Rally de la Esperanza para Líderes de Yeongnam 2019

1

Rally de la Esperanza para Líderes de Yeongnam 2019

Dra. Hak Ja Han, Discurso Principal

Centro de Convenciones CECO, Changwon

10 de noviembre

 

¡Estimados líderes, Embajadores de la Paz, miembros! Los amo.

Hoy deseo hablarles sobre “La Misión del Pueblo Elegido”. La República de Corea fue elegida por Dios hace 2000 años para darle cumplimiento a la Divina Providencia.

Es común en el mundo de hoy que, si un amigo o alguien de nuestro entorno nos hace un favor, nuestra conciencia desee retribuírselo con creces. Dios eligió al pueblo coreano y durante 2000 años obró Su providencia para prepararlo para este tiempo.

Durante 2000 años este país ha tenido muchos giros y vueltas. Cada vez que estuvo en dificultades inimaginables, Dios le abrió un camino. Siendo así, la República de Corea de hoy debería ser un pueblo que le brinde a Dios gratitud y alabanzas. Para ello, tendrá que conocer correctamente la verdad de la providencia, la verdad de la historia.

Dios, el Creador, hizo todas las cosas a Su imagen y semejanza. Por último, Él creó a un hombre y a una mujer, quienes se convertirían en los antepasados humanos. Les dio un periodo de crecimiento durante el cual debían, con fe absoluta, amor absoluto y obediencia absoluta, crecer hasta que, a los ojos de Dios, Él pudiera decir: “Ah, veo que ustedes ya han madurado”.

Pero, ¿qué fue lo que ocurrió? La codicia humana originó esta humanidad caída, que no está para nada relacionada con Dios. Toda la humanidad se ha esforzado hasta hoy en procura de la bondad. Mundialmente existen cuatro grandes religiones. Sin embargo, podemos ver que la religión que puede hablarnos de la historia de la providencia de la salvación es el cristianismo.

El Creador es omnisciente y omnipotente. Es el mismo de principio a fin; no puede tener fracasos. Por otro lado, en cuanto al resultado de la responsabilidad que le dio a los seres humanos, deberían surgir verdaderos antepasados humanos, de los que Dios pueda decir: “Han cumplido su responsabilidad”.

Por eso es que Dios escogió al pueblo israelita y condujo la historia providencial de la salvación, de la restauración por indemnización, desde el nivel individual hasta que se pudo formar un fundamento nacional.

¿Cuán difícil le fue ese camino, que a Dios le tomó un periodo de 4000 años de arduo trabajo? ¡El Mesías por el que los israelitas tanto esperaron! Luego de 4000 años, Dios les envió a Jesucristo. ¿Y qué fue lo que sucedió?

Pasaron muchos profetas y tuvieron también a Juan el Bautista, pero los israelitas desconocían la esencia de Jesús. ¡Dios, el Creador! También desconocían la esencia de Dios. Llevaron a Jesús a la cruz porque era diferente a ellos.

Jesús, que no tuvo otra opción que la crucifixión, dijo que vendría de nuevo. La providencia del cristianismo desde que Jesús anunció que volvería, lleva 2000 años, y en nombre del cristianismo se han cometido muchos errores.

Por tener pensamientos humanos erróneos desde su causa y origen, tildaron de herejes a los que pensaban distinto. Esto es algo inconcebible. Por razones como estas es que en la sociedad cristiana surgió el comunismo afirmando que Dios había muerto. Esto también es inconcebible.

Nosotros cargamos con el dolor que la democracia y el comunismo nos provocaron en la Guerra de Corea. Estamos llegando a la conclusión de que con pensamientos y acciones centrados en personas no podremos realizar un mundo pacífico. ¿Qué deberemos hacer, entonces? Tendremos que aprender correctamente sobre la esencia del Dios Creador, el Amo Original del universo.

El Ideal de Dios al crear fue convertirse, junto con los primeros seres humanos, en Padre y Madre Verdadero de la humanidad. Pero, debido a que Adán y Eva incumplieron su parte de responsabilidad, comenzó la providencia de salvación.

Dios no utiliza nuevamente al pueblo elegido que no haya cumplido con su responsabilidad. Dios envió a Su Unigénito, Jesucristo, por medio del pueblo israelita, pero la creación de Dios consiste de un hombre y una mujer. De modo que Dios debía encontrar a un pueblo que pudiese dar nacimiento a Su Unigénita.

En ese aspecto, si Dios obró Su providencia mediante un fundamento cristiano del pueblo coreano para que pudiese nacer Su Unigénita, entonces habrá evidencias de que Dios estuvo con este pueblo.

Yo nací en el año 1943. Corea fue liberada en 1945. En 1950 estalló la Guerra de Corea. La guerra estalló cuando la democracia sureña aún no estaba preparada para enfrentarse a Corea del Norte.

Por primera vez en 6000 años Dios hacía nacer a la Unigénita que le diese cumplimiento Su Divina Providencia; pero Dios debía otorgarle a la Unigénita un periodo de crecimiento.

En la Guerra de Corea hemos visto el Amor de Dios. ¡Un pequeño y pobre país desconocido para el mundo! ¿Cómo es que participaron 16 países de las Naciones Unidas? No es por la fuerza humana, sino gracias a Dios.

Les hago un pedido, especialmente al cristianismo, el cual debía servirnos de fundamento providencial. Dios ha hecho todas las preparaciones como para darle cumplimiento a la providencia. Lo que resta ahora es la parte de la responsabilidad humana.

El pueblo coreano debe tomar la iniciativa en cumplir la responsabilidad de poder hacer realidad el sueño de Una Familia Bajo Dios, lo que tanto anhela la humanidad. El cristianismo, en especial, deberá despertarse. Ya no podemos esperar más.

Mediante el cumplimiento de la Providencia de Dios, hace 7 años proclamé el Cheon Il Guk, que es el reino terrenal centrado en Dios.

Este pueblo deberá despertar. Pueblo escogido de Dios. Pueblo bendecido por Dios. De modo que este pueblo deberá retribuirle a Dios la Bendición recibida.

Unidos a los Padres Verdaderos, quienes están realizando el sueño de Una Familia Bajo Dios, a este pueblo solo le resta convertirse en una luz ante el mundo, como pueblo que cumplió su responsabilidad.

Este pueblo no deberá continuar siendo desleal a Dios, quien ha venido esperando y tolerándolo por tanto tiempo. Únicamente siendo un pueblo de hijos verdaderos y leales que retribuyen el Amor y la Gracia de Dios este país podrá convertirse en una nación central para el mundo.

¡En especial ustedes, líderes convocados en este rally! ¡Ustedes, Embajadores de la Paz! ¡Es hora de que ustedes se paren dignamente ante la verdad! Tengan en cuenta que este es el único camino para que este país y este pueblo sobrevivan.

Oro anhelando que tomen la iniciativa y que Gyeongsanguk sea orgullosamente la primera en ofrendarle este país a Dios junto con la Madre Verdadera, la Unigénita.

1

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s