Cumbre Africana 2019, Discurso de la Madre Verdadera

1

Cumbre Africana 2019

Discurso del Plenario de Apertura

Asamblea Nacional, Santo Tomé

Discurso de la Fundadora

5 de septiembre de 2019

 

Excelencias de todo el continente, distinguidos invitados nacionales y extranjeros, embajadores de la paz; en especial a Su Excelencia, Sr. Presidente de Santo Tomé y miembros del gabinete: el propósito de haber reunido hoy aquí a tan distinguida concurrencia es pensar juntos en cómo podemos realizar un mundo pacífico.

Cuando observamos la historia de la humanidad al presente, vemos que no se ha dejado de perseguir la paz en ningún momento. La humanidad ha anhelado tanto tiempo por la paz. Pero, no obstante, no hemos logrado realizar el anhelo de paz cuando observamos que el propio individuo, en su propia vida, no ha logrado la unidad entre su mente y su cuerpo.

En la historia de la civilización han surgido muchos líderes religiosos y personas muy justas, pero ninguna ha podido ver el día que tanto han anhelado. ¿Por qué habrá sido así?

Hoy en día sabemos que el pensamiento y la voluntad humana han llegado a un límite y que deberíamos conocer la esencia del Dios Creador, el Dueño del universo.

Está escrito que el Creador creó primero el mundo y todas las cosas a Su imagen y, por último, creó un hombre y una mujer con la capacidad de ser los antepasados de bondad de la humanidad. Y a ellos les dio una responsabilidad a cumplir, la responsabilidad de crecer en unidad con Él hasta que a Sus ojos hubiesen alcanzado la perfección, pero los humanos no llegaron a cumplirla. Así, dieron origen a la actual humanidad, carente de una relación directa con Dios.

El Dios Creador hizo todo con atributos eternos, de modo que no puede desechar lo que creó aunque algo salga mal por lo que, al no poder desechar al ser humano caído, Él inició la providencia de la salvación. Escogió un pueblo al que condujo por medio de la providencia de la salvación mediante la restauración por indemnización, desde el nivel individual, al familiar, tribal y hasta conformar un fundamento nacional.

Y luego de un larguísimo período de 4000 años envió a Jesucristo, el Unigénito, Su hijo con quien Dios podía relacionarse directamente. Sin embargo, el pueblo escogido de Israel desconoció a Jesús.

A pesar de que Dios trabajó 4000 años para enviar al Unigénito Jesús al mundo, ni María, quien lo concibió, ni los judíos ni los israelitas llegaron a comprender quién era Jesús. Finalmente, fue crucificado.

Antes de morir crucificado Jesús dijo que retornaría. Fue crucificado junto con dos ladrones, uno a su derecha y otro a su izquierda. El de la izquierda se burló de Jesús, pero el que estaba a su derecha le dijo: “lo nuestro es justo, pues recibimos la paga de nuestros delitos; éste, en cambio, no ha cometido ningún crimen”. ¿Qué fue lo que dijo Jesús en ese momento? Le dijo al que estaba a su derecha: “En verdad te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso” …en el Paraíso…

Hemos citado que el Dios Creador hizo todas las cosas a Su imagen. Si había nacido Jesús, varón, hijo unigénito, debería haber nacido también una hija unigénita para Jesús. A Jesús no le prepararon el fundamento apropiado para que eso sucediese.

El Reino de los Cielos es un lugar al que van, en pareja, un hombre y una mujer perfeccionados. Jesús manifestó que retornaría; pero, aun así, el cristianismo, nacido tras su crucifixión, desconocía la verdadera esencia de Jesús.

El cristianismo comienza visiblemente a partir del año 313, cuando es reconocido oficialmente en Roma. Sale de la Península Itálica, cruza Europa y llega al país insular de Inglaterra. Inglaterra principalmente y otros países salieron al mundo llevando la Biblia. Yo me refiero a ello como la Era de la Civilización del Atlántico. Sin embargo, ellos tampoco comprendían la esencia de Jesús.

La esencia de Jesús es el amor verdadero de vivir por los demás, pero la obra misionera no fue así. Por eso es que, por culpa de los países de la Civilización del Atlántico, que priorizaban sus propios intereses con egoísmo, este continente africano en especial se vio muy perjudicado. Es hora de conocer la verdad de la Divina Providencia.

A lo largo de los 6000 años de la historia humana han ocurrido numerosas guerras y conflictos y se han levantado muchas barreras: barreras religiosas, barreras culturales y barreras raciales que impiden que estemos unidos. Todo esto proviene de la ignorancia sobre Dios.

Existen 4 grandes religiones en el mundo actual. Ellas también ignoran cómo deben encontrar la conclusión de su propósito. Dios estableció a un pueblo que diese nacimiento a la Unigénita que llegase a ser la Madre Verdadera de la humanidad, a fin de que el Mesías cumpliese su responsabilidad a su retorno.

La Unigénita no puede nacer entre el pueblo de Israel, ya que ese pueblo incumplió su responsabilidad y, debido a ello, le quedaba una indemnización a saldar. Dios hizo nacer en la Península Coreana del Asia a la hija unigénita que concluirá Su providencia. Si no nace la hija unigénita de Dios no puede cumplirse la meta de la historia humana ni tampoco, por supuesto, la Divina Providencia.

Está escrito que Dios creó a un hombre y a una mujer según Su propia imagen y semejanza; de modo que, para el cumplimiento de la Divina Providencia, deben surgir en medio de la humanidad caída Padres Verdaderos, los ancestros humanos victoriosos; y, para que surjan Padres Verdaderos, debe nacer, al igual que con Jesucristo 2000 años atrás, una hija unigénita que no tenga relación con la Caída a fin de ver el cumpliendo la providencia.

Hoy en día la humanidad no encuentra esperanza por ningún lugar, pero, dado que la unigénita ha nacido, ¡hay esperanza para la humanidad! Gracias a los Padres Verdaderos establecidos por Dios luego de 6000 años, los 7.600 millones de personas del mundo pueden renacer por medio de la Ceremonia de Bendición y avanzar a la posición de hijos e hijas del Dios Creador.

Hoy día existen unos 200 países en el mundo. Solo en el África existen muchos países grandes y pequeños. Ellos tampoco han podido lograr la unidad entre sí. Pero ahora, gracias a las familias bendecidas por los Padres Verdaderos, el continente africano puede unirse.

En la Ceremonia de Bendición que tendrá lugar mañana todos se posicionarán, con la Bendición de los Padres Verdaderos, en hijos e hijas verdaderos de Dios, a los que Él podrá abrazar y dar amor personalmente.

El día que reciban la Bendición es el día que Dios tanto anheló durante 6000 años y podrá

abrazarlos con amor y lágrimas de alegría y decirles: “Ahora sí eres mi hijo, ahora sí eres mi hija”.

Hemos dicho que Dios creó todo para la eternidad. Se necesita una educación no solo para los papá y mamá bendecidos, sino también para sus hijos, para que Dios también pueda abrazarlos a ellos.

En el pasado Adán y Eva, los antepasados humanos, cayeron en el pecado porque crecieron sin preparación. Los hijos de los matrimonios que serán bendecidos mañana deberán permanecer puros hasta que a los ojos de Dios hayan crecido sanamente y hayan madurado. Es la única manera de que ellos puedan llegar a ser hijos que Dios pueda abrazar.

Por eso es que quiero darles Bendiciones a este presidente y a este gobierno. A tres jóvenes de este gobierno los seleccione especialmente para que se capaciten para conducir este país en el futuro; les daré becas para que puedan ingresar a la Universidad Sunmoon de Corea.

Cuando toda la humanidad reciba la Bendición de los Padres Verdaderos, queda en una posición en la que Dios estará personalmente con ella. Si las familias cumplen su responsabilidad para adelantar la llegada de ese día, verán que ese momento llegará ante nosotros mientras ustedes aun vivan en este mundo.

Si en calidad de familias bendecidas van creando el Reino Terrenal y todos los países los acompañan en ello, literalmente se abrirá un camino no solo hacia el Reino Terrenal, sino también hacia el eterno Reino en el Cielo.

¡A todos los presentes! Si Santo Tomé recibe y atiende a Dios, este país y todos sus ciudadanos, como familias bendecidas e hijos bendecidos abrazados por Dios, se convertirá precisamente en el Reino de los Cielos Terrenal.

Insisto repetidamente en que al recibir la Bendición de Dios el ser humano tiene una responsabilidad que cumplir. Dios ha bendecido a Santo Tomé como el Santo Tomé Celestial. Siendo así, si ustedes cumplen la responsabilidad de hacer realidad el Sueño de Dios en la Tierra, el día que se proclame oficialmente ante el mundo que Santo Tomé se ha convertido en el modelo del Reino Terrenal será un día para la gloria de Dios y de infinita alegría y bendición para la humanidad. ¿Lo harán así ustedes?

Agradeciendo especialmente al Señor presidente y al gabinete en pleno por toda su cooperación, los llamo a que hagamos juntos de Santo Tomé, sin falta, el Reino de los Cielos Terrenal.

2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s