Nacimiento del Padre Verdadero (5)

2

La familia del Padre Verdadero

 

El clan Nampyeong Moon, que se originó en la provincia de Cheolla, comenzó a sentar sus bases en las regiones de las provincias de Pyeongan y Hamgyeong desde el tiempo de Moon Jung-shil (문중실, 文中實) quien era conocido por el título de Señor Uian. Él era el tercero de los cinco hijos del Señor Chungseon (Moon Ik-jeom). Moon Dal (문달, 文達) descendiente de quinta generación del Señor Uian, fue el primero en establecer lo que hoy se conoce como la ciudad de Jeongju. El tatarabuelo del Padre Verdadero, Moon Seong-hak (문성학, 文成學) fue el descendiente de 19ª generación del Señor Uian. Él tuvo tres hijos: Jeong-ho, Jeong-gi y Jeong-heul. Su hijo menor, Moon Jeong-heul fue el bisabuelo del Padre Verdadero. Él fue el primero en vivir en la aldea Sangsa-ri. Moon Jeong-heul tuvo tres hijos: Chi-guk, Shin-guk y Yun-guk. El hijo mayor, Moon Chi-guk (문치국, 文致國) fue el abuelo del Padre Verdadero. Él dijo algo acerca del Padre Verdadero: “Él se convertirá en un gran hombre en el futuro; denle su apoyo en todo lo que él se proponga”. Moon Chi-guk tuvo tres hijos: Moon Gyeong-yu (문경유, 文慶裕) (11 de julio de 1893 – 11de octubre de 1954 según el calendario lunar) Moon Gyeong-bok y Moon Gyeong-gu. También tuvo dos hijas. Moon Gyeong-yu, quien recibió el título de Chungbunim, fue el padre físico del Padre Verdadero. Él se casó con la madre física del Padre Verdadero, Kim Gyeong-gye (김경계, 金慶繼) (15 de octubre de 1888 – 7 de enero de 1968) quien recibió el título de Chungmonim. Ella provenía del clan Yeonan Kim, y su nombre de nacimiento era Kim Jugwan (김주관, 金周觀). Chungmonim provenía de una familia importante y adinerada de Jeongju. Ella era la primera hija de su padre, Kim Baek-hong (김백홍, 金伯洪). Su madre, la señora Jang (장,張) del clan Indong Jang, tuvo cinco hijos, tres niños y dos niñas. Su padre apoyaba las actividades independentistas y ayudó a construir la escuela Osan en Jeongju, que generaba muchos patriotas para la lucha independentista. El apellido de su familia, Kim, provenía del clan Kim, que producía muchas personas importantes que aprobaban los exámenes nacionales y se convertían en funcionarios del gobierno durante la dinastía Choseon. Su familia la educó muy bien, con pureza y dignidad. Ella era alta, y su personalidad era activa y apasionada. Ella vivió una vida muy sacrificada por el Padre Verdadero. Al hacer esto, ella estableció el fundamento de cooperación entre madre e hijo para su camino como el Señor de la Segunda Llegada.

8          Mi familia fue bendecida por Dios durante el tiempo de mi bisabuelo, pero pagó indemnización durante el tiempo de mi abuelo. Es un principio absoluto que cuando reciben bendiciones deben pagar indemnización. Piensen en la historia de Israel; después de haber recibido una bendición, inevitablemente recibieron indemnización. Si reciben diez bendiciones, entonces deben pagar la misma cantidad de indemnización. Por esta razón, mi familia pasó por muchas agitaciones antes de que Dios me llamara. La fortuna familiar terminó desapareciendo y los miembros de mi familia perdieron sus vidas. No solo eso, sino que las personas cercanas a mí pasaron por muchas dificultades. Por consiguiente, una vez que mi familia recibió una bendición especial de Dios, Él los dejó en las manos del mundo satánico hasta que tocaran fondo. Durante ese tiempo, el mundo satánico atacó a mi familia. Mi clan tenía que sufrir un curso de indemnización durante tres generaciones.

9          Hace muchos años, Satanás intentó eliminarme atacando a mi familia con todo tipo de fenómenos espirituales incomprensibles. Nací en medio de un ambiente lleno de problemas, y tuve que lidiar con ellos por mi cuenta. Por supuesto que tuve a mis padres y familiares dispuestos a ayudarme. Entre ellos estaba el hermano menor de mi abuelo, que era un ministro reconocido. Él era un experto en literatura e historia de China. Él se graduó del Seminario Teológico de Pyongyang y hablaba muy bien inglés. Era un conocedor de la cultura occidental y se convirtió en pionero del movimiento independentista. Aunque tenía este tipo de familia que me apoyaba, yo resolví todos los problemas por mí mismo. Aun si les pedía ayuda, ninguno de ellos habría entendido lo que debía hacer. Ninguno de ellos, ni siquiera mis padres, sabía el camino que debía tomar en el futuro. Pero, debido a los fenómenos espirituales que se daban, surgieron varios tipos de problemas en todo mi clan que afectaron tanto a mis padres como a mis parientes. Indudablemente surgieron muchos incidentes. Satanás sabía muy bien quién era y lo que representaba, por lo que intentó causar muchas maldades.

10        Nací en una familia que hizo una gran contribución al Movimiento del 1° de marzo y a la lucha independentista. El miembro de mi familia que hizo esto fue mi tío abuelo, Moon Yun-guk. Un día me dijo: “Nieto, tú tienes que ser más grande que yo”. Mi tío abuelo me amaba con todo su ser. Él estuvo detrás del establecimiento de la escuela Osan.

11        Mi padre era el tipo de persona que no necesitaba ley alguna. Cuando mi padre pedía dinero por alguna razón, él devolvía el dinero con intereses y sin pasarse de la fecha límite. Él mantenía su palabra sin importar lo que pasara; era un hombre ejemplar en cuanto a cumplir sus promesas. Por esta razón, él era un hombre que no necesitaba la ley.

12        Mi madre tuvo trece hijos. Tengo tres hermanas mayores y yo soy el segundo hijo. Cinco de sus hijos murieron, pero sobrevivieron seis hijas y dos hijos. Fue devastador para mi madre que un niño tras otro tuviera que partir de este mundo mientras ella criaba a sus hijos e hijas. Cuando moría un hermano o hermana menor, mi padre se encargaba de su entierro. Hacía un féretro simple con tablas, lo llevaba en sus hombros al lugar de entierro y luego enterraba a su hijo. Mi hermano mayor era demasiado joven para ayudarlo. Mientras mi madre lloraba por tener que llevar a su hijo al mundo espiritual, mi padre, después de enterrar el féretro, regresaba a casa. Pero no lavaba sus manos llenas de la Tierra donde había realizado el entierro, sino que lo hacía tres días después; a partir de ahí se lavaba las manos y volvía a comer. Mi padre debió haber pensado: “¿Cómo puedo lavar mis manos y comer justo después de haber enterrado a mi hijo?”. Cuando veía eso, sabía que él era una persona honorable que no necesitaba de ley alguna. Su seriedad acerca de los deseos de sus antepasados superaba su consideración por las leyes humanas.

13        Mi madre era una persona de gran moral. Tenía una personalidad muy fuerte, como un hombre, pero era una buena nuera. Cuando su suegro tenía que irse temprano a algún lugar, ella preparaba el desayuno y se lo servía sin importar cuán temprano era. Ella vivió toda su vida de esa forma sin quejarse. Yo me parezco a mi madre en muchos aspectos.

14        Me parezco mucho a mi madre; por ejemplo, en su tendencia revolucionaria. Por el contrario, mi padre era más bien un erudito. Una vez escuchó algo que nunca pudo olvidar; como hacen las computadoras de ahora, él tenía memoria fotográfica. Yo saqué la creatividad de mi madre. Mi abuelo materno también era así porque era muy innovador. Él se dedicó al trabajo naval en su aldea, y siempre mostró su creatividad. Cuando tenía seis, siete y ocho años solía visitarlo y seguirlo para ir a pescar. No se imaginan cuán ansioso estaba y cuánto esperaba la oportunidad de visitarlo.

15        Mi madre tuvo muchos hijos, trece en total. Aún recuerdo lo que ella decía: “Aunque hay muchas cosas divertidas que hacer en este mundo, nada me hizo más feliz que cuidar y criar a los bebés que di a luz. Ahora que estoy muy vieja para dar a luz, siento que nada de lo que hago es tan divertido como eso”. Yo miraba el rostro de mi madre que estaba demacrado por tanto trabajo. Su rostro mostraba que en su vida había atravesado todo tipo de dificultades, pero para mí seguía viéndose hermosa mientras se esforzaba por criar a sus amados hijos. Su amor verdadero estaba acompañado por dificultades y sacrificios, pero ella se olvidaba de sus sacrificios por el bien de sus seres queridos. De hecho, el sacrificio se convierte en el abono que fertiliza la Tierra; esta produce la carne y el hueso, que es la alegría y la felicidad. Esto se convierte en amor.

16        Mi hermano mayor me apoyaba absolutamente, aun cuando él era mayor que yo. De esta manera estableció de forma natural un fundamento para indemnizar completamente la posición de Caín. La vida de fe de mi hermano mayor era muy profunda. Él sabía que ocurriría la Guerra de Corea y la independencia de Corea. Su nivel de fe era tal que podía resolver cualquier problema mediante la guía del mundo espiritual. Él reconoció que nuestra relación no era como las demás relaciones de hermano mayor y menor que hubo en la historia. Yo no era un hermano común, sino una persona de importancia histórica. Por lo tanto, él tenía fe absoluta en mí y hacía todo lo que yo decía. Una vez que estaba en Pyeongyang, sucedió algo providencialmente importante y le di a mi hermano unas instrucciones a seguir. Le pedí que hiciera cosas que serían incomprensibles para el sentido común de cualquier otra persona. Sin embargo, como lo hacía por mí, él ayudó a su hermano menor al hacer esto y aquello. No importaba si las tareas eran difíciles; mi hermano mayor me apoyaba en todo y sin dudar.

17        Mi hermano mayor podía comunicarse con el mundo espiritual, por lo que sabía que yo no era un hermano menor cualquiera. Él siempre pensó: “Todas las familias tienen hermanos, y dentro de un clan hay relaciones verticales y horizontales. No obstante, de todos los hermanos, mi hermano menor es el mejor de la historia humana”. El mundo espiritual le enseñó eso. Por esa razón, mi hermano mayor hacía todo lo que le pedía. Si le pedía que vendiera la casa, la vendía; si le pedía que vendiera una vaca, la vendía. Cuando no tenía dinero para mis estudios, él estaba dispuesto a vender incluso su propia Tierra para ayudarme a pagar los costos. Nunca se me opuso, ni una sola vez. Así es como él pudo restaurar la relación de Caín y Abel.

1

copylink

visita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .