Rally de la Esperanza 2019 en Honam

1

Rally de la Esperanza 2019 en Honam por el Nacimiento de Nuevas Vidas y por el Arraigo de la Era de la Corea Celestial Unificada

Habla la Madre Verdadera

Gimnasio Jinnam, Yeosu

13 de noviembre de 2019

 

¡Distinguidos líderes, Embajadores de la Paz, queridos miembros de la Federación de Familias! ¡Especialmente a quienes recibieron hoy la Bendición! Los amo.

Hoy quiero hablarles de “La responsabilidad del pueblo elegido en los Últimos Días vista según la Divina Providencia”.

Dios, el Creador, hizo todas las cosas a Su imagen y, por último, creó a un hombre y a una mujer para que fueran los ancestros de la humanidad. A ellos les dio una responsabilidad a cumplir durante su período de crecimiento hasta que, a los ojos de Dios, ellos hubiesen madurado plenamente.

Sin embargo, ellos no lograron cumplir esa responsabilidad y originaron esta humanidad caída. Como resultado, aunque el hombre ha hecho enormes esfuerzos para lograr un mundo de paz, la larga historia de la humanidad ha sido una continuidad de guerras y conflictos.

Dios es omnisciente y omnipotente; es igual de principio a fin. No puede tener fracasos. La cuestión es haberles dado una responsabilidad a los seres humanos. Dios, por lo tanto, no podía simplemente ignorar a la humanidad caída y no tuvo otra opción que comenzar la historia providencial de la salvación.

Dios escogió entre la humanidad a un pueblo más cercano a la bondad y condujo la providencia de la salvación, la restauración por indemnización. Ese pueblo es el judío, como leemos en la Biblia. ¡Cuán difícil habrá sido la providencia de restauración por indemnización que establecer un fundamento desde el nivel individual al nivel nacional le llevó a Dios 4000 años!

La providencia comenzó a llevarse a cabo bajo el nombre de Israel después del siglo XVII a.C. Desde entonces pasaron más de 2000 años hasta que pudieron recibir al Mesías, a quien Dios había prometido enviar.

Tras este largo período de tiempo, Dios pudo finalmente enviar a Jesucristo, Su hijo unigénito de quien pudo decir: “Este es Mi hijo”, sobre la base de la indemnización establecida.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió? Los israelitas pudieron finalmente recibir al Mesías por el que tanto habían anhelado y, sin embargo, no reconocieron a Jesús. En otras palabras, ellos desconocían la esencia de Dios, cómo es el Creador. Pensamientos humanos, finalmente, condujeron a Jesús a la crucifixión.

¿Se dan cuenta cuánto le habrá dolido el corazón a Dios al ver a Jesús así, después de tan indescriptible y ardua espera de Su parte? Antes de ser crucificado, Jesús anunció que retornaría.

El cristianismo se inicia cuando los apóstoles resucitan espiritualmente por obra del Espíritu Santo y comienzan a escribir los evangelios. Al principio ellos sufrieron mucha persecución. En el año 313 el cristianismo es reconocido en Roma, cruza el continente europeo y llega al país insular de Inglaterra. Así, con Inglaterra y otros países, se va formando la civilización del Atlántico.

Y luego ellos, los cristianos, salieron hacia el mundo llevando la Biblia. Pero, en definitiva, no conocían la esencia de Jesús.

¿Adónde se fueron las palabras de Jesús: “Ama al prójimo como a ti mismo”? (Mt. 22:39). Los cristianos crearon la cultura del saqueo, priorizando los intereses de sus propias naciones. Y así, la Era de la Civilización del Atlántico ha ido apagándose.

El cristianismo, debido a una fe forzada dentro del marco creado por ellos mismos centrados en pensamientos humanos, dio nacimiento a muchas sectas. ¿Cómo puede ser que, dentro de la esfera cristiana, creyente en Dios, surja el comunismo afirmando que Dios murió?

Hasta el día de hoy el cristianismo ha cometido muchos errores. No se puede encontrar a Dios si se ponen por delante los pensamientos humanos.

Está escrito que a su retorno el Señor celebraría las bodas del Cordero. Siendo así… ¿Qué deberían haber buscado y preparado los cristianos?

Cuando la causa es incierta y se desconoce la conclusión, nadie califica para decir “Yo tengo razón, tú estás equivocado”.

Por medio de ancestros humanos perfeccionados, Dios quiso ser Padre y Madre de la Humanidad. Ese fue el sueño del Dios Creador, Janul Pumonim. Pero, por haber errado, el ser humano caído no puede llegar a Dios.

La Bendición Matrimonial brinda renacimiento y salvación ahora que surgieron de entre la humanidad Padres Verdaderos victoriosos. Independiente de su posición, nadie puede llegar a Dios sin recibir la Bendición de los Padres Verdaderos.

Dios envió a Jesucristo al pueblo de Israel. Sin embargo, los israelitas acabaron no cumpliendo su responsabilidad. Sabemos por medio de la historia la indemnización que el pueblo israelita pagó por no cumplir su responsabilidad. Siendo así, Dios elige al pueblo de otro país para darle nacimiento a su hija unigénita, la que no pudo surgir en aquel tiempo. Ese país es la península asiática de Corea.

La hija unigénita nació en 1943. Corea fue liberada en 1945. La Guerra de Corea estalló en 1950. Por un principio fundamental de la creación, Dios nos dio un periodo de crecimiento. De modo que Dios debía darle tiempo a la unigénita nacida en 1943 para que pueda crecer.

Pero por aquellos días nos dividimos en norte y sur y Corea no estaba pronta para una confrontación con el norte. En eso, impensada y milagrosamente, participaron de la guerra 16 países de las Naciones Unidas. Y eso no fue por la capacidad humana. La sangre de bondad de 16 países fue derramada en este país porque Dios estaba con él. Fue una guerra santa.

En este mundo es de buena gente retribuir la gracia recibida, esforzarse por retribuirla. Si bien Corea fue beneficiada por el mundo, los políticos gobernantes no expresaron oficialmente, como debía ser, respeto y gratitud.

Antes de que fuera demasiado tarde, el Reverendo Moon y yo, como Padres Verdaderos, consolamos y expresamos gratitud a los veteranos sobrevivientes de la Guerra de Corea por última vez a través de las presentaciones del Ballet Folclórico Infantil Los Angelitos de Corea.

Si bien fue corto el periodo que ellos permanecieron en este país, pudimos ver que no se olvidaron de él y que lo extrañaban y lo amaban. ¿Por qué habrá sido así?

La mente original del ser humano lo dirige hacia Dios y hacia la bondad, por eso es que ellos aman a Corea eternamente.

Creo que ha llegado el momento de que el pueblo de Corea, esta nación y este pueblo, expresen su gratitud y cumplan con su responsabilidad de recompensar al mundo.

Dirijan sus esfuerzos, su devoción y su amor hacia la celebración de eventos de Bendición alrededor del mundo para bendecir a los 7.600 millones de personas mientras la unigénita Madre Verdadera viva, para guiar a todas las personas a seguir el camino de piedad filial y lealtad, como hijos devotos de Dios. Para ese fin, los políticos de este país deberán ser educados con las enseñanzas de la unigénita Madre Verdadera.

Muchos líderes surgieron en este país después de la liberación. Sin embargo, ellos dirigieron esta nación centrada en pensamientos humanos en vez de servir al Cielo. Terminaron yendo por un camino deshonroso.

Hace un momento les dije que hablaría sobre la responsabilidad del pueblo elegido en los Últimos Días. Ya no se les puede seguir esperando más. La conclusión es que hay que aclarar la verdad y acompañar el camino de la unigénita Madre Verdadera.

No alcanza solo con los políticos para lograr la anhelada Corea unificada. ¡Familias bendecidas hoy! Como familias bendecidas, todos los ciudadanos de esta nación deben abrir el camino para que las dos Coreas se unan desde una posición de servir a Dios. De modo que la responsabilidad de cada una de las familias es muy grande.

Ustedes, las familias bendecidas hoy, deberán transitar el camino de mesías tribales. Y no solo ustedes, sino que deberán educar a sus descendientes para que puedan seguir ese camino.

La responsabilidad de aquellos que recibieron la Bendición primero es guiar a los 7.600 millones de personas en el mundo hacia una posición en la que Dios pueda abrazarlos y que sigan el camino de los hijos verdaderos.

¿No es grandioso este movimiento? Gracias a la familia podremos realizar el Reino de los Cielos en la Tierra, un mundo de paz sin guerras ni conflictos en el que los 7.600 millones de personas vivan como hijos de Dios, Janul Pumonim. 

Durante todo ese entonces el cristianismo formó la civilización del Atlántico y ésta ha fracasado. Sin embargo, esta Península de Corea, que dio nacimiento a los hijos unigénitos, debe inaugurar la era de la Civilización del Asia Pacífico con países insulares y continentales en unidad. Este será un gran movimiento a través del cual nuestras 2ª y 3ª generaciones se dirigirán apasionadamente hacia el mundo.

Y en particular, que los países de la esfera del Pacífico, por medio de Yeosu, siguiendo una corriente que genere vida y amor verdaderos, abrazando al mundo, se rescate el medioambiente y los recursos del océano destruidos por personas ignorantes.

Oro con el anhelo de que ustedes, ciudadanos de Shin Jeol-la Guk, tomen la iniciativa de salvar y recuperar el sano y hermoso planeta que Dios creó.

1

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s