El Siglo Veintiuno y la Misión de las Mujeres

5

 

El Siglo Veintiuno y la Misión de las Mujeres

12 de octubre de 1994

Centro de Artes Escénicas de los Little Angels, Seúl, Corea

Seminario para Mujeres Líderes Chinas y Coreanas

(Discurso de la Madre Verdadera)

 

Mujeres líderes de China y de varias asociaciones aquí en Corea y dirigentes de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial:

Es un gran honor para mí hablar en este evento y animar a las mujeres líderes de dos naciones, Corea y China, que se han unido para buscar la manera de traer paz al mundo y afirmar la llegada de la era global de las mujeres.

En el siglo XXI estamos en condiciones de experimentar las conmociones del siglo XX, junto con un nuevo y diferente siglo en nuestra vida. Esto no significa simplemente que vamos a abarcar dos siglos. Ya que la providencia impregnada en la historia humana se lleva a cabo en unidades de dos mil años, hay una gran importancia al concluir el siglo XX y la preparación para recibir el siglo XXI.

Aunque la historia es susceptible de cambiar, el ritmo y la magnitud de los cambios recientes han sido tan amplios e impredecibles que en consecuencia hemos llegado a temer al cambio. En la sociedad del futuro, donde la ciencia y la tecnología se hayan desarrollado a un alto grado, ¿encontrará la humanidad la felicidad? En la sociedad de la información del siglo XXI, ¿qué estilo de vida tendrá la gente? ¿Cómo se resolverán los urgentes problemas de la humanidad que oscurecen nuestro futuro? ¿Qué medidas se llevarán a cabo sobre cuestiones tales como el establecimiento de una moral basada en principios y valores nuevos, y los problemas que enfrentan los adolescentes, los crímenes, las drogas, el SIDA y otras enfermedades, la guerra, el hambre y el conflicto religioso? Sin encontrar una respuesta fundamental, nunca se harán realidad las esperanzas de la humanidad para el siglo XXI. Tenemos que abordar estos problemas no como específicos de las naciones individuales; sino que debemos abordarlos como problemas de la humanidad entera. Ha llegado el momento de resolver nuestros problemas y aportar claridad a nuestro futuro a través de la nueva expresión de la verdad revelada por el Cielo.

A punto de entrar en el siglo XXI, cuando examinamos la historia vemos que los hombres han sido ignorantes del verdadero valor de la mujer y no han tratado a las mujeres de manera justa. El movimiento de mujeres de los tiempos modernos, que se inició con la campaña de las mujeres occidentales para ganar el sufragio del siglo XIX, se ha continuado desarrollando bajo la bandera de la liberación femenina. En general, ha sido un movimiento llevado a cabo contra los hombres para restaurar los derechos de las mujeres, incluida la ampliación de los derechos de las mujeres, la igualdad de género y el movimiento laboral de las mujeres. Por lo tanto, la corriente principal del movimiento de mujeres en general se opuso a los hombres solo por el bien de las mujeres. El movimiento que estoy llevando a cabo a través de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial es diferente del movimiento de las mujeres estadounidenses. Es un movimiento de mujeres no solo para las mujeres. Es para todo el mundo, llevado a cabo sobre la base de la nueva enseñanza centrada en ideal de la creación de Dios.

Los machistas afirman que  los hombres y las mujeres están diseñados para ciertos papeles, y que los hombres están destinados naturalmente a asumir la posición superior. Su teoría es que los hombres y las mujeres nacen con diferentes naturalezas y que, en consecuencia, sus funciones también difieren. Ellos creen que los hombres y las mujeres naturalmente asumen la posición superior e inferior, respectivamente, en términos de identidad y status, y que los hombres corresponden  a la posición superior. Yo creo que las feministas hasta ahora principalmente han estado respondiendo a este punto de vista. Ellas han tratado de garantizar una situación de igualdad con los hombres en todos los aspectos, imitándolos y asumiendo las mismas funciones que los hombres.

A pesar de sus esfuerzos, la equidad de género completa no se pudo lograr. Esto fue debido a que no conocen la esencia del problema. El hecho de que el papel de la mujer y su naturaleza innata difieren de las de los hombres no quiere decir que el valor de las mujeres es inferior al de los hombres ni que su estado es inferior. La infelicidad de las mujeres se deriva de no darse cuenta de lo preciosa que es su naturaleza original y su rol dado por Dios. Los problemas surgieron del hecho de que muchas mujeres se olvidaron de lo que poseían y trataron de imitar la naturaleza y el papel de los hombres, como si los hombres fueran los ejemplos para las mujeres.

¡Mis estimadas líderes mujeres! Las mujeres son las realizaciones individuales de verdad que representan a una de las dos naturalezas del Dios incorpóreo, que posee el yin y el yang, tanto en forma externa como en naturaleza interna. Por lo tanto, las mujeres no están en una relación de competencia con los hombres, que representan la otra cara de Dios. Las mujeres no son las ayudantes de los hombres; ellas son las compañeras objeto interdependientes que conforman el mundo entero. Cuando Dios creó al hombre y a la mujer los creó como los compañeros objetos ideales uno del otro, y los hizo de manera que puedan convertirse en uno a través del amor verdadero.

