Rally de la Esperanza de EE.UU. Celestial 2019

1

Rally de la Esperanza de EE.UU. Celestial 2019

Palabras de la Madre Verdadera

Hotel MGM, Las Vegas

22 de junio

Distinguidos invitados, clérigos, miembros de la Federación de Familias y parejas bendecidas el día de hoy, ¡Bienvenidos!

Hoy día todavía estamos anhelando un mundo pacífico, sin guerras ni conflictos. Sin embargo, no se visualiza el camino. Los esfuerzos y la capacidad humana ya no pueden darnos más esperanza en el futuro. Hay que conocer correctamente a Dios, el Creador, el Dueño original del universo. Dios creó los cielos, la tierra y todas las cosas según Su imagen, y creó a un varón y una mujer para ser los antepasados de la humanidad.

A ellos les dio un periodo de crecimiento, y esperaba el momento de verlos maduros y poder decirles: “Han crecido de manera hermosa”. Sin embargo, los humanos solo pensaron en sí mismos, con la ambición de que ellos también podían ser como Dios.

Por culpa de esa ambición hoy tenemos una humanidad caída, un mundo que nada tiene que ver con el Dios Creador. Nosotros lo llamamos “Dios Padre”. Y es correcto, pero es imposible que alguien nazca solo de un padre. Originalmente, lo que Dios deseaba es que los humanos creciesen y, cuando madurasen, compartir con ellos la posición de Padres Verdaderos. De modo que Dios es nuestro Padre y Madre Celestial.

Tenemos que entender los principios fundamentales de la creación. Dios estaba esperando por el momento en que los humanos creciesen y madurasen. Somos diferentes al resto del mundo natural, por eso se dice que el ser humano es el señor de toda la creación. Sin embargo, el ser humano no llegó hasta esa posición.

Dios es omnisciente y omnipotente, por lo que debe cumplir los principios de la creación que Él mismo estableció, y por lo que Dios no tuvo otra opción que comenzar la historia providencial de salvación, de restauración por indemnización. Estableció al pueblo escogido de Israel y condujo la providencia de salvación desde un fundamento individual al tribal, y así hasta tener un fundamento nacional. Tras un larguísimo periodo de 4000 años pudo finalmente enviar a Su hijo unigénito, de quien entre todo el mundo caído podía decir: “Este es mi hijo amado”.

Sin embargo, el pueblo israelita no recibió a Jesús como Mesías. Recién después de 4000 años Dios tuvo el momento de poder volver a restablecer los principios de la creación; pero ni Maria, quien concibió a Jesús, ni el judaísmo, ni el pueblo israelita, entendieron la esencia de Jesús.

Jesús vino como hijo unigénito, pero su misión era llega a ser Padre Verdadero. Los personajes de su entorno no estuvieron unidos a Jesús, y fue tristemente llevado a la crucifixión. Los cristianos de hoy deberían pensarlo… Cuando Jesús fue llevado a la cruz nadie más fue llevado con Él; ni María, ni sus 12 discípulos, solo estaban en la cruz el ladrón de la derecha y el de la izquierda.

El ladrón de la izquierda se burló de Jesús, por lo que el de la derecha le dijo al de la izquierda: “Nosotros recibimos la paga por nuestros delitos; éste, en cambio, no ha cometido ningún crimen”. ¿Qué le dijo Jesús en ese momento? “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”. No dijo que estaría con él en el Reino de los Cielos, sino en el Paraíso.

Jesús dijo que retornaría. La misión de Jesús era llegar a ser Padre Verdadero y hacer renacer a la humanidad caída para que pueda ir ante Dios como hija suya. Sin embargo, no pudo lograrlo.

Sabemos, por medio de la historia, el precio que pagó el pueblo israelita por haber conducido a Jesús a la crucifixión. Dios no vuelve a obrar con un pueblo que no cumplió su responsabilidad.

Si Jesús dijo que retornaría y que celebraría las bodas del Cordero, ¿cuál es la providencia que debería cumplirse? Dios tenía que establecer a un pueblo de bondad que diera nacimiento a Su hija unigénita. Y fue en 1943 que, en medio de ese pueblo, la hija unigénita nació en un entorno cristiano.

En 1945 culminó la Segunda Guerra Mundial y Corea fue dividida en Norte y Sur por los países aliados. Se dividió en un lado democrático y un lado comunista. El régimen del norte estaba pronto para invadir el Sur, pero Corea del Sur aún estaba en el proceso de reorganización.

Dijimos que por un principio de la creación le fue dado al ser humano un período de crecimiento. De modo que la hija unigénita nacida en 1943 necesitaba tiempo para crecer. En aquel entonces, si bien la historia del cristianismo en Corea era corta, al adorar en espíritu y verdad como no lo hacía ningún otro país del mundo, estaba preparada para recibir el Señor a Su retorno, providencia que se estaba llevando a cabo en torno a Pyongyang.

Por eso es que a mi familia, estando en Norte, no se le ocurría ir al Sur. Sin embargo, como Dios tenía que protegerme, nos guió para descender al Sur. Dos años después de ir al Sur, estalló la Guerra de Corea.

A pesar de ser un pequeño país desconocido para el mundo, 16 países de la ONU derramaron en Corea su sangre de bondad. ¿Por quién habrá ocurrido esto? Por causa del sueño que Dios quiso cumplir hace 2000 años por medio de Jesucristo, tenía que proteger ahora a la hija unigénita nacida 2000 años después por primera vez en 6000 años. Fue una misteriosa bendición de Dios y una manifestación de Su inmenso amor. Sabiendo esto, y a pesar de ser casi una niña, en 1960 obtuve la posición de Madre Verdadera.

La historia de la providencia de la Bendición comenzó desde el mismo año 1960. El Paraíso no es el lugar al que debía ir Jesús. Por eso sus expresiones de que vendría de nuevo y que celebraría las bodas del Cordero significan que volvería para ser el Padre Verdadero. El mundo eterno al que vamos luego de culminar nuestra vida terrenal es un lugar al que se va en familia.

En el año 2020 se cumplirán 60 años desde la Santa Boda de los Padres Verdaderos. Durante estos 60 años los Padres Verdaderos dieron nacimiento a muchas familias bendecidas en todo el mundo. El mundo pacífico que todos anhelamos solo es posible estando allí Dios y los Padres Verdaderos.

Si bien existen unos 200 países en todo el mundo, todos son países hermanos ante los Padres, y el movimiento para recibir y atender a los Padres es precisamente el Movimiento de la Bendición. Si todos los países y continentes reciben y atienden a Dios y toda la humanidad es bendecida, ese día se habrá realizado el Reino de los Cielos terrenal que todos nosotros anhelamos.

Hasta ahora el ser humano, en su ignorancia y en su desconocimiento de Dios, no ha preservado bien este hermoso planeta que Dios originalmente creó. Y ello ha resultado hoy en una destrucción del mismo. Este planeta adolece hoy a causa del cambio climático y la contaminación. Enfermedades y problemas inimaginables ocurren a causa de la contaminación, y es un hecho que a futuro la supervivencia de la humanidad llegará a un límite. En otras palabras, no se vislumbra un futuro para la humanidad.

¿Qué deberemos hacer, entonces? Los hijos bendecidos de Dios deberán ponerse de pie, resolver todos estos problemas, esforzarse para que, en este mundo, tal cual originalmente Dios lo creó, pueda perpetuarse el ideal divino de la creación, dotado de eternidad. Sé que este país también tiene muchos problemas. Tanto los que hacen política como los que tienen poder económico deberán ser parte del movimiento para recibir y atender a Dios; únicamente así tanto el ser humano como este planeta podrán ser sanados.

¿Acaso esta nación democrática y cristiana no se pondrá a la vanguardia? Es la única manera de que se les abra de par en par un futuro a nuestra querida 2ª generación, nuestros hijos. Conmigo, con la hija unigénita, la Madre Verdadera, resolvamos los problemas. Y con las familias bendecidas hoy, por supuesto, junto con el clero y los ciudadanos de este país, hagamos un Estados Unidos hermoso, un hermoso Reino de los Cielos terrenal.

2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s