Acto de Asunción del Dr. Kim Sang Gyun como Presidente de la Fundación Médica Global HJ Magnolia

1

Acto de Asunción del Dr. Kim Sang Gyun como Presidente de la Fundación Médica Global HJ Magnolia

Mensaje Especial de la Fundadora

¡Distinguidos invitados! ¡Queridos líderes del Cheonilguk!

En calidad de fundadora, me gustaría expresarles mi más sincero agradecimiento por haber venido a saludar el comienzo de un nuevo proyecto, la Fundación Médica Global HJ Magnolia, que jugará un papel fundamental en cuanto a heredar el amor y las bendiciones de Dios para la humanidad, al inicio de esta primavera en la que renace toda la naturaleza y nos hace sentir las grandes bendiciones del Cielo.

Antes quiero felicitar la asunción hoy del presidente Kim Sang Gyun al frente de la “Fundación Médica Global HJ Magnolia”, quien servirá como primer presidente de esta Fundación.

¡Queridos líderes!

El Creador Dios hizo este mundo para Sus hijos a fin de realizar en esta Tierra el ideal de Una Familia Bajo Dios; un mundo de libertad, paz, igualdad, unidad y felicidad. Sin embargo, la Caída de los ancestros humanos, motivada por una excesiva ambición en el momento inoportuno, dio lugar a un mundo plagado de opresión, conflictos, discriminación y división, distante del mundo ideado al principio. A causa de ello, “Dios”, Padre y Madre vertical de la humanidad, no llegó a ser “nuestros Padres Celestiales” y la humanidad, creada como hija de Dios, acabó en una posición de huérfana, sin nadie en este mundo, sin una relación con Dios.

¡Queridos líderes!

El mundo originalmente creado debió haber sido uno sin enfermedades ni dolor. Los seres humanos, nacidos como hijos de Dios, deberían haber gozado de una larga vida concedida por el Cielo, debió ser el mundo del corazón, rebosante de amor verdadero y dándole alegría y gloria a Dios, con la humanidad y la naturaleza en armonía. Sin embargo, este ideal de la creación se frustró y se postergó por culpa de la Caída de los ancestros de la humanidad, que terminaron viviendo vidas desafortunadas en un mundo que no es el del corazón; no es un mundo de amor verdadero, sino uno de incesante tristeza y lágrimas en medio del sufrimiento de las enfermedades.

Pero Dios, siendo nuestro Padre y Madre Original de la creación, y a fin de abrazar una y otra vez a Sus hijos, que son como analfabetos, ha venido conduciendo la historia providencial de la salvación, con numerosos altibajos, durante unos larguísimos 6000 años.

Dios enseñó a la humanidad por medio de numerosos profetas y misioneros, y especialmente envió a Su más amado hijo unigénito a esta Tierra tras una extensa preparación de 4000 años; pero tuvo que sufrir el terrible dolor de ver que hombres ignorantes e incrédulos crucificaron a Su hijo unigénito, quien debió haber sido recibido en la mayor de las glorias.

Aun así, en ningún momento Dios “Padres Verdaderos Verticales de la Humanidad”, cesó en sus esfuerzos y devoción por abrazar a Sus hijos. Ese ha sido el anhelo y la esperanza de “Dios”, “Janul Pumonim”, que Sus hijos disfruten de eterna felicidad en el mundo original de la creación. Hasta que, finalmente, envió a esta península de Corea a Sus hijos unigénitos, quienes le cumpliesen Su ferviente anhelo y esperanza.

¡Distinguidos líderes!

Dado que a temprana edad mi difunto esposo, el Reverendo Sun Myung Moon, y yo supimos de este sueño y anhelo de Dios, nos encontramos y ascendimos con éxito a la posición de Padres Verdaderos. No lo hicimos ni por honor ni por ambición propia de nosotros, sino que vivimos una vida, un curso, motivado por el hyojeong a fin de retornarle a Dios Su dignidad y estatus original. Fue un curso bañado en lágrimas, yendo de este a oeste y de norte a sur por todos los rincones del planeta, sin tiempo de quitarnos apropiadamente los zapatos, a fin de dar a conocer y educar sobre el ferviente anhelo e ideal de Dios.

El curso transitado con mi esposo para recrear individuos celestiales, tribus celestiales, naciones celestiales, un mundo celestial y un cosmos celestial que asista sustancialmente a Dios fue como buscar una diminuta aguja en medio de un extenso desierto en medio de una fuerte tormenta de arena que impide la visión.

En particular, para materializar el ideal divino de la creación de Una Familia Bajo Dios, restauramos el estatus de Dios como Madre, que ha estado oculto a lo largo de la historia humana, ya que Dios no es solo un Padre; de modo que fue un curso a vida o muerte, con todas nuestras fuerzas, poniendo en ello todo nuestro corazón para que Dios posea el verdadero estatus que merece como “Janul Pumonim”, Padre y Madre Celestial.

¡Queridos líderes!

Tal cual se ha experimentado en la historia humana, solo los oídos de una madre escuchan bien el llanto de sus hijos. Los ojos de una madre detectan claramente el dolor de sus hijos. Cuando estos lloran, ella corre de inmediato hacia su hijo con devoción, ya que todos sus sentidos y su atención está puesta en sus hijos.

Si así somos los humanos, ¿cuánto más lo será Dios en Su aspecto maternal? Dios sufre infinitamente los gemidos de dolor de Sus hijos en este mundo plagado de opresión, conflictos, discriminación y división por no haberlo atendido a Él como Padre y Madre; en especial los gemidos de dolor de una humanidad que se debate en enfermedades incurables.

Conociendo mejor que nadie estas circunstancias de Dios, yo, en calidad de Madre Verdadera, creé la Fundación Médica Global HJ Magnolia con la intención de rescatar a la humanidad del dolor y sufrimiento de las enfermedades.

Pretendo contribuir a crear el ámbito apropiado para que se pueda llevar una vida sana, previniendo las enfermedades por medio de una investigación de la naturaleza esencial del hombre y del mundo original de la creación; a fin de curar no solo las enfermedades físicas, sino también las espirituales.

Para ese fin, para resolver problemas ambientales del planeta, incluida la humanidad, participarán conjuntamente ICUS, agrupación que congrega a investigadores de renombre mundial, y la “Fundación Internacional para la Unidad de las Ciencias”, creada para industrializar sus investigaciones, y las demás organizaciones y empresas.

Y para lograr esto, el Hospital Isshin de Japón, la Clínica Dental Ilmi de Corea, especialmente el Centro Médico Internacional HJ Magnolia que hoy reabre con un nuevo nombre, todas nuestras instalaciones relacionadas a la medicina esparcidas por el mundo, la Farmacéutica Ilhwa y hasta las escuelas relacionadas a la higiene y salud bajo la Academia Global Sunhak, deberán consistentemente llevar en su pecho el corazón de Dios, convertirse en sus manos y sus pies y correr hacia donde haya dolor y sufrimiento de Sus hijos en el rol de “Heraldos del Amor Verdadero de Dios”.

Por último, en celebración de este día tan significativo, quiero reiterarles mi pedido a los líderes relacionados con la Fundación Médica Internacional HJ Magnolia que tomen la iniciativa para que esta fundación realice el ideal de Una Familia humana en libertad, igualdad, paz, unidad y felicidad bajo Dios, tal cual es su anhelo, y que por medio del tratamiento de enfermedades físicas y espirituales asuman la vanguardia de la recuperación de la humanidad como verdaderos hijos de Dios que realizan el ideal de la creación. Que sea esta una casa y un espacio de sanación que le trasmita a la humanidad el amor de Dios y los Padres Verdaderos.

Oro para que el amor y las bendiciones de Dios y los Padres Verdaderos estén con ustedes y con sus familias.

hj

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s