Desde la perspectiva del amor verdadero, las mujeres son las compañeras objeto perfectas del amor de los hombres; y en cuanto a su valor, los hombres y las mujeres son absolutamente iguales. El hecho de que la naturaleza de los hombres y las mujeres sean diferentes no plantea un problema. Esas diferencias son factores que llevan a la estimulación del amor. En el ideal original, un hombre y una mujer unidos en amor verdadero tienen el derecho de igualdad de posición y el mismo estatus. Por otra parte, un hombre y una mujer unidos en el amor verdadero tienen el derecho a participar como iguales, y por medio de su amor siempre pueden estar juntos. Un hombre y una mujer unidos en el amor verdadero tienen el derecho de herencia a través del cual cada uno comparte lo que le pertenece al otro como el segundo propietario. Como se puede ver, un hombre y una mujer unidos por el ideal del amor verdadero de Dios son creados como seres completamente iguales en términos de valor. Ellos tienen el derecho de igualdad de posición y participación y propiedad.

Por lo tanto, los hombres y las mujeres no se encuentran en una relación antagónica, en la que tienen que imitar, codiciar o de alguna manera adquirir la naturaleza y el papel del otro. En lugar de ello, se encuentran en una relación en la que comparten todo mutuamente, entregando lo que es suyo al otro a través del amor verdadero. Así, cada uno perfecciona al otro y se convierte en uno con el otro.

¡Mis compañeras líderes mujeres! Las mujeres tienen una naturaleza original y un cariño precioso que Dios ha hecho de forma única en nosotros. También tienen el papel central de parir y nutrir a los niños y guiar a las familias. A través del sacrificio de cuidar y nutrir el fruto del amor, las mujeres dan continuidad a los clanes y las generaciones de seres humanos. Mientras que el trabajo externo de las madres es importante, el papel y la responsabilidad de las madres en la crianza de sus hijos para que sean justos, cultivando su carácter incluso mientras los niños están en el útero, es increíblemente noble.

A partir de ahora, la humanidad no tiene más remedio que vivir en una sociedad cada vez más globalizada y pluralizada. En el mundo del futuro, las mujeres tendrán un papel noble en el grupo familiar y en la sociedad entera. Incluso podríamos decir que el papel de la madre da forma a la historia, dando a luz y alimentando el futuro de la humanidad. Sin esta naturaleza maternal, ¿dónde se podrían concebir las esperanzas y el futuro brillante de los seres humanos? ¿Dónde pueden los hombres y las mujeres buenos, nuestros futuros líderes, nacer, y de parte de quién pueden ellos recibir su educación básica?

Respetadas mujeres, tradicionalmente la historia ha continuado bajo el liderazgo de los hombres. La mayoría de los hombres han engañado a la humanidad mediante la fuerza bruta, creando conflictos y divisiones irracionales en las sociedades. En consecuencia, hay un montón de legados históricos de los que hay que deshacerse, así como muchos problemas urgentes. Para que la humanidad comience el siglo XXI con esperanza, la contribución de las mujeres es absolutamente necesaria. Ahora que la era de las mujeres ha llegado junto con la fortuna celestial centrada en los Padres Verdaderos, las mujeres del mundo pueden crear un movimiento de amor verdadero magnánimo como parte de sus vidas y hacer nuevas familias y nuevas sociedades. La tendencia a la internacionalización y la globalización conduce hacia el siglo XXI, en el que tenemos que vivir juntos como una familia global. El individualismo extremo y el egoísmo son los principales impedimentos para el logro de este objetivo. Solo el amor verdadero puede generar un cambio en los corazones de las personas que se inclinan en esa dirección.

Mujeres, unidas a la Madre Verdadera, tienen que criar a sus hijos para crear el camino celestial a través de su influencia de amor, y perfeccionar la maduración de sus esposos a través de la cooperación entre madre e hijo, formando de esta manera familias ideales. Este es el movimiento de heredar el amor verdadero, la vida verdadera y el linaje verdadero de los Padres Verdaderos. A través de familias ideales establecidas de esta manera queremos construir sociedades ideales, naciones ideales y un mundo ideal. Espero que las mujeres líderes se conviertan en figuras centrales de este movimiento.

Para lograr este objetivo se requiere la cooperación y las actividades internacionales de las mujeres ilustradas de varias naciones. Llegará un momento en que los líderes de las naciones entenderán profundamente la importancia de sus relaciones internacionales y las condiciones del ambiente de este planeta. Sobre esta base, no tendrán más remedio que priorizar el bien común del mundo por encima de sus intereses nacionales y traducir esta comprensión en acción.

Espero que esta reunión y el intercambio de opiniones entre mujeres líderes chinas y coreanas establezcan un ejemplo de cooperación internacional para la construcción de un mundo ideal. Animo a la cooperación de las mujeres líderes de ambas naciones, que servirán como un punto de inflexión en la realización de la paz en Asia y el mundo entero, marcando el progreso de la historia hacia un mundo de paz que trasciende los muros de la nacionalidad, la raza y creencia religiosa.

Muchas gracias por su atención, y que la Bendición de Dios esté con ustedes y sus familias.

104075763_10158453559034182_2460522195804658966_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .