Celebración de Victoria del Rally de la Esperanza de EE.UU. Celestial

1

Celebración de Victoria del Rally de la Esperanza de EE.UU. Celestial

Palabras de la Madre Verdadera

Centro IPEC, Las Vegas

23 de junio

¿Se han reunido hoy aquí venidos de todo el país? Muy bien. ¿Están felices? La felicidad, cuanto más se comparte, más crece; de modo que deberán compartirla, ¿no les parece? Eso es tener responsabilidad, es la responsabilidad de ustedes.

Durante dos días estuve hablándole a los EE.UU. Dios bendijo a los Estados Unidos para que preparase el fundamento del Mesías en su retorno, para que pueda ser recibido.

En el mundo cristiano del pasado, debido a las fallas del catolicismo, surgió el protestantismo con el fin de traer una renovación y así, gracias a los puritanos y su deseo de adorar libremente a Dios en sus hogares, nacieron los Estados Unidos. Ustedes lo saben muy bien, ¿no?

Siendo así, entonces la responsabilidad de los EE. UU. es hacer los preparativos necesarios para recibir al Mesías. Por eso es que Dios bendijo a muchos clérigos de este país.

En el pasado, decir “Reverendo” era hablar de alguien respetado y admirado por todos. Pero, siendo ellos humanos también, no sabían bien qué clase de ser es Dios. Tampoco entendieron la esencia de Jesús, ni entendieron por qué Jesús fue crucificado ni por qué había dicho que retornaría.

En el relato de la creación de Dios está escrito que Él creó todo a Su imagen. Por último, creó a un varón y a una mujer y a ellos les dio una responsabilidad. Su responsabilidad era crecer hermosamente, en unidad con Dios, sin mirar para otro lado, y llegar a la posición de recibir la Bendición de Dios. Esa posición es la de Padres Verdaderos de la humanidad, y es la posición de la que el Dios Creador quería ser parte. Dios quería ser Padre y Madre Verdadero de la humanidad.

Siendo invisible, Dios deseaba abrazar y amar a la humanidad como Padre y Madre Verdadero del mundo visible. Ese sueño fue destruido por Adán y Eva, los primeros ancestros humanos. Eso dio origen a la actual humanidad caída.

Dios, no pudiendo desechar a la humanidad caída, ha venido conduciendo la providencia de la restauración y la salvación por indemnización.

Hace 2000 años, para el tiempo de Jesucristo, volvió a soñar, pero, ¿qué ocurrió? El pueblo escogido que preparó durante el largo periodo de 4000 años no cumplió su responsabilidad. Por esa razón Jesús, siendo llevado a la cruz, no pudo sino decir que vendría de nuevo. Ese fue el comienzo del cristianismo.

Entonces, ¿cuál es la preparación que debía hacer el cristianismo? En vez de venir en las nubes, Jesús debía nacer en un cuerpo físico como el unigénito y encontrar a la hija unigénita. Eso yo lo vengo anunciando desde hace 5 años. Para que se cumpla la Divina Providencia tiene que surgir la hija unigénita.

Por un principio fundamental de la creación, un nacimiento no puede ser engendrado solo con el Santo Padre. Si hay un Santo Padre, tiene que haber una Santa Madre. Un nacimiento es concebido por la Santa Madre. Sin embargo, hasta el presente no lo ha sabido ni el cristianismo ni las otras religiones. La verdad de la historia ha sido anunciada por la hija unigénita.

Somos Padres Verdaderos nacidos por primera vez en 6000 años ¡Padres Verdaderos! La esperanza de la humanidad caída es encontrar a los Padres Verdaderos. Los Padres Verdaderos son quienes pueden cumplirle el sueño a Dios y son por quienes Él ha esperado con ansias.

Por eso les he dicho a los clérigos de este país que ellos son el pueblo elegido del Siglo 21 centrados en los Padres Verdaderos. ¿Será que pueden cumplir con la responsabilidad de ser el pueblo escogido para recibir a los Padres Verdaderos a nivel nacional? Es una bendición que este país se convierta en el pueblo escogido que reciba a los Padres Verdaderos.

Por causa del mundo los Padres Verdaderos trabajaron arduamente en los Estados Unidos durante 40 años. Invertimos todo de nosotros, una y otra y otra vez lo dimos todo. Ahora, pasados 40 años, ustedes son hijos adultos. ¿Está bien que los hijos adultos sigan recibiendo la ayuda de sus padres?

Hay que restaurar la nación. Ustedes tienen que bendecir a todos; a políticos, empresarios, académicos, a toda la clase dirigente, hacer que sean familias bendecidas. Es la única manera de que este país esté en la posición de haber cumplido su responsabilidad.

La ACLC debe poner en ello todas sus fuerzas, y el día que le puedan retornar a Dios todo el fundamento cristiano será el día en que este país se convierta en una nación restaurada. ¿Comprenden?

Dios espera que todo lo que originalmente pertenece al Cielo le sea retornado. ¡La soberanía! Hay que retornarle la soberanía a Dios. Los Padres Verdaderos son los dueños (soberanos). ¡Soberanía-Población-Territorio! EE.UU. deberá mostrar esto claramente.

234aviso2finalMirtamv2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s