El Llamado de Dios

1

El Llamado de Dios

Indemnización de la familia del Padre

 

Antes y después de que el Padre Verdadero fuera llamado por Dios, su familia y sus parientes tuvieron que pagar una severa indemnización. Hasta los 16 años del Padre, ellos fueron atacados por todo tipo de pruebas y tribulaciones. Los sacrificios eran su destino inevitable por el bien de la providencia. Ellos establecieron la condición de sacrificio final del linaje caído, clarificando todo para asegurar el punto fundacional total para la victoria venidera del lado del Cielo. Durante tres generaciones hubo niños que morían lejos de su hogar siendo sus paraderos desconocidos. En especial, de los doce hermanos de Padre Verdadero, los cinco hermanos y hermanas que él más quería murieron a edades muy tempranas. De este modo, el Cielo lo separó por completo de las relaciones de las cuales podría depender y de las personas que más amaba. Ocurrió así para que él no quedase atado al entorno externo del mundo. También, después de su llamada, el Padre Verdadero tenía para vivir todos los días a lo largo de toda su vida sin ningún tipo de relaciones con personas en quienes podría encontrar refugio o a quienes él podría dar una atención especial. Así vivía dondequiera que estuviese.

1          La Iglesia de Unificación va por el sendero de la Voluntad. Toda persona que fuere a heredar el ideal de la Iglesia de Unificación deberá pasar por un curso de indemnización. Comencé este curso cuando tenía dieciséis años. En ese momento, cinco de los trece hijos de mis padres habían muerto y solo ocho quedaron con vida. No solo morían las personas, sino también muchos perros, vacas y caballos. Los espíritus malignos se agitaban, quizás ustedes no están familiarizados con este tipo de cosas. En verdad, muchas cosas que sucedieron fueron misteriosas, como enigmas irresolubles. Eran, sin duda, esquemas astutos del diablo para destruir a mi familia. Sin embargo, les digo que esto en realidad sucedió. Antes de que me levantase triunfalmente representando a todas las naciones del mundo, tuve que establecer una condición que Satanás no pudiera reclamar. En el curso de mi batalla contra Satanás él atacaba a mis parientes de sangre; ese fue el precio que tuvimos que pagar. Del mismo modo, también debí presentar una condición de la que pudiera estar orgulloso ante la historia, reclamando el derecho de la victoria sobre Satanás como representante de todos los pueblos y naciones del mundo. La misma condición se aplica a los miembros de la Iglesia de Unificación; se requiere la misma condición para fundar la nación unificada.

2          Los fenómenos espirituales no ocurren solo en el mundo invisible. Se manifiestan también de diversas formas y maneras en el mundo visible. Satanás conspiró y se movilizó por todos los medios para llevar a mi familia a la ruina. Una cosa que hizo fue conducir a mi hermano mayor y mi hermana mayor a la locura, y esto causó muchos estragos. Cuando yo era joven fui testigo de tales fenómenos y problemas que surgieron de las acciones del mundo espiritual. Un día vi que mi hermano mayor, quien yo pensaba que se había vuelto loco, estaba hablando. Él parecía estar murmurando para sí mismo; pero, cuando lo escuché atentamente, reconocí que la sustancia de sus palabras era algo formidable. Además, la forma en la que hablaba cambiaba dependiendo de la situación. Aparentemente venían una serie de espíritus y hablaban con él todo el día. Pude ver inmediatamente lo que estaba pasando.

3          Todos mis más queridos y cercanos amigos, los que más se merecían la bendición del Cielo, fallecieron. Cualquier persona en quien yo podía confiar y contar, era completamente separada de mi vida. Algunos de ellos eran del Norte de Pyeongan y otros eran de la provincia de Hwanghae. Ellos eran mis mejores amigos, pero todos fallecieron. Entonces mi hermana menor, la que era la más cercana a mi edad y a quién yo más adoraba, falleció. Mi familia tenía muchas hijas, mientras que la familia de mi tía no tenía ninguna. Por una sincera petición de mi tía, mi hermana fue enviada a la casa de mi tía y se quedó a vivir allí. Por eso siempre oraba mucho por ella. Ella me obedecía absolutamente siendo yo su hermano mayor. Yo pensaba que haría cualquier cosa para hacerla feliz, pero incluso ese deseo fue cruelmente aplastado. No solo mi hermana pequeña, sino también mí amado hermano falleció. Podemos aprender de esto que no hay misericordia en el curso de indemnización. Aun así, tuve que ir a través de este curso.

4          Mis amigos más cercanos fallecieron. Ahora que lo pienso, la razón por la cual el mundo espiritual los llevó a todos fue para impedir que yo comparta mi situación y establezca relaciones personales con ellos. Si yo hubiera hecho eso me habría impedido avanzar y llevar a cabo la Voluntad de Dios. Por lo tanto, Dios sacó a todas las personas del mundo que me importaban. Comprendiendo esto, no podría haber caminado ningún otro camino. Yo no hago lo que hago porque soy un tonto. ¿No lo hubiera pensado una y otra vez?

16-ESP-SMM100-Fishing

copylink

visita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .