Carta sobre la gira de la Madre Verdadera para el firme establecimiento de un Mundo Celestial (16)

1

1

Ref. No. FFWPUI 2019-239

De: sede internacional de la FFPUM

Fecha: 12.6 del calendario celestial en el séptimo año del Cheon Il Guk (31 de diciembre de 2019)

Mensaje: carta sobre la gira de la Madre Verdadera para el firme establecimiento de un mundo celestial (16)

 

¡Queridos líderes del Cheon Il Guk y familias bendecidas!

Que las bendiciones y la gracia de los Padres Celestiales y los Padres Verdaderos estén con ustedes.

Hoy, 28 de diciembre (12.4 del calendario celestial), el Curso Cósmico de Canaán de 40 días de la Madre Verdadera por el Firme Establecimiento del Cheon Il Guk, que comenzó el 18 de noviembre, ha concluido como una gran victoria. Hoy fue el 40º día del Curso Cósmico de Canaán de la Madre Verdadera por el Firme Establecimiento del Cheon Il Guk y solo nos quedan 40 días para el tan esperado Día de la Fundación 2020. Sentí una vez más que no hay coincidencias en la providencia. Quisiera primero expresar mi infinita gratitud al Padre Celestial, al Padre Verdadero en el Cielo y a la Madre Verdadera, quien ha conducido este curso de 40 días hacia una gran victoria, por poder escribir sobre este precioso día en esta carta a los líderes y miembros del Cheon Il Guk en todo el mundo con alegría, emoción y lágrimas. Incluso si tuviera suficiente papel para llenar los Cielos y suficiente tinta para llenar los océanos, no podría escribir todo lo que debería sobre este curso lleno de lágrimas. Aunque aplaudiera hasta que se me desgastaran las manos, no podría expresar las felicitaciones adecuadas por la victoria que ha surgido del dolor y el sufrimiento de este curso.

En particular, la restauración nacional de siete naciones, proclamada durante el curso de 7 años de la Madre Verdadera desde el tiempo de la Sagrada Ascensión del Padre Verdadero hasta el 2020, se completó a través de esta notable gira. Además, este curso hizo posible dar un asombroso salto providencial con el establecimiento de las “naciones celestiales” a través de la restauración nacional e incluso con el establecimiento de “continentes celestiales” a través de la restauración continental. La Madre Verdadera caminó este curso lleno de lágrimas, agotándose y continuando su avance aun cuando su cuerpo sufría. Ella hizo posible, a través de la esperanza, los deseos, la victoria y las bendiciones de este curso, abrir una era de naciones celestiales y continentes celestiales sin precedentes en la historia providencial.

Sobre la base sustancial de estas naciones y continentes celestiales, hoy fue el día histórico en que nos determinamos firmemente y emprendimos el camino final: la marcha hacia un mundo celestial unificado. Por lo tanto, con el título “Las lágrimas imparables en nuestro curso por una nación celestial, un continente celestial y un mundo celestial unificado”, deseo compartir con todos los líderes y miembros del Cheon Il Guk del mundo mi informe sobre el curso de 40 días y la Marcha de la Esperanza para el Avance de la Providencia en Estados Unidos Celestial.

El título de la Marcha de la Esperanza por el Avance de la Providencia en Estados Unidos Celestial fue en realidad “La Marcha de la Esperanza por el Avance de un Mundo Celestial Unificado”. Sin embargo, para avanzar hacia un mundo celestial unificado, se requiere el prerrequisito de un fundamento sustancial, que es establecer naciones celestiales y un continente celestial. En preparación para el Curso Cósmico de Canaán de 40 días, las personas que conocían el significado providencial de esto más que nadie –los presidentes regionales y emisarios especiales de los 7 grupos regionales– asistieron a la Madre Verdadera y se unieron con la sede de Cheon Jeong Gung. También nos determinamos a ser absolutamente victoriosos en esta gira. Al usar como modelo el curso de restauración nacional de Santo Tomé y Príncipe, todas las marchas por el avance de la providencia en Camboya, Taiwán, Níger, Tanzania, Sudáfrica, Palaos y República Dominicana tuvieron que ser victoriosas para crear el fundamento sustancial para el gran final, la Marcha de la Esperanza para un Mundo Celestial Unificado. Sabiendo esto, todos los líderes se prepararon para las marchas con su mayor esfuerzo, como si sus vidas estuvieran en riesgo. Esa determinación creó el milagro de la increíble victoria de no solo naciones celestiales, sino también de un continente celestial. Por lo tanto, apenas la Madre Verdadera llegó a Nueva York, dijo que ya esperaba que el evento en Estados Unidos Celestial sería una gran victoria.

Después de la Bendición Continental de África Celestial en Sudáfrica, la Madre Verdadera vino a Estados Unidos a través de Portugal y, mientras se recuperaba físicamente, ofreció devociones sinceras en Las Vegas para prepararse para este evento. Luego, el 26 de diciembre, tras completar sus devociones en Las Vegas, fue a Nueva York para presidir la marcha. Suplicamos a la Madre que viniera a Nueva York antes de Navidad y pasara las fiestas con la Familia Verdadera, líderes y miembros. Sin embargo, la Madre Verdadera fue firme y dijo que pasaría la Navidad a solas pensando en Dios y Jesús mientras ofrecía las últimas devociones para este evento. Pensándolo, esto fue para el mensaje histórico, escrito mediante las lágrimas de la Madre Verdadera, que proclamaría hoy.

Yeonah-nim, de la familia de Hyo-jin nim, y Hoon-sool nim, de la familia de Heung-jin nim, representando a los Hijos Verdaderos en el cielo, y las familias de Ye-jin nim y Sun-jin nim, representando a los Hijos Verdaderos en la tierra, vinieron a East Garden para recibir a la Madre Verdadera. Los héroes de África Celestial, el jeque de Senegal Mansour Diouf y el profeta Samuel Radebe, también llegaron a East Garden y se prepararon para recibir a la Madre Verdadera. La Madre llegó con ovaciones enérgicas y, sin descansar un poco, escuchó los informes de los preparativos del evento. Luego habló con el jeque Mansour y el profeta Radebe por separado y dio un precioso mensaje sobre el cumplimiento de África Celestial.

El jeque Mansour entregó una carta oficial de nombramiento del presidente de Senegal Macky Sall, donde designa al jeque Mansour como su consejero especial. El jeque Mansour transmitió el mensaje de que la carta de nombramiento significaba la voluntad del presidente Macky Sall de que serviría a la Madre Verdadera y de que Senegal tomaría la iniciativa para avanzar hacia una África Celestial y un Mundo Celestial. Se tomaron una foto conmemorativa con la carta de nombramiento. La Madre recibió el corazón de amor filial del presidente, transmitido por el jeque Mansour, con un corazón muy alegre. Considerando el clima gélido de Nueva York, la Madre pidió a su staff que comprara sacos y bufandas para el jeque Mansour y el profeta Radebe. Ella es realmente una madre gentil. Recibí la orden de la Madre Verdadera y, como su staff (^^), pasé el tiempo con ellos hasta tarde en la noche y les compré sacos y bufandas. Lo que recibieron no fue un saco y una bufanda, sino el cálido amor de la Madre que no puede expresarse con palabras, por lo que sus sacos y bufandas debieron haber sido aún más cálidos.

Luego, la Madre Verdadera recibió una llamada de cortesía de la pastora Paula White, una consejera especial de la Iniciativa Fe y Oportunidad de la Oficina de Relaciones Públicas de la Casa Blanca. Cenaron juntas y la Madre le dio su amor y le habló sobre la dirección que debería seguir Estados Unidos como una nación bendecida por el Cielo.

Mientras se preparaba para esta marcha, la Madre Verdadera ya nos había dado una guía y direcciones providenciales explícitas. En especial, mientras la Madre ofrecía devociones en Las Vegas, nos dio otras direcciones importantes. Por lo tanto, la sede de EE. UU. Celestial se preparó para este evento como un solo cuerpo centrada en el presidente Kim y en la sede internacional de Cheon Jeong Gung. El objetivo principal que discutimos juntos fue que, durante la conferencia del 27 de diciembre, discutiríamos la situación del cristianismo mundial y sus problemas. Al final, esperábamos unir la voluntad de todos los que asistieron a la fundación de la Conferencia de Liderazgo para el Clero (cristiano) Mundial (WCLC). Luego determinamos que realizaríamos la marcha el 28 de diciembre con la Madre Verdadera presente y con ministros y creyentes cristianos de todo el mundo, con el concepto de que sea el evento inaugural de la WCLC.

La fundación de la ACLC para iluminar a Estados Unidos fue un gran desafío hace varios años, y también fue un gran desafío fundar la KCLC este año. Sin embargo, creo que la inauguración de la WCLC trascendió a un “gran desafío” y pasó a ser el “epítome de un gran desafío”. Porque del otro lado de la providencia, la voluntad de los Padres Verdaderos en 1954 era unir el cristianismo mundial mediante el Espíritu Santo (la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial). Esa voluntad debe completarse sobre el fundamento sustancial de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial de hoy.

Primero, el 27 de diciembre, la conferencia de la convocación inaugural de la histórica Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial tuvo un comienzo exitoso. Más de mil personas –más de 600 cleros cristianos de setenta países y más de 400 cleros cristianos de Estados Unidos– se reunieron para inaugurar un espacio de diálogo centrado en nuestro Padre Celestial, por el bien de un Mundo Celestial Unificado. De Corea asistieron más de 160 cleros cristianos, así como una gran cantidad de líderes cristianos de Japón, América Central y del Sur, Medio Oriente, Asia y África. Ministros renombrados también asistieron desde el Consejo Mundial de Iglesias (WCC), la mayor organización cristiana de Europa, la región donde el cristianismo se desarrolló desde sus inicios. Este fue el fruto de la increíble unidad que nuestros líderes de cada región han logrado con tanto esfuerzo. Miembros representativos de la ACLC de EE.UU. Celestial, que es el “consejo de líderes cristianos” de nuestro movimiento en la posición del hermano mayor, participaron del increíble “evento del Espíritu Santo” centrado en la Madre Verdadera.

La ceremonia de apertura comenzó a las 10 de la mañana y el Dr. Luonne Rouse, copresidente de la ACLC, fue el maestro de ceremonias. La ceremonia de apertura comenzó con una oración conjunta de ministros cristianos. El Dr. Kim Ki-hoon, copresidente de la ACLC, dio los mensajes de bienvenida y seis representantes de cada continente y grupo religioso dieron discursos principales. En sus palabras de bienvenida, el copresidente Kim Ki-hoon explicó claramente por qué la Madre Verdadera preparó esta conferencia y evento. El público quedó conmovido y aplaudió. Luego, el Dr. Michael Jenkins, presidente internacional de UPF, presentó a la pastora Paula White, quien dio un mensaje especial. La pastora White primero mencionó la cena que compartió con la Madre Verdadera el día anterior y expresó su gratitud. También habló sobre la primera vez que se reunió con el presidente Trump hace dieciocho años. Compartió con entusiasmo por qué Dios ha bendecido a Estados Unidos y la dirección que este país bendecido y el cristianismo deben seguir, a lo que recibió un fuerte aplauso. Tras su mensaje, yo saludé a la pastora White detrás de escenas. Apenas me vio, volvió a expresar su aprecio por la Madre Verdadera. Pude sentir su profundo respeto por la Madre Verdadera y le estuve muy agradecido.

1

Luego, los líderes cristianos representando cada región continental dieron sus discursos principales. Cada persona presentó la situación y los problemas actuales del cristianismo en sus continentes y aprendimos por qué era necesario fundar la WCLC centrada en la Madre Verdadera. En orden, los mensajes estuvieron a cargo del arzobispo George Augustus Stallings Jr., representando a los Estados Unidos; el copresidente de la KCLC Rev. Su-man Kim, representando a Corea; y el profeta Samuel Radebe, representando a África. Para el profeta Radebe, no hay sutilezas cuando se trata de dar testimonio de la Madre Verdadera. Con confianza y precisión profesó al clero cristiano de todo el mundo que la Madre Verdadera es la Unigénita de Dios, la inconfundible Madre Verdadera y el “pegamento” que unirá el mundo. Fue una presentación invaluable de corazón filial.

Siguieron el Rev. Dr. Peniel Jesudason Rufus Rajkumar del Consejo Mundial de Iglesias, en representación de Europa; el consejero nepalés del Vaticano Charles Mendies, en representación de Asia; y el arzobispo metropolitano Gonzalo Xavier Celi Almeida de Ecuador, en representación de América Latina. Diferentes en todo sentido, en su etnia, cultura y nacionalidad, fue un momento emocionante y armonioso durante el cual se unieron todos dentro del ideal y la visión de una familia bajo Dios.

El final de la ceremonia de apertura fue la firma de la Declaración para la Convocación Inaugural de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial, una contramedida de la situación dividida actual del cristianismo. Veinticuatro representantes cristianos subieron al escenario para firmar y el Dr. Thomas Walsh y yo firmamos la declaración como los anfitriones. Este momento histórico se capturó en fotografías. Con esto concluyó la sesión matutina, y en la tarde hubo tres sesiones donde asistieron líderes cristianos de todo el mundo. Estas sesiones también fueron planeadas de forma meticulosa y estuvieron ligadas a la inauguración de la WCLC. El tema de la primera sesión fue “La Voluntad de Dios y el cristianismo mundial”, el segundo fue “El papel y la responsabilidad del clero cristiano para un mundo celestial unificado” y el tercero fue “La visión del clero cristiano para realizar una familia, una nación y un mundo bajo Dios”. Doce líderes cristianos renombrados, representando cada continente y grupo religioso, presentaron una perspectiva y determinación increíbles. Fue realmente un reavivamiento. Para motivar a los oradores, los ministros gritaban “¡Sí!”, “¡Amén!” y “¡Aleluya!”. Fue más que una conferencia, fue un reavivamiento de principio a fin. Además, pude sentir a Dios en el centro de este reavivamiento, así como la presencia del Padre Verdadero en el cielo y de la Madre Verdadera. La conferencia de hoy fue el fundamento de fe para el día siguiente. Aprendimos del Principio Divino que podemos perfeccionar el fundamento de sustancia cuando perfeccionamos un fundamento de fe. Hoy se estableció un perfecto fundamento de fe para la victoria de mañana. Por último, disfrutamos de una cena, preparada en el primer piso del Centro Manhattan, para poner fin a nuestro día histórico.

La Madre Verdadera estaba tan curiosa por la conferencia que se olvidó de cenar y se quedó esperándome para que le diera un informe. Estaba tan nerviosa pero también paciente mientras esperaba todo el día. Solo después de recibir un informe detallado comió un par de bocados de su cena.

Por último, se acercaba el evento de “La Paz Empieza en Mí para un Mundo Celestial Unificado” del 28 de diciembre. La Madre Verdadera se levantó más temprano que nunca, desayunamos y tuvimos una sesión de informes con Yeon- ah nim, de la familia de Jeong-jin nim; el presidente regional de FFPUM de EE. UU. Celestial Dr. Ki-hoon Kim; la jefa del staff de la Secretaría de la Madre Verdadera Wonju McDevitt; y yo. La hija de 16 meses de Jeong-jin nim, Shin-bi nim, hizo tiernos trucos que sacaron una verdadera sonrisa a su abuela, la Madre Verdadera. Además, la Madre reexaminó todo el programa del día y ofreció sus últimas devociones de la mañana. A las 14:00 partió de East Garden y se dirigió al Prudential Center de Newark, Nueva Jersey.

Los miembros cristianos empezaron a ingresar al auditorio a partir de las 13:00. El lugar estaba completamente lleno. Más de 600 cleros de todo el mundo, más de 1200 cleros de Estados Unidos y unos 25 000 creyentes cristianos se reunieron.

El centro del programa de esta marcha de la esperanza puede parecer simple, pero no solo connota la historia de 6000 años de restauración, sino también la increíble importancia que concluye algo en las vidas de los Padres Verdaderos. La esencia del programa de hoy es que la Madre Verdadera estableció de forma sustancial la Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial (WCLC) y que celebraremos el Sagrado Nacimiento de los Padres Verdaderos sobre el fundamento de esta inauguración sustancial.

La Madre Verdadera ha hablado varias veces sobre cómo Jesús y los Padres Verdaderos debieron nacer sobre un fundamento nacional, y en particular sobre el fundamento cristiano preparado. La historia de 2000 años del cristianismo desde el tiempo de Jesús fue la devoción y el amor del Padre Celestial de recibir a los Padres Verdaderos. Por desgracia, el fundamento cristiano no recibió a los Padres Verdaderos. En cambio, criticaron y persiguieron a los Padres Verdaderos debido a su falta de comprensión. El Padre Verdadero incluso tuvo que sufrir en la prisión de Danbury aquí en Estados Unidos, una nación que Dios había bendecido por el bien del cristianismo. Todos sabemos las circunstancias dolorosas y amargas que tuvieron que sufrir. Y es por eso que los Padres Verdaderos establecieron la Asociación del Espíritu Santo por la Unificación del Cristianismo Mundial en 1954 como un camino alternativo para completar la misión del cristianismo. Todos sabemos que ha sido una organización de lágrimas para los Padres Verdaderos, quienes tuvieron que establecer personalmente su fundamento porque el fundamento cristiano no había cumplido su misión. La Asociación del Espíritu Santo por la Unificación del Cristianismo Mundial, que fundaron directamente, terminó adquiriendo el nombre de “Iglesia de Unificación”, y no pudo cumplir su misión de unir el fundamento cristiano como el Cielo había preparado. En cambio, pasó a ser objeto de críticas, desprecio y persecución. El Padre Verdadero ha dicho y enfatizado varias veces que el nombre de la iglesia para unir al cristianismo mundial es la “Iglesia de Unificación”. Una vez más, no pudo cumplir su misión debido a la fuerte oposición del cristianismo, lo que causó mucho dolor e hizo que los Padres Verdaderos siguieran un curso de sufrimiento. Como resultado de tales dificultades, de acuerdo con el desarrollo de la providencia, 40 años después, los Padres Verdaderos fundaron la Federación de Familias para la Paz y Unificación Mundial. Mediante la Federación, ellos crearon el camino de la salvación familiar, más allá de la salvación individual. Pero conocemos claramente mediante las palabras del Padre Verdadero que, en el fondo de su corazón, el Padre Verdadero aún cargaba con el dolor de no poder cumplir la misión y el llamado de la Iglesia de Unificación.

La determinación de la Madre Verdadera de completar el trabajo sin terminar del Padre Verdadero la hizo avanzar en la dirección providencial de volver a luchar para unir de forma sustancial el fundamento cristiano. En junio, la Madre Verdadera transitó el curso modelo para la restauración de grupos religiosos centrados en el profeta Radebe en Sudáfrica. Tras su regreso a Corea después de oficiar la Bendición de 100 000 personas, la Madre Verdadera dio el siguiente mandamiento celestial en la Celebración de Victoria: “Ahora tienen que ir con mucha confianza a las iglesias masivas y dar testimonio de los Padres Verdaderos, en particular de la Madre Verdadera, la Unigénita de Dios”. Aun cuando habíamos testificado sobre el curso modelo de la Madre Verdadera, no tuvimos el valor de asumir el mandato de la Madre Verdadera debido al trauma que sufrió nuestro movimiento en el pasado en relación con el cristianismo. Fue entonces cuando la Madre Verdadera dio la guía sabia de establecer la KCLC mediante la ACLC. En absoluta obediencia a las palabras de la Madre Verdadera, la sede internacional de Cheon Jeong Gung, la FFPUM de EE. UU. Celestial y la FFPUM de Corea Celestial inauguraron la Conferencia de Liderazgo para el Clero Coreano (KCLC). Esto ha llevado al momento maravilloso y milagroso del establecimiento de la WCLC de hoy.

Detrás de la confianza de la Madre Verdadera estaba su certeza de la verdad. Pronto elaboraré más sobre este tema cuando tenga la oportunidad de informar, pero se basa en la interpretación de ‘la doctrina de Dios’ y la ‘cristología’, que son la esencia del cristianismo. Se basa en la interpretación expandida y extendida de la doctrina de Dios y la cristología, que incluye la doctrina de la Madre Verdadera que determina que Dios no es solo el Dios Padre, sino también el Dios Madre y, por lo tanto, Dios es nuestro Padre-Madre Celestial. También incluye la cristología centrada no solo en el unigénito de Dios centrado en el hombre, sino también en la unigénita de Dios junto con el unigénito para cumplir el ideal de los Padres Verdaderos.

Aquí yace otra convicción, la convicción de que la unidad del mundo cristiano puede lograrse mediante el Espíritu Santo (divino). En otras palabras, esto se basa en la convicción de que el cristianismo mundial puede completarse mediante la Madre Verdadera, quien es el Espíritu Santo sustancial. La marcha de hoy fue posible debido a la firme creencia y convicción de la Madre Verdadera. Como la persona que planea estos eventos tras recibir las direcciones y guía de la Madre Verdadera, esto es algo que conozco bien. Además, también sé muy bien que esta gran victoria no habría sido posible si no fuera por la determinación fiel del Dr. Ki-hoon Kim, la devoción de nuestros líderes y miembros en los Estados Unidos y la dedicación de nuestro clero de la ACLC.

La marcha de hoy comenzó a las 14:00 con una oración y un momento de devoción. El evento ya era un reavivamiento debido a las oraciones y los bailes. Todos sentían que eran hermanos y hermanas bajo Dios. Ver la alegría en los rostros de cada uno y escuchar las canciones de devoción que cantaban juntos unió a todos de corazón.

La canción y el baile titulados “Nuestra esperanza es la unidad” que presentaron los miembros de segunda generación de EE.UU. Celestial fue la presentación que mejor expresó nuestra sincera esperanza de unidad en Corea y en el mundo. Luego, un representante del alcalde de Nueva Jersey entregó un premio especial a la Madre Verdadera. El Dr. Ki-hoon Kim dio el mensaje de bienvenida. El Dr. Kim explicó cómo, durante los últimos dos años, se encendió la llama sagrada de la paz en Nueva York, pasó por Los Ángeles, Las Vegas, Chicago, Washington D. C. y finalmente regresó a Nueva York centrada en la Dra. Hak Ja Han Moon, la Madre de la Paz. Tras su explicación, pidió a todos que se unieran y esparcieran el fuego de la paz al vivir por el bien de los demás, como han enseñado los Padres Verdaderos. Recibió un estruendoso aplauso en respuesta. Después de su mensaje de bienvenida, dos oradores principales dieron discursos maravillosos por la inauguración histórica de la WCLC. El primer orador fue el profeta Samuel Radebe. Su discurso comenzó con las siguientes palabras: “Querida Madre Verdadera, la Unigénita”. El profeta Radebe no solo hizo una confesión de fe, sino que también explicó por qué la Madre Verdadera fundó la histórica WCLC este día. A esto siguió su confesión de fe mientras explicaba por qué los Padres Verdaderos invirtieron 40 años en Estados Unidos y tomaron un camino de sacrificio, y enfatizó la misión del clero, que ha recibido el llamado de Dios. Lo que dijo después fue lo más conmovedor:

Tan solo este año, en Sudáfrica, la Madre Verdadera organizó dos Ceremonias de Bendición. La primera Bendición fue en junio en el Estadio Orlando, donde se reunieron más de 60 000 personas que conocieron a la Madre Verdadera por primera vez. La Madre Verdadera también dio una oración especial donde bendijo y liberó a los jóvenes que lucharon contra la opresión, la injusticia y que dieron sus vidas por el bien de su país, Sudáfrica.

Luego, el 7 de diciembre de 2019, la Madre Verdadera realizó la Ceremonia Continental de 200 000 personas en el Estadio FNB (creo que vieron algunas fotos), el estadio más grande de África. Mediante la Bendición, ella declaró África Celestial, una África centrada en Dios, una África de interdependencia, prosperidad mutua y valores universalmente compartidos. Más de 3500 millones de personas se unieron a la Bendición mediante la transmisión en vivo.

Hoy, la Bendición se está esparciendo por todo el continente africano.

La vida comienza en el vientre de la madre. Por eso la tierra se considera la “Madre Tierra” (Esto es una suma de lo que estoy haciendo ahora: uno más uno es igual a tres.) África se considera la Madre Patria porque es donde se dice que comenzó la vida. (Número 2) Y la Madre Moon, la Madre Verdadera, es considerada la Madre de la Paz porque ha vivido toda su vida por el bien de la paz y para dar nueva vida a la humanidad mediante la Bendición. En el caso de África, estamos tratando de conectar a la Madre Universal de la Paz con la Madre Patria, para así lograr la paz en la tierra.

Uno más uno equivale a tres (1 + 1 + 1 = 3). La Madre Patria, la Madre Tierra, la Madre de la Paz.

La Madre Verdadera nunca se detiene y nunca descansa, ni siquiera por un día. Está usando toda su energía, todos sus recursos y, sobre todo, todo su amor verdadero para salvar a las 7600 millones de personas del mundo al bendecirlos.

Hoy, mediante la WCLC, la Madre Verdadera, la Madre de la Paz, la Unigénita, necesita todo nuestro apoyo. ¡Como líderes religiosos, como la WCLC, construyamos juntos un mundo unificado de paz y armonía al esparcir la Bendición por todas partes!

Aju…

Hace dos años, el profeta Radebe no reconocía a la Madre Verdadera como la Madre Verdadera ni como la Unigénita. Quedó dolido por su interacción con nuestros líderes y nos alejaba. Sin embargo, mediante el amor de la Madre Verdadera, el Espíritu Santo sustancial, y bajo su dominio directo, él pasó a ser un hijo de corazón filial (hyojeong) que heredó por completo el amor de la Madre Verdadera, y se convirtió en un soldado de amor filial que va a donde sea por la Madre Verdadera.

Después de una bella canción, vino el mensaje del obispo Noel Jones, otra persona justa. Aquí hay una transcripción de lo que dijo:

Es crucial para nosotros entender que, cuando Dios nos creó, nos creó para revelar la espléndida grandeza de quien es Él. Para ello, tuvo que crear, porque Dios, en la eternidad, por Sí mismo, no habría tenido a nadie a quien revelarse al menos que creara. Así que la creación se convirtió en el símbolo, o el sustrato de la revelación viene de la creación. Él tuvo que crear para revelar.

Lo que hizo fue crearnos a Su imagen y semejanza y, debido a esto, Él tuvo que darnos dominio, porque ningún animal podía dominar al no asemejarse a Él. Ya que Él observaba la tierra y el mundo, lo que quería ver era Su semejanza tener dominio. No importa de qué color sean. No importa de qué color sean –he visto Cadillacs rosas, blancos y amarillos, ¡pero todos son Cadillacs! Así que, no importa de qué color sean, todos fuimos hechos a imagen de Dios. Y como fuimos hechos a Su imagen, Él nos ha dado dominio sobre la tierra.

Estoy enamorado de la Madre de la Paz porque la Dra. Hak Ja Han Moon exhibe la cualidad que nos une a todos. Y ella nos ha unido no solo desde la ACLC (la Asociación de Liderazgo para el Clero Americano), ella nos unió con la visión de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Coreano. Y ahora estamos aquí porque estamos participando de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial. Y lo que estamos queriendo decirle al mundo es que podemos tener diferencias sobre cómo llegar al cielo, pero todos entendemos lo que necesitamos para vivir juntos en la tierra. La grandiosa visión que estamos exponiendo aquí hoy es que no importa el color de su piel, no importa cuál sea su denominación, cuando se trata de hacer de este mundo un lugar mejor, la paz empieza en mí.

Y quiero decir que podemos unir a todo el clero cristiano, porque si estamos hoy aquí es porque queremos unidad, pero no pueden tener unidad sin humildad. Y no pueden tener humildad sin amor.

Necesito que miren a la persona a su lado y digan: No me importa el color de tu piel. No me importa cuál sea tu denominación. No me importa de dónde eres. Te amo.

Dios los bendiga. El coro se aproxima y, cuando ellos terminen, escucharán la voz melodiosa y eufónica de la Dra. Hak Ja Han Moon.

Mediante estos dos profetas, estas dos personas justas, el público parecía un conjunto de girasoles que se enfocaban en la Madre Verdadera. Y entre sus ovaciones entusiastas, la Unigénita, nuestra Madre Verdadera, finalmente subió al escenario. Mientras la observaba subir, se veía heroica. Y la Madre Verdadera, parada en el podio, habló en lágrimas con un corazón que no puede describirse con palabras. Incluso mientras escribo esta carta, no puedo controlar las lágrimas. Este es el contenido del discurso de la Madre Verdadera:

“¡Estimados Clérigos y líderes! El Cheon Il Guk es el cumplimiento de la Divina Providencia ¡Un mundo unido, una Familia Bajo Dios, es el anhelo de 7600 millones de personas! Pero, cuando miramos hacia el mundo de hoy día, no es algo fácil de lograr.

Originalmente Dios, el Creador, hizo todas las cosas a Su imagen; por último, Él creó a un varón y a una mujer para que fuesen los ancestros verdaderos de la humanidad. Les dio, además, un período de crecimiento y esperó a que ellos, a Sus ojos, hubieran crecido hermosamente. Pero ellos no lo hicieron y, más bien, dieron origen a la humanidad caída.

Hasta ahora la humanidad ha estado marcada por las guerras y los conflictos. Nuestra conciencia aspira a la bondad; pero, dado que no la favorece el entorno, se ha dado lugar a una historia de muchas dificultades.

No obstante, Dios existe eternamente. Principio y fin coinciden. Una vez que Dios comienza algo, indefectiblemente debe llevarlo a término. El problema es que Dios le concedió al ser humano todo el dominio sobre todo lo creado.

Dios obra la historia providencial para que en medio de la humanidad caída y pecaminosa puedan surgir personas que no estén en esa posición. En los 6000 años bíblicos de historia, encontramos el relato de Sodoma y Gomorra, ocurrido unos 2000 años antes de Cristo. Dios planeaba destruir Sodoma y Gomorra, pero Abraham apeló a Dios: ¿Si hubieren 50, o al menos 10 justos, podría evitarse esa calamidad? Dios asintió. Sin embargo, no había ni siquiera 10 personas justas. Solo la familia de Lot pudo evitar esa calamidad. La Biblia relata que, sin embargo, la esposa de Lot, que sentía apego, miró hacia atrás y se convirtió en un pilar de sal.

Así es. La Divina Providencia está teniendo lugar. Está avanzando. Con esto quiero decir que no debemos mirar atrás. Posteriormente Dios escogió al pueblo israelita; lo condujo durante 2000 años y les envió a Jesucristo tras 4000 años de historia bíblica.

Finalmente había venido el tan esperado Mesías, el Hijo Unigénito con quien Dios podía relacionarle personalmente; pero ni el pueblo israelita, ni el judaísmo, ni María, quien concibió a Jesús, entendieron la naturaleza de Jesús.

