cielo y proclamado la visión del mundo de paz que era el ideal original de Dios en el tiempo de la Creación. Hoy, nos hemos reunido aquí, después de nuestro atareado programa providencial en los Estados Unidos, con el fin de crear la “ONU Abel de Mujeres”, cuya misión es la de realizar la meta providencial en la Tierra de crear un mundo de paz sin conflictos ni guerras.

Como mi esposa y yo hemos proclamado antes, “Corea es la Tierra Natal de Dios”. Por lo tanto, esta Asamblea del Establecimiento de la “ONU Abel de Mujeres”, que tiene el rol providencial de liderar el establecimiento de un nuevo Mundo de Paz, tuvo que tener lugar aquí en Corea según la Voluntad de Dios.

Amadas mujeres líderes de todo el mundo; como se habrán dado cuenta, representantes de todos los pueblos del mundo que habían sufrido a causa del destrozo causado por la II Guerra Mundial, fundaron la ONU según la Voluntad de Dios, anhelando la Paz. En junio de 1945, representantes de 50 naciones de todo el mundo se reunieron en San Francisco, Norteamérica, para adherirse a los objetivos del programa de la ONU. Ahora, con 193 países miembros, la ONU es la única organización establecida para mantener la paz global.

Respetados líderes de todo el mundo que buscan la paz: ¿cuál es la realidad de hoy? La ONU ha fallado en prevenir muchas guerras durante los últimos 60 años, incluyendo la guerra de Corea. Aunque la Guerra Fría ha terminado, el mundo aún no está libre de guerras por los diversos problemas entre los ricos y los pobres, entre razas y entre las diferentes religiones. Entonces, ¿no ha fallado la ONU en cumplir su propósito original y su misión de mantener la Paz Global?

Desde el momento de su establecimiento, la ONU se moldeó por un compromiso entre Norteamérica y la Unión Soviética producido bajo la estructura de confrontación de la Guerra Fría. Desde su comienzo, la ONU estaba limitada en su habilidad de trascender el ámbito individual de una nación y establecer la paz mundial duradera. Es por eso que he proclamado que la ONU no puede escaparse de su posición de Caín desde la perspectiva de la Voluntad de Dios. Y por esta razón, es absolutamente urgente y crítica la renovación de la ONU para el establecimiento de un mundo de paz duradera, que era la visión original en el tiempo de la creación.

Para cumplir esta renovación, concretamente, he propuesto crear un “Consejo Interreligioso e Internacional de Paz” dentro de la ONU. Propongo una reorganización de la ONU hacia un sistema bicameral dentro de la Asamblea General de la ONU. Este Consejo, como una organización Abel, sería la Cámara Alta, mientras que la actual ONU, la cual ha llegado a ser el terreno de competición entre las naciones miembros, sería la Cámara Baja.

¡Respetados Líderes de la Paz! La ONU ha chocado contra una pared de ladrillos. No ha sido capaz de avanzar más allá del nivel de balanceo de los intereses de naciones individuales. ¿No es así? Por ello, veo la urgencia de crear un nuevo sistema de mujeres para la paz, centradas en ONG, que debe remplazar al existente sistema centrado en Organizaciones Gubernamentales, en su mayoría manejadas por hombres, con el fin de superar sus limitaciones para alcanzar el establecimiento de la paz mundial. Un individuo o una ONG sola no pueden llevar adelante este movimiento de mujeres de la paz; este puede ser realizado únicamente a través de una organización global que ejercita la solidaridad global. Por eso, el establecimiento de la ONU Abel de Mujeres es absolutamente necesario.

La histórica Asamblea del Establecimiento de la ONU Abel de Mujeres que estamos celebrando hoy, fue posible a través del fundamento de la declaración de la llegada de la Era global de la mujer. Hace veinte años, la Sra. Hak Ja Han Moon y yo declaramos esta Era cuando fundamos la Federación de Mujeres para la Paz Mundial (FMPM) en Abril de 1992, en el Estadio Olímpico de Seúl, y contamos con la participación de mujeres representantes de 70 naciones y 150.000 mujeres líderes coreanas. En estos 20 años desde su establecimiento, la “Federación de Mujeres” ha estado continuamente ocupada en el movimiento para la paz mundial creando redes de trabajo para el movimiento de paz centrado en mujeres de 160 países del mundo.

También, el objetivo de la “Federación de Mujeres” era el de no permanecer o actuar como cualquier otra organización de mujeres. Su objetivo y meta era ser un movimiento global de paz en un nuevo nivel, que tiene el significado providencial de realizar el deseo de Dios de un Mundo Ideal. Era diferente a los movimientos políticos y agresivos de derechos de la mujer donde el blanco generalmente es el hombre, que abogan por los derechos de la mujer, la igualdad del género y la reforma en el trabajo.

Durante los últimos 20 años, la Federación de Mujeres que ha comenzado con estas metas providenciales, ha llevado a cabo proyectos de servicio y educación basados en el amor materno. Ha sido activa en todas las partes del globo, estableciendo familias que encarnan el amor verdadero y elevan el estatus de madres, hermanas e hijas. Ha experimentado un tremendo crecimiento y desarrollo por todo el mundo.

