La Filosofía de Vida de los Padres Verdaderos (4)

1

Devoción y vida de oración

El Padre Verdadero dijo que si tuviera que elegir una sola palabra sería seong (誠) que significa “sinceridad”. El Padre siempre hizo hincapié en la importancia de la devoción sincera. La devoción sincera se refiere a las condiciones para realizar la Palabra en la vida diaria. Es la actividad básica de la vida de fe, la que puede mover el corazón de Dios y el corazón de la gente. Los Padres Verdaderos siempre piensan que las personas que ofrecen sincera devoción, y las cosas que vienen como resultado de la sincera devoción, son más importantes que cualquier otra cosa. Además, destacan que si oramos con fe, Dios trabajará para hacer que nuestras oraciones se hagan realidad, y que antes de orar debemos actuar.

14        Cuando me encarcelaron llegué a ser un padre para mis compañeros de prisión. Cuando fui a una obra en construcción llegué a ser un padre para los trabajadores. Cuando pasé siete años en Gloucester, en los Estados Unidos, saliendo con los barcos, salí con esa clase de corazón. Cuando salía en el barco New Hope, incluso cuando todos los demás estaban durmiendo la siesta, yo no descansaba. En la mañana, cuando tuve que ir al mar, estaba en el muelle aunque el capitán seguía durmiendo. Mientras estaba en el barco me quedaba despierto. Había una cama en la cabina, pero me acosté allí solo una vez, cuando tuve un fuerte dolor de cabeza. Así fue como me esforcé. Tuve la responsabilidad de establecer la tradición, como lo hace el capitán de la embarcación por su tripulación. Más que eso, debía asumir la responsabilidad como un padre. Cuando establecí las Industrias Tongil, tomaba 3 o 4 horas viajar de Cheongpa-dong a Sutaek-ri. No puedo contar cuántas veces fui ida y vuelta, a veces dos veces al día y hasta tres veces al día. Durante tres años fui ida y vuelta al Seminario Teológico de Unificación en Barrytown. Siempre cuando sentía que tenía que hacer alguna condición especial, iba allí cada día. Si tenía que ir a algún sitio y volver tarde, al día siguiente iba de nuevo en la mañana temprano. Hice esto para ofrecer una sincera devoción.

15        La devoción sincera permite a Dios tirar Su ancla en un lugar donde no hay una línea de anclaje. Al ofrecer sincera devoción, la cadena del ancla baja eslabón por eslabón. Cuando les alcanza y ustedes se aferran de esa cadena, entonces pueden ser levantados libremente hasta el reino de Dios. Si ustedes no hacen las condiciones de devoción, no pueden subir. Por lo tanto, deben ofrecer devoción para poder atarse al ancla. Si logran hacer un fuerte vínculo, pueden ir al Cielo libremente. Una puerta se abrirá en su vida de oración. Como ustedes ofrecen la más sincera devoción, esa puerta se abrirá ampliamente en el plano terrestre y los elevará en el ancla de Dios. Si oran muchas veces, poco a poco la puerta de su oración llegará a ser más grande. Como se amplía gradualmente, la cadena se convertirá en una escalera. Luego, a medida que ustedes ofrecen continuamente más devoción, la escalera llegará a ser una montaña, y en lo alto de la cumbre de esa montaña se pueden conectar con el Reino de los Cielos. En ese momento, o ustedes suben o el Cielo bajará. Después, ustedes extenderán la escalera y todas las personas en el mundo espiritual trabajarán duro para ustedes. Sus condiciones de sincera devoción los traerán a la Tierra. Además, si ustedes ofrecen devoción por otras personas en la Tierra, aparecerá una montaña delante de ellos, mostrándoles un camino para ascender a una esfera en la que puedan recibir los beneficios.

16        Los que no ofrecen condiciones de devoción tienen muchas excusas para no hacerlas. Las personas que ofrecen devoción no ponen excusas porque tienen tantas metas por los que deben ofrecer devoción. Es por eso que Dios no dice ni una palabra a modo de excusa. Desde el momento de la creación hasta nuestros días, Dios casi no ha hablado; más bien, Él se ocupa de ofrecer Sus propias devociones sinceras. Él las ofrece por el bien de la totalidad, con el fin de estar en la posición donde pueda relacionarse con todos los seres. Dios está ofreciendo cada vez más la devoción, aun con el mismo corazón de lealtad de elevar las esferas inferiores a un estado superior. Los Padres Verdaderos van por ese mismo camino. Siempre estamos haciendo un nuevo comienzo. Eso significa que tenemos que seguir ofreciendo devoción adicional. No vamos a imitar el dolor de aquellos que han salido perdiendo; más bien, vamos a conectarnos con la alegría de los vencedores.

17        Yo debía ofrecer una increíble cantidad de devoción, numerosas condiciones de devoción, con el fin de crear un sólido fundamento económico para la liberación de todos los pueblos del mundo. Después, Dios y Satanás tendrán que reconocer lo que hice. Es por eso que yo vivo mi vida de esta forma. Es por eso que he estado yendo a Cheongpyeong todos los días. Puedo volver a casa alrededor de la medianoche; pero, con el deseo de querer ver aquella Tierra otra vez, volveré allí la mañana siguiente. Estoy invirtiendo mi devoción sincera todo el tiempo. De hecho, tengo que seguir ofreciendo devoción. Tengo que reunir todos los paquetes de devoción y ofrecerlos a Dios junto con nuestra sangre y sudor. Entonces Dios, el Compañero Sujeto, no dudará en proporcionarnos los materiales necesarios para volver a crear la nación y el mundo. Esto es vivir de acuerdo con el Principio.

18        La enseñanza de la Iglesia de Unificación es temible. Cuando fuimos a América del Sur, no tuvimos ninguna intención de causar pérdidas a nadie. Así que tuvimos que empezar todo por nuestra cuenta y construir todo con nuestras propias manos. Sin embargo, nunca sucumbimos a la fatiga. No pude permitirme el lujo de cansarme, porque yo quería resucitar a América del Sur para que llegue a ser un continente que puede ayudar al mundo. Decidí que mientras Dios no abandone Su esperanza de ayudar al mundo, yo no podía abandonar a América del Sur. Les digo que mientras haya personas que están invirtiendo devoción por esto, va a funcionar. Ahora me estoy acercando a la edad de 80 años, pero estoy añadiendo algo más cada día. No me retiro. Hoy debería arrojar una gota más de sudor de las que derramé ayer, dar un paso más, hacer una cosa más. Así es como puedo avanzar. La palabra “parar” no está en mi vocabulario. La palabra “parar” se conecta con retiro y muerte. La palabra “avance” está conectada con lo floreciente y con el Reino de los Cielos.

19        Cuando doy un sermón nunca decido el título o hago investigaciones por adelantado. Esto es porque cuando empiezo a hablar me paro en relación a la esfera vertical. El agua fluye más rápido cuando cae hacia abajo verticalmente, en un ángulo de 90 grados con respecto al nivel de la superficie, y luego fluye horizontalmente. Con la gente escuchándome, muchas historias fluyen de mi boca como si se abriera un grifo de agua. Es así porque hay gente que necesita escucharlas. Como tengo muchas cosas que decir a diferentes personas en la audiencia, esto requiere de mucho tiempo. Un buen número de personas reviven con mis sermones. Sabiendo esto, soy capaz de hablar durante más de diez horas. ¿Con qué propósito lo hago? Es para revivir a mis hijos.

20        Si a otros les toma 1 hora y 30 minutos en llegar a un destino, yo lo hago en una hora y 10 minutos; ahorro 20 minutos. Otros pueden pasear, pero cuando yo camino levanto mi pie solo un par de centímetros, siete centímetros máximo. Mi paso es de 7 a 15 centímetros más largo que el de la mayoría de la gente. Así que puedo caminar mucho más rápido que otros. Puedo completar una distancia de 8 kilómetros 25 o 30 minutos más rápido que los demás. Tengo que caminar a una velocidad alta para alinearme con este tiempo de urgencia. Ahora las cosas se están moviendo mucho más rápido que antes. Si yo fuera a moverme lentamente en una era de ritmo rápido sería como si estuviera remando hacia atrás.

21        Dios sinceramente preparó materiales educativos maravillosos, sin omitir nada, pero ustedes no sabían eso. Yo también preparé materiales educativos. Tomó un gran esfuerzo descubrir la verdad sobre la restauración, sobre la muerte, sobre el mundo espiritual y así sucesivamente. He experimentado orar seguido por más de 17 horas sin tomar un descanso para comer. Para mí, 10 o 12 horas en oración no es algo fuera de lo común. Es por eso que mis rodillas están callosas. Ahora, incluso si yo no oro por mucho tiempo, ya que Dios está muy cerca, podemos comunicarnos inmediatamente. Si no damos a conocer la verdad en el mundo, ¿cómo podemos liberar a toda la gente, a toda la humanidad? Pasando por tales esfuerzos y penurias, finalmente descubrí la verdad y la revelé; pero me di cuenta que Dios había preparado todo esto hace mucho tiempo.

22        La fuerza de mi oración es lo suficientemente fuerte como para tirar un árbol de pino y sacarlo de la Tierra, o para arrojar una roca para que ruede por la ladera de una montaña. En el pasado, cuando oraba en los meses sofocantes de mayo y junio en pantalones de algodón forrado, derramé tanto sudor y lágrimas mezclada con sangre que tuve que exprimir muchas veces el sudor y las lágrimas de mis ropas. Cuando oraba con toda mi devoción, luchando para cumplir la Voluntad de Dios, incluso en circunstancias que fracturaban mis huesos y maltrataban mi carne, Dios me visitó y consoló mi corazón.

23        Cuando oro me estoy sosteniendo a la cima del mundo, luchando para hacer que cambie hacia el camino correcto. A los cinco minutos estoy sudando. Esa es la batalla más dura. Cuando Jesús oró sabiendo que iba a ir a la cruz, derramó sudor y sangre. Esa fue una batalla. Yo puedo decir que fue la lucha final. ¿Saben ustedes cuán necesaria es la oración? ¿Han experimentado los efectos de la oración? Ustedes deben tener esas experiencias. Deben tener la convicción de que la oración nunca falla para lograr cosas. Estoy diciendo que, después de orar, no duden. No cuestionen preguntándose: “¿Dios escucha mi oración?”. Crean lo que les dije y piensen: “¡Se cumplirá!”. Si continúan orando así en los próximos 10 años o los próximos 100 años, ustedes subirán, nunca bajarán. Y si le dicen a Dios que nunca se darán por vencidos en el camino, entonces Dios les ayudará definitivamente. Él les ayudará en todo momento. La Voluntad para la que Dios está trabajando no se puede completar después de pocos años de trabajo. La Voluntad para la que Él está trabajando con certeza se logrará. Sin embargo, puede requerir varios cientos de millones de años. Entonces, si ustedes sostienen en alto la Voluntad de Dios, deben tener la convicción de que no van a cambiar, ni siquiera en cientos de millones de años. Dios quiere ver a esta clase de personas porque esa es la Voluntad que Él quiere ver cumplida.

24        Dios no quiere estar en deuda con ustedes. Él quiere darles todo lo que puede, y Él va a tratar de darles aún más. Sin embargo, es posible que tengan que esperar, lo que podría ser cansador. Si aún no lo reciben, sus hijos e hijas lo recibirán. Es por eso que pedimos que tengan un corazón de orar continuamente, incluso durante decenas de miles de años. Los Padres Verdaderos están orando por las cosas que pueden pasar en 1.000 años a partir de ahora. Estamos ofreciendo oraciones serias acerca de cómo el mundo debería ser en 10.000 años. Si nosotros, los fundadores de la Iglesia de Unificación, junto con los miembros, ofrecemos oraciones con toda seriedad, entonces, siempre y cuando el estándar de nuestra oración descanse en el Cielo, la Iglesia de Unificación no perecerá. Incluso si todo el mundo nos quiere ver arruinados, absolutamente prevaleceremos. Tantas personas han orado para que nosotros perezcamos, ¿no? No obstante, si oramos en la forma en la que les expliqué, una oración que hace surgir predicciones acerca de qué clase de era está por venir, debemos tratar de calificarnos para asumir la responsabilidad de esa era. Para ello, deberíamos invertirnos a nosotros mismos, olvidar que invertimos, e invertirnos de nuevo. Esto es lo que Dios hace, y nosotros deberíamos hacer lo mismo. Es la única forma. Sean conscientes de esto. Este es un secreto para resolver todo.

25        Hasta el día de hoy he orado por tres cosas basado en los lemas que he establecido. Primero tiene que ver con la fe. Cuando estoy delante de Dios, tengo que creer en cosas que la gente del mundo no puede creer. No hay nada que Dios pueda decir que yo no pueda creer. En segundo lugar, he orado por sabiduría. No puedo encargarme de todo a menos que pueda demostrar una calidad de liderazgo claro en como juzgo las situaciones. Por eso le pedí a Dios: “Por favor, deme una sabiduría mayor que la de Salomón”. Por último, he orado por amor. He ido más allá del nivel del pueblo coreano. Ahora, cuando aparezco con amor delante de todos los pueblos, sin importar como, mi forma de pensar es que no habrá nadie, independientemente de su nacionalidad u origen étnico, que no desee recibir amor de mí. Creo que sin importar quienes sean, ellos serán atraídos a mí a causa de este amor por el que yo oré. Tal amor es lo que más se necesita para llevar a cabo un nuevo movimiento en los Últimos Días, que es una era en la que el amor se ha secado. Estas son las tres cosas por las que he estado orando. Desde que comencé a orar de esta manera, todo lo que pedí se ha realizado, a pesar de que no sabía cuándo se llevaría a cabo.

Chambumo Gyeong

1

copylink

visita

Visita Unificacionistas.com en facebook

cubeb1

face

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .