Festival Hyo Jeong de la Esperanza de Familias Verdaderas Chungcheong 2019

mv

Festival Hyo Jeong de la Esperanza de Familias Verdaderas Chungcheong 2019

Gimnasio Yoo Gwan-sun, Cheonan

Discurso de la Madre Verdadera

21 de julio

 

Distinguidos líderes, especialmente los matrimonios que recibieron la Bendición hoy; ¡queridos miembros de la Federación de Familias de las Provincias de Chungcheong!

Hace 100 años, líderes cristianos y jóvenes estudiantes, encabezados por la mártir Yoo Gwan-sun, iniciaron el movimiento por la independencia de Corea, cuyo centenario conmemoramos este año. Su deseo era ver una República de Corea bajo la protección y guía de Dios. Sin embargo, si nos fijamos en el estado actual de nuestro país, no hay nada de la Corea unificada a la que tanto aspiraban.

Hoy quiero hablarles sobre cuál es “La Misión del Pueblo Elegido”. Mirando hacia atrás, a los 6.000 años de historia humana, los primeros antepasados humanos no crecieron de acuerdo con la Voluntad de Dios y cometieron la Caída, la cual causó que la humanidad perdiera toda relación con Dios.

No obstante, como Dios el Creador nos creó con naturaleza eterna, no tuvo otra opción que guiar la Providencia de la salvación para restaurar a la humanidad. Por lo tanto, en medio de la humanidad caída, Dios estableció el pueblo elegido de Israel; y desde el individuo, la familia, la tribu, el pueblo hasta el establecimiento de un fundamento nacional, cuán difícil le fue, que Él se invirtió incansablemente durante 4000 años. No fueron apenas 40 años, sino 4000 años.

Aunque Dios envió después de 4000 años a quien podía llamar “mi hijo amado”, el hijo unigénito, Jesucristo; el pueblo elegido no conocía a Dios, ni reconoció la venida de Jesucristo.

Después de este período de 4000 años durante el cual Dios condujo la Providencia de la restauración por indemnización y envió a Su Hijo Unigénito, ¿qué camino tomó el pueblo de Israel al no poder unirse con Jesús?

Jesús, habiendo perdido todo el ámbito externo, tuvo que elegir sin otro remedio el camino de la cruz. Sin embargo, los cristianos hoy creen que a través de la sangre derramada por Jesús en la cruz pueden recibir la salvación. ¿No es éste un pensamiento erróneo?

Antes de ser crucificado, Jesús anunció que vendría de nuevo. Está escrito que retornaría y celebraría el banquete de las bodas del Cordero. El mundo cristiano no comprendió el verdadero sentido de esas palabras.

Ahora, en tiempos en que la historia humana y la providencia deben arribar a una conclusión, el pueblo coreano es el pueblo escogido por Dios para ello.

Todos ustedes conocen la historia de Goguryeo, reino fundado para recrear la magnífica historia de Gojoseon.

La gente de esa época adoraba a los “Cheonji Shinmyeong” (dioses que gobiernan la armonía entre el Cielo y la Tierra). Originalmente, Dios el Creador creó todo a Su imagen: positivo y negativo, estambre y pistilo, macho y hembra; luego el varón y la mujer, para que se conviertan en los antepasados de la humanidad.

Dios les confió la responsabilidad de alcanzar la perfección y obtener la misma posición que Él después de un período de crecimiento. Sin embargo, los primeros antepasados de la humanidad, quienes debían crecer uniéndose absolutamente con Dios, no fueron capaces de hacerlo, dando origen así a la humanidad caída. Por eso esta historia de la humanidad no puede durar para siempre.

En la historia han existido países grandes y pequeños; pero, aunque haya países que sean exitosos, no lo serán para siempre. Dios es el Dueño y Creador del Universo. Dios creó a los seres humanos con naturaleza eterna, por lo que a través de la Providencia de la salvación tuvo que restaurar a los seres humanos perdidos.

A través del primer pueblo escogido de Israel, Dios envió a Su único Hijo, Jesucristo, pero ellos, el pueblo escogido, no pudieron cumplir con su responsabilidad. Dios, según un principio de la creación, no puede utilizar de nuevo a un pueblo que ya ha fracasado en su responsabilidad, debido a que tiene pendiente una indemnización a saldar.

Así, Dios escogió al pueblo coreano de Asia, a quien estableció como el pueblo elegido. Este pueblo, que exalta la Voluntad de Dios, siempre le ha servido y honrado. El pueblo coreano, que esperaba la Segunda Venida del Mesías, tuvo que prepararse a través del cristianismo para el nacimiento de la Hija Unigénita, quien no pudo surgir 2000 años atrás.

La Hija Unigénita nació en 1943. Dios tenía que concederle un período de crecimiento a la Hija Unigénita. La situación de aquellos tiempos era que Corea llegó a ser liberada en 1945. En 1950 estalló la Guerra de Corea y nos dividimos en Norte y Sur.

La formación de un sistema democrático fuerte en Corea del Sur llevó mucho tiempo. Sin embargo, el Norte había consolidado su sistema político y se preparaba para invadir al Sur.

Dado que por un principio de la creación Dios debía darle a la Hija Unigénita tiempo para que creciera, Dios tenía que protegerme, por eso me hizo venir al Sur. La intervención de soldados de 16 países de las Naciones Unidas ayudó a preservar la democracia en Corea del Sur.

Con esta gracia del Cielo, la República de Corea ha podido convertirse hoy en una de las mayores potencias económicas del mundo, pero aún sigue dividida y, en una perspectiva centrada en la reunificación, será difícil enfocar todas las esperanzas solo en la acción política, económica o en cualquier otra acción centrada en el hombre.

¿Qué deberemos hacer, entonces? En la era en que vivimos hoy, ni siquiera las grandes potencias pueden permitirse subsistir por sí mismas. Todos tenemos que perdurar juntos. Sin embargo, lo más importante es impulsar un movimiento que sirva y honre a Dios, el Creador.

Los Padres Verdaderos, que tienen la responsabilidad de cumplir la Providencia de Dios, surgieron en el año 1960. La humanidad caída, como tal, no puede retornar directamente a Dios. Esto es posible lograrlo solamente por medio de la Bendición matrimonial otorgada por los Padres Verdaderos.

Los Padres Verdaderos, previendo los problemas que enfrentaría este país en el futuro, han venido oficiando ceremonias internacionales de Bendición Matrimonial. Hace más de 30 años ya que educamos y celebramos especialmente una ceremonia de Bendición entre jóvenes de Corea y Japón, países históricamente enemistados.

Parte de los hijos de los dirigentes actuales de Corea, hijos de políticos, evaden el servicio militar. Por otro lado, más de 4000 de nuestros jóvenes ingresaron o han sido dados de baja del servicio militar.

Son muchas las familias bendecidas en el mundo entero que acompañan la obra de los Padres Verdaderos. La esperanza de ellos es ver una familia humana abrazada por Dios, un mundo pacífico. Si las familias bendecidas cumplen su responsabilidad en la realización de esa tarea, podremos entonces hacer realidad ese sueño, sin falta, en nuestra generación.

Las familias que fueron bendecidas hoy, junto con el resto de todas las familias bendecidas, son familias bendecidas escogidas para darle cumplimiento a la historia y a la Divina Providencia. Para las familias que son escogidas no debería haber ningún país enemigo.

Dado que somos todos hermanos en Dios y los Padres Verdaderos, como familias bendecidas y escogidas debemos atender a Dios y ser familias bendecidas que practiquen las enseñanzas de los Padres Verdaderos.

Oro para que ustedes se conviertan en las familias de la Nación Celestial de Chungcheong que cumplan plenamente su responsabilidad.

mv

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s