La Misión del Cristianismo y la Responsabilidad de los EE.UU. Vistas Según la Providencia de Dios

mv1

La Paz Empieza en Mí

Bendiciendo a Estados Unidos

6 de abril de 2019

Iglesia Ciudad de Refugio, Gardena, California

Distinguidos invitados locales y extranjeros. Queridos eclesiásticos. Bienvenidas, familias bendecidas hoy por los Padres Verdaderos. Miembros de la Federación de Familias de todo el país. Encantada de verlos.

Hoy se han abierto las puertas de la Bendición que les permite erigirse ante Dios como hijos verdaderos y cumplir, mediante esta Bendición de los Padres Verdaderos, el sueño de Dios, el anhelo de la humanidad.

Hoy quiero hablarles de “La Misión del Cristianismo y la Responsabilidad de los EE.UU. Vistas Según la Providencia de Dios”.

Hace 2000 años Jesucristo vino (al mundo) como hijo unigénito (de Dios); sin embargo, no pudo realizar toda Su Voluntad por lo que, antes de ser crucificado, anunció que retornaría. Luego, el cristianismo, con las escrituras sagradas de los apóstoles reanimados por el Espíritu Santo, y con ellos la cultura cristiana, fue expandiéndose, aunque al principio sufrieron una fuerte oposición.

Pasaron por inimaginables dificultades. Siendo admitido en Roma en el año 313, el cristianismo se centró en la península de Italia, y desde allí cruzó Europa, llegando al país insular de Inglaterra. Así fue que los misioneros cristianos salieron desde Inglaterra hacia el mundo.

Sin embargo, ellos desconocían la verdadera naturaleza de Jesús. Ignoraban los principios mediante los cuales Dios creó y cómo es que Él conduce Su Providencia.

Si bien Jesús enseñó: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39), misioneros que salieron en nombre de Cristo cayeron en el egoísmo y en favorecer los intereses nacionales; en otras palabras, en vez de brindar amor, cayeron en una cultura de saqueo.

Cuando la Biblia es traducida del hebreo al inglés en el Siglo XVII por iniciativa del Rey James, muchos laicos entraron en contacto con la palabra. Al ignorar la verdadera naturaleza de Cristo, se estaba sujeto, hasta entonces, a una fe forzada, encerrada en un sistema creado por personas con mentalidad secular.

El comunismo, afirmando que “Dios ha muerto”, surgió en medio de un cristianismo creyente en Dios. Esto se debe a errores humanos. Entonces, los laicos que habían entrado en contacto con la Palabra, dispuestos a practicar una vida de fe de servir libremente a Dios en sus hogares, sin estar estereotipados, emigraron hacia el nuevo continente, a un nuevo cielo y una nueva tierra. Ese fue el nacimiento del actual Estados Unidos.

No obstante, ellos tampoco conocían correctamente la Divina Providencia. Originalmente Dios creó todas las cosas según Su imagen y luego creó a Adán y Eva para ser los buenos ancestros humanos. A ellos les dio una responsabilidad: la de tener que alcanzar la madurez creciendo absolutamente unidos con Dios.

Sin embargo, Adán y Eva, durante su crecimiento, se volvieron ambiciosos y eso dio lugar a la actual humanidad caída y pecaminosa. Dios, por medio de los ancestros humanos, deseó llegar a ser Padre y Madre de la humanidad. Adán y Eva le arruinaron Su sueño; sin embargo, dado que Dios creó con principios que son eternos, no tuvo otra opción que conducir una laboriosa e indeseada Providencia de Restauración por Indemnización.

Eligió al llamado en la Biblia “pueblo escogido de Israel” haciéndolo indemnizar todas las cosas pendientes durante largos 4000 años, esperando a que llegasen a conformar un fundamento nacional, y les envió a Jesucristo, diciéndoles: “Este es Mi hijo amado”, el unigénito.

Pero ellos no cumplieron su responsabilidad para con Jesús ni María, quien lo concibió, ni siquiera la familia de Zacarías, ni el judaísmo ni el pueblo de Israel. Dios deseaba hacer realidad Su sueño por medio de Jesús; pero, una vez más, fue tremendamente doloroso para Dios ver semejante resultado.

Lamentablemente Jesús lo sabía, por eso dijo: “Señor, haz que pase de mí este cáliz, pero no sea como yo quiero, sino como Tú quieras”. Una vez más la humanidad le provocaba al Cielo una tristeza inexpiable e irredimible.

Sin embargo, los cristianos afirman hoy día que son salvos por la sangre de la cruz. ¡Cuán lejos está esto de la Divina Providencia! Pero, dado que Dios hizo Su creación para la eternidad, Jesús dijo que vendría de nuevo para celebrar el banquete de la boda del Cordero. Entonces… ¿por quién debería estar esperando hoy día el cristianismo? Antes que esperar por los Padres Verdaderos debería encontrar a la unigénita, la Madre Verdadera.

¿Cuál fue el precio que tuvo que pagar el pueblo de Israel pro crucificar a Jesús? Nosotros lo sabemos muy bien. Cuando un personaje central o un país elegido por Dios no cumplen con su responsabilidad, el Cielo tiene que buscar a otro pueblo para ser escogido.

La hija unigénita nació en Corea en 1943. En aquel entonces la situación de Corea era muy difícil, gente justa bregaba por la independencia del país… Especialmente, a menos de 100 años del ingreso de la cultura cristiana, la gente que creía en el cristianismo junto con algunos estudiantes inició el Movimiento Primero de Marzo, que este año cumplió su centenario.

Su anhelo era, como lo dice su himno nacional, una República de Corea protegida por Dios. El Cielo, por un principio de la creación, debía darle a la unigénita un período para que creciese. En 1945 Corea fue liberada y en 1950 estalló la Guerra de Corea (25/6/1950).

En aquel tiempo Corea era débil, y se dividió en Norte y Sur, comunismo y democracia.

A Corea del Sur le llevó tiempo organizarse como país. En medio de esas circunstancias, Corea no tenía ninguna preparación en caso de que el ejército comunista la atacase. Entonces Dios, milagrosamente, movilizó a 16 países de la ONU y defendió la democracia de la República de Corea. Y en 1960, dado que era tiempo que yo pudiese decidir por voluntad propia, ascendí a la posición de Madre Verdadera.

La humanidad caída añora a Dios, pero no puede ir ante Él por sí sola, únicamente puede renacer y resucitar como hija de Dios por medio de la Bendición de los Padres Verdaderos, los únicos seres que pueden hacer que esto suceda.

Si el cristianismo hubiese entendido esta providencia, debió haberle servido de fundamento apropiado. En aquel tiempo el cristianismo coreano era uno de los más fuertes del mundo, en espíritu y verdad. Además, esperaban por el Mesías. Dios hizo nacer a los Padres Verdaderos en medio de esa ferviente esperanza, pero fue como hace 2000 años atrás, cuando al nacimiento de Jesucristo aquel pueblo no pudo entender y a Jesús no le quedó otra opción que seguir el camino de la crucifixión.

Los Padres Verdaderos lograron arraigarse aún en medio de la oposición del cristianismo, y desde entonces han venido conduciendo el Movimiento de Bendición y Familias Verdaderas por cerca de 50 años. Ahora, el tiempo ha llegado. Ya no debemos vacilar más.

Hay muchos problemas, en el mundo entero que no pueden ser resueltos por la capacidad o fuerza humana. Existen muchas barreras: las raciales, las religiosas, las culturales, las ideológicas… Además, por ignorancia, el hombre ha creado mucho material contaminante.

Sin ir más lejos, los desastres naturales provocados por el calentamiento global han causado mucho daño en este país. Muchas vidas se están perdiendo en otros tantos países. No podemos quedarnos de brazos cruzados.

Estando en la posición de hijos verdaderos de Dios, no podemos quedarnos observando cómo la creación de Dios, hecha para nosotros, está siendo dañada y va falleciendo por culpa de la ignorancia humana.

Según algunas investigaciones, un número importante de científicos afirman que para después del año 2030 en el mar habrá más bolsas de vinilo que peces. Sabiendo esto, ¿qué deberán hacer nuestras familias bendecidas? Deberán servir a Dios y resolver estos problemas encontrando respuestas dentro de los principios de la creación que Dios estableció para ser eterna, de acuerdo a sus principios fundamentales.

También es cierto que actualmente gozamos de una vida confortable gracias al esfuerzo que muchas personas, especialmente científicos, han hecho hasta ahora. Pero también es cierto que esta vida confortable ha dado origen a muchos problemas. En otras palabras, los principios por los cuales Dios originalmente creó están destinados a mantener el paralelismo, y que todas las cosas perpetúen su existencia siguiendo las leyes cíclicas.

No obstante, el hombre las utiliza mal y al hacer que se inclinen hacia un solo lado, surgen todos estos problemas. Quiere decir que los organismos vivos sienten la limitación de su existencia.

¡Familias bendecidas hoy! Supongo que no desearán que sus amados hijos tengan que vivir en un ambiente peor que el actual, ¿verdad? Hay que encontrar respuestas que resuelvan esta situación antes de que sea muy tarde.

El país que sea egoísta y piense solo en sus intereses en definitiva tendrá limitaciones en su supervivencia. Como fuere, debemos unir nuestras fuerzas y hacer esfuerzos conjuntos.

Mundialmente hablando, muchas agrupaciones están angustiadas por la cuestión ambiental y el alimento del futuro. Pero incluso ellos piensan primero en sí mismos. ¡El método es un solo camino! ¡La respuesta son las familias bendecidas por los Padres Verdaderos!

Estados Unidos, especialmente, es un país bendecido. Dios quiso salvar al mundo por medio de esta cultura cristiana. Originalmente vivían indígenas en este país, pero Dios se puso del lado de los puritanos.

En un corto período menor a 200 años, los bendijo para llegar a ser la nación democrática central del mundo. Esa bendición no fue solo por y para Estados Unidos, sino por Su deseo de abrazar a toda la humanidad. Sin embargo, los máximos dirigentes de este país, y los de todos los países, hacen política y actúan centrados en los intereses nacionales y en su propio interés. Por eso no hay esperanza en el futuro.

Cada uno de los bendecidos hoy aquí deben cumplir su misión como mesías tribales. Además, los eclesiásticos que participan hoy aquí deben cumplir su responsabilidad mesiánica en sus iglesias a fin de que este país, cuanto antes, lleve a cabo un movimiento para servir al Dios Creador. Este es el único camino que llevará al resultado que Estados Unidos cumpla su deber ante Dios.

¡Y hoy es el día en que comienza a hacerse realidad el cumplimiento de ese sueño de Dios, la esperanza de la humanidad, el Reino de los Cielos terrenal de una familia humana unida bajo Dios!

Para nuestra Federación de Familias esta Zona, Costa Oeste es la Subregión 5: ¡Ahora, la Subregión 5 se ha encendido! ¿No es así? ¿Encenderán el Centro y el Este con este fuego? ¿Harán que este país sea un país amado por Dios? Gracias. Yo confío en la determinación de ustedes.

Un mundo que se dirige hacia la paz no necesita fusiles ni armas nucleares. Ustedes deben saber bien que, por culpa de ello, están muriendo nuestros inocentes hijos. No podemos quedarnos solo mirando. ¿Qué habrá que hacer? ¡Amor verdadero! Solo es posible por medio de esta Bendición.

Por favor, Pastor Noel Jones, mantenga viva esta llama.

Palabras adicionales posteriores

Cuando el Creador, Padre y Madre Celestial, observa este mundo ¿no será que Su mirada irá primero hacia donde flamea la bandera de la Federación de Familias? Dios dará mayores bendiciones a las iglesias donde flamee esta bandera, diciendo: “¡Ah! ¡Allí es donde están Mis queridos hijos!”. Entonces podremos realizar el sueño de una familia humana unida que reciba el amor de Dios.

¡Los amo!

mv2

mv3

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s