Nacimiento del Padre Verdadero (2)

1

La Tierra natal del Padre Verdadero

 

La península coreana es una Tierra providencial. Como tiene el rol de puente entre las civilizaciones oriental y occidental, es el lugar donde se realizaron los preparativos para el nacimiento del Señor de la Segunda Llegada. De acuerdo al Padre Verdadero, Jeongju (정주, 定州) el lugar de nacimiento del Padre donde se asentó el amor de Dios en la Tierra, era el lugar que Dios había predestinado como el punto inicial para la nueva historia humana. Además, las palabras “Sangsa-ri” (상사리, 上思里) en la dirección de la casa del Padre Verdadero representan una Tierra cuyo pueblo ansía y reverencia a Dios. Como representante de la Tierra, este lugar se convertirá en la Tierra sagrada del mundo.

9          La península coreana, situada en el noroeste de Asia, está geográficamente posicionada para conectar a la civilización del continente asiático con Japón, que recibió la civilización moderna de occidente. Para conectarse con un continente, una civilización tendrá que atravesar una península en vez de ir directamente a dicho continente. Es por eso que las penínsulas siempre fomentan el intercambio cultural. En este sentido, la península de Corea tiene el rol de puente para unir las civilizaciones occidentales y orientales y hacerlas dar frutos. Por eso tiene sentido que Dios conduzca Su providencia mundial centrado en la península coreana. Por este motivo, el pueblo coreano debe estar equipado para abrazar a ambas civilizaciones y asimilarlas. Al final, lo que permite que la civilización dé frutos es la religión.

10        ¿A cuál nación vendrá el Mesías? Desde el punto de vista del principio de la restauración, él no debe venir a una nación independiente. Esto se debe a que originalmente Israel y el judaísmo, con su influencia sobre Israel, debieron haber recibido al Mesías. Al no poder realizar esto, los fundamentos de la nación y del judaísmo se perdieron; como resultado, más adelante el pueblo judío pierde su nación y queda disperso por todo el mundo. Desde el punto de vista de Jesús, la nación y la religión que debieron haberlo apoyado desaparecieron, por lo que Jesús tuvo que comenzar su ministerio desde una posición donde no tuviera relación alguna con la nación o el Templo. Por lo tanto, durante los 2.000 años de historia desde la muerte de Jesús, Dios trabajó para preparar a la nación que pasaría por situaciones similares a la nación de Israel, y así conectar esa nación a la providencia que se preparó para el día del Señor. Como el pueblo de Israel comenzó una historia llena de miseria y separaciones, para solucionar este problema Dios debía encontrar una nación desde el punto más bajo. Desde la perspectiva histórica, la nación en esa posición era Corea. De hecho, el pueblo coreano tiene varias y notables similitudes con el pueblo judío en cuanto a la situación geográfica de sus regiones y a su historia.

11        Desde el punto de vista histórico, ¿qué nación tiene un pueblo con una fe ardiente? Si bien el pueblo coreano no conoce el término “Dios” ni ha recibido profecías de Sus profetas, curiosamente durante sus 5.000 años de historia, el pueblo coreano siempre reverenció profundamente al Cielo, aun sin saber bien por qué. Que un país pequeño del hemisferio oriental haya sobrevivido era tras era hasta la actualidad y haya podido mantenerse por cinco mil años de historia es nada menos que un milagro. Si observan la historia coreana, verán que este país enfrentó varias pruebas, como ser invadido cientos de veces por países vecinos. Sin embargo, el pueblo coreano pudo soportar todos los obstáculos porque había algo que corría por sus venas: su espíritu nacional. Con ese espíritu, ellos avanzaron hacia un futuro esperanzador. Por poseer este espíritu, porque este espíritu nacional pudo afianzarse y convertirse en el espíritu predominante de la península coreana del Lejano Oriente, ellos pudieron llegar a la cima a través de todas sus batallas. ¿No debería llegar el Mesías a un pueblo que ha soportado y avanzado con este tipo de espíritu? Incluso en el nivel emocional, ninguna persona de esta región es más apasionada que el pueblo coreano. Corea ha sido llamada la Tierra Oriental de la Cortesía. El budismo, el confucionismo y el cristianismo dicen ser religiones de fe y justicia, pero ahora han llegado a sus límites. Sin embargo, así como el pueblo coreano ha defendido este espíritu por su nación, ellos son el tipo de personas que pueden recibir gran motivación de la verdad para el bien del mundo. Cuando esto suceda, su pasión inherente por la verdad estallará desde lo más profundo de sus corazones.

12        Corea se ha sacrificado mucho durante sus 5.000 años de historia. Los coreanos han tenido una gran influencia sobre China. Al estar situados al este de China, el pueblo coreano no se molestó en invadir otros países; era un pueblo que amaba la paz. Por esa razón, algunos chinos abandonaron su Tierra y se mudaron a la península coreana. Incluso Confucio elogió a este pueblo. Él dijo que allí vivía un pueblo sagrado, y expresó su deseo de ir a visitarlos. Si estudian la historia de Corea, verán que el pueblo coreano no invadió a otros países. Si bien fueron invadidos varias veces, ellos nunca invadieron a otro país. Sin embargo, cuando eran atacados injustamente, ellos parecían como el fuego; nadie podía subyugarlos. Ellos son un pueblo que literalmente arde con la justicia. Si un coreano moría mientras viajaba por regiones como Manchuria o Siberia, en su cuerpo no se encontraría nada más que una pipa y un pedernal. Las personas de otros países llevaban espadas u otros tipos de armas, pero los coreanos no poseían esas cosas. Por esa razón, si un coreano que viajaba por Rusia o China golpeaba una puerta por la noche, la mayoría de los rusos y chinos lo recibiría. Corea es un país cuyo pueblo merece producir a alguien como yo.

13        Mi Tierra natal es Jeongju, al norte de la provincia de Pyeongan, en Corea del Norte. Tengo muchas historias que compartir de ese lugar, y tengo muchas anécdotas de mi infancia. En el futuro, las personas del mundo apreciarán mi Tierra natal como los musulmanes aprecian La Meca y los cristianos Jerusalén. Por lo tanto, les pido que visiten mi Tierra natal en algún momento. Si no lo hacen, cuando vayan al mundo espiritual las personas los acusarán, los señalarán y les dirán: “¿Qué hiciste mientras estabas en la Tierra?”.

14        Deben poder decir: “Serví a los Padres Verdaderos de principio a fin”. De otro modo, ¿cómo pueden convertirse en ciudadanos del Reino de Dios y construir la Familia Real en el Reino de los Cielos? Por eso deben volver al lugar donde nacieron los Padres Verdaderos. Originalmente su hogar debe ser el Jardín del Edén, y el Edén es donde nacieron los Padres Verdaderos. Debido a la Caída, la humanidad perdió la Tierra de ese hogar original. Pero ahora que los Padres Verdaderos se han convertido en los dueños del Jardín del Edén, el lugar donde nacieron los Padres Verdaderos se ha convertido en la Tierra natal de la humanidad. Por ende, el lugar donde nacieron los Padres Verdaderos también es su Tierra natal.

1

copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .