Reunión Especial con Líderes del Cheonilguk

mv

Reunión Especial con Líderes del Cheonilguk

Palabras de la Madre Verdadera

Cheon Jeong Gung

19 de febrero de 2019 (día 15° del mes 1°)

 

¿Por qué será que Dios escogió al pueblo coreano y obró para que surgieran los Padres Verdaderos? En Corea hoy es la Gran Luna Llena del Mes 1°. La costumbre coreana, que data desde antiguo, es que este es el día del año en que expresamos el mayor agradecimiento al Cielo y la Tierra al prepararnos para recibir la primavera.

Ni bien abríamos los ojos por la madrugada decíamos “Burom Kendá” (A romper la cáscara de frutas secas). Los extranjeros no deben saber lo que significa Burom, si bien muchos ya lo saben. Nuestros ancestros han sido realmente muy científicos y sabios. Ha sido un pueblo de cultura agraria. Por eso es que, aun ignorando la Divina Providencia, han honrado al Cielo.

Los pueblos agricultores honran a Dios y aman a la naturaleza. Por eso en el campo se refieren al “Dios de la Tierra” y en el monte al “Dios de la montaña”. Si van al río dicen “Dios del río” en una manifestación de respeto.

Corea tiene en particular las 4 estaciones del año bien definidas. Hoy, al ir pasando el invierno y prepararnos para la primavera, en este día de la Gran Luna Llena, nos reunimos en familia y comemos frutas secas ya que, en la antigüedad, para esta época, no éramos capaces de producir mucha carne comestible.

Al ser un pueblo agrícola, consumimos muchos vegetales, acompañando el arroz; pero para el cuerpo son indispensables los frutos secos que nos da la naturaleza. Además, en invierno disponemos de nueces, castañas y las semillas de las piñas.

¿Saben por qué es bueno consumir nueces? Las nueces previenen la arteriosclerosis. ¿Saben para qué son buenas las semillas de las piñas? Son todas frutas secas que nos da

la naturaleza y el cuerpo necesita; ya que, si consumimos ciertas grasas, proteínas y vitaminas desaparecen los forúnculos y el cuerpo se vuelve sano y fuerte.

Hace siglos no existían los dentistas ni los hospitales. Para prepararse para la primavera los campesinos debían pisar la tierra congelada durante el invierno y así dejarla lista para poder sembrar nuevas semillas.

De modo que toda la familia se reunía en este Día de la Gran Luna Llena del Mes Primero y saltaban la cuerda y jugaban yut allí; ablandaban la tierra jugando sobre ella. Decían que la pisaba “el dios de la tierra”. ¿Y qué ocurría con el terreno? Comenzaba a descongelarse, a ablandarse. ¿No es esto mucho más científico que un simple relato que yo les comparto?

Los ancestros del pueblo coreano eran muy sabios. Y así, sembrando en la primavera y cosechando en el otoño, agradecían a Dios y a la naturaleza. El pueblo coreano ha practicado una vida de agradecimientos. Se me ocurre que esto es algo difícil de ver en otros países del mundo; tan científico, tan sabio y lleno de buenas costumbres ¿Comprenden?

Frente a ustedes les habrán colocado ya frutas secas. ¿Se animan a partirla con los dientes? Cómanlas ahora. Yo también las como. (la Madre rompe una nuez con un pequeño martillo en medio del júbilo de los líderes).

mv2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s