Establecimiento de la Constitución del Cheon Il Guk (parte 3)

1

Establecimiento de la Constitución del Cheon Il Guk

El propósito de la Constitución

 

La Constitución del Cheon Il Guk fue escrita para presentar las metas y propósitos de la fundación del Cheon Il Guk. Contiene las leyes, normas y guías a través de las cuales los ciudadanos del Cheon Il Guk cumplirán las palabras que los Padres Verdaderos sustanciales enseñaron y ejemplificaron a lo largo de sus vidas. Se inauguró la Constitución para proveer una base legal para nuestras vidas diarias y para nuestra vida familiar, y para construir las estructuras y sistemas de la nación de Dios y del mundo de Dios. Es para enraizar la cultura del corazón y florecer espléndidamente en el mundo donde familias ideales, trascendiendo todas las barreras conectadas a la nación, la raza, el género, la cultura, la religión y demás, sirvan a Dios y a los Padres Verdaderos.

23        Cuando se cumpla la Voluntad de Dios, la ley se aplicará en ambos mundos, el físico y el espiritual. Es decir, la constitución que usamos en la Tierra también será usada en el Cielo, y la constitución que se use en el Cielo también será usada en la Tierra. Dios tiene esa ley, pero no ha podido gobernar de acuerdo a ella. Por lo tanto, se convirtió en un Dios de tristeza. ¿Cuándo llevaremos a cabo una ceremonia para proclamar esta constitución? La meta está pendiente ahora. Primero debemos traer al mundo al escenario donde podamos recuperar la nación del Cielo. Aún no tenemos una nación de Dios. A pesar de que ocupamos solo un pequeño lugar, no somos los únicos que estamos aquí. Incontables miríadas de espíritus del mundo espiritual están observando este lugar atentamente. Siempre deben estar conscientes de que numerosas sociedades y miríadas de gente meritoria a lo largo de la historia están constantemente midiéndolos con los estándares del Cielo. Desde este punto de vista, es evidente que cada cosa simple que hacen importa. Por ejemplo, incluso su manera de sentarse debería estipularse como un protocolo de conducta.

24        Cuando Adán y Eva violaron la ley eterna e incambiable del Cielo, fueron castigados bajo esa ley. Alguien que viola la ley será asimismo responsable, y no podrá escapar de la regla del castigo. Una era temible está al alcance de nuestras manos. Cuando llegue esta era, su relación actual con el padre falso, Satanás, no podrá continuar; debe ser claramente cortada. Todo lo que Satanás pueda poseer debe ser quemado. Debemos depurarnos y eliminar todas las cosas que se relacionan a Satanás. No las reorganizamos simplemente, sino que las eliminamos. Luego de quemarlas, tenemos que desechar hasta las cenizas. No debe haber ni una sombra de Satanás. Al hacerlo, y asegurando el reino del Sabbath, debemos conectarnos con el linaje del amor verdadero en cuyo núcleo está el sexo absoluto. Para convertirse en los hijos y las hijas de la nación del Cielo, deben nacer nuevamente a través del cuerpo de la Madre Verdadera. Cuando lo hagan, podrán ser cosechados como el fruto de la historia. Debemos construir la nación de Dios con tales hijos e hijas. Debemos construir un mundo libre de las sombras de la Caída. Solo entonces los Padres podrán sentarse y cumplir la Voluntad, compartiendo todo con Dios, todas Sus alegrías y tristezas. Entonces la posición de los Padres Verdaderos podrá estar totalmente asegurada. Luego, ustedes también podrán heredar la realeza de la liberación y completa libertad, en la que todas las cosas salen bien. Después de eso todo será fluido. No necesitarán explicar de qué se trata el Reino de los Cielos.

25        Junto con el poder del amor, el poder de la ley es necesario para proteger la fuerza de la vida del amor. El universo se inclina a unirse para proteger el derecho de la existencia. La ley del Cielo sirve para proteger a todas las cosas para que se unan en armonía. El mundo de la bondad no cambia, y ese es el reino donde Dios puede morar. Dios puede morar allí porque es un mundo con una gran fuerza vital que proviene del amor. Necesitamos entender que la palabra “amor” significa vivir por el bien de otros, no para nuestro propio beneficio. El propósito de la creación de Dios no fue para Su propio bien; fue para establecer relaciones entre las contrapartes. Somos los seres que pueden convertirse en los compañeros completos de Dios. Él creó el universo para nosotros.

26        El destino final de la fortuna celestial es el mundo donde se cumple la Voluntad. Ese mundo, donde viven las personas perfeccionadas, tiene que afianzarse basado en la ley de Dios. Para hacerlo, la soberanía buena debe ser capaz de conectarse a ustedes, su familia, su pueblo, la nación y el mundo hasta el cosmos. En ese mundo, deben ser capaces de decir: “Soy una persona que tiene el derecho de estar bajo el gobierno de la ley universal”. Deben ser capaces de extender esta afirmación a los niveles de su familia, tribu, pueblo, nación y mundo. La providencia de Dios se dirigirá a tal lugar, y la fortuna celestial tomará la misma dirección. La fortuna celestial encabezará el mundo de una soberanía de bondad; pero no podemos saltar allí directamente. Debemos primero pasar por el individuo, luego la familia, la tribu, el pueblo, la nación y el mundo. Finalmente, debemos unir el mundo físico y el mundo espiritual y proclamar el establecimiento de la constitución buena, centralizada en la buena soberanía. Sobre esa base, las futuras generaciones podrán ir desde el nivel individual al nivel familiar naturalmente, sin ninguna lucha. Eso se conocerá como la era del Reino de los Cielos en la Tierra.

27        Dios es el soberano y el rey de los reinos celestial y terrenal; los mundos y las naciones no pueden evitar estar bajo el reino de Dios. Lógicamente podemos concluir que todos los lugares deben ser el Reino de los Cielos en la Tierra y en el Cielo. Si esto hubiera sucedido, la humanidad no habría sufrido una historia miserable. Ni siquiera estaría dividida por la raza o la nacionalidad. No habría habido rupturas o divisiones entre los negros, los blancos y los amarillos, o entre coreanos y estadounidenses. En lugar de ello, como descendientes de Adán, seríamos un pueblo homogéneo, una única cultura y un único mundo. Ese mundo no sería ni democrático ni comunista, estaría gobernado eternamente por el eterno soberano Dios a través de Su constitución.

28        En el curso de la providencia de la salvación de Dios, los seres humanos han sido gobernados por muchas leyes, como las del Antiguo Testamento. Sin embargo, hasta ahora no ha habido ninguna ley a través de la cual Dios pudiese gobernar el mundo de bondad, el mundo en el que la Voluntad y el propósito de Dios son cumplidos y se completa Su providencia, más allá del mundo de la providencia de la salvación. Llegará la era en la que la ley de Dios se manifestará. Cuando esto suceda, los individuos, las familias, las naciones y todo el mundo necesitarán acomodarse a la ley de Dios. Tendrá efecto no solo en la Tierra, sino también en el mundo celestial eterno. Los que han sido entrenados en Su ley estarán protegidos naturalmente en el medioambiente en el que viven y también cuando pasen al mundo espiritual. Estoy diciendo que se está acercando esa época. La era en la que la ley de Dios se establece será la era de la soberanía buena, un mundo de una dimensión más elevada. Esta ley no mirará al mundo desde la perspectiva bidimensional del mundo físico; tendrá una perspectiva tridimensional que incluya al mundo espiritual. Debemos levantarnos para recibir a ese mundo.

29        Si toman una posición de perseguir sus propios intereses, estarán violando la ley; pero si toman medidas para buscar el beneficio de la totalidad, nadie podrá arrojar acusaciones contra eso. Incluso Dios, el Cielo y la Tierra tendrán que reconocerlo, y el reconocimiento público que reciban no cambiará ni después de miles de años. Si viven para crear la rectitud basada en la ley absoluta, las cosas como la restauración a través de la indemnización o el infierno ya no existirán. Estarán totalmente en el reino de la liberación y la libertad completa. Si ustedes, o alguien más, actúan desde este fundamento, estarán eternamente protegidos y elevados por Dios y el cosmos. Dios les legará el derecho de heredar de Él el derecho de vivir junto con Él y el derecho de compartir la alegría con Él; y les otorgará todo lo que se reconoce con un valor universal. Heredarán todo.

30        Si el soberano y el pueblo juntos crean el estándar de bondad y maldad para la nación, ¿quién establece el estándar de la bondad y la maldad para el universo? Será Dios, quien es el Señor Soberano de este universo, y luego serán los ciudadanos globales del mundo. Así como ellos ahora representan a su propio pueblo en sus naciones, llegarán a representar al mundo como ciudadanos globales. Por esa razón, tiene sentido que la constitución que debe surgir para distinguir el bien y el mal en el universo se deba hacer conjuntamente con Dios y los seres humanos. A pesar de que existen leyes de las naciones decididas por el gobierno nacional y el pueblo, la constitución incambiable del universo, que refleja los puntos de vista y opiniones del Soberano y de los ciudadanos globales, aún no se ha creado. Sin embargo, la conciencia, el ideal y la esperanza de los seres humanos son incambiables. Por lo tanto, tendrá que surgir una constitución que esté en consonancia con ellos. Garantizará la vida, y ambos, Dios y los seres humanos, se regocijarán con ella.

31        Todos ustedes deben ser capaces de estar de pie erguidos, sin sentir vergüenza frente a sus antepasados y su clan. Cuando se enfrenten al juicio de Dios, deben ser personas a las cuales Dios pueda amar y elogiar. Frente a Dios debe haber testimonios de ustedes, de su tolerancia a través de situaciones insoportables, de sus victorias en posiciones difíciles, de su abnegación para resolver algunas circunstancias en las vidas de otras personas y demás. Deben hacer lo que sea para alcanzar algo de lo que puedan estar orgullosos frente a Dios. No tienen ningún lugar en el universo donde se puedan esconder. No pueden escapar al lugar que les gusta. Un ser humano no puede escapar del reino que está organizado de acuerdo a la ley del universo. Deben seguir ese camino. Por favor, entiendan que están viviendo bajo el gobierno de la ley universal, centralizados en el estándar que será establecido en una constitución formal en el futuro. Esta constitución estará conectada a la enseñanza central, el orden y el principio del amor por la familia, la sociedad, la nación, el mundo, el cosmos y Dios. El único modo en que pueden ser protegidos y apoyados por todas las leyes, incluyendo la ley de la naturaleza, y tener el derecho a la libertad, es amando a otros y viviendo por el bien de los demás.

32        No van a vivir en la Tierra natal eterna, la nación eterna, por espacio de un solo día. Por lo tanto, necesitan aprender los protocolos de la vida en el mundo eterno. Aunque tuvieran que vivir allí por solo un mes, no estarían exentos de ellos. Necesitan aprender las tradiciones que han sido pasadas por el hombre y la mujer, el padre y la madre, los hijos, nietos, tribu, pueblo y nación. Quieren vivir en esa nación junto con su familia; sin embargo, pueden enfrentar restricciones dondequiera que vayan, Hay fronteras nacionales, y tal vez no puedan ir más allá de ellas. Se los puede detener en cualquier lugar al que traten ir. Si cometieron pecados o crímenes aquí en la Tierra, no podrán encontrar una salida; conflictos desde todas las direcciones los bloquearán. Por esa razón, primero necesitan un entrenamiento riguroso en la Tierra para una vida centralizada en la Tierra natal original.

33        La razón por la cual se pueden llamar dueños del Cheon Il Guk en el Juramento de la Familia es que nosotros, los Padres Verdaderos, como la raíz central, fuimos pioneros en todos los campos y niveles y fundamos todo en nuestra generación, trascendiendo a todos los pueblos, todas las naciones e incluso la frontera entre el mundo espiritual y el mundo físico en el pasado, el presente y el futuro. Adán y Eva provocaron la destrucción en su generación y nosotros, los Padres Verdaderos, lo resolvimos en nuestra generación. Aún más, centralizados en los fundamentos de la constitución de la nación del Cielo, creamos un fundamento necesario para dar vuelta todo en 180 grados y construir la familia y la nación que se dirigen hacia una nueva dirección. Por lo tanto, este nuevo mundo que hemos creado no puede ser juzgado por ninguna constitución, soberanía o tradición convencionales. Se debe construir sobre la base de una nueva cultura, tradición e historia.

1

copylink

visita

Visita Unificacionistas.com en facebook

cubeb1

face

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .