Cumbre de Japón y Conferencia de Liderazgo ILC 2019

1

Cumbre de Japón y Conferencia de Liderazgo ILC 2019

Discurso de la Dra. Hak Ja Han Moon

Hotel Castle, Nagoya

5 de octubre de 2019

 

¡Distinguidos líderes e invitados venidos de todo el mundo! 

Hoy nos hemos reunido con la preocupación de cómo podemos hacer para realizar un mundo pacífico, ausente de guerras y conflictos.

La razón particular de realizar esta Cumbre en Japón es porque nos encontramos en la situación de ordenar algunos hechos históricos que deben ser esclarecidos en el camino hacia el cumplimiento de la Providencia y de hacer realidad el Sueño de Dios.

Al observar los problemas que están teniendo lugar hoy día en todo el mundo, vemos que no puede existir unidad porque, tanto los países grandes como los pequeños, priorizan egoístamente sus propios intereses a los de la totalidad. Tanto ustedes como yo sabemos que los esfuerzos humanos hechos hasta ahora han llegado a sus límites. Pero la cuestión podría cambiar si se creara el ámbito apropiado para aceptar y asistir a Dios, el Creador.

En medio de los 6000 años bíblicos de historia la humanidad sufrió recientemente la Primera y la Segunda Guerra Mundial, que dejaron muchísimo dolor y muchísimas víctimas. La Organización de las Naciones Unidas se fundó para que tengamos un mundo pacífico, sin más guerras ni conflictos. El año que viene se cumplen 70 años desde la fundación de la ONU, pero esta organización tampoco tiene respuestas en cuanto la cuestión de la reunificación de Corea.

Originalmente Dios, el Creador, hizo los Cielos y la Tierra y todas las cosas a Su imagen y finalmente creó a un varón y a una mujer para que fueran los ancestros de la humanidad. A los seres humanos les dio una parte de responsabilidad. Los seres humanos deberían haber crecido y madurado por sí mismos hasta recibir la Bendición Matrimonial de Dios. Sin embargo, ellos no lo hicieron y originaron este mundo caído que tenemos hoy.

Hasta ahora han surgido muchas personas justas, pero el mundo de paz que la humanidad desea aún está lejos de ser realidad. El problema es que los seres humanos caídos deben cambiar por sí mismos.

De acuerdo a las características de cada región, Dios ha permitido que surgieran religiones a fin de educar al ser humano. Sin embargo, esas religiones ignoran su propósito. No saben cómo finalizar su objetivo.

Dios es Todopoderoso. Es el Alfa y el Omega. Es Eterno. Tal Dios no puede tener fracasos. La cuestión es que la responsabilidad se la dio al ser humano. De modo que la manera en la que Dios puede ayudar es que nazcan, en medio de la humanidad caída, seres humanos que lleguen a madurar a la perfección por sí mismos.

Para ello, Dios escogió al pueblo elegido de Israel y condujo la providencia de la salvación, de restauración por indemnización, desde el nivel individual hasta que formaron un fundamento nacional.

¡Y cuán difícil habrá sido esa indemnización que le llevó 4000 años de arduo trabajo!

Luego de 4000 años envió a Jesucristo, el unigénito, de quien podía decir: “Este es Mi hijo amado”. Así, Dios le envió al pueblo de Israel el Mesías que tanto anhelaban. ¿Y qué sucedió? María, quien concibió a Jesús, no cumplió su deber. El pueblo israelita no se unió a Jesús. Finalmente, Jesús perdió todo el fundamento preparado con tanto esfuerzo.

Antes de ser crucificado Jesús anunció que retornaría. Sin embargo, el cristianismo cree que recibe la salvación por la sangre de la cruz. ¿Cuánto dolor le provoca esto a Dios? Dios no podía soportar ver a Jesús en la cruz, a sus 33 años, luego de haber obrado durante 4000 años para poder enviarlo.

El cristianismo comenzó hace 2000 años, cuando el Espíritu Santo descendió y resucitó espiritualmente a los apóstoles. Sin embargo, por ser humanos, los cristianos cometieron muchos errores. El cristianismo posee muchas fracciones.

¿Cuál es la misión del cristianismo? Tiene que entender la esencia de Jesús. Tiene que poder explicar a Dios correctamente. No obstante, el cristianismo actual no conoce bien a Dios. Básicamente, solo le piden ayuda.

La realidad de la cultura cristiana es que observan a diario la imagen de Jesús en la cruz, desconocen los sentimientos de Dios, crearon un sistema centrado en seres humanos seculares y enmarcaron allí la fe, encerrándola.

Yo quiero hablarles a ustedes de la verdad de la historia y de la Providencia. Hace 100 años el poeta indio Tagore profetizó lo siguiente. Fue el primer asiático en recibir el Premio Nobel de Literatura. Cuando Corea aún era colonia japonesa, él visitó Japón y, contemplando en dirección a Corea, dijo que el día que volviese a encenderse se convertiría en la luz del Oriente. La luz simboliza la verdad. Es la Palabra de Dios.

Lo que la humanidad anhela hoy día no son verdades humanas, sino que esperan la Palabra de Dios, servirlo a Él. Cuando Dios elige a un pueblo y éste no cumple la responsabilidad recibida, a ese pueblo le quedará pendiente una indemnización a pagar. Ese pueblo deberá pagarla indefectiblemente.

Si bien dirán que no sabían lo que hacían, el pueblo israelita llevó a Jesús a la cruz y durante 2000 años fue un pueblo errante, sin país propio. Seis millones de ellos fueron masacrados durante la Segunda Guerra Mundial. Es el día de hoy que el pueblo de Israel ignora el porqué de estos hechos.

¡No saben cuánto le duele a Dios el tener que realizar Su Voluntad, Su Sueño, por medio de una humanidad caída en la ignorancia!

Corea fue liberada en el año 1945. Al tiempo que se independizaba, se dividió en sur y norte; en un lado democrático y en el otro comunista. Sin embargo, a fin de cumplir la Providencia, Dios tenía que escoger a otro pueblo para dar nacimiento a la unigénita que no pudo surgir hace 2000 años. Ese pueblo es el pueblo coreano.

Al pueblo coreano no le gusta la guerra, por lo que, presionado por poderes extranjeros, emigró al sur en busca de libertad. Así fue que se instaló en la Península de Corea. Dado que Dios tenía que dar nacimiento a Su hija unigénita para cumplir la providencia, la unigénita nació en el año 1943 por medio de un fundamento cristiano.

Pero la situación mundial era que, a causa de la democracia y el comunismo, estaban sucediendo cosas imprevisibles. Dijimos que, por un principio e la creación de Dios, al ser humano se le otorga un tiempo para madurar. Por eso Dios tiene que darle un periodo de tiempo para que la unigénita nacida en 1943 pudiera crecer.

Siete años después, el 25 de junio, estalló la Guerra de Corea. ¿Cómo pudieron participar 16 países?

No fue por la capacidad humana, sino porque Dios acompañaba a Corea.

Antes de venir aquí conduje un evento en la Subregión de Gyeongwon. Esa zona es un lugar donde la sangre de bondad de jóvenes de 16 países fue derramada en la Guerra de Corea. En la zona de Gangwon en particular actuaron las tropas africanas de Etiopía, quienes pelearon en más de 200 guerras y nunca perdieron.

A fin de consolar a sus veteranos sobrevivientes y expresarles nuestro agradecimiento, envié allí al Ballet de Los Angelitos, y ellos los reconfortaron. Pero eso no basta para expresar nuestra gratitud.

Le pedí a la Subregión de Gyeonwon-guk que hagan todo lo que puedan para que los 16 países que participaron en la guerra puedan llegar a recibir la Bendición de Dios. Así es. En este mundo, tener un buen corazón es saber reconocer y retribuir los favores recibidos. Lo mismo es con los errores. Quiero hacerle un pedido a Japón. Los gobernantes y dirigentes de este país deben pedir perdón por los errores que sus antepasados cometieron en el pasado por no conocer a Dios. Ese es el deber moral humano. Y, acto seguido, deben proponer trabajar juntos por la paz mundial. Espero que no olviden que únicamente así serán un pueblo al que Dios pueda amar.

He dicho que las personas tienen que cambiar. La humanidad caída no puede presentarse libremente ante Dios; quiere recibir la Gracia y el Amor de Dios, pero no puede superar esa línea demarcatoria llamada Satanás. 

La providencia de Dios es que, en medio de la humanidad, surjan un hijo y una hija unigénitos victoriosos y abran las puertas de la Bendición del renacimiento para que la humanidad caída pueda volver a nacer. Lo mismo es válido tanto para las potencias como para los países pequeños.

La humanidad tiene que ser Una Familia Bajo Dios. Para ello, la gente deberá cambiar esa mentalidad que ha tenido hasta ahora.

Los países que van gradualmente en dirección a la desunión no tendrán un buen futuro. Ser un país poderoso no cambiará nada. Esto es el Sueño de Dios. Dios no puede posponerlo más. ¿Por qué? Porque ya nacieron los Padres Verdaderos en este mundo para guiar a la gente a ser hijos de Dios. En otras palabras, quienes no reciban la Bendición de los Padres Verdaderos no calificarán para ir al Reino de los Cielos en el Cielo.

Hoy nosotros anhelamos la paz. Países tan próximos como Corea y Japón se están distanciando cada vez más. Siendo yo la unigénita, la Madre del Universo, la Madre Verdadera, si se unen a mí, todos los problemas serán resueltos; y si Dios está con ustedes, con cada individuo, con su familia, con el país… ¿de qué se van a preocupar? ¿no les parece?

De manera que se necesita una educación que guíe a la ignorante humanidad a ser hija verdadera de Dios. Deben ser personas como Dios las planeó originalmente, desprovistas de naturaleza caída.

Actualmente existen muchos países y cada uno tiene su propia legislación. ¿Se necesitarán las leyes de Japón, las de EE.UU. u otras leyes si vivimos en un mundo pacífico y unido?

Siendo hermanos bajo Dios, retribuyéndole alegría y gloria con fe absoluta, amor absoluto y obediencia absoluta, y recibiendo Sus Bendiciones y Su Amor, ¿qué más podríamos necesitar? Pero sabemos que de la noche a la mañana no se puede, y que llevará tiempo restaurar a su estado normal a una humanidad que a lo largo de 6000 años se ha vuelto petulante.

En ese caso yo, personalmente, por ser la Madre Verdadera, creé para ello todo el fundamento que estaba a mi alcance. Ustedes son libres de participar o no en ello, pero yo espero que sean sabios.

Si ustedes están pasando por algún tipo de sufrimiento hoy, no piensen solo en sus vidas, sino en el futuro. ¿No deberían construir un mundo en el que sus queridos hijos puedan vivir un futuro sin sufrimientos?

Espero que tengan ustedes la oportunidad de visitar Yongpyeong, en la Provincia de Gangwon. Allí, en el Monte Balwangsan, siguiendo mi promesa a Dios, hice la antorcha  que hará que la humanidad, sumergida en la ignorancia, los que están en la oscuridad, puedan ver la luz y puedan retornar a Dios como Su pueblo, como hijos e hijas de Él… esa antorcha partió del evento en Gangwon y ha venido hasta Nagoya; de aquí irá a Europa, Asia, Oceanía, África, América Central para encender la llama del evento para 30 mil pastores cristianos que tendrá lugar en Nueva York en diciembre.

La democracia vino a surgir por los errores que el cristianismo cometió ante Dios; incluso el comunismo salió de la esfera cristiana. La política y la religión deben marchar unidas. Los políticos de la actualidad deberían ser personas capaces de escuchar la Voz de Dios. Tienen que ser personas que puedan recibir la Bendición de Dios.

Miren las cosas que suceden en el mundo actual. No le va muy bien a los países gobernados por personas que se sienten superiores, que se creen que son lo mejor. En primer lugar, personas así no poseen el sentimiento de la gente. Las personas con responsabilidad, los padres, abrazan a sus hijos. Personas así tienen que hacerse cargo como líderes. Tienen que conocer a Dios, el Dueño Original del universo.

Tendrán que saber cuál es el Sueño de Dios, cuál es Su Deseo, cuál es la esperanza de la humanidad y conducir en esa dirección. Si bien eso no se logra de la noche a la mañana, hay que crear el ámbito propicio para enseñarles.

Todos sabemos que este hermoso planeta creado por Dios está sufriendo. Es por el problema ambiental, y son las potencias las que más están contaminando el medioambiente. Si nos quedamos mirando sin hacer nada no podremos garantizar el futuro del planeta ni tampoco, por supuesto, el de la humanidad.

Yo pensaba que solo en verano soplaban tifones, ya que son un fenómeno natural necesario; pero un tifón en pleno otoño acaba de provocar muchos daños humanos y materiales en Corea. Escuché en las noticias que también en Estados Unidos ocurrieron hechos imprevistos por fuertes nevadas e inundaciones. La naturaleza está apelando a nosotros.

Los líderes que sean negligentes ante el cambio climático serán acusados por la historia. Eso no es lo que yo deseo. Aun no es tarde, únanse a mí y vayamos construyendo juntos el Reino de los Cielos, una familia humana bajo Dios.

Por eso estoy otorgando el Premio Sunhak de la Paz, que ya lleva 3 ediciones. El premio del año 2020, que será anunciado en esta ocasión, se lo daré a un representante del mundo político, a un representante del mundo religioso y, especialmente, a una persona que ha hecho contribuciones innovadoras para salvar este planeta en pleno deterioro. Más tarde el Comité hará el anuncio y dará explicaciones sobre quienes son esas personas.

Es mi deseo que cuanto antes los líderes de este país hagan un Japón Celestial que asista a Dios en unidad con Corea y los Estados Unidos. Anunciaré una organización que conducirá enérgicamente la Era del Asia Pacífico.

Si Asía, y el África, que ocupan más de dos tercios de la humanidad, se unen a la Madre Verdadera para realizar el Sueño de Dios y con un corazón maternal educan a sus hijos y se esfuerzan para que sus países vivan mejor en todo aspecto, no estará lejano el día en que la humanidad verá realizado ese sueño.

Oro para que sea éste el día en que ustedes, distinguidos líderes nacionales y del mundo, se unan conmigo y, especialmente, se determinen a cumplir su responsabilidad como familias bendecidas.

234

Traducción:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s