Después de su fundación, la Sra. Hak Ja Han Moon y yo como co-fundadores, hemos trabajado juntos preparando el ambiente para la organización global de la FMPM y para fundar actividades de la FMPM. Este movimiento de paz contó con la ayuda de 1.600 voluntarias japonesas, quienes fueron enviadas a 160 naciones en el mundo.

Mi esposa dijo en su discurso en la asamblea del establecimiento de la Federación de Mujeres: “Debemos definir qué es ser una Madre y Esposa Verdadera a través de atender a la Madre Verdadera, quién es la representante victoriosa de todas las mujeres en el mundo. Debemos realizar el ideal de las familias a través del movimiento del Amor Verdadero. Así, las mujeres pueden llevar adelante una campaña para ejemplificar el Amor Verdadero al “vivir por el bien del prójimo” en todas las áreas de la sociedad, incluidas la política, economía, cultura y trabajo social”.

En consecuencia, hemos llevado a cabo una variedad de proyectos de voluntariado y programas educativos, así como campañas para lograr la resolución y la reconciliación de los conflictos internacionales, más allá de las barreras de raza, religión, idioma y nacionalidad.

Además, después del discurso especial que mi esposa dio en la Sede Central de la ONU, Nueva York, en septiembre del 1993, y después de tres años de actividades humanitarias internacionales, la FMPM fue reconocida por el Consejo Económico y Social de la ONU como una ONG con un Estado General Consultivo, que es el estatus más alto que se le da a una ONG. Desde entonces, cada cuatro años después de nuestra aprobación, nuestro estatus ha sido aprobado de nuevo. Esta reevaluación de ECOSOC implica una evaluación estricta de las actividades y logros. Es seguro decir que el ECOSOC reconoce nuestro verdadero valor, ya que entre los más de tres mil novecientas ONG afiliadas a las Naciones Unidas, solo ciento cuarenta tienen este estatus más alto.

Nuestra Conferencia de Mujeres de la FMPM en Oriente Medio, que se ha celebrado desde el año 1997, ha captado mucho interés y la participación de mujeres líderes de los países del Oriente Medio. Actualmente se ha extendido y dado nacimiento a actividades más concretas, de las cuales tengo el privilegio de informarles. En este año 2012, a finales de junio, la FMPM ha financiado la Conferencia Anual en el Medio Oriente, la cual tuvo lugar en unión con las oficinas de la ONU en Ginebra, con el tema “Los Niños Afectados por los Conflictos y los Desastres: Prevención, Protección, Curación y Dirección”. Las mujeres líderes de dieciocho naciones en el Medio Oriente, los funcionarios diplomáticos, incluidos los embajadores ante las Naciones Unidas en Ginebra de todo el mundo, representantes de agencias de la ONU y organizaciones no gubernamentales mundiales asistieron a la conferencia. Cerca de ciento ochenta participantes se reunieron, discutieron este grave problema contemporáneo y resolvieron aplicar los resultados de sus discusiones en el campo.

Además, cada capítulo de la FMPM también está proporcionando ayuda de emergencia para hacer frente a los problemas causados ​​por los desastres naturales y la pobreza en varias partes de la aldea global. En particular, bajo el lema “Vamos a compartir un poco de lo que tenemos”, están llevando a cabo el Proyecto 1%, el cual promueve compartir amor para ayudar a los niños y las mujeres en Corea del Norte. Estoy muy feliz de poder decir que han logrado resultados maravillosos.

Como se puede ver, desde la fundación de la FMPM hasta llegar al estatus consultivo más alto como ONG en las Naciones Unidas, nuestros miembros nunca han perdido su espíritu fundacional y han sido pioneros en silencio en el camino del movimiento por la paz de la mujer, con un corazón inquebrantable. Por lo tanto, me gustaría ofrecer un gran aplauso para expresar mi más profunda gratitud a ellos, y también a las mujeres líderes que siempre les han dado ánimo y han participado en las actividades.

Sin embargo, el trabajo por la paz mundial que la FMPM llevó a cabo hasta ahora no tiene por qué permanecer en su actual etapa. Tiene el potencial de ampliarse y desarrollarse a la siguiente etapa; de modo que pueden trabajar juntos en solidaridad y cooperación con mujeres líderes y ONG de todas partes del mundo, y tratar de seguir el camino de la creación definitiva del mundo de paz.

Con el fin de hacer esto, la FMPM tiene que ir más allá del nivel de una ONG de mujeres, reunir a los gobiernos, organizaciones e individuos en todo el mundo y marchar hacia adelante. Para lograrlo, es absolutamente necesario establecer una gran organización bajo el nombre de las Naciones Unidas Abel de Mujeres. Esto es, de hecho, el decreto absoluto de la providencia de Dios.