¿Cómo puede ser que llevaran a la crucifixión a Jesucristo, a quien Dios con tanto trabajo envió luego de larguísimos 4000 años y quien venía para ser el Padre Verdadero? Llevado a la cruz, Jesús dijo que vendría de nuevo. Todos sabemos cuál fue la indemnización que pagó el pueblo israelita durante 2000 años por haber crucificado a Jesús.

El cristianismo comenzó cuando los apóstoles fueron resucitados por obra del Espíritu Santo y comenzaron a registrar las Escrituras. No obstante, incluso los cristianos de hoy día no comprenden la naturaleza esencial de Jesús. Tampoco saben bien cómo es Dios, el Creador.

Jesús claramente dijo que retornaría, y está escrito que celebraría el Banquete de las Bodas del Cordero. Siendo así, el cristianismo no debería haberse segregado tanto y debería haber estado atento para saber dónde se manifestaría la Hija Unigénita que se convertiría en pareja del Señor en las Bodas del Cordero.

Dios no puede enviar a Su Hija Unigénita al pueblo de Israel debido a que incumplió su responsabilidad. Así es que Dios obra la Providencia escogiendo a un nuevo pueblo elegido.

Han pasado 2000 años desde la crucifixión de Jesús. Los cristianos aún creen que son salvos por la sangre de Jesús en la cruz. ¿No es algo tan erróneamente absurdo? Es quien vino como Padre Verdadero de la humanidad. Dado que vino como Padre Verdadero, tiene que encontrarse con la Madre Verdadera.

Dios escogió al pueblo coreano, y la Hija Unigénita nació allí en 1943. Es indescriptible el arduo trabajo de Dios para que naciese la Hija Unigénita.

Corea se independizó en 1945 y fue dividida en norte y sur por las grandes potencias. Se dividió en el lado democrático y el lado comunista. Dios, debido a uno de los principios fundamentales de la creación, le dio al ser humano un periodo de crecimiento. Debía darle tiempo a la Unigénita nacida en 1943.

La situación de Corea del Sur era apremiante. La democracia en el sur no estaba en condiciones de confrontar al norte. En tales circunstancias estalló la Guerra de Corea en 1950. Dios hizo Su parte de responsabilidad.

¿Cómo fue posible que 16 países de las Naciones Unidas hayan derramado su sangre de bondad en la guerra de una Corea que era desconocida? ¿Con cuánta ansiedad habrá pasado y esperado Dios los larguísimos 6000 años para restaurar y abrazar a la humanidad caída en este preciso tiempo providencial?

Dado que yo conocía la providencia de Dios, en 1960 me uní en sagrado matrimonio con el Reverendo Sun Myung Moon, que traía la misión del Jesucristo que prometió volver. El fundamento cristiano debería haber protegido la posición de los Padres Verdaderos. Y cuánto más debía hacerlo Estados Unidos, ya que Dios se puso del lado de los Puritanos que vinieron en busca de libertad religiosa y por ello nació este Estados Unidos celestial.

Durante 200 años Dios estuvo del lado de los Puritanos. Había nativos en el territorio de este país. Sin embargo, aunque Dios levantó a este país como la nación representativa de la democracia, dado que el cristianismo debía establecer el fundamento para el retorno del Mesías, este país ignoraba esa inmensa intensión.

Estados Unidos no ha sido bendecido para su propio bien. Dios lo bendijo para bien del mundo. Pero en los años ´70 Estados Unidos sufría la ruptura de la familia, la delincuencia juvenil, la adicción a las drogas y, además, tenía la amenaza de la ideología comunista debajo de sus narices; por lo cual, aun habiendo sido bendecido por Dios, enfrentaba una caída inevitable.

Así fue que nosotros, por ser los Padres Verdaderos, anunciamos que veníamos como bomberos a apagar el incendio de Estados Unidos, que veníamos como médicos a curar a un Estados Unidos enfermo y despertamos al país en una gira por los 50 estados.

La dirigencia política de este país desconocía la Divina Providencia, por eso nosotros, por ser Padres Verdaderos y conociendo el sueño de Dios de salvar al mundo por medio de este bendecido país, invertimos aquí los años dorados de nuestras vidas.

En 1975, los jóvenes que conocieron la Voluntad de Dios salieron como misioneros desde aquí a todo el mundo. Durante más de 40 años ellos dieron lo mejor de sí en sus terrenos de misión y, gracias a su devoción, hoy Dios bendice al continente africano y su potencial de restauración continental por medio de las personas justas que el Cielo ha preparado.

Yo quiero creer en ustedes. ¡Especialmente a los clérigos del mundo reunidos hoy aquí! ¡Ustedes son las personas justas que Dios preparó en esta era! ¿Y cuál es la misión de los justos? Más que preocuparse por sí mismos, los justos tienen que ser capaces de abrazar a la nación y al mundo viviendo por el bien del conjunto con amor verdadero.

Eso es lo que la Unigénita Madre Verdadera está haciendo; sepan que esta mismísima Bendición, que guía a la humanidad caída a ser hija de Dios, es el anhelo por el que Dios y la humanidad han esperado durante 6000 años.
Una nueva providencia de una nueva era está siendo llevada a cabo por la Unigénita Madre Verdadera. Estamos en el 7° año del Cheon Il Guk. Es hora que ustedes tomen la iniciativa.

Si pensamos en los 7600 millones de personas, no podemos ignorar a todos esos hijos, a quienes Dios desea abrazar.

Oro anhelando que ustedes se conviertan en esas personas justas, clérigos y líderes por medio de quienes, lo antes posible, ellos sean guiados a ser hijos de Dios.

Para lograr eso, quiero que guarden en mente que es esta, la Conferencia de Liderazgo del Clero Mundial, la que convergerá el fundamento de todos ustedes para poder hacer realidad lo antes posible el anhelo de Dios, la esperanza de la humanidad.

Oro y anhelo que todos ustedes sean esos justos y clérigos que corran a la vanguardia sin mirar atrás”.

Las lágrimas de la Madre Verdadera fluyeron durante todo su discurso. En todos estos años que la he servido, nunca la había visto llorar así. Sus llantos llegaron a lo más profundo de mi corazón. Las lágrimas de la Madre Verdadera fueron de corazón a corazón, no solo al mío, sino al de todos los allí presentes, llegando incluso a los de aquellos que no pudieron escucharla bien. Sabemos bien que hay incalculables y profundas razones por las lágrimas de la Madre: los Padres Verdaderos amaron y visitaron Estados Unidos a lo largo de sus vidas como bomberos y médicos, pero tuvieron que sufrir persecución, incluida la encarcelación del Padre en Danbury. La Madre soportó la Sagrada Ascensión del Padre Verdadero y un gran sufrimiento después de ello. La Madre sintió dolor por sus hijos, incluidos nosotros, que no pudieron comprenderla. Además, hubo un curso de siete años que transitó sola, creyendo en la restauración nacional, y toda la travesía del Curso Cósmico de Canaán de 40 días por el firme establecimiento del Cheon Il Guk. Todas estas situaciones e historias pasaron por sus lágrimas.

Personalmente, cuando mencionó la Boda Sagrada del Padre Verdadero y la Madre Verdadera, cuando mencionó el nombre del Padre con una voz fuerte y desesperada “Sun Myung Moon”, cuando dijo estas tres palabras “Sun Myung Moon”, mi corazón se quebró y todo lo que pude hacer fue dejar ir mis lágrimas. Como también dijo el Padre Verdadero, es posible sacudir el mundo con solo las tres palabras de su nombre; es el nombre que ha recibido tanta persecución de los cristianos y que hoy, gracias a la Madre Verdadera, ese nombre ha sido reconocido como un Nombre Sagrado frente al clero cristiano y las mujeres reunidas de todo el mundo. ¿Cuán feliz estará el Padre Verdadero al ver este momento desde el mundo espiritual? No pude dejar de pensar en el rostro del Padre Verdadero sonriendo tan alegremente que sus ojos no se verían. En especial, el presidente Luonne Rouse y el arzobispo Stallings crearon un dueto al repetir “¡Sí!” y “¡Amen!”. Cada vez que la Madre Verdadera mostraba sus lágrimas, nos mirábamos y llorábamos también. Éramos hermanos unidos de corazón.

¡Queridos líderes y familias bendecidas!

¿Quién está completando el legado del Padre Verdadero?

¿Quién está llevando el corazón (shimjeong) del Padre Verdadero a nosotros? Sí, la Madre Verdadera.

Entonces, ¿quién puede decir a la Madre Verdadera que está transitando un camino diferente al del Padre Verdadero? ¿Quién puede decir que ella está buscando elevarse a sí misma y dejar atrás al Padre Verdadero? El Padre Verdadero es la única visión de la Madre Verdadera. Lo único que desea es completar el legado del Padre Verdadero. Porque nuestra Madre Verdadera es una con nuestro Padre Verdadero. Escuché de Wonju McDevitt más tarde que, durante la estadía en East Garden, la Madre Verdadera pasó mucho tiempo en la biblioteca del Padre Verdadero. Wonju McDevitt abría la puerta despacio y la veía sentada en silencio por horas. No sabemos si la Madre estaba ofreciendo devociones o meditando. No se movía de su lugar. Tras escuchar el discurso de la Madre Verdadera, creo que entendí la razón.

Después de que hablara la Madre Verdadera, hijos de segunda generación le otorgaron hermosos ramos de flores. Luego siguió la histórica inauguración de la Conferencia de Liderazgo para el Clero (cristiano) Mundial (WCLC). Primero, unas 40 personas representando cada continente y región subieron al escenario, con la Madre Verdadera en el centro. El presidente de la ACLC Dr. Kim Ki-hoon y el profeta Radebe entregaron a la Madre Verdadera la resolución fundadora de la WCLC, que habían aprobado los participantes de la conferencia el día anterior. A esto siguió la ceremonia histórica de la Madre agregando su firma en el documento. Luego, la Madre entregó medallas y placas a los 13 miembros del comité directivo de la WCLC. Estas medallas y placas son elementos sagrados, que la Madre había instruido que se prepararan con mucho cuidado antes de que partiera para la gira. La Madre Verdadera, el Espíritu Santo sustancial y la Unigénita, entregó las medallas y placas a cada persona con todo su corazón, calidez y amor, indemnizando y abrazando con amor los últimos 2000 años de historia cristiana.

Me parecía que la Madre Verdadera los había dotado del corazón más sincero de que, a partir de ahora, ellos se convertirán en los mensajeros verdaderos del Espíritu Santo centrados en la Madre Verdadera. La Madre sonó el gong tres veces para anunciar la fundación de la histórica WCLC. Con el sonar del gong, la misión de la Asociación del Espíritu Santo por la Unificación del Cristianismo Mundial (AESUCM) se sustancializó mediante la inauguración de la Conferencia de Liderazgo para el Clero Mundial (WCLC). Y sobre el fundamento de la inauguración de la organización, la Madre cortó una torta para celebrar el Cumpleaños de los Padres Verdaderos y recibió un regalo. Fue un momento histórico y transcendental en la historia. Fue un momento increíble donde las lágrimas derramadas por el Padre Verdadero y la Madre Verdadera, sembradas como semillas, ahora están dando frutos. Estaba mirando a la Madre desde lejos, y mi corazón dolía al ver sus lágrimas fluir y no poder secarlas. “¡Padre! La Madre ha logrado la victoria. ¡La Madre ha completado su legado! Aju”.

Las lágrimas de la Madre Verdadera no se detuvieron incluso en el auto de regreso después del evento. ¡Queridos líderes y familias bendecidas! Tenemos que reflexionar sobre el significado de las lágrimas de la Madre Verdadera. Tenemos que grabar su significado en nuestros corazones. Tenemos que saber que las lágrimas imparables de la Madre Verdadera son las lágrimas del Padre Celestial y del Padre Verdadero. Estas lágrimas resuenan juntas, es por eso que después de 6 horas desde que terminó el evento aún sigo escribiendo esta carta.

Mañana, con el fin de la celebración de victoria, la Madre Verdadera regresará al palacio en Corea, y esta será la conclusión del Curso Cósmico de Canaán de 40 días por el firme establecimiento del Cheon Il Guk. Sin embargo, ella no volverá para relajarse; está regresando para ofrecer 40 días de devoción para los próximos eventos de 2020. Pido a cada uno de los líderes y familias bendecidas que ofrezcan devociones por la salud y el regreso seguro de la Madre Verdadera.

Y, por último, mediante esta carta quiero pedirles un favor. Al menos en este momento, controlen su respiración y piensen en el corazón (shimjeong) de la Madre Verdadera, cómo se habría sentido hoy y, una vez más, lean la carta que escribió al Padre Verdadero [reproducido a continuación]. Muchas gracias.

