El Largo Camino hacia la Ceremonia de Bendición

1

El largo camino hacia la Ceremonia de Bendición de hoy

 

La Madre Verdadera pronunció este discurso en el Festival Cultura y Bendición Hyojeong durante el Rally de la Esperanza de 40.000 personas el 6 de octubre en Aichi Sky Expo de Nagoya.

¡A las parejas bendecidas hoy y a todos nuestros miembros bendecidos, los amo! Dios ha esperado por un día como éste durante 6000 años. Él hizo el mundo natural a Su imagen, y creó a un hombre y a una mujer para que fuesen nuestros antepasados humanos. Especialmente les dio a los seres humanos la responsabilidad de madurar a través de un período de crecimiento. 

Los primeros seres humanos fueron posicionados para crecer hermosamente, uniéndose con el Creador con fe absoluta, amor absoluto y obediencia absoluta y luego recibiesen la Bendición Matrimonial, convirtiéndose en antepasados verdaderos de la humanidad. El Creador quería ser parte de ello. En otras palabras, el Creador es nuestro Padre y Madre Celestial.

Dios, que solo existe en forma de espíritu, quería vivir con nosotros como nuestro Padre y Madre Verdadero dentro de los cuerpos físicos. Él quiso amar a la humanidad y vivir con nosotros en el reino terrenal y en el mundo eterno que Él diseñó. Esta es una inmensa bendición para los seres humanos.

Sin embargo, Adán y Eva, que se habrían convertido en nuestros antepasados humanos, no alcanzaron esa posición y causaron la Caída de la humanidad que vemos hoy. La mente original de los seres humanos los dirige hacia Dios; pero, como no conocen bien Su esencia, a lo largo de los seis mil años de historia bíblica no hubo un solo día sin alguna guerra o conflicto. La humanidad ha anhelado un mundo pacífico, pero esa no es nuestra realidad.

Una repetición de frustraciones

Dios es omnisciente y omnipotente. Él es eterno. Él es el Alfa y el Omega. Por lo tanto, para que los seres humanos que Él creó, ahora seres humanos caídos, lleguen a exaltar la Voluntad del Cielo, necesitan pagar cierta indemnización por todos sus errores. Así comenzó la indeseada y dolorosa historia providencial de la restauración por indemnización, la providencia de la salvación. Para ello Dios escogió al pueblo israelita, como está escrito en la Biblia, y condujo la historia de la providencia de la restauración haciéndoles pagar indemnización desde el nivel individual hasta formar un fundamento nacional.

Sabemos que cuando los cristianos leen el Antiguo Testamento se encuentran con que ocurrieron muchas cosas que no logran comprender. Dado que los seres humanos caídos ignoran la Voluntad de Dios, Su trabajo para concientizarlos y que la practiquen ha sido indescriptible. Ha sido una repetición de frustraciones. Sabemos que esa historia llevó mucho tiempo, ya que no había otra opción.

El curso de Jesús y su conclusión

A Dios le llevó 4000 años poder enviar al mundo caído a Su hijo unigénito, de quien podía decir “Este es mi hijo amado”. No fueron 40 ni 400, sino 4000 largos años. En aquel tiempo existía el colosal Imperio Romano. Si los israelitas hubiesen entendido a Dios y a Jesús, podrían haber absorbido al Imperio Romano y hace 2000 años ya se habría realizado un mundo pacífico; pero tanto María como el pueblo israelita y los judíos no cumplieron su responsabilidad, a pesar de que el fundamento estaba preparado.

Jesús, habiendo perdido todo fundamento, trabajó intensamente durante sus tres años de vida pública, pero al final fue llevado a la cruz. En el monte de la crucifixión estaban Jesús, un ladrón a su derecha y otro a su izquierda. Cuando Jesús escuchó las burlas del que estaba a su izquierda, el de la derecha le dijo al de la izquierda que ellos estaban colgados en la cruz porque habían pecado, pero Jesús no había hecho nada malo. ¿Qué le dijo Jesús en ese momento al de su derecha? “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”. En el Paraíso. No en el Cielo, sino en el Paraíso. Jesús dijo que vendría de nuevo.

Los esfuerzos de Dios

Los cristianos de hoy día no saben cuál es la causa ni cuál será el resultado. Por eso he venido a hablar de las verdades históricas y de la verdad de la Divina Providencia. ¿Cómo creen que se habrá sentido Dios cuando vio a Jesús en la cruz? Probablemente habrá sentido que no quería volver a ver de nuevo a los seres humanos.

Sin embargo, Dios había establecido el principio de que Su creación comenzaría con nuestros antepasados humanos; por lo tanto, no tuvo otra opción que emprender un laborioso curso. En otras palabras, los seres humanos de hoy son hijos desleales a Dios. La misión del cristianismo es enseñar y difundir esta verdad; lamentablemente, ellos ignoran este hecho.

Empezar de nuevo

Como los israelitas no cumplieron su responsabilidad, Dios escogió a un nuevo pueblo entre el cual pudiera nacer su hija unigénita, quien sería la pareja del Mesías en las bodas del Cordero. Ese pueblo es el de la Dinastía Han, que existe desde el año 400 antes de Cristo. La gente del pueblo Han amaba la paz y ya estaban muy adelantados en astronomía.

Como odiaban la guerra y eran apremiados por las fuerzas extranjeras, fueron desplazándose hacia el sur y llegaron a establecerse en la península de Corea. Al considerar esta historia, se me ocurre que los japoneses probablemente también son descendientes del pueblo de Han. Luego de 2000 años Dios hizo nacer a Su hija unigénita por medio de un fundamento cristiano del pueblo coreano en 1943.

Según un principio de la creación, necesitamos un período de crecimiento. Japón ocupaba Corea en ese momento durante la Segunda Guerra Mundial. Es un hecho que la ambición humana, por desconocer a Dios y Su Divina Providencia, hizo de nuestro pasado algo trágico. Yo nací en 1943 y la independencia (de Corea) llegó en 1945.

Alegría amortiguada por la separación

Corea experimentó la liberación, pero se dividió en norte y sur, en comunista y democrática. Con el apoyo de la Unión Soviética, el norte estaba pronto para invadir el Sur, pero el gobierno democrático del Sur aún no se había organizado y, en medio de esa situación, la Guerra de Corea estalló en 1950. ¿Qué es lo que primero que Dios debía considerar? La hija unigénita de Dios, quien podía cumplir la providencia por primera vez en 6000 años, nacía después 2000 años. Dios debía proteger a la unigénita.

Dieciséis naciones

Corea era un país desconocido por el mundo en ese momento. Además, la Unión Soviética formaba parte de las Naciones Unidas, ¿cómo es, entonces, que dieciséis naciones participaron en la Guerra de Corea? Solemos decir que la Guerra de Corea fue una guerra santa. Jóvenes extranjeros que nada tenían que ver, derramaron su sangre de bondad por nuestra libertad. Esto no se debió al poder humano. Ese milagro fue posible porque Dios estaba con nosotros.

En eso, como yo sabía muy bien cuál era mi misión, y como la providencia no podía demorarse más, me determiné y llegué a la posición de Madre Verdadera en 1960. La esperanza del ser humano caído es encontrar a los Padres Verdaderos. Quieren ir ante la presencia de Dios, pero surgió ese obstáculo que llamamos “la Caída”. Entonces surgieron los Padres Verdaderos, y solo a través de un evento de Bendición Matrimonial como el de hoy se abre el camino para convertirse en hijos e hijas de Dios, nuestro Creador y Padre y Madre Celestial.

Considerando que el surgimiento de los Padres Verdaderos fue posible gracias a la fe del cristianismo, que estableció el fundamento esperando en todo momento y lugar por el Mesías, los cristianos deberían haber sido los primeros en recibirlos, pero no lo hicieron porque no entendían correctamente a Dios. Los 2000 años de cristianismo comenzaron cuando el Espíritu Santo descendió sobre los apóstoles, les dio nueva vida espiritual y comenzaron a escribir los evangelios.

En el transcurso hubo muchos fracasos, porque estuvieron centrados en sus pensamientos humanos. Ocurrieron muchos incidentes. ¿Cómo puede ser que en la sociedad cristiana surja el comunismo ateo afirmando que Dios murió? Lo mismo sucede con la fe católica. ¿Recuerdan el versículo [Isaías 2:4] acerca de convertir las espadas en arados? Han cometido muchos errores. Es por eso que el cristianismo perdió credibilidad ante la gente. El único camino que les queda es aceptar las enseñanzas de los Padres Verdaderos.

La expiación es necesaria

¡Damas y caballeros! Todas las religiones han venido por un solo camino: el de una vida de bondad. Servir a Dios es igual, tanto en el budismo como en el confucianismo como en el islamismo o en el cristianismo, pero la única religión que enseña la manera de indemnizar lo que está mal e ir ante Dios es la Federación de Familias. Aún sin el respaldo del país ni del fundamento cristiano, pero por ser los Padres Verdaderos, durante 60 años, desde 1960, llevamos a cabo el movimiento de Bendición Matrimonial que restaura a los hijos de Dios y hoy día ya existen familias bendecidas en más de 190 países.

El sueño del Cielo y el anhelo de la humanidad es el de una familia bajo Dios, el Dueño del universo. El mundo comprende más de doscientos países; pero para Dios, todos somos Sus hijos. Ya sea que vivan en un país grande o pequeño, son Sus hijos por igual. Los Padres Verdaderos están abriendo el camino para que se conviertan en hijos e hijas de Dios.

Las veinte mil parejas que reciben la Bendición hoy aquí tienen una misión muy importante: la de cumplir con sus responsabilidades como familias bendecidas y como mesías tribales y construir un Japón que atienda a Dios. Ayer dije que al observar el mundo actual esto se aplica tanto a los políticos que son responsables de una nación con sus limitaciones humanas, como a los máximos gobernantes y líderes de este país. El intelecto humano ha llegado a un límite. La conclusión es que Japón podrá erguirse permanentemente ante el mundo solo cuando la nación acepte y asista a Dios.

Por eso dije: “La política y la religión no deben separarse, deben marchar unidas”. Aquellos que son responsables por su nación deben orarle a Dios cuando se levantan por la mañana. Tienen que rezar, preguntarle: “¿Que desea Usted que haga yo hoy por el país a mi cargo?”. Es el único camino para que el Japón sea eterno. ¿Comprenden? [Sí].

A las nuevas parejas

Quiero decirles algo nuevo, que es nuevo para aquellos de ustedes que están recibiendo la Bendición hoy. En 2013, los Padres Verdaderos proclamaron, en mi persona, el Día de la Fundación de una nueva era, de una nueva historia. Ya han pasado 7 años desde su proclamación. Yo le hice una promesa a Dios. Le prometí que mientras viva produciré muchos ciudadanos que lo amen. Sin embargo, cuando pienso en que la población de la humanidad es de 7.600 millones, no puedo hacerlo yo sola aunque viviese 100 años. ¿Cuántos años creen que tengo? ¿Creen que puedo mantenerme en buen estado de salud hasta que cumpla 100 años? [Sí]. Ojalá fuese así.

Yo hice construir el Cheonbowon (centro de registro de las familias que son tesoros del Cielo) y espero que sean registradas allí y la humanidad las recuerde para siempre como familias bendecidas reconocidas por Dios y por sus descendientes.

A partir de ahora visitaré muchos países alrededor del mundo y organizaré Ceremonias de Bendición a nivel nacional. Las familias que asistan a esas ceremonias se convertirán en familias elegidas a quienes el Cielo bendice en esta era. ¿No es éste un día tan asombroso y glorioso del que estar agradecidos? Hoy ustedes se han unido a las filas del pueblo elegido.

Unidad entre las naciones

Reporteros de más de cien países están hoy aquí para presenciar este evento. Propongo y declaro en su presencia la Unión Asia-Pacífico. Todos los países de Asia y los del continente africano, por supuesto, deben unirse. Hace cien años, Tagore, el santo poeta de la India, dijo que el día en que Corea volviera a encender su lámpara se convertiría en la luz que alumbraría el Oriente.

Esa luz son las palabras de la verdad, la Palabra de Dios, las enseñanzas de los Padres Verdaderos. Espero que Asia se una a mí centrada en estas palabras y cumpla su misión de ser una luz que ilumine al mundo.

2

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s