Al entrar en tal Era cósmicamente histórica y de cambios revolucionaros, mi esposa y yo declaramos solemnemente la inauguración de las Naciones Unidas Abel de la Mujer. Instamos a todas las mujeres del mundo, que constituyen la mitad de su población, a que reconozcan su misión histórica como se ha dicho y que expandan su trabajo a todas las partes del globo.

Queridas mujeres líderes que buscan la paz. ¿Hacia dónde debe ir la humanidad? Los problemas que la humanidad encuentra hoy, solamente se pueden resolver a través de la visión mundial de “Una familia Bajo Dios”. Estos ideales son los que mi esposa y yo, como Padres Verdaderos, hemos estado enseñando durante toda nuestra vida, desde el momento en que hemos recibido las enseñanzas del Cielo. Este ideal en sí mismo, es el único camino que llevará a la humanidad al mundo de la paz y la felicidad eterna.

Estamos viviendo en el tiempo histórico de una revolución cósmica, donde el ideal del Cielo que Dios tenía desde el comienzo de Su creación ahora tiene que establecerse firmemente a través de la unidad entre los mundos físico y espiritual. No puede retrasarse más. El Cielo ya ha declarado que el 13 de enero del 2013 será el “Día de la Fundación”.

Por lo tanto, es el momento para que todas las personas sean humildemente obedientes al decreto del Cielo. Espero que tengan en cuenta el tiempo fatídico que se acerca, y por el cual tenemos que dedicarnos por completo con un compromiso de vida o muerte por el tiempo que queda bajo la guía de los Padres Verdaderos, quienes están llevando a cabo la providencia en la Tierra como seres substanciales de Dios, el Rey de la Paz.

Queridas mujeres líderes, el curso de la humanidad ha sido establecido. Ahora que tenemos el Día de la Fundación, el “Día D” que el Cielo nos ha dado a través de los Padres Verdaderos, ¿qué razón hay para dudar? Ahora tenemos menos de un año. El Cielo bendecirá sus esfuerzos para establecer un mundo de paz basado en la ONU Abel de Mujeres.

Sin embargo, me gustaría destacar una vez más que la prioridad de la ONU Abel de Mujeres tiene que ser crear un movimiento de familias verdaderas que se enfoque en vivir por el bien de otros basados en el amor verdadero, y debe ser llevado a cabo en conjunto con la educación en valores adecuados. La guerra y los conflictos surgen por motivos egoístas, con el deseo de tomar la Tierra de otros y las posesiones de otros por la fuerza. Por otro lado, la paz surge al invertirse a uno mismo para el bien de los demás; es decir, dando todo basado en el amor verdadero.

Aquellos líderes que no quieren ver las nuevas realidades del mundo, serán echados por los cambios que vienen sobre nosotros como un tsunami. Creo que ahora ha llegado el momento de dar un paso hacia adelante con valentía y aprovechar las nuevas oportunidades y los valores.

Queridas mujeres líderes: ustedes no están aquí solo para ayudar o para ser protegidas por los hombres; más bien, las mujeres son las personas interdependientes que, como representantes del aspecto femenino de la naturaleza de Dios, tienen el propósito de hacer a los hombres más completos y varoniles. Centrados en el amor verdadero, las mujeres son preciosas compañeras de amor de los hombres. Hombres y mujeres son absolutamente iguales en términos de valor.

Hombres y mujeres que se unen a través del amor verdadero inherente en el ideal original comparten la misma posición. También, alcanzan el derecho de acompañarse mutuamente dondequiera que se encuentren. Por otra parte, alcanzan el derecho ideal de la herencia, donde todos sus bienes pertenecen a cada uno por igual. Por lo tanto, cuando el amor original une a los hombres y mujeres en el ideal del amor verdadero de Dios, se convierten en seres completamente iguales, centrados en el amor verdadero, al compartir el mismo rango, el derecho de participación y sus posesiones.

Por lo tanto, los hombres y las mujeres no tienen que enfrentarse o confrontarse entre sí, debido a que no tienen que imitar las características, disposiciones o roles del otro o codiciar esas cosas y llevárselas por la fuerza. En su lugar, dando lo que tienen al otro con amor verdadero, y completando al otro, pueden unirse en un bien mayor y compartir en una relación de propiedad conjunta.

En el siglo XXI las mujeres tienen que desempeñar un papel importante en la historia del mundo de servir, junto con los hombres, como las ruedas del vehículo, avanzando en la construcción de un mundo pacífico. Yendo más allá de un siglo de energía y tecnología, las mujeres serán el eje central en la construcción de un nuevo siglo caracterizado por una cultura amante de la paz, y su rol será más importante que nunca.

Sinceramente pido que elijan el camino de una madre verdadera, el camino de una esposa verdadera, de una hija verdadera y de una verdadera mujer líder que va a construir un mundo unido donde la libertad, la paz y la felicidad desborden en su forma más verdadera.

Damas y caballeros, gracias por haber escuchado con atención hasta el final de mi discurso. Oro para que la Bendición de Dios esté con ustedes, sus familias y sus trabajos.

Gracias.

25

copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .