59° Aniversario de la Santa Boda de los Padres Verdaderos

mv

59° Aniversario de la Santa Boda de los Padres Verdaderos

Palabras de la Madre Verdadera

20 de abril de 2019

HJ Cheonji Cheonbo Training Center

 

¿Cuál es la esperanza que los trae a ustedes hoy aquí, en este día primaveral de la también primavera de la Divina Providencia?

Al mirar hacia atrás, a más de medio siglo en retrospectiva, en este día que conmemora el 59 aniversario de las bodas sagradas, me inundan las emociones. Nos llevó 50 años desabrochar y volver a abrochar los botones mal abrochados de una providencia cuyo orden había sido alterado.

Abrigando un sueño, Dios creó todas las cosas a Su imagen, y luego creó a un hombre y a una mujer con la capacidad de ser los buenos ancestros humanos. Y solo a ellos les dio una responsabilidad a cumplir durante su crecimiento. Esa responsabilidad era la de crecer

absolutamente unidos con Dios, apoyándose solo en Él con fe absoluta, amor absoluto y obediencia absoluta.

Como ancestros humanos, entonces, deberían haber comenzado siendo ancestros victoriosos que le cumplieran el sueño a Dios. Pero sabemos que no sucedió de esa manera. El resultado es la actual humanidad caída.

La mente original la dirige hacia la bondad, a buscar a Dios; pero incluso al considerar los aspectos de cada religión desarrollada mundialmente, vemos que su esencia no está conectada con Dios en un 100%. La realidad es que se iniciaron centradas en el ser humano.

Sin embargo, como Dios creó todo para la eternidad, Él permitió que surgieran las numerosas religiones como medio para educar a los seres humanos ignorantes. Entre ellas, Dios eligió a los de la religión central como pueblo escogido y les hizo pagar todas

las condiciones de indemnización pendientes desde el nivel individual hasta llegar a establecer un fundamento nacional, aguardando pacientemente hasta que dicho fundamento fuese establecido.

Sabemos que hay muchos contenidos que por medio de la Biblia no podemos comprender.

Sobre la base de haber indemnizado todas estas cosas, Dios envió a Jesucristo, Su hijo unigénito. Y cuando por fin, tras un larguísimo periodo de 4000 años, Dios creó el fundamento como para esperanzarse, el ser humano volvió a provocarle un profundo dolor.

¿A quién le dejó Jesús las llaves de las puertas del Reino de los Cielos antes de ser crucificado? Se las encargó a Pedro. Eso quiere decir que es en la Tierra donde el Reino de los Cielos debe ser consumado.

Jesús dijo que vendría de nuevo para celebrar las Bodas del Cordero. Y por haber dicho que retornaría, se expandió al mundo el número de creyentes que esperan por el día de Su retorno. Pero nadie confiaba en saber dónde ni cómo podrían recibir al Mesías que dijo que volvería.

Los cristianos de todo el mundo esperan a un Mesías que venga sobre las nubes, pero las agrupaciones espirituales cristianas de Corea, poseedoras de un poderoso espíritu y verdad, más que cualquier otro país, esperaban a un Mesías que nacería físicamente.

Así fue que la hija unigénita nació en el año 1943. Es como un milagro. Los cristianos deberían haberla buscado ansiosamente; y así fue que tuvo lugar el nacimiento de la unigénita como hija de Dios, pero no tuvo el apoyo de un fundamento externo.

Eran tiempos muy confusos, porque luego de que Corea fuera liberada en 1945, estalló la guerra el 25 de junio de 1950. El Creador, sin embargo, debía darle un periodo de tiempo para que creciese Su hija, nacida luego de 6000 años de espera.

Al dividirse en norte y sur, el norte estaba organizado como para invadir al sur, que aún no se había estabilizado y, en medio de esa situación, yo estaba del lado del norte. Yo tenía 6 años y Dios me ayudó a venir al sur. Al Padre, que estaba en el sur, lo hizo ir hacia el norte.

El Padre tenía que cumplir su responsabilidad para poder ocupar la posición de hijo unigénito. Con absoluta fe, absoluto amor y absoluta obediencia a Dios, el Padre obedeció la orden de ir hacia el norte, que era como ir hacia la muerte. Esto es algo que deberían saber bien.

Dios tenía que esperar hasta que la hija unigénita se decidiera por su propio raciocinio y voluntad. Así lo estipula uno de Sus principios de la creación. Por eso es que el Cielo debía protegerme ante estas peligrosas circunstancias.

Milagrosamente fueron movilizados 16 países con las fuerzas de la ONU y defendieron la democracia del sur de Corea. En ese tiempo también el Padre fue liberado de la Prisión de Hungnam y vino al sur.

Lo que el Padre debía hacer era encontrar aquellas palabras que, según Jesús: “Aún tengo muchas cosas que decirles, pero ahora no las pueden sobrellevar”. Y escribió con ellas la copia original del Principio Divino. Y el Padre, en posición de unigénito, antes de encontrar a la unigénita, debía encontrar a sus discípulos. ¿Lo logró o no lo logró?

Originalmente, antes de caer, Adán y Eva dialogaban con Dios y conocían Sus circunstancias. En otras palabras, yo misma también comprendí la Providencia: “¡Ah! ¡Si yo no me decido, si no doy el paso adelante, no puede cumplirse el sueño de Dios!”. Si bien yo era jovencita, me determiné. Los últimos 50 años fueron para mí un tiempo de paciencia y espera. Ustedes no lo saben.

Hace un momento hice una analogía. Dije que llevó 50 años abrochar correctamente los botones mal abrochados. Como Dios quiere abrazar al mundo en Su corazón por medio del fundamento cristiano, y por ser la Madre Verdadera, abracé a Estados Unidos, que se había desviado.

Particularmente hace 4 años, en una reunión de eclesiásticos de ACLC, proclamé: “¡Yo soy la hija unigénita, cumplamos juntos Su Voluntad”! Muchos pastores dijeron: “¿Cómo no se nos ocurrió pensar antes en algo tan obvio? ¿Cómo es que recién ahora nos damos cuenta?!”. Esa fue la reacción de ellos.

En 2018, especialmente en el país musulmán de Senegal, todos me aceptaron cuando proclamé que era la hija unigénita. Su Jeque dijo: “Nosotros, los musulmanes, le damos la bienvenida a la unigénita”. Y dijo que en adelante él sería mi hijo. Están absolutamente determinados a celebrar una Bendición a nivel nacional en noviembre de este año.

Este 2019 será un año realmente ocupado. En todo el mundo quieren recibirme y celebrar una Bendición a nivel nacional. Así es. ¿Y qué hay de Corea? ¿Se tiene confianza Corea?

Les dije que estamos en la primavera de la Providencia. No debemos dejar pasar este momento.

Con todas nuestras carencias, hasta ahora hemos sembrado semillas por todos lados. ¿Deberemos cosechar lo que sembramos o dejarlo como está? En esferas cristianas, en el mundo, le dan la bienvenida a la unigénita Madre Verdadera, ¿no debería cumplir su responsabilidad la Corea Celestial Unificada, ya que debe convertirse en el país providencial soberano? No podemos esperar más. Hay que tener victoria, sin dudas, sin falta.

En 1975, desde los Estados Unidos, enviamos misioneros al mundo. trabajaron muchos misioneros estadounidenses en el continente africano. Hace 2 años ascendió un misionero que había hecho obra misionera durante más de 40 años. Se le apareció a su hijo y le dijo: “¡Ayuda a la Madre Verdadera!”. Ese fue el pedido que le hizo. Este joven tiene a su madre y un hermano. De modo que habló con su madre, y junto con ella y con su hermano, y sin que nadie más los ayude, recaudaron fondos con esfuerzo y siguen el camino público. Esa tiene que ser la imagen de todas las familias que recibieron la Bendición.

Hay muchas personas registradas en el Cheonbowon. Dado que la creación de Dios es eterna, no deberían detenerse en la 1ª generación. Lo que les quiero decir es que la 2ª y 3ª

generación, alineadas con la hija unigénita, la Madre Verdadera, deberán ser familias leales que no cambien jamás. Cada uno de ustedes deberá cumplir su responsabilidad y obtener victoria.

Oro y ruego que, en estos momentos, mientras la unigénita Madre Verdadera viva en este mundo, puedan surgir muchas familias bendecidas que reciban su reconocimiento y su sello.

mv2

mv1

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s