Reunión Especial con la Madre Verdadera

1

Reunión Especial con la Madre Verdadera

4 de junio de 2020

Cheon Jeong Gung, 3er piso

 

Muchas gracias por su trabajo.

La existencia de este día será eterna en el viaje de sus vidas. Es un comienzo, es un punto de partida y es eterno. Este es un tiempo único.

Las reuniones por comisión que los convocó hoy para concluir la obra de este templo darán fruto en una obra que permanecerá eternamente, que no tiene antes ni después. Estamos construyendo el lugar que los ciudadanos de todo el mundo desearán visitar, el lugar donde todos deseen vivir y donde, por medio de este templo, se les enseñe y puedan sentir en carne propia, realmente, lo agradecidos que deberían estar de vivir estos momentos y descubrir el Sueño de Dios de amarlos y vivir con ellos en esta tierra; que lo que ese Padre y Madre desea es realizar el Reino de los Cielos Terrenal.

Hasta el día de hoy la humanidad caída ha venido pasando por tremendas tribulaciones. Cuando consideramos los principios de la creación por los cuales el Dios Creador debe indefectiblemente estar en la posición de Padre y Madre Celestial y que, dado que es el Alfa y el Omega, debe lograr sin falta Su objetivo, tiene que surgir en la tierra un hombre y una mujer que le aseguren esa victoria.

En otras palabras, si Adán y Eva no se perfeccionaban, entonces no llegarían a ser los padres verdaderos y no se realizarían ni el Sueño de Janul Pumonim ni la esperanza de la humanidad.

La pandemia del COVID 19 ha conmocionado mucho a todo el mundo. La gente de conciencia se habrá dado cuenta de muchas cosas. Mientras Dios exista, con las ideas humanas egocéntricas y su forma de vida actual jamás tendremos un mundo pacífico.

Un hilo de agua comienza con una gota. Al igual que un arroyo no debería culminar como tal, sino que debería llegar a unirse con un río, y ese río, a su vez, debería conectarse con el extenso océano, así mismo es como se perpetúa la vida misma. ¡Hay un lugar al que debemos llegar! Mientras ignore ese objetivo, la humanidad pasará por muchas tribulaciones.

Ayer vi una filmación que hicieron en Inglaterra en la que decían que para el año 2050 el mundo va a tener 10.000 millones de habitantes. De ser así, ¿podrá soportarlo el planeta?

Mostraban que, si en el estado actual el planeta ya sufre por los problemas que acarrean la contaminación del medioambiente y el calentamiento global, ¡encima la crisis alimentaria! Muchas regiones quedarán desertificadas y algún día el agua será insuficiente. Recorrieron el mundo haciendo un documental que muestra ese fenómeno, pero no llegaron a ninguna conclusión.

Las personas de conciencia, las que piensan en el futuro, llegarán a sentir que si no reciben la protección del Cielo no podrán sobrevivir más tiempo.

Si esas personas (los Padres Verdaderos) estuvieron entre la gente, aquellos que vivieron este presente ignorándolos o esquivándolos algún día se van a arrepentir y no podrán mirar a los ojos a sus descendientes.

¿Cuál es el anhelo del Señor a su retorno? ¿Cuál fue el deseo del Jesucristo que dijo que vendría de nuevo? Debe retornar para encontrar a su cónyuge. Janul Pumonim es quien da nacimiento a su cónyuge; no lo da en nacimiento un ser humano. De modo que el Señor de la Segunda Venida tiene que encontrarse con la Hija Unigénita.

En mis memorias hago referencia al cumplimiento de la Providencia, y dije que el Dios Creador deseó ser nuestro Padre y Madre Celestial.

El Hijo Unigénito nació hace 2.000 años, pero no cumplió su responsabilidad y murió crucificado. El Creador tiene que dar nacimiento a la Hija Unigénita y poder ver cumplida Su Providencia.

Dado que el pueblo elegido de Israel no cumplió su deber, el Cielo no puede utilizarlo más; de modo que Janul Pumonim eligió a la Península de Corea para dar nacimiento a la Hija Unigénita. Escogió a Corea.

Ustedes están participando en algo grandioso y que no se repetirá en sus vidas, ¡son responsables por el cumplimiento de una parte de ello! Y no siempre, sino solo hoy, ustedes ocupan esa posición.

Sabiendo eso, les pido que den lo mejor de ustedes, que se preparen bien y que juntos construyamos un templo único.

Ustedes ya están determinados y en marcha, ¿verdad? Pongamos lo mejor de nosotros y hagamos una obra maestra. ¡Ayu!

1

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .