Un viaje a New York y un alerta para todas las familias

testimonio

1

Escribe desde Costa Rica

*Daisy Salas Peña

Visité New York en el mes de mayo del 2019 para acompañar a mi hermana por el nacimiento de su bebé. La experiencia fue maravillosa en muchos sentidos, pero un hecho empañó mi visita.

Desde que llegué a New York quise ponerme en contacto con la Federación de Familias, aunque sabía que no tendría mucho tiempo para ello. Una “amiga” brasileña en Costa Rica me puso en contacto con una “hermana” brasileña en USA, y pensé que a través de ella tendría más facilidad de visitar la Sede de la Federación. Pero, no fue así.  

Desde la primera semana me puse en contacto con la persona recomendada. Me encontré con ella el tercer fin de semana quien, muy amablemente, me invitó a comer, e intercambiamos inquietudes sobre la vida de fe. Acordamos en que el siguiente fin de semana nos encontraríamos para compartir palabras de los Padres Verdaderos. En varias ocasiones le expresé mi deseo de visitar la Sede en New York, pero me comentó que a ella le era difícil porque vivía en New Jersey.

Mi hermana me había preguntado un par de días antes sobre noticias en la prensa de supuestas conexiones de nuestro movimiento con una fábrica de armas en Pensilvania. Después de ampliarle la información, ella argumentó que la división interna que habíamos sufrido era parte de un proceso natural de maduración, porque todo lo que llega a cierto estado se divide (mi hermana es bióloga, por eso lo vio desde esa perspectiva). Le mencioné que no se preocupara, que yo seguía el trabajo liderado por la Madre Verdadera. También le mostré fotografías y alguna que otra noticia. Ella quedó convencida de que su hermana no estaba haciendo nada malo por continuar en el movimiento del Rev. Moon, liderado por la Madre Verdadera. Le dije: “no te preocupes, sé que no puedo confiar en cualquier persona, aunque me diga ser parte de nuestro movimiento. De seguro hay alguna gente confundida por aquí.

Soy una persona abierta sentimentalmente al mundo espiritual. Eso tienes sus ventajas, pero, al mismo tiempo, tiene sus contratiempos, porque puedo sentir con facilidad tanto la alegría como el enojo y la tristeza de las personas.

Durante la semana tuve la sensación de que aquella “hermana” con la que me había encontrado había perdido interés en contactarme porque no se comunicó conmigo sino hasta el viernes, y yo tenía pena de molestarla. Ese día acordamos que me recogería en la casa de mi hermana en New York, pero mi cuñado y mi hermana ofrecieron llevarme a New Jersey. Ella se preguntó en repetidas ocasiones por qué mi hermana y su esposo decidieron llevarme hasta su casa. Mencionó que de seguro las personas que desconfían de nuestro movimiento desean asegurarse que sus familiares estén bien. Yo sentí que no había conexión entre lo uno y lo otro, mi hermana y su esposo habían ido a New Jersey porque querían pasear.

Cuando entré a la casa donde fui invitada me contrarié un poco y mi corazón se inquietó al observar algunos detalles que me hicieron sentir que el Padre y la Madre, tal y como se presentaban visualmente en aquella casa, no aparecían en armonía. Recordé la conversación que había tenido con mi hermana, pero me tranquilicé al saber que la persona quien me puso en contacto desde Costa Rica era de mi profunda confianza.

Ese día en la noche, la “hermana” me presentó unos videos acerca de las “enseñanzas del Padre Verdadero” supuestamente en uno de sus últimos encuentros con los miembros, antes de ascender al mundo espiritual. Hasta ese momento la experiencia parecía sin novedad, pero un detalle llamó mi atención. Había información que se me repetía con cierto énfasis, por ejemplo: “sabes que esos videos están desapareciendo de la red? Los han ido quitando”. Empecé a preguntarme quien tendría interés de quitarlos. ¿Quién será el cibernauta que está en contra del movimiento de los Padres Verdaderos?

Inicialmente pensé que leeríamos el libro de “exposición del Principio Divino” y después conversaríamos sobre el contenido, pero no fue así. Al día siguiente llegó una supuesta invitada más y un conferencista. Como estoy familiarizada con este tipo de seminarios, no me pareció nada fuera de lo común.

Otro detalle llamó mi atención, el conferencista inicialmente no me miraba a los ojos. Después inició su conversación conmigo, señalando el país de donde yo provengo (Costa Rica) y mencionó al conferencista Ricardo Ayerza, algo así: “Entonces, usted es de Costa Rica. Ricardo Ayerza va mucho a su país, verdad? Yo tengo contacto con él”. Me dio a entender que era muy cercano a Ricardo Ayerza. A lo que la hermana anfitriona del seminario dijo: “Daisy es una de las conferencistas de Costa Rica”. Supuse que era bastante normal que entre hermanos y hermanas unificacionistas se compartan ese tipo de información en conversaciones casuales, o quizás yo lo había mencionado sin recordarlo con claridad. Tal vez lo vieron en alguna página. Tanta información sobre mí, lanzada a la primera, me incomodó. 

2

Durante el “seminario” quedó claro que las enseñanzas no enfatizaban el papel de la Madre Verdadera en la providencia. Mis sentimientos iniciales se fueron confirmando conforme pasaron las horas. Pregunté de dónde provenía el contenido de las conferencias. Se me dijo que eran enseñanzas que el Padre Verdadero le había dado a un grupo de hermanas japonesas, y que una de ellas las había sintetizado en conjunto con su esposo.

Dicha explicación me generó más incertidumbre, pero después no le di tanta importancia, porque pensé que las personas tienen la habilidad de hacer sus propias síntesis. “Vamos a ver dónde lleva esto”, pensé.

Cuando se esclareció lo que pensaban de la Madre Verdadera, mi decisión estaba tomada: “Son enseñanzas que no aceptaré”. Sin embargo, al terminar el seminario, la hermana anfitriona empezó a hablarme muy enfáticamente y tuve una experiencia de lo más extraña, que trataré de explicar con un tanto de cordura. Sentí que había un gran número de personas rodeándome y mis sentimientos y voces internas empezaron a debatir unas con otras. Súbitamente tuve la sensación de estar y no estar en aquel lugar. Observé a las personas que estaban conmigo como cuando uno se coloca unos anteojos con demasiado aumento. No podía enfocar bien sus rostros, pero escuchaba ideas que provenían de no sé dónde. A la hermana, quien continuó hablándome, le podía escuchar sus ideas antes de que las dijera. Supe que estaba en medio de una experiencia espiritual, y la primera intención fue protegerme.

Sentí que debía orar por las personas que estaban ahí, pero, en un segundo momento, me dije: oraré por mí y nada más. Después sentí deseos de orar pidiéndole al Padre Verdadero que me protegiera, e inmediatamente pensé: le pediré al Padre, pero también a la Madre Verdadera.  Terminé llamando a toda la Familia Verdadera que está en el mundo espiritual: Heung Ji Nim, Hyo Ji Nim, Daemonim, Jesús, protéjanme. Mientras mantuve mi oración constante, podía leer las ideas de la gente (eso no es frecuente en mí. Solo una vez hace muchos años me había ocurrido). En un momento le dije a la hermana que continuaba hablándome: “¿Sabes? Puedo saber que me vas a decir antes de que lo digas”, ella me dijo: “Y qué con eso?”, a lo que yo respondí: “Nada, solo quería que lo supieras”. Pero en mi interior había una respuesta: “quiero que sepas que si tu intención en controlarme, puedo leer tus pensamientos, sé que alguien más te está controlando”. Por qué pensé eso no lo sé.

No sentí miedo en ningún momento. Sabía que alguien quería tomar control de mi persona y oré por protección.

Cuando la hermana terminó de hablar, las sensaciones cesaron un poco. Entonces me preguntaron qué me había parecido el seminario. Mi respuesta fue: “puedo decir que tienen un fuerte deseo de exaltar las enseñanzas del Padre Verdadero. Me queda claro que hay gente que sigue más al Padre que a la Madre, y supongo que a la inversa también”.

Cuando me quedé sola, porque la anfitriona llevó al conferencista y a la otra hermana a sus casas, llamé a mi esposo y le conté que estaba en medio de un seminario muy extraño, que me sentía en un estado que no era el mío y que me quedaba claro que aquellas personas no aceptaban a la Madre Verdadera. Mi esposo me preguntó si las enseñanzas del seminario eran sobre tal y cual cosa; al confirmarle que sí, también le pregunté cómo sabía él acerca del contenido del seminario. Me dijo que una persona comunicándose desde Perú estaba invitando a otra hermana de Costa Rica a recibir el mismo seminario. En ese momento me asusté. Mi esposo me dijo: “mantén un perfil bajo, como quien no está enterada del asunto, y estarás bien. El mundo espiritual te está protegiendo”.

Desde ya, antes había empezado a averiguar quiénes eran, y ahora con muchas más razones de peso. Me comuniqué con Ricardo Gómez, con la señora Brigitte Osterheld y, al día siguiente, con el Líder Nacional y con personas en Costa Rica. No tenía cómo irme por mis propios medios del lugar, porque era la primera vez que viajaba a USA, y hasta la fecha no me había trasladado sin compañía ni tenía conocimiento de cómo ubicar direcciones y mucho menos el transporte público. Tampoco tenía comunicación por celular. Estaba vulnerable, en manos de quién sabe quién y sin estar segura del nivel de peligro por el que estaba pasando. Tres palabras describen mi estado anímico en ese momento: desconfianza, tristeza y miedo. Sabía que tenía que irme de ahí. Intenté contactar a la iglesia de Clifton, pero no tenía como llamar. Averigüé la dirección, pero no tenía como llegar. Entonces recurrí a quien me pudiera sacar de esa situación, mi hermana. Ella me dio la confianza al hacer gestiones para que regresara a New York, aunque al final no fueron necesarias. Tal y como me dijo mi esposo, en ningún momento expresé con demasiada claridad mi incomodidad hasta que aquellas personas me llevaron a New York. No sentí mi seguridad física en peligro, pero lo que experimenté en mi interior contrastó con la amabilidad y cortesía de aquellas personas. Lo que no podía creer es que, al mismo tiempo que estaban tratando conmigo, intentaban hacer aliados en mi país. Eso realmente me asustó. Después supe que estas personas con las que me encontré pertenecen al grupo KOMABA. No sé a cuantos hermanos y hermanas de Costa Rica están atrayendo hacia ellos, pero lo están intentando. Así que  les pido que se cuiden.

Gracias en especial a la hermana Brigitte Osterheld y al hermano Ricardo Gómez, porque me acompañaron desde lejos con mensajes de aliento cuando me encontraba más asustada; a Alexander, por estar al teléfono y tener la información precisa en el momento necesario, por sus consejos y por su protección, y a mi hermana, porque ella nunca dudó de mí. Muchas gracias a las personas que de alguna u otra forma me dieron aliento para volver a confiar, Sra. Doris Pacho de la Sede de Clifton, Sra. Mónica Vallejo y Sra. Irma Mas, quienes se mantuvieron en contacto conmigo por mensajes de texto. En especial, muchas gracias Padres Celestiales y Padres Verdaderos y a toda la familia espiritual por su protección.

Comparto mi experiencia para los hermanos y hermanas latinoamericanos. Quienes visiten New York y New Jersey y deseen proteger su fe en los Padres Verdaderos (el Padre y la Madre) estén alertas.

Y a aquellos quienes intentaron reclutarme les digo: “no me interesa cambiar mi fe”, sean sinceros y digan quienes son desde el inicio. A la hermana que me puso en contacto con ellos le digo: no me interesa cambiar mi fe, déjalo así.

Pd. Me dijeron que las enseñanzas que compartían conmigo las estaban dando en Brasil, inicialmente pensé que eran enseñanzas oficiales, nunca dudé de quien me las ofreció.

A través del hermano Ricardo Gómez, el profesor Ricardo Ayerza expresó que él no tiene contacto alguno con estas personas.

 

1

*Daisy Salas Peña es Directora Regional de Educación de Centro América y el Caribe y Vice líder de la FFWP y directora del Departamento de Mesianismo Tribal de Costa Rica

 

 

9 Replies to “Un viaje a New York y un alerta para todas las familias”

  1. Increíble testimonio. Ya había oído sobre algunos grupos más de nuestro movimiento. Me parece importante mantenerse informado. Que Dios y los PVs los bendigan.

    Me gusta

    1. Graias a Verdaderos Padres por la proteccion a Daisy , y es verda cuando Orlando mediana comeso con sus por queria del capitulo 2 y abuso de dinero en nueva York , no peleamos por que no le respondi como Odjeto .cuando quisimos salvar el matrimonio de Mabel por causa de el se me opuso muy enojado, y felismente un dia salve a Javier Prieto de sus6 seminarios torsidos

      Le gusta a 1 persona

  2. Como puede ser posible que uña líder regional NO sepa info o dónde queda Manhattan church 4 west 43 st ..? Está rara esta publicación..!

    Me gusta

    1. Buenos, días de Dios ¡ gracias por estar pendientes ¡ Todo es por alguna razón, siempre es bueno estar informados para prevenir incidencias. ojalá estos cambios no duren tanto tiempo, solo la Victoria de las familias devolverá la cordura a las ovejas perdidas, ya que el trabajo victorioso en nombre de los Padres Verdaderos y ahora Con la Madre Verdadera en la línea de frente es que podremos recuperar el Jardin de Edén. hay mucho que hacer y mucha responsabilidad individual y familiar.
      saludos cordiales tenga buen fin de semana. ¡ 🌄😃🤩💖💌😘🥰🌟👐🏻😍🤗🎼👏🏻💐🙏😇🌅😅🙏🙏🙏

      Me gusta

      1. En Costa Rica no se habla de la existencia de ningún grupo. No estamos al tanto del ruido que hacen ni la manera de operar. Tenemos confianza en los miembros porque hasta ahora no hemos tenido ningún problema con el tema. En mi caso saber una dirección no implica saber cómo llegar. Cuando aprendí a moverme en New York, recién me enteré lo fácil que era. Además, en el país más feliz del mundo algun@s, sufrimos de algo que se llama,exceso de confianza en las personas. No volverá a pasar.

        Me gusta

    2. Tener una dirección sin saber transportarte en servicio público no sirve de mucho. Después me di cuenta que era muy fácil llegar.

      Me gusta

    3. Cuando uno se mueve a otro Estado u otro pais, los hijos espirituales o conocidos desean mantener contacto con uno. Aunque yo vivi en New York por muchos años, varias personas trataron de reclutarme aun a traves de video a dicho grupo. Gracias a Monica Vallejo que radica alli ahora, pude enteder mejor el problema. Es muy importante que conozcamos nuestra Fe para que nadie la robe. Por eso es que Padre nos dijo que hagamos HDK, estudio diario de sus discursos. Gracias por el testimonio. Si, tienen poder espiritual pero no es de los Padres Verdaderos. 🙏🙏😳

      Me gusta

  3. Gracias por conpartir su testimonio, una alerta para todos nosotros, la proxima ves que este por NYC el centro esta en 4 W 43rd st New York, NY 10036 tel 212-997-0125

    Me gusta

  4. En Costa Rica no se habla de la existencia de ningún grupo. No estamos al tanto del ruido que hacen ni la manera de operar. Tenemos confianza en los miembros porque hasta ahora no hemos tenido ningún problema con el tema. En mi caso saber una dirección no implica saber cómo llegar. Cuando aprendí a moverme en New York, recién me enteré lo fácil que era. Además, en el país más feliz del mundo algun@s, sufrimos de algo que se llama,exceso de confianza en las personas. No volverá a pasar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s