28 de diciembre de 2019 (12.04 en el séptimo año del Cheon Il Guk)

Yun Young-ho, secretario general, sede de Cheon Jeong Gung

書信

¡Querido Padre! ¡Añorado Padre! que siempre está junto a mí. Siete años han pasado desde que usted se ha ido al Cielo. No existe un solo lugar en este Cosmos que no esté embebido en su sudor y sus lágrimas. ¡Lo extraño tanto!

Un año antes de su partida, Padre, con más de 90 años de edad, usted fue a los Estados Unidos en ocho ocasiones ese mismo año. Usted ha trabajado por el mundo y por la humanidad sin cuidar en lo más mínimo su salud.

Aquellas palabras suyas con la promesa: “cuando terminemos este trabajo y me desocupe descansaremos un poco”, finalmente no pudo cumplirlas en esta Tierra, Padre. Usted trabajaba día y noche sin descanso y yo, que lo atendía, he vivido esa misma vida, sin haber podido dormir nunca más de tres horas seguidas.

Recuerdo que, en el caluroso verano de 2012, la última vez que se internó, usted reprimió firmemente a quienes le sugerían la internación, diciéndoles: “Con todo lo que hay para hacer, ¿cómo voy a pasar mi tiempo en un hospital?”. Esa reacción se debía a que realmente quedaba mucho por hacer.

Usted se apresuró para retornar prontamente a casa. Y una vez que estuvimos en casa me dijo: “Mamá, hoy quiero comer contigo”. Los miembros que lo escucharon decir esto se quedaron extrañados, sorprendidos, debido a que yo siempre comí sentada a su lado como algo habitual.

Ese día en la mesa, teniendo el almuerzo delante, usted me contempló fijamente al rostro mucho tiempo sin siquiera pensar en levantar la cuchara. Tal vez usted quería tallar mi rostro en su corazón, amado Padre. Yo le sonreí, le coloqué la cuchara en su mano y le serví la comida. Y lo contemplé con la mente en blanco, mientras usted se alimentaba. Yo también tallé su rostro en la profundidad de mi pecho.

Y al día siguiente, bajo un fuerte sol, acompañado de un enorme tanque de oxígeno, superior a la altura de una persona, recorrió el área de Cheongpyeong, comenzando por el lago Cheongpyeong y el Liceo Cheongshim, recibiendo los cálidos rayos del sol.

Retornó al Cheon Jeong Gung y luego de orar “Bendíganos, Dios. Le pido que nos permita terminar esto”, pidió que le trajesen un grabador y, junto a mí, elevó su última oración: “He cumplido toda mi misión providencial”. Y luego repitió una y otra vez: “¡Mamá, gracias! ¡Mamá, lo dejo en tus manos!”, y hablando con dificultad, dijo: “¡Lo siento mucho, y sinceramente te estoy agradecido!”.

Yo sostuve sus manos con la mayor firmeza posible y lo tranquilicé con miradas y palabras afectivas provenientes de lo más profundo de mi corazón. Le dije que no se preocupase por nada, y así se fue, partió acogido en el seno de Dios a dormir al pie del Monte Cheon Seong.

Luego de su Seonghwa, yo subí al Bonghyangwon cada madrugada. En otoño arreciaban los vientos fuertes y en invierno las copiosas nevadas pintaban todo de blanco; pero aun teniendo razones y excusas para descansar, de madrugada, sin falta, subía al Bonghyangwon.

Durante los 40 días posteriores al Seonghwa le serví a usted, Padre, las comidas de la mañana y del atardecer, y en momentos cuando más lo añoraba subía innumerables veces al Bonghyangwon y conversaba con usted. Y fue así que su pensamiento se hizo el mío propio y mi pensamiento se hizo el suyo propio.

Pasamos días con cálidos rayos del sol, días ventosos, días de tormentas repentinas, días de lluvia torrencial, días de copiosa nieve en que se oscurecía todo el cielo; pero, aun así, no he dejado pasar ni uno solo de los 1095 días posteriores sin servirlo junto a su sepulcro.

Recorrí devotamente los 5600 kilómetros desde Las Vegas a Nueva York, el sendero que Usted transitó incansablemente en los años 70. Subí a las 12 cimas de Los Alpes a las que habíamos ido juntos. Y me determiné a cumplir la promesa que le hice: “Reviviré la iglesia al espíritu y verdad de los primeros tiempos”.

Al conmemorar el tercer aniversario de su Seonghwa, le supliqué que se sienta libre de consolar y alabar a Dios, quien ha estado tan solo, en el Bonghyangwon. Y me determiné a tener victoria en restaurar 7 naciones hasta el 2020, por Usted y por Janul Pumonim.

Y recorrí el mundo incansable y frenéticamente, abrazándolo de este a oeste y de norte a sur. Se me partían los labios, se me hinchaban las piernas, me era difícil sostenerme parada; pero, aun así, no podía descansar. Lo hice para cumplir la promesa de concluirlo en vida, por más difícil y complicado que fuere realizar la Voluntad. Vivo determinándome, una y otra vez: “Sin falta lo voy a cumplir y jamás cambiaré”.

Cuando lo extraño profundamente converso con la luna: “he vivido recordándome mi determinación de cumplir en vida la promesa que hice ante su santo cuerpo, de arraigar el Cheonilguk en esta Tierra”.

Y en eso, viviendo de esa manera, llegamos hoy a conmemorar ya el séptimo aniversario de su Seonghwa.

Usted sabe que, desde su ascensión, mi posición ha sido verdaderamente indescriptible, una posición de decir verdaderamente que “Me he quedado absolutamente sola”. He vivido con el sentimiento de tener que encontrar un pequeño alfiler en el árido desierto en medio de una tormenta de arena, incapaz de abrir los ojos, pero lo encontré. ¡Tenía que encontrarlo!

Esa determinación de restaurar sin falta siete naciones para el año 2020 y de registrar en el linaje celestial a todas las familias bendecidas como mesías tribales es el regalo que he preparado para usted, amado Padre.

Oro que este regalo y su vida de hyojeong a Dios se conviertan en una luz de esperanza para todos los pueblos del mundo.

Lo amo, Padre.

2

Traducción al español:

Yamila Gómez

Argentina

copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .