El Wolli Wonbon

1

El Wolli Wonbon

 

La autorización de Dios

El 11 de mayo de 1951, el Padre Verdadero comenzó a escribir el Wolli Wonbon, el Texto Original del Principio Divino. Lo completó el 10 de mayo del año siguiente. Escribía tan rápido que hacía que el discípulo que estaba viviendo con él sacara punta a los lápices sin parar para mantener el ritmo de la escritura del Padre. Mientras escribía el primer manuscrito del Principio, él cantaba himnos en medio de lágrimas. A veces se trepaba a un farallón en la montaña, detrás de su choza de cartón y cantaba y meditaba. Luego regresaba y se dedicaba con todo su corazón y alma a la escritura. Es curioso que en aproximadamente diez páginas en el medio del libro (de la página 291 a la 300) el texto está escrito en tinta azul. El Wolli Wonbon es importante por el hecho de que está escrito con la propia letra del Padre Verdadero y es el primer registro del Principio Divino existente en la historia. En los primeros días de la iglesia algunos de sus discípulos transcribieron el Wolli Wonbon y compartieron las copias con otras personas, distribuyéndolas.

1          Cuando enseño el Principio, no me refiero solo a la Biblia. Mucho de su contenido no está escrito basado en la Biblia. Mayormente lo recibí directamente de Dios. Jesús no escribió personalmente la Biblia, el Nuevo Testamento fue compilado por sus apóstoles. La verdad se debe mantener como la verdad. No se debe agregar el propio punto de vista o teoría teológica. ¿Dios los autorizó para hacerlo? Les estoy preguntando: ¿Se les permitió agregar su propia teoría a la verdad? Nunca presenté nada que no fuera aprobado por Dios. Primero lo viví, y luego lo presenté al mundo. No hay ninguna duda al respecto. Es por esta razón que no perecerá.

2          Cuando vivía en la provincia de Beomil, ni siquiera podía vestirme con ropas decentes. Tenía el pelo enmarañado y vivía con un joven, Kim Won-pil, en una casa precaria parecida a una cueva. Cuando las personas nos miraban sin duda sentían pena de nosotros. Un día, Kim Won-pil dijo que trabajaría para ganar dinero y le dije que estaba bien. En ese tiempo yo estaba escribiendo el Wolli Wonbon, el primer manuscrito del Principio Divino. El tener aunque sea un compañero que me siguiera, andando el mismo camino, era tan precioso. Ustedes también deberían experimentar el sabor de ese tipo de relaciones humanas. Todos los días, cuando Kim Won-pil salía para el trabajo, yo lo acompañaba sin fallar al menos un kilómetro. No me sentía cómodo si no lo hacía. Cuando era la hora de que regresara, nuevamente lo acompañaba en el camino a casa. No tienen idea de lo encantado que me sentía al verlo nuevamente al final del día. Cuando dormíamos a la noche, no teníamos edredones, solo una fina manta para cubrirnos. Así vivíamos en ese entonces.

3          Escribí un libro acerca del Principio, el Wolli Wonbon, en la provincia de Beomil, en Busán, mirando la bahía. Primero hice un bosquejo de los puntos principales del libro y luego comencé a escribir. Escribí las ideas en forma resumida, como en las poesías. Ya que solo escribía los puntos esenciales, las personas apenas podían entenderlo, era necesario que yo se los explicara. Así fue como escribí el texto, el cual completé en mayo de 1952. Luego del Wolli Wonbon vino la Explicación del Principio Divino (Wolli Haeseol) y más tarde la Exposición del Principio Divino (Wolli Gangnon)

4          No descubrí el Principio solo a través de la Biblia. Pensé: “Si el Génesis es el capítulo acerca de la Caída humana, el libro del Apocalipsis es el capítulo sobre la restauración. Lo malo que sucedió con el árbol de la vida debe ser restaurado a través del árbol de la vida. Si no funciona así, la Biblia está equivocada”. Todo lo que viene de una semilla retorna a la semilla. Así es como debería ser. Asimismo, el brote de la semilla crece hacia arriba, no de costado. Tiene que seguir ese principio. El Principio que les estoy enseñando hoy está de acuerdo con la historia desde el punto de vista providencial. Está basado en un método deductivo. Sin duda alguna, Dios está vivo. Mientras Dios exista y lidere la providencia para la Voluntad centrado en el amor, el mundo tendrá que entrar en la era de la unidad basada en la esfera cultural del amor de Dios. Revelé por qué Dios creó el Cielo y la Tierra, cómo se llevó a cabo la creación del Cielo y la Tierra y por qué Dios es amor, desde esta perspectiva.

5          Dios consuela a todas las personas que están afligidas. Dios también es el Señor que reina sobre la vida, la muerte, las desgracias y las bendiciones. Es por esto que los seres humanos quieren confiar en Él en cualquier situación, especialmente en los momentos difíciles. Cuando ustedes tienen el corazón de cuidar a otros, Dios vendrá incluso aunque ustedes le digan que no lo haga. Esto se debe a que, en tal lugar, ustedes forman una base sobre la cual Él puede relacionarse con ustedes como Su contraparte. Por eso, siempre que están haciendo algo bueno, Dios vendrá a ustedes aunque no se lo pidan. Dondequiera que haya bondad, Dios está presente. Por esta razón, en el Wolli Wonbon, el significado de “compañero objeto” o “el valor del compañero objeto” se presenta con un concepto completamente diferente. Una vez que ustedes dan y reciben, tienen una relación con su contraparte. Cuanto más dan y reciben con su contraparte, mejor cultivarán la relación. Por lo tanto, ustedes eventualmente serán un compañero objeto con él o ella. Por esta razón, si sus actividades se centran en Dios, la bondad o la verdad, sin duda permanecerán.

6          Siempre que lleven el libro del Principio Divino deben tratarlo con extremo cuidado. Imaginen si hubiera tan solo un libro del Principio. Piensen en lo cuidadoso que fui protegiendo el Wolli Wonbon cuando estaba escribiendo el primer texto del libro. ¿Qué habría pasado si ese manuscrito se hubiera perdido o si yo hubiera muerto? Les digo que el Principio determina la vida y la muerte del mundo. ¿Alguna vez han pensado que de este libro depende si su tribu prospera o perece, si su nación prosperará o caerá, si el mundo va a prosperar o perecer y si el Cielo y la Tierra van a prosperar o perecer? ¿Alguna vez han pensado que de este libro depende la vida eterna de cada individuo? Si nunca pensaron en ello, piensen en cuán lejanos están del mundo del corazón, y cuánto tiempo tomará para que se conecten con los que están viviendo en ese mundo.

7          He llegado hasta aquí centralizado en el Principio y con el Principio. Establecí el fundamento con dificultades. Cuando escribí el libro del Principio Divino, invertí mi sangre, sudor y lágrimas. Por favor, entiendan que mis lágrimas sangrientas están incrustadas en todas y cada una de las páginas de su contenido, y están clamando por ustedes. Invertí mi vida y sacrifiqué mi vida por ello. Por eso les digo que mi sangre y lágrimas están suplicando por ustedes. Nunca deben ir en contra del Principio. Ni siquiera piensen que el Principio que les estoy enseñando no tiene valor. Incluso Dios se inclina solemnemente ante él y lo honra. Así es el Principio.

La esencia de la verdad

El Padre Verdadero enfatiza que cuando estaba escribiendo el Wolli Wonbon, el Texto Original del Principio Divino, no tenía otra opción sino escribir en un estilo resumido en lugar de hacerlo con descripciones y explicaciones, porque estaba presentando la esencia de la Verdad. Tiene una calidad histórica que puede encender el poder del amor para explotar con el corazón original. Eu Hyo-won, el primer presidente de la Iglesia de Unificación, había examinado minuciosamente las escrituras de varias religiones. Sin embargo, cuando leyó por primera vez el Wolli Wonbon, confesó que se había sumergido tan profundamente en el asombroso mundo de la Verdad y lloró tanto que le llevó días transcribir tan solo una página.

8          Como escribí el Wolli Wonbon de forma poética, los contenidos de varias decenas de páginas están condensadas en una sola. Una persona promedio no puede entenderlos bien incluso después de haberlos leído y considerado. Un día le pedí a Eu Hyo-won, que había estudiado medicina, que los explicara, dijo que no podía hacerlo. Entonces le expliqué solo una página. Él se inclinó en el acto y me dijo: “Lo siento. No me había dado cuenta de que contenía un significado tan profundo. Nunca podría haberlo descifrado solo”.

9          Luego de venir desde Heungnam a Busán, comencé a escribir el Wolli Wonbon el 11 de mayo de 1951. Lo escribí en un estilo compacto poético. No importa lo mucho que tratasen, nadie podía entenderlo bien. Se lo expliqué a Eu Hyo-won y luego su mente se abrió. A partir de entonces derramó lágrimas al leer cada página del manuscrito, tanto que llegó a ser un “manuscrito de lágrimas”. Decía: “¿Cómo pueden existir contenidos tan increíbles? Con esto, las enseñanzas fundamentales del cristianismo y el comunismo serán echadas por Tierra”.

10        Después de que el presidente Eu Hyo-won leyó el Wolli Wonbon, se comprometió por escrito a estar eternamente agradecido ante Dios aunque su cuerpo se convirtiera en una ofrenda de sacrificio. En ese tiempo encontré a Eu Hyo-won. Antes de conocerlo, anduve un camino solitario. Fue realmente el trabajo de Dios traer a alguien como él ante mí, alguien que podía entender el Principio. Antes de conocerlo yo estaba muy serio en mi corazón acerca del Principio. Debido a que yo estaba tan serio, Dios trabajó para traerlo a mí. Dios hizo todo enteramente por mí. Así fue como llegué hasta aquí.

11        Guié y enseñé al presidente Eu Hyo-won para que pudiera elaborar toda la estructura del libro Exposición del Principio Divino. Escribí el Wolli Wonbon en un estilo poético. Inclusive hice saltos drásticos a veces y escribí el contenido en forma resumida. Antes de que conociera la iglesia, le habían dado al presidente Eu una copia de una transcripción. Mientras lo leía, lloraba y lloraba. Creo que en la historia de nuestra iglesia él es el primero que se sintió tan conmovido luego de leer el Principio y que inmediatamente quiso ser mi discípulo. Esto sucedió cuando él leyó el Wolli Wonbon, lo cual fue antes de tener un encuentro personal conmigo. En una carta, él juró: “Basado en estas palabras, me convertiré en su discípulo y lo serviré por la eternidad”. Debido a esta carta, fui de Seúl a la iglesia Yeongdo en Busán y tuve un seminario de veintiún días allí. Tuvimos nuestra primera reunión durante el seminario. Me dijo que antes de conocerme estaba ansioso, preguntándose cómo sería verme en persona por primera vez. Cuando nos conocimos compartió abiertamente conmigo toda su vida pasada. Estaba llena de historias serias, algunas de las cuales no puedo olvidar hasta hoy en día. Durante el seminario en Yeongdo todos los participantes tuvieron experiencias espirituales. Luego del seminario, sintieron tanto cambio en ellos que cuando regresaron a la realidad del mundo se maravillaron: “¡Experimenté otro mundo! ¡Nunca imaginé que esta clase de mundo existiera!”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para quienes llegaron hasta aquí les tengo una sorpresa. Yo tengo una carpeta con el Wolli Wonbon completamente digitalizado. Además de las imágenes cuento con las transcripciones en coreano de todo el contenido. El que desee tener estos archivos históricos deberá acreditar que es miembro de nuestra Iglesia y hacer el pedido a mi correo electrónico que dejo más abajo. Manténganse sanos.

4ee0450d7783e8ff60aa3df0e0f2af71

ricardomardel@yahoo.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s