Los Objetivos y la Misión que Debemos Seguir en la Construcción de un Mundo de Paz

1

Los Objetivos y la Misión que Debemos Seguir en la Construcción de un Mundo de Paz

 

Julia Hoon Sook Moon, 6 de abril de 2019. Discurso ofrecido en el lanzamiento de la Red Global de Mujeres por la Paz (GWPN) en Los Ángeles.

Queridas mujeres embajadoras, líderes de la Federación de Mujeres de la Costa Oeste, damas y caballeros; ¡buenos días! ¡Es maravilloso estar aquí con ustedes hoy! Me gustaría transmitirles los sinceros deseos, el amor y las felicitaciones de nuestra fundadora y líder, la Dra. Hak Ja Han Moon, por el lanzamiento regional de la Red Mundial de Mujeres por la Paz aquí en Los Ángeles y en la Costa Oeste. También quiero darles la bienvenida y agradecerles sinceramente que se unan a nosotros en esta auspiciosa ocasión. También quiero agradecer a la presidenta de la FMPM USA, Angelika Selle, y a la Directora Regional de la Costa Oeste, Rev. Dra. Linda Nishikawa, por invitarme a hablar hoy. Es realmente un gran honor para mí haber sido nombrada recientemente Presidenta Internacional de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial y copresidenta de la FMPM Corea. Aunque no está aquí con nosotros hoy, me gustaría dedicar un momento a dar las gracias a nuestra ex Presidenta Internacional, Yeon Ah Moon, por su gran trabajo y contribución al crecimiento y desarrollo de la FMPM, y le deseo que siga teniendo éxito en su nuevo papel como directora de la Federación para la Paz Universal en Corea.

Cuando nuestra fundadora, la Dra. Moon, me dijo por primera vez que le gustaría que yo asumiera la responsabilidad de la FMPM, fue una gran sorpresa para mí, ¡algo que nunca imaginé que sucedería en mi vida! Como tengo otros tres trabajos, dirigir el Ballet Universal, administrar seis escuelas primarias, medias y secundarias bajo la Fundación Educativa SunHak y supervisar una fundación de caridad, ya tenía tantas responsabilidades que me hizo preguntarme cómo podría asumir más, especialmente una responsabilidad tan grande e importante como la de la FMPM. Sin embargo, desde el fallecimiento de nuestro querido fundador, el Reverendo Dr. Sun Myung Moon, he visto cómo la Dra. Moon ha estado trabajando sin descanso día y noche para continuar la misión de realizar un mundo de paz duradera. Sabiendo esto y conociendo su profundo corazón, puse mi confianza en Dios y acepté el cargo, y estoy aquí hoy con la esperanza y el deseo de apoyar a nuestra fundadora y compartir su carga en el cumplimiento del sueño de crear “Una Familia Global bajo Dios”. Soy nueva en el trabajo, así que tengo mucho que aprender, pero haré todo lo posible para servir a la visión de nuestra fundadora y para servirles a ustedes y a la Federación de Mujeres por la Paz Mundial lo mejor que pueda. Sé que muchas de ustedes aquí hoy han sido parte de la Federación de Mujeres por muchos años. La increíble dedicación y servicio que han mostrado es verdaderamente inspirador y les estoy profundamente agradecida por todo lo que han hecho para hacer de la Federación de Mujeres la gran organización que es hoy.

Queridas mujeres líderes, la Dra. Moon no solo es nuestra fundadora, sino que también es mi suegra. Durante los últimos 35 años, como nuera del Reverendo y la Sra. Moon, he tenido el gran privilegio y bendición de vivir de cerca con los fundadores de la Federación de Mujeres y he visto cómo han dedicado cada momento de sus vidas a Dios y a la causa de la paz, mostrando con el ejemplo lo que significa vivir por el bien de los demás y practicar el amor verdadero. Mi suegra, a quien llamamos amorosamente Madre Moon, es verdaderamente el epítome de la gracia y la belleza femenina. Como bailarina profesional de ballet, pasé por muchos años de duro entrenamiento. Una bailarina de ballet tiene que ser muy agraciada y, al mismo tiempo, muy, muy fuerte. Pero, cuando veo a nuestra Madre Moon, me doy cuenta de que no me acerco a la gracia y la belleza, la calma y la compostura y la fuerza interior que ella encarna. Esto es porque su gracia y su fuerza vienen de lo más profundo del conocimiento de que ella es la Hija Verdadera Divina de Dios. Sé que la Madre Moon quiere que todas las mujeres del mundo se den cuenta y conozcan su valor único como hijas divinas de Dios.

Cuando nuestros fundadores establecieron la FMPM en abril de 1992, anunciaron la llegada de la Era de las Mujeres, llamando a todas las mujeres a jugar un papel más importante para hacer de la paz una realidad. Hablaron de los objetivos y la misión que debemos seguir en la construcción de un mundo de paz, a partir de los valores del amor maternal verdadero. También nos pidieron no solo que pensáramos en los derechos de la mujer, sino que nos exhortaron a servir los derechos y el bienestar de todas las personas construyendo familias verdaderas con una base de amor verdadero centrado en Dios; educando, criando y apoyando a mujeres líderes y animando a las mujeres de todo el mundo a ser iniciadoras de la paz practicando el amor verdadero y viviendo por el bien de los demás. Esto significa que no somos una organización feminista que persigue los derechos de la mujer a expensas del bienestar de los hombres. Más bien, la Federación de Mujeres busca empoderar a las mujeres para que primero entiendan su propio valor dado por Dios. Al hacer esto, las mujeres no tienen necesidad de luchar con los hombres o de menospreciarlos; más bien, buscamos ayudar a nuestros esposos y a otros hombres a ver también la Divinidad dentro de ellos mismos y colaborar en la construcción de un mundo de paz.

Queridas mujeres líderes; el siglo XXI es a menudo referido como la “Era de la Mujer”. Y podemos ver que se han hecho grandes avances, dando a las mujeres más oportunidades de educación, de igualdad de trato y de igualdad de derechos. A pesar de ello, es la desafortunada realidad que, incluso con todos estos avances, todavía no hay muchos países en el mundo en los que las mujeres tengan realmente los mismos derechos, oportunidades y reconocimiento que los hombres. La FMPM ha logrado mucho en todo el mundo, pero no podemos detenernos aquí. A través de la Red Mundial de Mujeres por la Paz, nuestros fundadores nos han pedido que demos un paso más hacia la consecución de una paz sostenible en la Tierra. Esto no es algo que pueda ser logrado por una sola ONG. Tenemos que trabajar a una escala más amplia, estableciendo redes con organizaciones afines, trayendo a los gobiernos, otras ONG y líderes individuales del mundo para trabajar juntos por la paz. Esta es la misión de la Red Global de Mujeres por la Paz que debemos llevar adelante. Hoy, con el lanzamiento de la Red Mundial de Mujeres por la Paz en la Costa Oeste, estamos dando otro paso hacia el cumplimiento de ese objetivo.

Queridas mujeres líderes, se necesitan mujeres en todos los sectores de la vida: en la educación, la política, el mundo académico, las artes y los deportes para colaborar y crear el entorno y la cultura para la paz. Necesitamos trabajar juntas en todos los campos para traer una revolución cultural basada en el corazón. Cuando el Reverendo y la Sra. Moon fundaron el Ballet Universal en 1984, ellos dijeron: “Las artes son el camino del servicio a la humanidad”.

He dedicado toda mi vida, primero como bailarina y luego como directora del Ballet Universal, a cumplir con la visión de la compañía de Ye Chun Mi Ji. Ye Chun Mi Ji se traduce como “Arte celestial creando un mundo de belleza”. A través de las artes, trabajamos para curar los corazones de la gente y llevar belleza a la vida diaria de la gente. Me he dado cuenta de que ahora me piden que aplique esta visión no solo en el escenario, sino fuera del escenario, en un nivel mucho más amplio e intrínseco, practicando el amor verdadero y sirviendo al mundo junto con todos ustedes a través de la FMPM. El arte del ballet crea belleza en el mundo al expresarla a través de los movimientos del cuerpo físico, y la Federación de Mujeres crea belleza en el mundo a través del amor maternal que es sacrificado e incondicional. ¡El objetivo de crear un mundo de belleza es el mismo! Juntas, como madres y mujeres de hoy, hagamos un mundo más bello de paz. Siguiendo el ejemplo de nuestros fundadores, nutramos este mundo como verdaderas madres y sigamos adelante, creando una revolución cultural del corazón, trabajando juntas, aprendiendo juntas y amando juntas hasta que hayamos traído la paz a todos.

Estoy realmente feliz de lanzar la GWPN aquí en la Costa Oeste junto con ustedes, en la Ciudad de los Ángeles, el lugar donde la Madre Moon dio su primer discurso oficial en los Estados Unidos después de la inauguración de la FMPM en Corea. Una vez más, ¡felicidades! ¡Trabajemos juntas para crear una hermosa cultura de paz, aquí en los Estados Unidos y más allá! ¡Rezo para que las bendiciones y la guía de Dios estén con ustedes y sus familias! ¡Muchas gracias!

 

1

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

visita

 

2 respuestas para “Los Objetivos y la Misión que Debemos Seguir en la Construcción de un Mundo de Paz”

  1. Muchísimas gracias Ricardo por compartir las palabras de Julia Moon.
    Son esperanzadoras para mujeres que buscamos la paz … Y para un mundo mucho mejor.
    Éxitos y Bendiciones.

    Me gusta

Responder a Ma. Teresa Pineda Cordero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .