Rally de la Esperanza del Clero Cristiano Mundial por un Mundo Celestial Unificado

1

Rally de la Esperanza del Clero Cristiano Mundial

por un Mundo Celestial Unificado

Palabras de la Madre Verdadera

Prudential Center, New Jersey

28 de diciembre de 2019

 

¡Estimados Clérigos y líderes! El Cheonilguk es el cumplimiento de la Divina Providencia ¡Un mundo unido, Una Familia Bajo Dios, es el anhelo de 7600 millones de personas! Pero, cuando miramos hacia el mundo de hoy día, no es algo fácil de lograr.

Originalmente Dios, el Creador, hizo todas las cosas a Su imagen; por último, Él creó a un varón y a una mujer para que fuesen los ancestros verdaderos de la humanidad. Les dio, además, un período de crecimiento y esperó a que ellos, a Sus ojos, hubieran crecido hermosamente. Pero ellos no lo hicieron y, más bien, dieron origen a la humanidad caída.

Hasta ahora la humanidad ha estado marcada por las guerras y los conflictos. Nuestra conciencia aspira a la bondad; pero, dado que no la favorece el entorno, se ha dado lugar a una historia de muchas dificultades.

No obstante, Dios existe eternamente. Principio y fin coinciden. Una vez que Dios comienza algo, indefectiblemente debe llevarlo a término. El problema es que Dios le concedió al ser humano todo el dominio sobre todo lo creado.

Dios obra la historia providencial para que en medio de la humanidad caída y pecaminosa puedan surgir personas que no estén en esa posición. En los 6000 años bíblicos de historia, encontramos el relato de Sodoma y Gomorra, ocurrido unos 2000 años antes de Cristo. Dios planeaba destruir Sodoma y Gomorra, pero Abraham apeló a Dios: ¿Si hubieren 50, o al menos 10 justos, podría evitarse esa calamidad? Dios asintió. Sin embargo, no había ni siquiera 10 personas justas. Solo la familia de Lot pudo evitar esa calamidad. La Biblia relata que, sin embargo, la esposa de Lot, que sentía apego, miró hacia atrás y se convirtió en un pilar de sal.

Así es. La Divina Providencia está teniendo lugar. Está avanzando. Con esto quiero decir que no debemos mirar atrás. Posteriormente Dios escogió al pueblo israelita; lo condujo durante 2000 años y les envió a Jesucristo tras 4000 años de historia bíblica.

Finalmente había venido el tan esperado Mesías, el Hijo Unigénito con quien Dios podía relacionarle personalmente; pero ni el pueblo israelita, ni el judaísmo, ni María, quien concibió a Jesús, entendieron la naturaleza de Jesús.

¿Cómo puede ser que llevaran a la crucifixión a Jesucristo, a quien Dios con tanto trabajo envió luego de larguísimos 4000 años y quien venía para ser el Padre Verdadero? Llevado a la cruz, Jesús dijo que vendría de nuevo. Todos sabemos cuál fue la indemnización que pagó el pueblo israelita durante 2000 años por haber crucificado a Jesús.

El cristianismo comenzó cuando los apóstoles fueron resucitados por obra del Espíritu Santo y comenzaron a registrar las Escrituras. No obstante, incluso los cristianos de hoy día no comprenden la naturaleza esencial de Jesús. Tampoco saben bien cómo es Dios, el Creador.

Jesús claramente dijo que retornaría, y está escrito que celebraría el Banquete de las Bodas del Cordero. Siendo así, el cristianismo no debería haberse segregado tanto y debería haber estado atento para saber dónde se manifestaría la Hija Unigénita que se convertiría en pareja del Señor en las Bodas del Cordero.

Dios no puede enviar a Su Hija Unigénita al pueblo de Israel debido a que incumplió su responsabilidad. Así es que Dios obra la Providencia escogiendo a un nuevo pueblo elegido.

Han pasado 2000 años desde la crucifixión de Jesús. Los cristianos aun creen que son salvos por la sangre de Jesús en la cruz. ¿No es algo tan erróneamente absurdo? Es quien vino como Padre Verdadero de la humanidad. Dado que vino como Padre Verdadero, tiene que encontrarse con la Madre Verdadera.

Dios escogió al pueblo coreano, y la Hija Unigénita nació allí en 1943. Es indescriptible el arduo trabajo de Dios para que naciese la Hija Unigénita.

Corea se independizó en 1945 y fue dividida en norte y sur por las grandes potencias. Se dividió en el lado democrático y el lado comunista. Dios, debido a uno de los principios fundamentales de la creación, le dio al ser humano un periodo de crecimiento. Debía darle tiempo a la Unigénita nacida en 1943.

La situación de Corea del Sur era apremiante. La democracia en el sur no estaba en condiciones de confrontar al norte. En tales circunstancias estalló la Guerra de Corea en 1950. Dios hizo Su parte de responsabilidad.

¿Cómo fue posible que 16 países de las Naciones Unidas hayan derramado su sangre de bondad en la guerra de una Corea que era desconocida? ¿Con cuánta ansiedad habrá pasado y esperado Dios los larguísimos 6000 años para restaurar y abrazar a la humanidad caída en este preciso tiempo providencial?

Dado que yo conocía la providencia de Dios, en 1960 me uní en sagrado matrimonio con el Reverendo Sun Myung Moon, que traía la misión del Jesucristo que prometió volver. El fundamento cristiano debería haber protegido la posición de los Padres Verdaderos. Y cuánto más debía hacerlo Estados Unidos, ya que Dios se puso del lado de los Puritanos que vinieron en busca de libertad religiosa y por ello nació este Estados Unidos celestial.

Durante 200 años Dios estuvo del lado de los Puritanos. Había nativos en el territorio de este país. Sin embargo, aunque Dios levantó a este país como la nación representativa de la democracia, dado que el cristianismo debía establecer el fundamento para el retorno del Mesías, este país ignoraba esa inmensa intensión.

Estados Unidos no ha sido bendecido para su propio bien. Dios lo bendijo para bien del mundo. Pero en los años ´70 Estados Unidos sufría la ruptura de la familia, la delincuencia juvenil, la adicción a las drogas y, además, tenía la amenaza de la ideología comunista debajo de sus narices; por lo cual, aun habiendo sido bendecido por Dios, enfrentaba una caída inevitable.

Así fue que nosotros, por ser los Padres Verdaderos, anunciamos que veníamos como bomberos a apagar el incendio de Estados Unidos, que veníamos como médicos a curar a un Estados Unidos enfermo y despertamos al país en una gira por los 50 estados.

La dirigencia política de este país desconocía la Divina Providencia, por eso nosotros, por ser Padres Verdaderos y conociendo el sueño de Dios de salvar al mundo por medio de este bendecido país, invertimos aquí los años dorados de nuestras vidas.

En 1975, los jóvenes que conocieron la Voluntad de Dios salieron como misioneros desde aquí a todo el mundo. Durante más de 40 años ellos dieron lo mejor de sí en sus terrenos de misión y, gracias a su devoción, hoy Dios bendice al continente africano y su potencial de restauración continental por medio de las personas justas que el Cielo ha preparado.

Yo quiero creer en ustedes. ¡Especialmente a los clérigos del mundo reunidos hoy aquí! ¡Ustedes son las personas justas que Dios preparó en esta era! ¿Y cuál es la misión de los justos? Más que preocuparse por sí mismos, los justos tienen que ser capaces de abrazar a la nación y al mundo viviendo por el bien del conjunto con amor verdadero.

Eso es lo que la Unigénita Madre Verdadera está haciendo; sepan que esta mismísima Bendición, que guía a la humanidad caída a ser hija de Dios, es el anhelo por el que Dios y la humanidad han esperado durante 6000 años.
Una nueva providencia de una nueva era está siendo llevada a cabo por la Unigénita Madre Verdadera. Estamos en el 7° año del Cheonilguk. Es hora que ustedes tomen la iniciativa.

Si pensamos en los 7600 millones de personas, no podemos ignorar a todos esos hijos, a quienes Dios desea abrazar.

Oro anhelando que ustedes se conviertan en esas personas justas, clérigos y líderes por medio de quienes, lo antes posible, ellos sean guiados a ser hijos de Dios.

Para lograr eso, quiero que guarden en mente que es esta, la Conferencia de Liderazgo del Clero Mundial, la que convergerá el fundamento de todos ustedes para poder hacer realidad lo antes posible el anhelo de Dios, la esperanza de la humanidad.

Oro y anhelo que todos ustedes sean esos justos y clérigos que corran a la vanguardia sin mirar atrás.

12

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .